X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Al menos nueve hospitales públicos de Madrid ya operan con críticos de covid por encima del 70% de su capacidad máxima

  • En el Hospital Infanta Sofía cuentan con 8 camas en la UCI y otras 12 en la URPA, teniendo actualmente alrededor de una quincena de positivos críticos, una ocupación máxima del 75%
  • Otros centros como el Infanta Leonor también tienen más ingresados críticos que espacio en las UCI, pero disponen todavía de relativo margen para adaptar otras camas de distintas unidades, aunque esto supone desatender otras patologías
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 27/09/2020 a las 06:00
Acceso al Hospital 12 de Octubre, en Madrid.

Acceso al Hospital 12 de Octubre, en Madrid.

“Se vuelve a ver a compañeros que salen llorando de sus turnos. ¿Cómo es posible que estemos camino de lo que sucedió durante el mes de marzo?”. Ese es el resumen rápido de la situación que al otro lado del teléfono hace Sergio Fernández, secretario general de CCOO en el Hospital Infanta Leonor. Está a punto de entrar a trabajar. No sabe cómo acabará el día. Ni cuál será el balance con el que se cerrará la semana en el centro, ubicado en Vallecas, uno de los barrios de Madrid más castigados durante esta segunda ola. Por el momento, ya tienen ocupadas con pacientes covid todas las camas con las que cuenta el hospital en la UCI. Y una parte importante de aquellas dedicadas a otras funciones pero susceptibles de ser readaptadas para tratar los ingresos más graves. La situación no pinta nada bien. Ya se ha tenido que hacer algún traslado puntual a otros hospitales con menor presión. Habla de un momento de “precolapso”. Y no esconde su temor ante el incremento de las edades que van llegando. En agosto eran jóvenes. Ahora, dice, empiezan a ser mayores.

La situación sanitaria en la Comunidad de Madrid lleva varias semanas siendo muy alarmante para los expertos en Salud Pública, que consideran un error garrafal el empeño del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso de seguir apostando por los confinamientos selectivos en un momento en el que la tasa de incidencia en la región casi multiplica por tres la media nacional. Pero también para los hospitales públicos, que a medida que pasan los días soportan una presión cada vez mayor. Según los datos del Ministerio de Sanidad, actualmente hay ingresados en cuidados intensivos 455 positivos de coronavirus, de los que poco más de una veintena están ocupando una cama en centros privados. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid calcula que en toda la región hay unas 977 en las que se podría atender a estos pacientes: 722 en los públicos y 255 en los privados. Contando no solo UCI sino también espacios readaptables de otras unidades. Con estos datos sobre la mesa, la ocupación en los primeros por pacientes con coronavirus habría superado ya el 59,5% en la comunidad, mientras que en los segundos la cifra se situaría en el 11,1%. A pesar de ello, el Ejecutivo regional sigue sin recurrir por el momento a la privada.

La situación no es, por supuesto, homogénea en todos los centros de la región. Actualmente, hay al menos nueve que presentan cifras de ocupación superiores al 70% de todas las camas que podrían ser utilizadas para tratar a pacientes en situación crítica. Es decir, no solo UCI estructurales –las que se usan habitualmente como tal–, sino también las destinadas a otras funciones pero que pueden ser reconvertibles. Un ejemplo es el del Hospital Infanta Sofía. Allí tenían ingresados el miércoles a 15 positivos covid en estado grave. La UCI, de ocho camas, está repleta. Sin embargo, según datos de CCOO, hay otra docena de sitios en la Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA), que si bien se utilizan habitualmente para cirugías “son susceptibles” de emplearse “en los momentos de colapso”. Teniendo en cuenta la totalidad de estos espacios, un 75% de las posibles camas ya están a día de hoy ocupadas por pacientes con coronavirus. Una cifra similar, del 77,27%, es la que registra el Severo Ochoa de Leganés. Allí cuentan con 8 UCI estructurales y una docena de camas en la Unidad de Reanimación y Cuidados Críticos. Y tienen ingresadas a 17 personas en estado grave que han contraído la enfermedad.

Otros centros en los que se está trabajando también con una presión elevada son el Hospital Ramón y Cajal, el Gómez Ulla, el Hospital del Henares o el de Puerta de Hierro. En el primero hay, según datos del sindicato, 14 camas en UCI, 20 en REA y 8 en la Unidad Coronaria –42 en total–, mientras que el número de pacientes críticos ingresados era el jueves de 36, por lo que los enfermos de coronavirus ocupan ya casi el 86% de todas las opciones disponibles. En el caso del Gómez Ulla, el sindicato cifra en ocho el número de camas posibles para los más graves, de las que siete ya están con pacientes covid, el 87,5%. Por encima del 90% se encuentran, por su parte, el Hospital del Henares –nueve de diez ocupadas– o el Hospital Puerta de Hierro, donde los datos conseguidos por infoLibre ya hablaban el miércoles de una ocupación en críticos del 96,2%: sólo les quedaban dos camas libres. Y del 94,8% en camas de hospitalización, de las que solo quedaban vacías 25. Sin apenas capacidad para maniobrar se encuentran, por su parte, el Hospital del Tajo, el Infanta Cristina o el de Getafe. En este último, donde hay 24 camas posibles –18 UCI normales y 6 más en la de quemados– tenían el jueves 26 graves. El 108,33%.

Plantillas exhaustas

Luis Mancera es secretario general de la sección sindical de CCOO en el Hospital Ramón y Cajal. En conversación con este diario, explica que las plantillas se encuentran exhaustas. Tanto a nivel físico como mental. “Se está pidiendo a la gente doblar turnos”, señala al otro lado del teléfono. Una situación a la que se une el “enfado” con las autoridades sanitarias de la región por la falta de una respuesta contundente ante la llegada de una tormenta anunciada. “No se están tomando medidas que nos hagan pensar que la incidencia se va a reducir”, apunta apenas una hora después de que el Ejecutivo regional anunciase este viernes que sólo extendería las restricciones a ocho zonas básicas de salud más. Durante los meses de julio y agosto, explica, la sensación entre los trabajadores del centro era de “preocupación”. Pero ahora se ha pasado a la “alarma”. No ayuda nada el hecho de que la edad de los hospitalizados se esté incrementando. “Se está produciendo un cambio de tendencia. De los pacientes que tenemos, ya hay entre un 35% y un 40% mayor de 80 años. Es decir, gente que necesita más tiempo para recuperarse y, por tanto, más posibilidades de que el sistema colapse”, apunta.

El trabajador del Ramón y Cajal es consciente de que en el hospital todavía existe un mínimo margen para afrontar los agudos. Las UCI estructurales las tienen completas, sí, pero aún hay media docena de camas que pueden ser adaptadas. El problema, dice, es que hay que detraerlas de otras funciones en las que también son necesarias, como pueden ser de las zonas REA, pensadas para el cuidado del paciente crítico postquirúrgico o politraumatizado. A este primer problema añade un segundo: la falta de personal. Porque además de infraestructura es necesario el equipo humano necesario para manejarlas. Una preocupación que también existe en otros tantos centros madrileños. Fuentes del Hospital Puerta de Hierro también muestran en conversación con este diario su inquietud por “la cantidad de personal que por distintos motivos relacionados con covid se encuentra de baja”. En el centro, dicen, mantienen por el momento en las unidades de cuidados intensivos “un equilibrio inestable”. Por lo tanto, todavía “no tienen la sensación de que exista riesgo de colapso del sistema”.

Sí que habla de una situación de “precolapso” Fernández. En el caso de su hospital, el Infanta Leonor, en el distrito de Vallecas, donde la tasa de incidencia es superior a los 1.200 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, ya tienen repletas también las UCI, por lo que se está recurriendo a otras unidades estructurales. Tienen 7 pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos, 5 en REA, 3 en URPA y 2 en Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA). Un total de 16 ingresados graves en un centro con capacidad para adaptar, más allá de las UCI, unas 26 camas para críticos. “Estamos al límite. Si no aumentamos a base de esas otras es imposible llegar. El problema es que cualquier otra patología que no sea covid se está desatendiendo”, sostiene Fernández. De hecho, señala que ya se están suspendiendo cirugías. Coincide otra fuente del centro consultada por este diario. “Tenemos pacientes covid en reanimación desde hace varios días. Por tanto, no se puede operar a más de uno al día”, afirma, añadiendo que en el Infanta Leonor “sólo quedan dos plantas libres” de coronavirus. “De momento se atienden las urgentes y algunas de las programadas”, sostiene el representante de CCOO.

La suspensión de operaciones es algo que también se ha estado produciendo en otros tantos hospitales. Según informaba el sindicato CSIF a lo largo de esta semana, en el Gregorio Marañón se ha suspendido “la cirugía programada”, operándose solo “lo oncológico, lo urgente y lo preferente no demorable”. Paralizaciones que también se han producido, entre otros, en el Hospital Gregorio Marañón o el Doce de Octubre. Allí, al igual que en Vallecas, tienen un número de pacientes críticos con coronavirus superior al espacio con el que cuentan en las UCI. Sin embargo, todavía hay cierto margen de maniobra recurriendo a las camas adaptables de otras unidades. En el primero, por ejemplo, además de las 22 de cuidados intensivos, tienen otras 11 de la Unidad Coronaria, 20 de REA, 16 de URPA y 13 de cuidados paliativos, a las que también podría recurrirse si fuera necesario. Eso sí, si se produce un infarto y las de Coronaria están llenas, ya hay problemas. En total, 82 con las que hacer frente, de momento, a unos 34 positivos críticos. En el segundo, frente a 38 ingresos graves, el hospital puede emplear unas 25 UCI estructurales, otras 20 camas de Coronaria y 16 de REA. El de Fuenlabrada, del mismo modo, tiene ya más ingresos graves por coronavirus que camas UCI, aunque como los otros dos todavía puede maniobrar con camas de otras áreas.

Como las fuentes pulsadas en el Hospital Puerta de Hierro, tampoco Juan Armengol, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), considera que se pueda hablar todavía de una situación de “colapso” como la vivida durante el mes de marzo. “Durante la primera ola podíamos tener a 300 personas pendientes de ingreso”, señala. No obstante, sí que reconoce que el sistema está “tensionado”. Y que ya hay “problemas” en las Unidades de Cuidados Intensivos. “En los servicios de urgencias está aumentando progresivamente las hospitalizaciones de pacientes covid y de ingresos de estos en las UCI”, señala, al tiempo que muestra su preocupación por el incremento de personas mayores. En este sentido, recuerda que en el momento en el que un centro empiece a soportar una presión de críticos que ya no pueda manejar, es momento de empezar a derivar estos pacientes a otros hospitales de la región que tengan una presión mucho más baja. Es decir, que lo que denomina como “corredor de UCI” debe estar engrasado y a pleno rendimiento.

En el Infanta Leonor se ha hecho algún traslado “puntual”, explica Fernández. Algo que todavía no ha ocurrido en el Puerta de Hierro, según informan fuentes del centro. De momento, en la región hay varios hospitales que aún no tienen tantos pacientes de coronavirus como huecos en las Unidades de Cuidados Intensivos. Uno de ellos es el Hospital Clínico San Carlos, donde Armengol desempeña sus funciones como jefe de Urgencias. Allí cuentan con unas 57 camas, de las que el pasado jueves sólo estaban ocupadas con coronavirus 27, el 47,3%, según datos recopilados por CCOO. Con margen se juega también en el de Alcalá de Henares, Móstoles o La Princesa, donde la ocupación de pacientes críticos covid el jueves era de 34,6%, 41,6% y 46,1%. En el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, los positivos críticos ocupan el 68,75% de las camas UCI. Algo más apurados van en La Paz. Allí disponen de una Unidad de Cuidados Intensivos con 40 espacios, siendo actualmente el número de críticos ingresados de 33, el 82,5%. Si la cosa se descontrola, el complejo hospitalario todavía cuentan con un número importante de camas adaptables en Coronaria, REA o URPA.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • losdel38 losdel38 27/09/20 23:38

    No hay dinero, no hay fondos para los hospitales y sus trabajadores.

    Y si hay dinero y hospital para la banda de talibanes ( Obispo/curas ) que se llevan por la cara mas de 10,500 millones €. y no pagan impuestos por los miles de negocios que tienen y no pagan IBI y no pagan luz electrica.... Eso si todo es por la gracia de Dios que es un grasiozo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Androide paranoide Androide paranoide 27/09/20 18:29

    En Madrid, las niñas ya no quieren ser princesas, y a muchos de los obreros les da por ser fachas. Que cantaría ahora Sabina.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Raul Raul 27/09/20 17:30

    Todavía estamos casi en verano. No hace frío. No hay gripe ni han empezado los resfriados ni las respiratorias crónicas. Madrid ya está descontrolado y desbordado. Cuando llegue noviembre MADRID VA A VOLVER A SER UNA CARNICERÍA. Que lo disfruten los castizos madrileños tan amantes de los FACHAS BOTEIJEROS NAZIonalcatolicos SAQUEADORES Y PRIVATIZADORES del PPodrido (el partido de los ministros de Franco). Ellos sabrán POR QUE LLEVAN 25 AÑOS DÁNDOLES EL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD......

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • pepelu. pepelu. 27/09/20 07:37

    Ahora se están pagando las consecuencias de las restricciones llevadas a cabo por Rajoy durante sus legislaturas, los recortes en médicos y personal sanitario, así como los medios necesarios para poder atender las necesidades de la Seguridad Social, Incluso presumían de haber construido 9 hospitales nuevos que los pusieron en manos privadas a cambio de suculentas comisiones. Incluso las constructoras deberían destinar un 1% del costo de los hospitales para publicidad, como si hubiera que animar a los ciudadanos para que enfermaran y tuvieran necesidad de utilizarlos. Naturalmente, esa publicidad no existió y ese dinero servía para la opulencia económica apabullante en las campañas electorales del partido popular y sobresueldos millonarios.
    Hubo manifestaciones multitudinarias de médicos y personal sanitario para denunciar el desmantelamiento de la sanidad pública pero no nos importó, seguimos votando al PP. y ahora toca pagar las consecuencias. Vamos a pedir ahora que devuelvan los sobresueldos que cobraron Rajoy y todos los jerarcas del partido? A quien pedimos cuentas?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

 
Opinión