X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Tráfico

La DGT deja claro que los exámenes de conducir no serán más fáciles por el coronavirus

  • Pere Navarro cree que no hay que dimensionar la plantilla de examinadores pero sí reforzarla para épocas de más actividad como verano o Navidad
  • Los examinadores han renunciado a sus vacaciones para hacer horas extra y ayudar a salir de la situación en la que se había quedado el sector con el estado de alarma

Publicada el 24/09/2020 a las 13:02 Actualizada el 24/09/2020 a las 14:37
Pere Navarro, en una imagen de archivo.

Pere Navarro, en una imagen de archivo.

E. P.

El director general de la DGT, Pere Navarro, se ha negado a "bajar la exigencia" de los exámenes teórico y práctica de tráfico para facilitar la gestión de los mismos durante los meses de pandemia.

"La DGT, al menos mientras yo esté aquí, no va a entrar a rebajar la exigencia, que estamos hablando de Seguridad Vial. No estamos dispuestos a dejarnos arrastrar al sector de la low-exigencia", ha señalado Navarro, informa Eurpa Press.

El responsable de Tráfico del país ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, en donde ha acudido este jueves, requerido por el PP, para explicar "los motivos por los que el Gobierno es incapaz de garantizar el servicio público de exámenes para la obtención de los permisos de conducir de la DGT en las Jefaturas Provinciales de Tráfico".

En su intervención, Navarro puesto en valor la labor de funcionarios y examinadores durante los meses de julio y agosto ya que, según ha indicado, han renunciado a sus vacaciones para hacer horas extra y ayudar a salir de la situación en la que se había quedado el sector con el estado de alarma.

Gracias a esta actuación, ha indicado el director de la DGT, su departamento ha podido realizar en julio y agosto unas 549.000 pruebas, que suponen 50.000 más que en el mismo periodo del año anterior. En este sentido, ha recordado que en 2019 "no había limitaciones de espacio, ni había que llevar mascarilla, ni lavarse las manos, ni guardar las distancias". "Sobran las palabras", ha apuntado.

Confinamiento con clases online

Navarro ha señalado que en este periodo han tenido que lidiar, también, con el cierre de todas las jefaturas durante el estado de alarma, así como con que 12 examinadores que tuvieron que coger la incapacidad laboral transitoria, por situación de vulnerabilidad, o que en agosto se detectaron tres positivos en la Jefatura Provincial de Salamanca, que tuvo que cerrar, entre otros incidentes en algunos territorios, como Murcia, que retrocedieron de fase durante algunas semanas.

Esto sumado, según ha indicado, a que con el confinamiento, muchos jóvenes decidieron continuar con su formación a través de las oportunidades que las autoescuelas dieron en este periodo, con clases online o trabajo telemático. Eso provocó, según ha indicado, que al reabrir hubiera "una bolsa" de alumnos esperando realizar su examen.

Es por ello, que ha reprochado a las autoescuelas que se manifestaran en algunas ciudades este verano. En este sentido, ha destacado la que se produjo el 8 de julio en Almería, o el 25 de julio en Málaga, en donde, según ha indicado, se han hecho 2.600 exámenes más en julio y agosto que en los mismos meses de 2019.

Navarro ha criticado, especialmente, las protestas de Cartagena, en donde se hicieron, según ha declarado, 118 exámenes más que el año anterior. Pero, además, lamenta que se vieran en dicha marcha mascarillas con el mensaje 'el verdadero virus es la DGT'. "Con más de 600.000 infectado y más de 30.000 fallecidos", ha criticado, para recordar que hay sectores, como el de la hostelería o el comercio que han sufrido en mayor medida la crisis sanitaria.

Reforzar plantilla de examinadores

A su juicio, "con la que está cayendo", debería realizarse un "mayor esfuerzo" para "remangarse y buscar soluciones" y considera que las manifestaciones "no son la solución".

Sobre las medidas que van a llevar a cabo, el director de la DGT ha explicado que se van a mantener en sus medidas para evitar papel, así como los desplazamientos para hacer trámites o recoger certificados.

En cuanto a los examinadores, Navarro ha reconocido que faltan, pero ha indicado que es más complejo de lo que se plantean. Así, ha indicado que el "pico" de actividad es en verano y Navidad, "cuando los jóvenes tienen vacaciones", pero señala que no se puede tener una plantilla "dimensionada" para afrontar sólo estos dos periodos y cree que es mejor reforzar el servicio en estas épocas o ante incidencias como el coronavirus.

El director de la DGT también ha explicado que hay que tener en cuenta la "bola de nieve" que se forma en el sector. Según ha explicado, en agosto se enfrentan a alumnos que se examinan ese mes, más los de julio que no han aprobado y vuelven a intentarlo y así sucesivamente. "Hemos de intentar mejorar y resolver, pero por más examinadores que pongamos, la bola irá creciendo y siempre harán falta más", ha apuntado.

Críticas de la oposición

Aún así, ha indicado que el 4 de octubre, si el covid-19 lo permite, se celebrará en Madrid un nuevo examen para contratar 40 nuevos examinadores. Se trata de una prueba que estaba preparada para junio y se tuvo que cancelar por la pandemia.

Las explicaciones de Navarro no han convencido al PP. Su portavoz en esta materia, Óscar Gamazo, le ha acusado de "asfixiar" a las auotescuelas con su servicio de exámenes y de "arruinar" el futuro laboral de ciudadanos que necesitan el permiso de conducir para trabajar. A su juicio, el covid ha puesto "negro sobre blanco" los problemas de la DGT en esta materia, que, ha advertido, "son estructurales" y no "coyunturales" como, ha señalado, Navarro "quiere hacer ver".

De forma similar se ha expresado la diputada de PNV Josune Gorospe, quien ha señalado que la DGT está ante "un problema viejo" que "se lleva mucho tiempo parcheando" y que "en el contexto de la pandemia se ha agravado significativamente". Como parte de la solución, Gorospe ha reclamado las competencias para el País Vasco en esta materia.

El portavoz de Vox en la comisión, Francisco José Alcaraz, ha denunciado lo que considera unas "críticas desproporcionadas" a las autoescuelas por manifestarse. "Tienen motivos para manifestarse y para más", ha declarado, antes de pedir al director de la DGT que no las considere como "los enemigos".

El BNG, por su parte, ha reconocido el esfuerzo realizado por la DGT, pero cree que no "ha dado los resultados que se podían esperar". Para su representante en el Congreso, Néstor Rego, el hecho de que Navarro dé cifras sin contextualizar, o sin tener en cuenta todos los exámenes que no se pudieron hacer durante la pandemia, "no ayudan a dar credibilidad". También, el diputado de Junts, Ferran Bel, ha calificado el verano "no satisfactorio", a pesar, ha apuntado, "de las cifras" aportadas.

También Ciudadanos ha recordado a Navarro que no ha tenido en cuenta en sus cifras, no sólo los exámenes que se dejaron de hacer en la pandemia, sino que este año se examinó en agosto, cosa que no ocurrió en 2019. El portavoz de los naranjas en esta materia, Pablo Cambronero, ha reclamado más examinadores. "Está matando a la autoescuela y al alumnado", ha denunciado la representante de ERC, Inés Granollers.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión