Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Conflicto palestino-israelí

PSOE, Podemos y otros ocho partidos se unen en el Congreso para reprobar a Israel la anexión de Cisjordania

  • Las diez formaciones firmantes, que suman mayoría absoluta en la Cámara Baja, subrayan que la pretensión de Israel de anexionar parte de Cisjordania constituiría "una grave violación del derecho internacional"
  • El texto tiene como objetivo llamar a todas las partes a reanudar las conversaciones de paz y emplaza al Gobierno a adoptar una política activa con israelíes y palestinos, en acción coordinada con la UE
  • Amnistía Internacional recuerda que expertos de la ONU alertan de que el plan de anexión podría crear un “apartheid del siglo XXI”

Publicada el 01/07/2020 a las 12:01 Actualizada el 01/07/2020 a las 12:33
El primer ministro de Israel y líder del Likud, Benjamín Netanyahu, en una imagen de archivo.

El primer ministro de Israel y líder del Likud, Benjamín Netanyahu, en una imagen de archivo.

Los dos partidos que comparten el Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos, junto con otras ocho formaciones políticas (ERC, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Bloque Nacionalista Galego y el Partido Regionalista Cántabro) se han unido en el Congreso para presentar una iniciativa reprobando a Israel por los planes del Gobierno de Benjamin Netanyahu para anexionarse los territorios de Cisjordania, del valle del Jordán y Jerusalén-Este.

En esa proposición no de ley, registrada este miércoles y recogida por Europa Press, los diez partidos firmantes, que suman mayoría absoluta en el Congreso, subrayan que la pretensión de Israel de anexionar parte Cisjordania constituiría "una grave violación del derecho internacional" en tanto que contravendría los Acuerdos de Oslo de 1993, y supondría, además, "un serio revés" a la viabilidad de un Estado palestino.

Insisten, asimismo, en la necesidad de paralizar los asentamientos israelíes en Cisjordania "para allanar el camino hacia la reanudación de negociaciones constructivas y sustantivas" entre las partes, a las que instan en esta iniciativa a evitar "todo tipo de acto unilateral" que "ponga en peligro" la solución de dos estados y que afecte a la estabilidad y a la seguridad de la región.

Una solución de dos Estados

El texto tiene como objetivo llamar a todas las partes a reanudar las conversaciones de paz que alumbren un acuerdo global negociado del conflicto que conduzca a "una solución de dos Estados", con la convivencia entre Israel y el Estado palestino dentro de fronteras "seguras y reconocidas" por la comunidad internacional sobre la base de las fronteras de 1967.

Y, en concreto, emplaza al Gobierno a adoptar una política activa con israelíes y palestinos, países vecinos y gobiernos de la región, en acción coordinada con socios de la UE y otros internacionales, y a promover que dicha negociación aborde las cuestiones clave para garantizar una paz duradera, reafirmando la convicción de que "la única solución posible para el conflicto es la coexistencia en un marco seguro de dos Estados viables y democráticos: Israel y Palestina".

Por otra parte, la proposición destaca la necesidad de trabajar en el seno de la UE para reforzar su papel internacional en este conflicto, reforzar la Vecindad Sur, como marco de la relación bilateral con Israel y Palestina, y reiterar la voluntad de España de seguir trabajando con israelíes, palestinos y otros pueblos de la región en el deseo renovado de ser "un socio leal" para los pueblos de todo el ámbito mediterráneo.

Un plan "ilegal" que para Amnistía Internacional "debe paralizarse"

Amnistía Internacional ha solicitado a la comunidad internacional que adopte medidas contundentes contra las propuestas de anexión y los asentamientos ilegales israelíes en territorios ocupados. “Las autoridades israelíes deben abandonar de inmediato sus planes para seguir anexionando territorio en la Cisjordania ocupada, pues vulnerarían las leyes internacionales y exacerbarían décadas de violaciones sistemáticas de los derechos humanos de la población palestina que vive allí”, ha declarado la organización el día en que el Consejo de Ministros israelí prevé iniciar sus deliberaciones sobre estos planes.

En abril, en virtud del acuerdo para formar un gobierno de coalición, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su rival político Benny Gantz convinieron en que las deliberaciones en el Consejo de Ministros y el Parlamento sobre el proceso interno de anexionar partes de la Cisjordania ocupada, que incluye los asentamientos israelíes y la zona del valle del Jordán, podrían comenzar el 1 de julio.

"La anexión es la reivindicación de la adquisición de un territorio por la fuerza y es una violación flagrante del derecho internacional", explica Amnistía Internacional. "Una medida de estas características por parte de Israel violaría la Carta de las Naciones Unidas, las normas de ius cogens del derecho internacional y sus obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional humanitario", añaden. Para la entidad, "la prohibición de la adquisición de territorio por la fuerza está consagrada como principio fundamental en el artículo 2.4 de la Carta de la ONU".

Según las leyes nacionales israelíes, las medidas encaminadas a otra anexión de territorio palestino serían una continuación de la expansión de los asentamientos israelíes. También "consolidarían las políticas de discriminación institucionalizada y las violaciones masivas de derechos humanos que sufre la población palestina en los Territorios Palestinos Ocupados como consecuencia de la ocupación", denuncian. Según algunos informes, la propuesta israelí podría incluir hasta el 33% de la superficie total de Cisjordania.

Amnistía Internacional recuerda que decenas de especialistas de la ONU expresaron su preocupación por el hecho de que la propuesta de plan de anexión crearía un apartheid del siglo XXI”.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión