x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
12J: elecciones en Cataluña y País Vasco

Un partido, dos campañas: Feijóo hace la suya con total independencia y Génova tutela la de Iturgaiz

  • El líder del PP, Pablo Casado, ha coincidido en todas sus visitas a Euskadi en campaña –seis– con el candidato Iturgaiz
  • En el caso de Galicia, sólo ha compartido escenario con Feijóo en dos de los cinco de los actos en los que ha participado

Publicada el 11/07/2020 a las 06:00 Actualizada el 11/07/2020 a las 12:57
Pablo Casado y el candidato a lehendakari por la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz, en el acto de cierre de campaña en Vitoria.

Pablo Casado y el candidato a lehendakari por la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz, en el acto de cierre de campaña en Vitoria.

EFE

Dos candidatos contrapuestos. Dos campañas diferentes. Y dos escenarios en los que no hay lo mismo en juego. La campaña electoral que el PP ha hecho para las elecciones autonómicas que se celebran este domingo, las catalanas y las vascas, ha sido a dos velocidades. La implicación de Pablo Casado, presidente nacional, ha sido prácticamente la misma si tenemos en cuenta los desplazamientos a uno y otro territorio. Pero el partido no se juega lo mismo en estas citas ante las urnas atípicas porque vienen de un primer aplazamiento por culpa de la crisis del covid-19. Y porque se celebran con la preocupación de brotes importantes en la zona de A Mariña (Lugo) y Ordizia (Gipuzkoa).

Si puede decirse que los candidatos, Alberto Núñez Feijóo (Galicia) y Carlos Iturgaiz (País Vasco) son dos claros exponentes de las llamadas "dos almas" del Partido Popular, la más moderada y la más conservadora, respectivamente, también puede decirse que el presidente Casado se ha adaptado a lo que exigía cada escenario. En Galicia sólo ha coincidido con el candidato en dos actos de campaña de los cinco a los que ha asistido. En Euskadi nunca se ha apartado del candidato al que señaló cuando Alfonso Alonso se negó a seguir al frente de la candidatura al considerar que las condiciones impuestas por Ciudadanos para ir en coalición eran letales para la supervivencia del PP vasco. Han compartido seis actos.

A Casado la candidatura de Feijóo ya le llegó hecha desde el momento en el que el presidente de la Xunta accedió a intentar un cuarto mandato. La de Iturgaiz, sin embargo, es una apuesta suya personalísima. Como lo fueron las de Isabel Díaz Ayuso para la Comunidad de Madrid y la de José Luis Martínez-Almeida para el Ayuntamiento.

infoLibre repasa las dos campañas del PP para este 12J.

Galicia

Menos PP. Más Galicia y, por supuesto, más Feijóo. Este podría ser uno de los resúmenes de la campaña del candidato a la Xunta de Galicia en una campaña en la que las siglas de la formación conservadora han estado en un segundo plano. "No es de ninguna de las maneras una falta de respeto al PP ni un ninguneo. Pero para ganar con las mayorías absolutas que gana Feijóo hay que atraer a un electorado que en otras elecciones, por ejemplo, vota al PSOE", analiza una de las fuentes consultadas.

Feijóo no es sólo uno de los máximos exponentes del sector moderado del PP. Es el único barón conservador que gobierna con mayoría absoluta y esto le da ciertos privilegios, como el de autonomía de Génova a la hora de organizar la campaña y el de haberse negado a una coalición con Ciudadanos sin generar la crisis interna que se generó cuando Alfonso Alonso se opuso a las injerencias de Madrid

En una campaña en la que la coincidencia de Casado y Feijóo ha sido mínima, el presidente de la Xunta ha optado por perfiles más centrados como el de presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, o el de la Junta de Castilla y Léon, Alfonso Fernández Mañueco. Perfiles que, como él, han defendido siempre que el PP se equivoca si abandona el centro o si endurece su mensaje para competir con Vox porque las grandes mayorías siempre se consiguen ensanchando la base electoral, no escorándose a la derecha.

Junto a ellos, la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy han tenido un papel destacado en la campaña.

Fueron los barones conservadores, sobre todo los que ostentan poder institucional, quienes mayores reparos mostraron a que Casado apostara en su día por Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz parlamentaria. La dirigente no ha tenido ninguna presencia en campaña, y eso que se esperaba que Iturgaiz contara con ella. Pero en la formación restan peso a esta ausencia recordando que tampoco el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha participado en actos en la recta final del 12J

El eje de la campaña de Feijóo ha sido el de llamar a la participación para que la abstención no estropee la mayoría absoluta que le pronostican todas las encuestas. Un llamamiento que cobra todavía más fuerza en el contexto de la crisis del covid-19 y del brote en la zona de A Mariña (Lugo). "O sacamos una mayoría absoluta o no gobernamos en Galicia", ha señalado Feijóo en una reciente entrevista concedida a La Voz de Galicia.

País Vasco

Tras una visita el jueves a A Pobra Do Caramiñal (A Coruña), en la que no coincidió con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el presidente del Partido Popular cerró campaña este viernes en Vitoria. Por la mañana había participado en una ofrenda floral en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, el militante del PP vasco asesinado por la banda terrorista ETA el 10 de julio 1997. Un homenaje cargado de simbolismo.

No es nada casual que Casado termine en Vitoria su periplo para esta campaña del 12J. Porque la provincia de Álava es uno de los principales caladeros de votos de los conservadores. En ella sacaron cinco de sus nueve escaños en las últimas elecciones autonómicas, las de septiembre de 2016 y la aspiración ahora es la misma, pero bajo el paraguas de la coalición PP+Cs. Por el retrovisor intuyen la amenaza de que la extrema derecha de Vox les arrebate un escaño por esta circunscripción. Según los sondeos internos del PP, los de Santiago Abascal estarían a punto de lograr el 3% de los votos por Álava, lo que les permitiría sentarse por primera vez en la Cámara de Vitoria.

La de este viernes fue la tercera ocasión en la que Casado hace acto de presencia en la provincia de Álava. El 28 de junio estuvo en Labastida y el 1 de julio en Vitoria.

Si en Galicia todos los mensajes del PP, el gallego y el nacional, han ido encaminados a trasladar al electorado que no pueden darse por hecho los buenos pronósticos de las encuestas, que ubican a Feijóo ante una nueva mayoría absoluta. A no confiarse y salir a votar, un llamamiento que se intensificó en los últimos días por el miedo a que el brote de covid-19 en la zona de A Mariña (Lugo) disparase la abstención, en Euskadi la estrategia ha sido otra. Porque en el PP creen que es complicado igualar el resultado de las últimas autonómicas, sí. Pero también creen que van a vencer a los peores sondeos, los que les ubican por debajo de los seis escaños. En todo caso, el terrenos ya ha sido abonado para vender un mal resultado como un sacrificio: el de haber dado un paso para "aglutinar el espacio constitucionalista" atrayendo a Ciudadanos a una coalición liderada por Iturgaiz.

En este contexto, el acto central de la campaña fue el domingo pasado, 5 de julio, en la casa de juntas de Gernika. Casado y la líder de Cs, Inés Arrimadas, protagonizaron un mitin conjunto en defensa del constitucionalismo. En el cierre, Casado compartió escenario con el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Ciudadanos).

El lunes, el día después de la jornada será el momento de que ambas formaciones analicen hasta qué punto ha merecido la pena la alianza y hasta qué punto merecería seguir apostando por ella. También, el de ver si la tregua que la campaña ha supuesto en la pelea continua entre el PP y Cs en la Comunidad de Madrid, donde gobiernan en coalición, era solo una pose de campaña. O un cambio de estrategia.

Más a largo plazo, Casado tiene la tarea pendiente de reconstruir el PP vasco. Una formación en caída libre desde hace más de una década. Sectores de la formación defienden que el futuro del PP de Euskadi en una comunidad donde su principal rival es el PNV pasa por la moderación, al estilo del proyecto de Alfonso Alonso. Pero en la dirección nacional parecen convencidos de que el futuro del partido pasa por Iturgaiz, el candidato que dijo sí a Casado de forma inmediata cuando el exministro de Sanidad de Mariano Rajoy se plantó.

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Fernandos Fernandos 11/07/20 13:08

    La estrategia de Feijóo de prescindir del PP en su campaña electoral, seguramente le dará el gobierno gallego, la gente se deja engañar por las estrategias sin valorar que es lo que mas les conviene.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • choncani choncani 10/07/20 23:02

    SÍ, en la tercera línea del primer párrafo hay un error,dice: "de las comunidades de Cataluña y País Vasco Vaso", cuando debería decir Galicia y Paí Vasco.Lo que escribo no es una opinión sino la idetificación de un error que puede ser corregido para la edición libre de mañana. Saludos, Ascensión Cambrón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión