X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Partido Popular

La agenda de Ayuso devora la estrategia de oposición de Casado

  • La gestión de la pandemia y las posiciones de la presidenta madrileña subordinan el discurso del líder del PP, forzado a ejercer un papel secundario en el combate que Ayuso sostiene contra Sánchez
  • Este domingo, Ayuso sostuvo en una entrevista que Sánchez pretende "cambiar el país por la puerta de atrás" pero la Justicia, la Comunidad de Madrid y el rey "se lo impiden": ninguna mención al PP y a Casado
  • “A veces tengo la sensación de boxear con una mano atada a la espalda”, confiesa Casado. Y “enfrente hay un señor con una armadura y una espada. O se tropieza ese señor o me acabará cortando algo”

Publicada el 13/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/10/2020 a las 19:11
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el acto organizado con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante el acto organizado con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

EFE

Isabel Díaz Ayuso tiene agenda política propia y no siempre está al servicio de la estrategia de su jefe de filas, Pablo Casado, el hombre que la puso al frente del partido en Madrid para defender el bastión conservador en la capital tras años de escándalos de corrupción y la complicada herencia de Cristina Cifuentes.

La Comunidad de Madrid siempre ha sido una plaza de singular proyección para los dirigentes locales del PP. Ocurrió con Esperanza Aguirre y con Alberto Ruiz-Gallardón. Y sucede los mismo ahora con Isabel Díaz Ayuso, que desde que llegó a la Presidencia —en virtud de un acuerdo con Ciudadanos y con Vox— ejerce como mascarón de proa de la oposición institucional del PP al Gobierno de Pedro Sánchez. Sin seguir siempre ni los ritmos ni las prioridades de Génova.

Desde que comenzó la legislatura, Pablo Casado ha tratado de levantar un discurso contra Sánchez construido sobre dos mensajes básicos. El primero incluye todas sus propuestas económicas, entre las que destacan una reducción general de impuestos en el marco del programa económico neoliberal con el que quiere combatir las políticas del PSOE, que siempre retrata como fallidas y empobrecedoras.

El segundo persigue destruir la credibilidad del Gobierno de coalición y hacer inviable su continuidad. Para conseguirlo, dispara a diario contra Unidas Podemos y su líder, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Casado ha convertido a la formación morada en su principal excusa para bloquear la renovación de órganos institucionales que acumulan años de interinidad, así como para poner en solfa la calidad de la democracia en España. Un argumentario que siempre salpica de alusiones a supuestos pactos con EH Bildu, a quienes a menudo describe como herederos de la organización terrorista ETA —desaparecida hace dos años y medio— y cesiones los independentistas catalanes a través de lo que llama “la mesa de autodeterminación de Cataluña”, en alusión a la mesa de diálogo entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat.

Entre Unidas Podemos, a quien Casado considera el principal enemigo de la monarquía española, y los soberanistas vascos y catalanes, el líder del PP intenta alimentar cada día la idea de que el presidente está traicionando a la democracia, la unidad de España y a Felipe de Borbón. Lo que no le impide intentar además completar su relato con la supuesta disposición de su líder a llegar a acuerdos con el Gobierno en asuntos de Estado. Una voluntad que, en la práctica, sigue sin dar ningún fruto, lo que Casado utiliza para acusar a Sánchez de despreciar los pactos.

Este conjunto de ideas, que además coincide con las que impulsa el expresidente José María Aznar desde la fundación FAES, el laboratorio de ideas de los conservadores, es el andamio con el que Casado trata de construir su espacio como líder de la derecha entre el pactismo de Ciudadanos y la radicalidad de Vox.

La pandemia, sin embargo, ha hecho que su estrategia, de momento, no tenga éxito. El covid-19 condiciona por completo el debate político, en España y en el resto del mundo, y le ha obligado a centrar el tiro en la supuesta responsabilidad de Sánchez en la extensión de los contagios y en la profundidad de la crisis provocada por una enfermedad que se lleva mal con una buena parte de la actividad económica, en particular el turismo y la hostelería, dos sectores de enorme importancia en el PIB español.

Casado lleva semanas tratando de hacer compatible el mensaje en contra del mando único sanitario en el que basó su discurso durante el estado de alarma con la exigencia de que el Gobierno asuma la gestión de la lucha contra la pandemia, pero siempre a impulsos de lo que Isabel Díaz Ayuso le demanda en función de sus propios intereses. La dialéctica entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Comunidad de Madrid a cuenta del progresivo empeoramiento de la pandemia en la capital y sus localidades limítrofes, que el ejecutivo madrileño ha sido de momento incapaz de controlar y a la que apenas ha dedicado medios de rastreo y de refuerzo de la atención primaria, se ha adueñado del debate público. Sus intentos por recuperar el discurso con el que quería apuntalar su liderazgo en la oposición —economía y traición a España— han resultado baldíos y no ha tenido más remedio que mantenerse al rebufo de Díaz Ayuso y su enfrentamiento con Sánchez.

Con la interlocución con Sánchez congelada, a Casado no le ha quedado otra que convertirse en el soporte de la presidenta madrileña, que es quien de pronto ha pasado a liderar la batalla política contra el Gobierno. Una estrategia que muchos atribuyen, en calidad de ideólogo, a su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, el que fuera secretario de Comunicación de Aznar. Este domingo, en una entrevista publicada en El Mundo, Díaz Ayuso sostuvo que Pedro Sánchez pretende "cambiar el país por la puerta de atrás" pero la Justicia, Madrid y el rey se lo impiden. "Estamos ante el Gobierno más autoritario de la historia de la democracia. La Justicia, la Comunidad, el rey o las leyes son impedimentos para que Pedro Sánchez cambie este país por la puerta de atrás, como pretende", lanzó. Ninguna mención al PP o al líder de su partido, Pablo Casado, como piezas de ese bloque de contención a la supuesta deriva del Ejecutivo de coalición.

Barones al servicio de Ayuso

Casado no sólo ha tenido que adaptar su discurso sobre la pandemia a las necesidades de Ayuso sino que ha intentado utilizar a los otros presidentes autonómicos del PP —los de Galicia, Castilla y León, Murcia y Andalucía— como peones de la batalla de Madrid contra Sánchez.

Una actitud que ha provocado el desconcierto en las filas del PP, donde no todos comparten la estrategia de confrontación de Ayuso ni mucho menos su decisión de dar prioridad a la economía frente a la lucha contra el SARS-CoV-2. De hecho, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha desmarcado claramente de ella. Y, sorteando al propio Casado, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de Galicia, ha tomado la iniciativa de promover una reforma legal para facilitar los confinamientos.

En este contexto, el propio Casado a veces ya ni siquiera disimula cierta debilidad. Este jueves, en una reunión on empresarios, se quejó de la actitud de los empresarios que acuden a los actos del Gobierno y dan credibilidad a sus presupuestos y al plan de recuperación financiado por la Unión Europea. Y de los medios de comunicación, que según él no difunden sus mensajes.

Dice que está en inferioridad de condiciones. “A veces tengo la sensación de boxear con una mano atada a la espalda”, confesó en un acto en Toledo el pasado jueves. Y “enfrente hay un señor con una armadura y una espada”, lamentó en referencia a Pedro Sánchez. “O se tropieza ese señor o lo más lógico es que me acabe cortando algo”. “Eso está pasando en España”, se quejó, donde “no hay neutralidad mediática, institucional o económica”.

En ese combate desigual en el que dice encontrarse, explicó en el mismo foro, unos le piden que pacte con el Gobierno y otros que que sea más duro con Sánchez, en alusión a Ciudadanos y Vox, los dos partidos que han reducido la influencia del PP a 89 escaños un 21% de los votos.

Para colmo, en apenas unos meses de legislatura, Casado se ha visto obligado a cambiar algunas figuras clave de su su equipo, del que ha salido Cayetana Álvarez de Toledo, hasta agosto su flamante portavoz parlamentaria, y al que se ha incorporado, nada menos que como portavoz nacional, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. 

Y mientras, sus rivales en el centroderecha avanzan en sus respectivas estrategias. Vox en la pura confrontación, incluida la presentación de una moción de censura. Y Ciudadanos en la del relato de la política útil, cortejando a Sánchez en busca de un acuerdo presupuestario.

Más contenidos sobre este tema




34 Comentarios
  • manel 60 manel 60 14/10/20 20:00

    Margarita la fantastica de Ayuso y el Afilador de guitarras del señor Casado, ni tienen verguenza ni la conocen, se les lleno la boca que querian la competencia en la primera ola de pandemia, se les llenaba la boca de lo mal que lo estaba haciendo el gobierno, que la verdad, no era para lucirse la forma en la que administraron la misma, pero resulta que cuando les dan la posibilidad de poder administrarla ellos que hacen?, contratan rastreadores, una leche, contratan medicos y sanitarios en general, dos leches, toda la culpa el gobierno porque no tiene control de barajas, hay dios que gobierno tenemos ,se quiere cargar Madrid, igual tiene que ver que madrid a destrozado la sanidad publica durante años, que solo piensan en privatizar todo lo y lo no privatizable, y gobierno de coalicion ? ellos si pueden y los demas es un gobierno ilegitimo? pero los que ellos tienen en las autonomias en las cuales por cierto no tienen ni la mayoria, excepto Galicia,las gobiernan garcias a
    ese partido que me duele hasta pronunciar su nombre,¨ democratico, constitucional y franquista¨¨ que dice que el dictador casi era una hermanita de la caridad, señor Casado para mi Fraga era mas democrata que usted, que le aproveche el cabreo que tiene desde que esta el gobierno que esta con todo la legitimidad que dan las urnas, y no soy de ningun partido politico, solo soy un valenciano hasto los H..... de los personajes de derechas como ustedes que medran el el PP, partido podrido por la corrupcion

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Nik Nik 14/10/20 16:37

    Que siga así toda la tropa de farsantes, trileros, cenizos hasta el ostion final. Entonces diremos alto y claro "adiós partido podrido español hasta nunca más"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Zulma Zulma 13/10/20 20:36

    Extraigo. alguna declaración del Sr. Casado…que resume su hacer, como diputado del congreso y presidente del PP

    “Dice que está en inferioridad de condiciones. “A veces tengo la sensación de boxear con una mano atada a la espalda”
    “En ese combate desigual en el que dice encontrarse”

    Si para el Sr. Casado… lo suyo es el boxeo, no sé qué hace en política. Ya veíamos con estupor sus comparecencias en el Congreso, nada que aportar al país, golpe va y golpe , sin argumentos y sin ton ni son.

