x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Economía vs salud, fase 2: el ocio nocturno, responsable de brotes con contagios masivos, advierte de su "ruina total" por el cierre

  • El sector cifra en 200.000 los empleos que se verán afectados y critica que el anuncio no haya sido acompañado de medidas de ayuda
  • La realidad epidemiológica es clara: suponen el 10% de los brotes, pero con la mayor tasa de casos asociados
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 15/08/2020 a las 06:00 Actualizada el 15/08/2020 a las 13:56
Interior de la discoteca La Cartuja, en Madrid.

Interior de la discoteca La Cartuja, en Madrid.

Europa Press

El ocio nocturno cierra sus puertas en España. Quizá aún quede una noche más de fiesta –mascarilla, gel y distancia mediante–, pero todo terminará cuando Sanidad publique el decreto y las comunidades autónomas transpongan la legislación a su ordenamiento regional. Así lo ha anunciado el ministro, Salvador Illa, en lo que supone la primera intervención del Gobierno estatal en una Sanidad descentralizada tras el fin del Estado de Alarma. Los empresarios de discotecas y bares de copas han asegurado que se encaminan a la "ruina total" y que el empleo de más de 200.000 personas, según cálculos del sector, está en peligro. Critican que el Gobierno haya anunciado la medida sin acompañarla de otras acciones de ayuda para unos negocios que a duras penas han podido subsistir durante la nueva normalidad. Sin embargo, la realidad epidemiológica es cruda: si bien el ocio nocturno no supone la mayoría de brotes que se han detectado en el territorio, sí son los que más positivos acarrean: un solo contagiado puede transmitir a muchas personas la enfermedad. Originan –aproximadamente, y teniendo en cuenta la volatilidad del dato– el 10% de ellos, pero los casos asociados han llegado a suponer la mitad de los encontrados, según ha explicado en varias ocasiones el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón. 

Los datos que comunica el Ministerio de Sanidad, a diferencia de Simón, no separan ocio nocturno y diurno: lo incluyen todo en la misma categoría. Los últimos datos disponibles muestran que se han detectado focos en 58 locales de ocio, pero con el mayor número de contagios: 1.700. Las reuniones familiares y fiestas particulares suponen 155 brotes, pero con menos positivos, 1.000. Basándose en estos datos, varias comunidades, como Aragón y Cataluña –duramente afectadas por el covid-19 tras el desconfinamiento– prohibieron la apertura de discotecas desde hace semanas. En el segundo caso, la justicia ratificó la decisión. Ahora, el Gobierno, con la aprobación de todas las autonomías, ha ampliado la medida a todo el territorio, junto a la prohibición de fumar en lugares públicos siempre que no se respete la seguridad. "Ahora un nuevo cierre total no es que nos coloque al borde del abismo, sino que estamos en la ruina total", ha señalado a Europa Press Joaquim Boadas, el secretario general de una de las asociaciones que aglutina a estas empresas, Spain NightLife. Ha lamentado que se tome la decisión más drástica de todas, en vez de ampliar las medidas de seguridad, reducir el aforo o invertir en campañas de concienciación. 

Por otro lado, la asociación España de Noche, mayoritaria en el sector del ocio nocturno, ha anunciado nada más conocerse la noticia que está dispuesta a ir a los tribunales. Cifra en 25.000 las empresas afectadas, así como en 200.000 los trabajadores que quedan "absolutamente desprotegidos". Uno de sus portavoces, Juan Rambla, afirma que "es muy fácil salir y decir que se cierra un sector. Lo que hay que hacer es no pecar de improvisación y llevar a la vez un paquete de medidas". Propone varias: garantizar que todos los empleados pueden acogerse a ERTES hasta final de año, destinar ayudas del Fondo Europeo de Reconstrucción o limitar aún más los aforos. "Apenas hemos podido cubrir gastos hasta ahora", lamenta, "y encima, la medida es con tiempo indefinido".

Rambla lamenta la "criminalización" a la que, a su juicio, se ha sometido el sector, en ocasiones "injustamente".  Pone dos ejemplos: uno, el episodio en la sala Kokun, de Torremolinos (Málaga), donde uno de los DJs escupió al público. No se trataba de una discoteca, sino de un local de ocio de día. En la discoteca La Posada de Babilonia, de Córdoba, donde se produjo un rebrote con decenas de afectados, "fue una celebración de una graduación con cena para unas 200 personas y de ellas solo 30 llegaron a la sala", por lo que el portavoz no entiende que se señalara al ocio nocturno. Y añade que en las comunidades donde ya se han cerrado estos  establecimientos "no bajaron los contagios", por lo que no se trata de una medida eficaz. 

Sin embargo, ningún epidemiólogo o experto en Salud Pública dirá que es la única medida a tomar para limitar la transmisión, pero sí que es una de las más importantes. Así lo defiende, por ejemplo, Fernando García, vocal de la junta directiva de la Asociación Madrileña de Salud Pública, que explica que "es muy difícil controlar los ambientes nocturnos". Se suman las características propias de los locales, espacios cerrados que dependen de un aforo considerable para sacar beneficios, con el comportamiento del público cuando acude a alguno de estos sitios. "Cuando bebes, tiendes a no mantener la distancia de seguridad, o a descuidar la mascarilla. Y la música está alta, así que hay que hablar fuerte": emitiendo más gotitas que durante una conversación a un volumen habitual. Episodios como el de Torremolinos, afirma, y su difusión, "han supuesto un descrédito al sector", aunque no se tratara de un local nocturno sino diurno. 

García, en todo caso, llama a no creer que estas son las únicas medidas que se pueden tomar contra la debatida segunda ola del covid-19, que ha llegado antes de lo esperado. No es, ni siquiera, lo más importante, aunque cree que puede aportar. Lo vital sigue siendo lo de siempre, lo que no se cansan de repetir: una Atención Primaria fuerte y preparada par actuar como primera barrera ante el virus, y una plantilla de rastreadores preparada para atajar cualquier brote, y no contratados a posteriori cuando ya se produce transmisión comunitaria. En todo caso, cree que en comunidades como Madrid, que este viernes ha vuelto a comunicar los datos más altos del país en cuanto a número de positivos, hacen falta "medidas más drásticas", sobre todo en el sur, de limitación de la movilidad. 

Más dudas sobre el tabaco

El epidemiólogo cree que, si bien la restricción del ocio nocturno es pertinente y necesaria, hay dudas sobre el potencial del tabaco a la hora de transmitir el virus, por lo que no cree en la eficacia de la prohibición que ha anunciado Illa este viernes. "Será un impacto mínimo o nulo, nadie ha demostrado que haya habido una transmisión significativa fumando en un ambiente exterior", explica. La medida, asegura, se ha tomado por el "principio de precaución", pero "hoy por hoy no hay evidencia científica que sostenga" que al expirar el humo se aumenta la carga de gotas, así como la distancia que recorren. Y "cualquier medida represiva tiene que tener fundamentos sólidos", defiende. 

No es una cuestión de consenso entre los expertos. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) mantiene que sí que está demostrado que la expulsión del humo puede aumentar la carga viral que transmite un positivo. Sin embargo, no hay certezas sobre cómo interfieren con el virus los productos químicos que contiene el humo generado al prender un cigarrillo. García opina que, si se trata de estrechar el cerco sobre el tabaco por su evidente impacto sobre la salud, más allá del covid-19, hay otro tipo de medidas mucho más eficaces: prohibir fumar en los coches (por el impacto hacia los menores si se encuentran dentro del vehículo) o subir los impuestos asociados a la cajetilla. 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




36 Comentarios
  • ferjasan68 ferjasan68 17/08/20 11:17

    Creo que no hemos entendido lo que era la "nueva normalidad". Para muchos era lo mismo de antes sólo que algunos "raros" llevaban puesto algo en la boca. En una situación de pandemia, el ocio en general y el nocturno de discotecas y bares de copas en particular, no puede considerarse como una actividad más si en él se producen contagios de difícil seguimiento. La petición de ayudas al sector es razonable siempre y cuando las de otras actividades estén garantizadas por ser prioritarias. No se trata de criminalizar a la juventud, pero es evidente que aquí y fuera de aquí, salvo en los Países asiáticos, no son los más disciplinados en una situación crítica como la actual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Petín 1 Petín 1 16/08/20 19:06

    Y yo que pienso que la mayor parte de la culpa del cierre de los locales del ocio nocturno la tienen ellos mismos.

    Criticaban y exigían mayor celeridad en el paso a otros niveles de desescalada y dejaron de cumplir y de hacer cumplir las reglas dictadas, 30% del aforo del local, mesas separadas 2 m. con separación entre comensales de 1,5 m mínimo, nunca más de 10 comensales y todos con mascarilla.

    Llegó la apertura y se superó el aforo, no se respetó da distancia de seguridad, ni la obligación de mascarilla, en las terrazas las mesas están muy juntas y los clientes apiñados fumando y sin mascarillas, pero era el negocio, había que sacar el dinero que se había dejado de ganar.

    Aquellos excesos han traído un nuevo cierre y ahora se quejan de que va a ser su ruina.

    En Irlanda han cumplido las normas y los locales siguen abiertos y despachando, menos copas, pero abiertos y trabajando.

    Aquí han preferido el funcionamiento a tope del negocio y el dinero, aunque se trasmite el virus y mueran los viejos y enfermos, pero lo han hecho como lo hacen los furtivos, tan pésimamente que han esquilmado la clientela y ya no vienen ni los nacionales ni los extranjeros.

    No todos los locales y discotecas han sido irresponsables, pero ahora van a pagar todos por los furtivos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • BASTE BASTE 16/08/20 09:16

    Un enemigo microscópico, avanzadilla de otros muchos como él, ha irrumpido en nuestra realidad y ha desmoronado el castillo de naipes en el que sustentaba nuestra organización social y económica. Hasta que no asumamos esta nueva situación y olvidemos los tiempos pasados, no la podremos superar. Tendremos que relegar al olvido nuestra forma de producción y consumo y tratar de igualar a nuestra humanidad, volver a la racionalidad, sin abandonar lo que nos hace avanzar, dejando a un lado todo lo superfluo. Llevamos ya unos meses dando palos de ciego a diestra y siniestra con resultados muy mínimos, tratando de reconstruir algo que estaba mal montado, por eso estamos sufriendo lo que estamos sufriendo, en vez de ensayar un nuevo montaje que nos haga superar este mal momento y, como siempre, tratando de culpabilizar al otro buscando el enfrentamiento en vez de la cooperación, hasta que no desterremos estas actitudes no saldremos de este agujero. El problema es netamente sanitario por lo que se deben olvidar los colaterales que lo acompañan, pues la resolución de él, resolverá los otros y las medidas adoptadas para hacerlo no son las más adecuadas vistos los resultados, es hora de introducir nuevos actores que reexaminen la situación y traten de reconducirla. Mientras sigamos poniendo parches, muchas veces contradictorios, iremos de mal en peor. El panorama de futuro que se avecina pinta muy mal, no vale soluciones de avestruz. PRIMERO SALUD Y SOLIDARIDAD, después todo lo demás.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • PedroLibre PedroLibre 15/08/20 21:57

    Industria sostenible e I+D es lo que debería estar en funcionamiento también por la noche. La receta mágica “alcohol y cemento” de los cantamañanas de la derecha solo nos conduce a un país de camareros y borrachos…….y mucha, mucha POLICIA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • jorgeplaza jorgeplaza 15/08/20 15:12

    El ocio nocturno no puede ser responsable de nada. En todo caso, los participantes (o algunos de ellos) en el ocio nocturno. De todas formas, ¿de cuántos contagios, de qué porcentaje es responsable? ¿Del noventa por cien, del diez por cien o del uno por mil? Yo no lo sé, el autor del artículo tampoco y el Gobierno menos, porque en la gran mayoría de los casos no se tiene ni idea de cuál es el origen. ¿Por qué no se prohíbe la recogida de fruta por temporeros, que parece que iba asociada a una gran cantidad de contagios (tampoco se sabe cuántos) en Aragón y Cataluña? Respuesta: porque los españoles saldrían muy caros o sencillamente no la recogerían por ningún precio. Puede verse la profundidad epidemiológica de la causa, parecida al peligro de contagio que suponía durante el encierro salir a pasear solo, peligro que se conjuraba mágicamente si llevabas un perro cerca que pareciera que iba de paseo contigo.

    La cosa es prohibir algo que parezca pecaminoso para que las innumerables viejas del visillo lo aprueben. Fumar al aire libre, pasear en solitario, no llevar mascarilla aunque estés más solo que la una. Puesto que no todos son completamente gaseosos y pueden producir aerosoles y puesto que el virus está presente en el intestino, lo siguiente puede ser prohibir tirarse pedos a menos de cien metros del peatón más cercano. Bien pensado, puede que esa prohibición no esté tan mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    15

    5

    • Jafedi Jafedi 15/08/20 23:50

      No te ofendas Jorge, pero eres mu tonto.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      6

  • Pedroleg Pedroleg 15/08/20 12:59

    Verás cuando vuelva la Loca de los Calamares de sus borracheras extremeñas, la que le va a liar a su monaguillo Aguado.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    12

  • Rafael70 Rafael70 15/08/20 12:55

    En Cádiz, el alcalde, a los hosteleros sin  licencia de ocupación de vía pública, cuando la policia intentó recoger los veladores: recogido de prensa local

    “Kichi': “Estamos con los hosteleros, vamos a aplicar el sentido común”
    El episodio de ayer viene a ser ya el tercero al menos en el que el alcalde de Cádiz, José María González, vuelve a imponer su criterio flexible frente a la estricta rigidez del concejal de Vía Pública, Martín Vila, en la aplicación de la nueva y polémica ordenanza de terrazas de bares y restaurantes”
    Y esto es lo que hay  Populismo puro  No vaya a ser que no le vote.  
    Realmente sabe lo que es el estado de derecho?

    Pero es que lo mismo sucedió con el ayuntamiento de el Puerto de Santa Maria con la corrida de toros  No ven infracción  solo se vendieron la mitad de entradas  Ya  el tendido de sol vacío y todo el mundo apelotonado en el de sombra . Curiosamente la Asociacion de espectáculos taurinos si abre expediente al promotor.  Existe la prevaricación por omisión . Por hacer vista gorda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Isa. Isa. 15/08/20 12:33

    Muchos sectores ya se han visto obligados a cerrar sus puertas. Los pequeños negocios de toda la vida. Es desolador y la incertidumbre genera preocupación que baja las defensas de cualquier metabolismo. Otros podrán reinventarse si les alcanza o reciben alguna ayuda. Ojalá, al menos, la política progresista del gobierno central, sirva para gestionar equitativamente las ayudas. Imposible ganar a la pandemia solamente con sentido comùn y responsabilidad individual. Hace falta demostrar civilmente, al menos, un mínimo de empatía y solidaridad ante una realidad que parece ser "ajena" y enemiga, de pronto el "ocio" Estaba acostumbrada a la horfandad de la cultura, la que no se nombra en los programas electorales porque no da votos. A no ser que, se presione en el último momento. Y ahora con la pandemia a tirar del carro. Enhorabuena a los premiados y premiadas.

    Mi apoyo incondicional a quien lo está padeciendo más que nunca, en este caso ni más ni menos que 25.000 empresas afectadas, y a sus 200.000 los trabajadores que quedan "absolutamente desprotegidos" Fuerza y ánimo que la vida continúa. De momento.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    4

  • Tubal Tubal 15/08/20 12:11

    Parece ser que el "ocio", nocturno y diurno, suma más "puestos de trabajo" que muchas industrias productivas de este país. No quisiera ofender a nadie, pero creo que la jarana, el alterne, el chateo y la mayor parte de lo que llaman "conciertos" multitudinarios (en los que buena parte de los que actúan son, ante todo, saltimbanquis esquizoides) aportan una muy pobre solución al problema del empleo. 
    Lo que debería servir como pausa merecida en una vida laboral productiva se ha convertido aquí en la necesidad más imperativa de cientos de miles de jóvenes "peterpans" aspirantes a una eterna juventud de ocio que se fomenta diariamente desde ese libro abierto que es nuestra miserable TV.  Esperemos que el dichoso covid haga comprender definitivamente que el turismo y el ocio no pueden seguir siendo la base de sustentación económica y emocional de nuestra sociedad. ¡Esperemos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    26

    • Aserejé Aserejé 15/08/20 19:40

      Muy Buena tu reflexion, Tubal. Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • Dver Dver 15/08/20 15:15

      ¡Bravo!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Franjofer Franjofer 15/08/20 12:03

    No parece tener mucha confianza el Ministro Illa en que las medidas van a ser tomadas de verdad por las Comunidades Autónomas. Una cosa es dictar reglamentos o leyes y otra, muy distinta hacerlas cumplir. En este país las leyes no se cumplen. Nadie pone medidas para que efectivamente no haya botellones y las discotecas cierren o la gente no fume por la calle. Los ciudadanos tampoco se quieren convertir en delatores aunque sean los perjudicados. Vamos a ver que efectividad tienen de verdad las medidas. Todavía me río o me indigno de acordarme como los Mossos de Escuadra llevaban a cabo la misión de que la gente mantuviera las distancias y las mascarillas en las playas de Barcelona. "Hala chicos, sed bueenos, marcharos a caaasa". Los jóvenes se levantaban, se apartaban ligeramente y un minuto después de que pasaran los policías se volvían a sentar a continuar su juerga presuntamente ilegal. ¿Es así como vamos a aplicar las reciente normas? Vamos apañados. El virus va a ser nuestro vecino dos años mas hasta que se generalice la vacuna si es que llega. No se puede educar a bestias ni a cerdos salvajes. Se les puede llevar al circo como mucho. Ya saben ustedes a quien me refiero. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10



Lo más...
 
Opinión