x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Los termómetros, la reducción de ratios, los 'grupos burbuja' y la distinta obligatoriedad de las mascarillas marcarán el inicio del curso en Madrid y Cataluña

  • El Ejecutivo madrileño anuncia un desembolso de 370 millones para afrontar la vuelta al cole y la contratación de casi 11.000 profesionales
  • Los sindicatos y las familias siguen considerando “insuficientes” las medidas en suelo madrileño: consideran que las ratios deberían ser más reducidas y que el Ejecutivo se queda corto en la contratación de personal
  • En suelo catalán la mascarilla sólo será obligatoria a partir de los 12 años, mientras que en Madrid tendrán que llevarla todos los alumnos por encima de los 6 años

Publicada el 25/08/2020 a las 15:46 Actualizada el 26/08/2020 a las 11:02
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, presentó este martes el plan para la vuelta al colegio.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, presentó este martes el plan para la vuelta al colegio.

EP

A cuarenta y ocho horas de la celebración de la conferencia sectorial que reunirá al Gobierno central con los diferentes Ejecutivos regionales, las comunidades siguen haciendo públicos sus planes para la vuelta al cole más complicada que se recuerde. Con septiembre a la vuelta de la esquina, Madrid y Cataluña, que junto con Andalucía aglutinan buena parte del alumnado, han puesto este martes sobre la mesa sus estrategias para la reapertura de las aulas tras casi seis meses de parón educativo por culpa de la pandemia. Los esquemas planteados guardan bastantes similitudes con los planes puestos en marcha en otros países de nuestro entorno. En líneas generales, ambas estrategias pasan por una reducción de las ratios, la apuesta por los denominados grupos burbuja, la utilización de la mascarilla, el control epidemiológico a través de la realización de pruebas en los centros o la implantación de medidas de vigilancia de síntomas en las escuelas, entre las que destaca la toma de temperatura. Sin embargo, familias y sindicatos del ámbito educativo siguen mostrando sus dudas ante los esquemas planteados en ambas regiones.

“Las clases no se pararán, este curso no se perderá”, ha señalado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, durante la comparecencia celebrada en la Real Casa de Correos para presentar la estrategia de reapertura de los centros. En pleno repunte de los contagios en la región, el Ejecutivo autonómico ha preparado una vuelta al cole escalonada. Es decir, los alumnos irán volviendo a los centros gradualmente. Los primeros en hacerlo el próximo 4 de septiembre serán los de 0 a 3 años, mientras que los de Educación Especial, Educación Infantil y los tres primeros cursos de Primaria lo harán cuatro días más tarde. El viernes 9 de septiembre retomarán las clases los estudiantes de los dos últimos niveles de la ESO y de Bachillerato y el 14 lo harán los de Educación para Adultos. En 4º, 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de la ESO la vuelta a clase se ha retrasado una semana. Si al principio se preveía que el curso echara a andar durante la segunda semana del mes, ahora lo hará durante la tercera, al igual que FP Básica y Grado Medio. Para la FP Superior, la fecha marcada es el 28 de septiembre.

Con el calendario fijado, la máxima preocupación giraba alrededor de la estrategia que se seguiría en los centros para evitar los contagios entre el alumnado. El pasado mes de mayo, el estrepitoso fracaso de la vuelta al cole en Israel tras el primer zarpazo de la pandemia ya evidenció el enorme riesgo que suponían las clases abarrotadas de alumnos. Por eso, la mayoría de países que han afrontado el regreso a las aulas tras el verano lo han hecho apostando firmemente por los grupos reducidos. El plan madrileño va en una línea similar. La presidenta regional ha anunciado “la mayor bajada de ratios de su historia”, con el “deseo” de que esta sea “permanente”. En Educación Especial, por ejemplo, el número máximo de alumnos será de ocho. En el caso del Segundo Ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria, será una veintena. Y en el primer ciclo de la ESO, el Ejecutivo madrileño ha fijado que los grupos no podrán superar los 23 alumnos, con una distancia de seguridad de metro y medio. Y, por supuesto, los escolares a partir de seis años estarán obligados a llevar la mascarilla en el centro, incluidas las aulas.

El Gobierno madrileño sostiene esta disminución de las ratios sobre dos pilares. En primer lugar, doblar las clases. “Se está haciendo un gran esfuerzo para habilitar como aulas espacios en los centros educativos. Ya tenemos los listados de necesidades de los colegios, pero para llegar a todos nos planteamos comprar módulos prefabricados que se instalarán en las proximidades de los colegios o que los alumnos estén separados por mamparas, si bien esta sería la solución última”, ha expuesto en la rueda de prensa el consejero de Educación, Enrique Ossorio. Y, en segundo término, potenciar la plantilla. Para ello, la región ha anunciado la contratación de casi 11.000 profesionales, de los cuales 2.662 serán para la educación concertada. Además, se fichará a 150 diplomados universitarios de enfermería para los centros madrileños, que se sumarán a los 400 diplomados que ya trabajan en los centros. Las contrataciones se harán a través de las bolsas de empleo existentes. Y tendrán carácter “temporal, en tanto en cuanto las circunstancias exijan su permanencia en los centros”, tal y como ha señalado el titular de Educación del Gobierno regional.

En cuanto a la asistencia al centro, la presencialidad será total hasta el segundo nivel de la ESO. A partir de 3º, el régimen combinará trabajo online y offline. “Será presencial entre una tercera parte y la mitad del horario semanal. El resto de las clases serán telemáticas”, ha apuntado Ayuso. En este sentido, la presidenta regional ha hecho especial hincapié en la digitalización de la educación. Y ha anunciado la compra de unos 70.000 ordenadores y la instalación de cámaras –más de 6.000– en las aulas para que los alumnos que estén confinados puedan seguir las lecciones desde sus domicilios, si bien su uso “debe ser consensuado con los profesores”. En total, el Ejecutivo regional ha anunciado que desembolsará para la reapertura de los colegios unos 370 millones de euros. Y se ha comprometido también a conceder subvenciones a los diferentes consistorios de la región para que en los colegios se refuercen las tareas de limpieza en el nuevo curso. “Es competencia de los ayuntamientos”, ha aseverado el consejero de Educación.

La higiene, para la que se ha anunciado la adquisición de cientos de miles de litros de gel hidroalcohólico, ha sido desde el principio de la pandemia uno de los pilares básicos en la estrategia de lucha contra el coronavirus. Por eso, la primera clase que presenciarán los alumnos será sobre esta cuestión. Pero una de las prioridades en la vuelta al cole pasa también por la detección temprana de brotes y su seguimiento. En este sentido, se realizarán tomas de temperatura en los centros, que deberán tener asignado un coordinador que se encargará de aislar de forma preventiva en un aula especial a cualquier alumno que presente síntomas compatibles con la enfermedad. Y se harán test a alumnos y profesores. El plan contempla la realización de pruebas voluntarias que se completarán con PCR en el caso de que los resultados fueran positivos, así como un estudio serológico en tres momentos temporales distintos: septiembre, diciembre y marzo. En total, se calculan unos 42.500 test a 13.000 alumnos y 1.500 docentes.

Como han hecho en Dinamarca o Finlandia, el Ejecutivo regional también ha apostado por las denominadas aulas burbuja, de forma que se limite el contacto con otras aulas y sea más sencillo trazar la cadena de contagios. El problema aquí, no obstante, está en las clases extraescolares, donde pueden coincidir alumnos de distintos grupos de convivencia. El consejero ha señalado que se van a permitir, aunque se ha limitado a decir que “se tienen que extremar las medidas” para evitar los contactos. Si bien con todas estas medidas se intenta transmitir seguridad y tranquilidad a familiares o docentes, lo cierto es que nadie descarta que se puedan registrar contagios en los centros. Ya ha ocurrido, por ejemplo, en Berlín, donde las tres primeras semanas de curso escolar ya han dejado positivos en más de una cuarentena de escuelas. En caso de que esto suceda en suelo madrileño, el coordinador del centro deberá avisar a la Sanidad y será este departamento el que tome las medidas oportunas.

Medidas “insuficientes”

La presentación de la estrategia de regreso a las aulas se pone sobre la mesa en plena escalada de tensión con los agentes sociales. El pasado miércoles, CCOO, UGT, CGT y STEM decidieron convocar movilizaciones del profesorado para los primeros días de clase. Lo hicieron entonces ante la falta de un plan de reapertura seguro a pocas semanas del inicio del curso. Ahora ya hay una estrategia sobre la mesa. Sin embargo, el anuncio de este martes sigue sin convencer a los sindicatos. Desde UGT valoran “positivamente” que Educación se haya puesto manos a la obra. Pero consideran que las medidas acordadas son “insuficientes”. “Nosotros calculábamos que era necesaria la contratación de 11.000 profesionales sólo para los centros públicos”, sostiene en conversación con infoLibre Teresa Jusdado, secretaria de Enseñanza del sindicato en la comunidad. La región se queda, por tanto, corta en la potenciación de las plantillas. Y ello explica, según Jusdado, que en 3º y 4º de la ESO, en Bachillerato y en FP se tenga que recurrir al híbrido de educación offline y online. “Desde el principio, hemos apostado por la presencialidad completa y absoluta”, completa la responsable madrileña de UGT.

Jusdado también se muestra preocupada por la adaptación de los centros. No se muestra del todo convencida de que los retoques que se pretenden realizar en infraestructuras vayan a llegar a tiempo para el inicio de las clases. “A día de hoy, nos consta que ni las plantillas se han incrementado ni los recursos han llegado”, apunta. Tampoco cree que la reducción de las ratios sea suficiente “si se pretende mantener” la distancia de seguridad de metro y medio. Coincide con ella en este punto Mari Carmen Morillas, presidenta de la FAPA Francisco Giner de los Ríos. “Aunque se reduzca a veinte alumnos, sigue habiendo mucha concentración de niños en un aula. ¿Cómo se entiende que se proponga evitar las reuniones de más de diez personas y que en una clase se meta a veinte estudiantes?”, sostiene al otro lado del teléfono. A Morillas, además, le surgen también dudas respecto a las medidas higiénico-sanitarias. “Donde no haya enfermeros, ¿quiénes van a ser los responsables covid? ¿Los directores? Además, se ha anunciado un refuerzo de 150 diplomados, ¿a qué centros van a ir?”, apunta.

Para la presidenta de la FAPE Francisco Giner de los Ríos sigue habiendo todavía muchas cuestiones que aclarar. Por eso, están a la espera de que Educación convoque una reunión con las familias antes del comienzo de las clases. Porque además de estos interrogantes, hay otro tema que también les preocupa especialmente. Ponen el foco, en una frase que se recoge en la presentación del plan que se ha hecho público este martes. “Autorización excepcional de la jornada continua en los colegios si lo solicitan los centros”. “El consejero se comprometió con nosotros a que los cambios en este sentido se realizarían en función de la legislación vigente, no a partir de solicitudes de los colegios. Hay muchas familias que eligen escuelas donde haya jornada partida porque les permite conciliar la vida laboral y familiar”, explica Morillas.

Durante la presentación del esquema del nuevo curso escolar, la presidenta madrileña se ha mostrado esperanzada de que los sindicatos desconvoquen la huelga. “Hay que ser realistas. Esta vuelta al colegio es anómala. Todos tenemos que poner de nuestra parte para que el curso siga adelante. Si cada uno remamos en una dirección distinta, lo que creamos es zozobra”, ha asegurado Ayuso. Pero con todos estos cabos sueltos, los agentes sociales no parecen dispuestos por el momento a poner fin al pulso iniciado hace una semana. “Tendremos que valorar ahora los términos de la huelga”, explica Jusdado, que añade que las organizaciones convocantes se reunirán este miércoles para analizar la situación. Por el momento, lo que tienen claro es que deberán hacer modificaciones en el calendario que habían fijado en un primer momento como consecuencia de los cambios de fecha que se han introducido en el regreso a clase.

Mascarillas desde los 12 años

El plan de la Comunidad de Madrid para la vuelta al cole, a diferencia del de la Comunitat Valenciana, no ha sido consensuado con la comunidad educativa. Como tampoco lo ha sido el de Cataluña. La Generalitat ha presentado también este martes su plan para la reapertura de las escuelas. El objetivo, “garantizar” el derecho a la educación en toda la región. Al igual que en Madrid, el conseller de Educación, Josep Bargalló, ha garantizado que el curso arrancará como estaba previsto y que los centros educativos no se cerrarán “en ningún caso”. El esquema catalán se centra también en la creación de grupos burbuja de alumnos y profesor “lo más reducidos posibles”. En segundo ciclo de Infantil y Primaria “no serán superiores a los 20 alumnos con carácter general”. Sin embargo, en Secundaria sólo se reducirán cuando sea posible. En cuanto a la mascarilla, a diferencia del plan madrileño, sólo será obligatoria a partir de los doce años. No obstante, se ha anunciado que esto último dependerá de la situación epidemiológica que exista en cada momento. Si el riesgo es elevado, se podrá imponer esta obligatoriedad a partir de los seis años.

Las clases extraescolares también estarán en funcionamiento. Pero en esos casos, se tendrán que extremar las medidas de seguridad. “La distancia es clave cuando se rompe el grupo estable, como puede ser en las extraescolares. Si una clase antes duraba una hora, ahora se extenderá 55 o 50 minutos para que se puedan limpiar y airear los espacios”, ha apuntado Bargalló. Las entradas y salidas de los centros, así como la hora del recreo, serán escalonadas para evitar las aglomeraciones. Y las estrategias de control de síntomas y detección de casos también jugarán un papel fundamental en la vuelta a los colegios catalanes. Se vigilará la temperatura de los alumnos. “Las escuelas determinarán cómo se hará”, ha explicado el conseller de Educación, que ha apostillado que los centros deberán tener listos sus propios planes, que deberán contar con el visto bueno de cada Consejo Escolar. Y, de nuevo, se harán pruebas. Del 15 de septiembre al 9 de octubre, se harán unas 8.000 PCR diarias a alumnos y personal docente. Y del 10 de octubre al 15 de noviembre, esa cifra se incrementará hasta las 20.000 diarias.

Al igual que en suelo madrileño, en territorio catalán los sindicatos tampoco se han mostrado del todo conformes con las medidas. Ustec, el mayoritario entre el profesorado, ha considerado que las medidas no son suficientes. Así, su portavoz, Ramón Font, ha sostenido en declaraciones a Europa Press que el medio millón de test previstos se queda corto para una comunidad educativa conformada por más de 1,5 millones de personas. Del mismo modo, tampoco entiende por qué motivo las mascarillas no son obligatorias en las escuelas desde los seis años cuando sí lo son en las calles. Y ha denunciando que las reducciones previstas en las aulas no son de ratio sino de grupos, lo que a su juicio incidirá en la pérdida de especialistas y atención a la diversidad.

También se han pronunciado al respecto en redes sociales tanto CCOO como la Intersindical CSC. “Mucho ruido para nada”, ha apuntado el secretario de la Federación de Educación del primer sindicato, Manel Pulido, quien ha criticado a través de Twitter que apenas se haya incrementado el número de docentes, que no se haya introducido la figura de la enfermera escolar y que no se haya contado con los agentes sociales para la elaboración de los planes: “Una lástima que se haya decidido no escuchar a las organizaciones y gobernar de forma unilateral”. La Intersindical, por su parte, ha pedido “concreciones” en cuestiones como el tamaño de los grupos. 

