x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Las universidades 'copian' a los colegios: estas son las medidas anticovid para el inicio del curso

  • Entre las recomendaciones se incluye la ventilación de las aulas, la designación de un responsable covid-19, y un nuevo protocolo de actuación ante la aparición de casos
  • En caso de transmisión descontrolada, los centros valorarán su cierre junto a las autoridades sanitarias y educativas

Publicada el 31/08/2020 a las 17:35 Actualizada el 31/08/2020 a las 17:42
Imagen de archivo de aula vacía.

Imagen de archivo de aula vacía.

Photo by Changbok Ko on Unsplash.

El Ministerio de Universidades ha actualizado este 31 de agosto las recomendaciones a las universidades universitarias para adaptar el curso 2020-2021 a la situación excepcional del coronavirus, reduciendo la presencialidad de las clases y estableciendo las medidas de actuación de las universidades ante un caso sospechoso de covid-19.

Las medidas, anunciadas tras la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria por el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón –en sustitución del ministro de Universidades, Manuel Castells, que el pasado viernes se sometió a una operación quirúrgica–, incluyen el uso obligatorio de mascarillas, un mayor énfasis en la ventilación de las aulas, y un nuevo protocolo de actuación ante la aparición de casos, siendo competencia de los centros, junto a las autoridades sanitarias y educativas, la toma de medidas drásticas como el cierre de las facultades.

A continuación recogemos las principales medidas:

  • Presencialidad: La separación entre estudiantes será de 1,5 metros siempre y cuando lo permita el aula. Si no se puede cumplir esta condición, la universidad tendrá que adaptar la docencia a un modelo online o semipresencial. En este último caso, es posible la retransmisión síncrona de la clase para que parte del alumnado pueda seguirla desde su casa, garantizando la rotación periódica de los estudiantes para que todos reciban parte de la enseñanza de forma presencial. Aunque la enseñanza se establezca de forma telemática, los seminarios, grupos de discusión y prácticas se podrán realizar de forma presencial, mientras que los exámenes seguirán las mismas recomendaciones que las clases regulares. Por otro lado, se descarta el desdoble de las clases por grupos ya que, en palabras del Ministerio, la falta de personal docente “implicaría una sobrecarga inasumible para el profesorado”. Además, todas las medidas de presencialidad tendrán que hacerse públicas antes del periodo de matriculación, mientras que todas las actividades no docentes se realizarán de forma telemática. El resto de espacios comunes se reorganizarán para favorecer esa distancia, y a los centros solo podrán acudir los miembros de la comunidad educativa y los acompañantes de personas dependientes. El acceso a las instalaciones está prohibido para personas que presenten sintomatología compatible con el covid-19, así como aquellas que están en aislamiento o cuarentena.

 

  • Brecha digital. El Ministerio insta a las universidades a reforzar sus estrategias de digitalización ante posibles situaciones de emergencia que requieran una flexibilización de la enseñanza. De este modo, las recomendaciones incluyen la formación del profesorado en el uso de herramientas de comunicación o la mejora del equipamiento y redes de las universidades para salvar la brecha digital en el estudiantado. Para suplir esta inversión, el Ministerio insta a las administraciones a recurrir a las transferencias que ha hecho el Gobierno a las comunidades autónomas para paliar los efectos de la pandemia.

 

  • Higiene: Se recomienda el lavado de manos frecuente y se impone la obligatoriedad de la mascarilla en las instalaciones, excepto en aquellos supuestos en los que sea inviable su uso. Cada centro dispondrá de un protocolo de limpieza y desinfección, centrado en las áreas comunes y los baños, y se intensificará la ventilación de las aulas, aireando las instalaciones al menos durante diez o quince minutos al inicio y final de la jornada y las aulas después de cada clase lectiva.

 

  • Gestión de casos. Cada universidad deberá contar con un protocolo de actuación ante la detección de un caso sospechoso, siguiendo los criterios sanitarios establecidos por el Ministerio de Sanidad y las Consejerías respectivas de las comunidades autónomas. En todo caso "las universidades deberán definir un espacio para el aislamiento de la persona detectada como caso sospechoso de covid-19". En el momento en el que se detecte el caso, el afectado tendrá que realizarse una prueba PCR y deberá permanecer aislado en su domicilio, “según se refiere en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de covid-19”, hasta obtener el resultado de las pruebas. Si el resultado es positivo, deberá permanecer en aislamiento “hasta trascurridos 3 días del fin del cuadro clínico y un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas”. En ese momento se iniciará un estudio de contactos estrechos –a menos de dos metros, durante más de 15 minutos, sin mascarilla– desde las 48 horas previas al inicio de síntomas, y se impondrá una cuarentena de 14 días a esos contactos, independientemente del resultado de la prueba. Si el caso es un estudiante, el centro tendrá que garantizar que siga recibiendo la docencia de forma telemática, mientras que el resto de alumnos que no hayan estado en contacto estrecho continuarán con la docencia de forma presencial. Si se trata de un profesor, se seguirán los protocolos de riesgos laborales de la universidad y será sustituido temporalmente para mantener la actividad docente.

 

  • Plan de Contingencia: Cada centro desarrollará su propio plan de contigencia “que permita, en caso de que la situación sanitaria así lo requiera, un cambio masivo e inmediato a un sistema de docencia online” y prevea las actuaciones y mecanismos a desarrollar ante los posibles escenarios que se desarrollen en la evolución de la pandemia. El Ministerio de Universidades recomienda que se establezca en cada centro un responsable covid-19 que actúe como interlocutor ante las autoridades sanitarias, así como una persona de referencia para cada facultad o centro adscrito. También se aconseja la implementación de un canal de comunicación con la comunidad educativa para la resolución de dudas. En caso de transmisión descontrolada, “cualquier decisión que tenga afectación general de un centro o una universidad deberá ser tomada conjuntamente por los responsables de la universidad y las autoridades responsables de la política sanitaria y de la política universitaria".
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión