x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Ingreso Mínimo Vital

Tragsa afirma que tramita las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital conforme al protocolo establecido y niega retrasos

  • La organización aclara que la nomenclatura 'Requerido' es simplemente un código interno utilizado únicamente para dar traslado del expediente a la siguiente fase del proceso, y no una confirmación 

infoLibre
Publicada el 01/09/2020 a las 12:05 Actualizada el 01/09/2020 a las 18:20
Una oficina de Empleo en Madrid.

Imagen de una oficina de Empleo en Madrid.

E. P.

Tragsa, a través de su filial tecnológica Tragsatec, ha explicado que tramita las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital (IMV) conforme al protocolo establecido, al tiempo que ha negado que esté dando instrucciones a su personal para ralentizar el procedimiento.

En un comunicado, la compañía detalla que ha recibido un encargo temporal de apoyo al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que se limita a la información, a la captura y a la primera tramitación de la gestión electrónica de las prestaciones económicas del Ingreso Mínimo Vital. El encargo no incluye, porque no puede ser objeto de encargo al suponer actos administrativos propios de funcionarios, dar conformidad a pagos o resolver expedientes, como puntualiza Tragsa.

Por ello reitera que, en lo que corresponde a su labor, se está llevando a cabo de manera transparente conforme a los procedimientos establecidos desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social y siempre bajo el control y dirección de funcionarios del referido organismo.

Tragsa añade que el procedimiento establecido por el INSS y que se está ejecutando, contempla que, desde que se recepciona un expediente hasta su tramitación por parte de un funcionario del INSS, que es quien aprueba o deniega finalmente el expediente, la solicitud pasa por diferentes estados. Así, cuando un tramitador finaliza su estudio, dispone de la documentación necesaria o, en su ausencia, se solicita al ciudadano; y posteriormente se traslada este expediente a su superior con la asignación de Requerido, indicando con ello que está listo para su revisión posterior y control de calidad.

Este término Requerido indica simplemente que está listo para pasar a la siguiente fase del proceso, que es la fase de control de calidad. De esta forma, bajo la categoría de Requerido, se encuentran tanto los expedientes que cuentan con toda la documentación correcta como aquellos que están pendientes de subsanar algún error sin quedar ninguno de ellos paralizado. Se trata de una nomenclatura, un código interno utilizado únicamente para dar traslado del expediente a la siguiente fase del proceso y que, como reitera Tragsa, no paraliza o ralentiza el proceso.

De este modo, concluye, ningún expediente revisado por el personal contratado por Tragsatec puede ser dado por conforme directamente sino que es previamente Requerido para la realización del control de calidad. Cuando se supera, puede ser trasladado a los funcionarios del INSS para continuar con su tramitación según proceda.

Por otro lado, la compañía indica que la totalidad del personal contratado para la tramitación de las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, recibió durante un periodo de dos semanas en jornadas diarias de ocho horas la formación adecuada y requerida para llevar a cabo este trabajo. Los contratos realizados tienen carácter temporal en tanto que el encargo realizado no tiene carácter permanente y se circunscribe a esta convocatoria.

La contratación de este personal se ha realizado siguiendo los principios básicos de publicidad, mérito, igualdad y capacidad que rigen la política de contratación de todas las empresas públicas, como concluye la compañía.

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Makarenko Makarenko 01/09/20 18:00

    Por aportar, no podría ser que el ciudadano o ciudadana que pida el IMV, presentara una declaración jurada de veracidad de sus datos y empezara a percibir la prestación, so pena de tener a posterioridad que devolver lo percibido si falsifica los mismos. En este país, la administración nos considera posibles defraudadores a priori. Estaría bien empezar a apelar a la responsabilidad ciudadana. Y si se tramita fraudulentamente se penalice a posterioridad. La gente que se acoge a este ingreso no puede "sufrir" el tiempo que tarda el farragoso sistema burocrático para empezar a disponer del mismo. Lo digo por aportar ideas aunque personalmente defiendo la renta básica de ciudadania, que además ahorraría al Estado el coste de la tramitación, que los expertos valoran un coste del 30% de gasto. Es decir que de cada cien euros dedicados al IMV 30 se van en burocracia innecesaria en la segunda opción. Quizás el problema radique en que la clase política de este país considere aquello de:" cree el ladrón que todo el mundo es de su condición". Por incordiar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Ambon Ambon 01/09/20 13:28

    Es fácil, que nos digan las solicitudes recibidas, las revisadas y las aceptadas o denegadas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

Lo más...
 
Opinión