Más contenidos sobre este tema




23 Comentarios
  • Cocinera Cocinera 26/08/20 22:06

    Como queda claro en los comentarios irónicos y estupendos de los lectores, el plan para educación de la Ayuso y sus "consejeros" no existe, no existe porque les importa un bledo, a ella y a Osorio. Tampoco existe plan en sanidad, porque les importa un bledo a la Ayuso y a Escudero. Sólo les importa si hay un hospital --inútil e innecesario-- que construir por una pila de millones,, si se van a celebrar unas corridas de toros con más de 5000 asistnetes en una ciudad --Alcalá de Henares-- en situación delicada en cuanto a la covid-19, y si hay un montón de curas cobrando un pastón en la sanidad de Madrid que no sirven para nada contra la pandemia --¿dónde estaban todos estos curas tan amigos de cobrar cuando nuestros ancianos morían a miles en las residencias de Madrid, qué hacían para ayudar?--, cuando ese dinero debería utilizarse para mantener abiertos los centros de atención primaria y otras estructuras sanitarias imprescindibles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 26/08/20 19:42

    Estos son mis principios, pero si no les gustan, tengo otros.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Varsovia Varsovia 26/08/20 21:59

      Y siguiendo con el maestro, a I.D.A la podríamos sugerir que "es mejor estar callada y parecer tonta, que hablar y despejar las dudas definitivamente".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Lluvia fina Lluvia fina 26/08/20 14:41

    Pandemia grande es la que crean el dúo sacapuntas de Ayuso - Osorio. Estos personajes siniestros nunca, nunca ha hecho nada de nada por la educación y sanidad pública madrileña y ahora dicen que van a contratar 11.000 nuevos profesores para el nuevo curso escolar.

    El dúo cómico de Ayuso - Escudero también dijeron que iban a contratar a miles de profesionales sanitarios entre abril y mayo de este año hasta finales de 2020 y luego resulta que despidieron a miles de ellos a primeros de junio.
    Credibilidad la de estos personajes incompetentes ninguna, eso sí, en lo único que cumplen de todo lo que prometen son en las rebajas y regalos fiscales a los ricos madrileños y en el trasvase de dinero público para el engorde del negocio de los amigotes de la privada. En este caso son unos grandes campeones y fuera de serie.
    A todos estos personajes vagos e incompetentes les trae a la fresca la educación y sanidad pública.

    Ayuso ha prometido de todo y mucho y sólo cumple con los ricos que les hace constantes rebajas y regalos fiscales.

    Nos gobierna una banda de sinvergüenzas y que ni siente ni padece y les importa un pimiento el presente y el futuro de estudiantes, familias, profesores y clase trabajadora.
    Esta banda cobra un pastizal todos los meses y viven rodeados de lujos, excesos, caprichos, comodidades a cuenta del erario público mientras legislan durisimas políticas económicas contra la clase trabajadora que crea miseria, hambruna, desesperanza, pobreza y desigualdades sociales, económicas y de género brutales.
    Mientras gobierne el bipartidismo es difícil que dejemos de ser un país, bananero y subdesarrollado que emplea todos sus recursos y medios para que el rey emérito se fugue y evitar por todos los medios que cante flamenco no vaya a ser que salpique al bipartidismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • ateo ateo 26/08/20 14:24

    Es más que evidente que con Ayuso al frente los madrileños vamos hacia el desastre sanitario más terrorífico mientras que ella, como esos músicos del Titanic, sigue tocando una melodía que ya nadie escucha. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2020/08/ayuso-y-los-musicos-del-titanic.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • jagoba jagoba 26/08/20 13:16

    El curso creo que empieza en Septiembre de 2025.
    Tranquilos.
    ¿La oferta de empleo para los 10000 profesores? Ya pa mas tarde y tal.

    La compra de ordenadores. Por Amazon que son muy rápidos.

    ¿Las cámaras?Mi prima tiene una tienda de informática y me ha dicho que me consigue las que quiera.

    ¿Las nuevas aulas? Tenemos una impresora 3D. En 24 horas petamos Madrid de aulas prefabricadas.

    ¿Sanitarios Educativos? Peru no sabe que hacer con tanto medico y enfermero. Ta controlao.

    Y agim to. To controlao. ¡Y ahora dejarme robar tranquila coño!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    9

    • Isabelle006# Isabelle006# 26/08/20 14:39

      Jo jo jo jo qué suerte tenéis los de Euskadi, te la mandamos pa'llà con dos más de regalo, la Gamarra y el Aguado. Aquí nos sobran los Casado y sus caníbales boys&girls, anda sí...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

    • micanuto micanuto 26/08/20 14:17

      !! Muy bueno !!, pero no nos dejemos robar la ironía. Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Petín 1 Petín 1 26/08/20 12:41

    Demostrada la ineficacia del tándem Ayuso-Escudero, ahora le toca el turno al de Ayuso-Ossorio.

    Ossorio: “Si hay que comprar 900 ordenadores, se compran”

    Con esa medida se habían terminado los problemas del comienzo del curso, las aulas se ensanchan, los alumnos se separan, los recreos son particulares, los maestros se multiplican como los panes y los peces, en las aulas profesores y alumnos se cambian de mascarillas cada clase como máximo, los que estudian desde casa no pagan wifi ni conexión a Internet, en las casas de los alumnos se dedica una de las muchas habitaciones para el estudio, ¡hay que ver lo que hace comprar 900 ordenadores!

    Menos mal que acude Ayuso a su rescate y ofrece 11.000 profesores más, 70.000 ordenadores y 6.000 cámaras. ¡Solucionado!

    Más tarde vuelve a salir Ossorio diciendo que, "si hay que poner aulas prefabricadas se ponen", ¡faltaría más!

    Los colegios se ensanchan, el número de aulas se triplica, la entrada, salida y los recreos se hacen particulares, pero los alumnos siguen en sus habitaciones particulares, con su conexión particular a Internet y, si sus padres tienen que trabajar, pues para eso está la nurse, la canguro o la asistencia. ¡Soñamos!

    Los que sí parecen que van a soñar son los fabricantes de ordenadores, algún amiguete se llevará la tajada, los constructores de prefabricados, los calefactores y Telefónica.

    Todos los colegios, tanto públicos como concertados, tienen suficiente espacio para la colocación de 4.000 m2 de aulas prefabricadas.

    Un alumno 20 m2 x 15 alumnos = 300 m2 útiles, más 25 para profesor total 400 m2 construidos por aula, si las aulas ahora tienen 35 alumnos, por lo menos se necesitan 1 aula más por curso, Primaria 6 cursos mínimo, Secundaria 4 cursos, total 10 cursos por 400 m2 hacen un total de 4.000 m2 por colegio.

    Ahora, parece ser, que van a instalarlos en parques y jardines y los aseos directamente a las alcantarillas.

    Es de esperar que despierten en estos 10 días que quedan para el comienzo, dejen de mentir y se pongan a pensar cómo solucionarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Fernandos Fernandos 26/08/20 11:40

    La pandemia de Madrid son el duo disminuidos mentales aAyuso-Casado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • pep48 pep48 26/08/20 09:36

    Es que no sirve para nada, salvo para vivir muy bien a costa del erario público, ese que odia tanto menos para saquearlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Toreador Toreador 26/08/20 08:52

    Veo con sorpresa que según el articulo, nuestros hijos no son alumnos o docentes o niños, ahora se les llama ratios. Ay que joderse.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • New dawn fades New dawn fades 26/08/20 07:57

    Hombre, es que en Mayo decía que era "imposible" contratar a tantos profesores y bajar las ratios en las aulas porque no les daba tiempo. ¡En mayo! ¿Pretenden ahora que creamos en que una semana pueden hacerlo? Se deben pensar que la gente se chupa el dedo...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12



 
Opinión