    ¿Para qué le pagamos Sr. Casado, su sueldo de diputado?. Según su modo política-boxeo. Los ciudadanos le pagamos para, no respetar los periodos y mandatos gubernamentales salidos de las urnas…sino estaba de acuerdo con el resultado de las urnas… ¿para qué recogió su acta de diputado?. Claro que está en inferioridad de condiciones, el Sr. Casado es un diputado (perdió las elecciones del 10N19) y el Sr. Sánchez es el Presidente del Gobierno

    Al Sr. Casado no le pagamos, para que durante el periodo legislativo se dedique a “boicotear la gobernabilidad”, no le pagamos para que siga en campaña (combate de boxeo diario) a cuenta de un sueldo público, no le pagamos para cada dos meses haya elecciones (a costa del perjuicio al erario público, servicio y gobernabilidad pública), no le pagamos para que despilfarre su tiempo, ni su saber (si lo tiene), ni los recursos de los españoles en boxear… y tampoco le pagamos para que haga perder el tiempo, las energías a los que gobiernan, en todo caso les pagamos, para que aporten a la gobernabilidad …Sr. Casado irresponsable y sinvergüenza…máxime en tiempos de pandemia.

    Quizás el Sr. Casado, dónde debe “boxear” es en casa, como presidente del PP para mantener su “liderazgo” (palabrita que le gusta tanto). Ahí ya no opino…cómo se las apaña, con Isabel Díaz Ayuso & Barones

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    10

    • Varsovia Varsovia 13/10/20 21:44

      Muy bueno su comentario Zulma. Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Zulma Zulma 14/10/20 01:18

        Gracias, Varsovia. Muy amable. Un saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Nik Nik 13/10/20 18:11

    Haber si las agendas de estos farsantes, sirverguenzas, cenizos se cruzan, se suplantan de tal manera que que el resultado final sea un ostion de campeonato en las próximas elecciones y la desaparición física tanto de estos traidores y creadores de sufrimiento y dolor así como del mismo partido podrido.
    A estos negacionistas les importa un pimiento la calidad de vida de los ciudadanos, sólo están preocupados de hacer rebajas fiscales a los ricos y molestarles lo menos posible.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • corleone corleone 13/10/20 18:10

    Primeramente un apunte: La democracia, no tiene nada que ver con querer Monarquia o República, tiene que ver con lo que deciden los CIUDADANOS. O la mayoria de ellos.
    Y segundo la unidad de España, es mas de lo mismo. Lo quiera el PUEBLO, y ya está.
    Es mas cuando se instauró la 2ª República, hechó al Rey, y sin embargo se creó al mismo tiempo una DEMOCRACIA.
    Y en otro orden de cosas. Se han dado cuenta los madrileños que no tienen quien les gobierne?.
    La Ayuso ejerce de cabeza de la oposición al gobierno, cosa que le compete a Casado.
    Y el "pequeñin ", ejerce de portavoz de la oposición, osea que gobernanza como alcalde...Poco

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • geuk geuk 13/10/20 16:59

    Sres.politicos ya vale de humo y empiezo preguntandoles por lo que más les gusta el dios DINERO,dónde están los 1.500 millones de julio a la comunidad de Madrid y se lo pregunto al Sr.pablo iglesias. Dónde está el seguimiento al dinero público, sí eso se controlarse habría más justicia y menos políticos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    0

    • corleone corleone 13/10/20 18:15

      Paciencia Geuk, que todo se andará. No hace falta que lo diga Iglesias, eso lo sabemos todos con su tiempo se le pedirán cuentas a la comunidad de Madrid, cuando toque porque todavia pueden pasar mas cosas- como por ejemplo los 3400 millones a educación- cada cosa a su tiempo.
      No mezclemos las albóndigas con un camello.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Evaus Evaus 13/10/20 16:27

    Lo que los "Casado Boys" y el borracherinas jefe de gabinete MAR, le va a ser tan beneficioso a Casado, como haber sacado el título de abogado y master por la face. Acabarán muy mal y Arrimadas igual entre en el lote, por apoyar a canallas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    4

    • corleone corleone 13/10/20 18:18

      Como no nos vamos a extrañar que los dos consejeros principales de la Ayuso le gusta el "alpiste". y luego diga las tonterias que dice ?.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Irenepaz Irenepaz 13/10/20 21:38

        Lo que me he reído con tu comentario jijiji. Eso dicen que viva el vino y las mujeres. Un saludo

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • pentaclo pentaclo 13/10/20 14:53



    Venga, vale, señora Ayuso.
    A ver si los del reaccionariado patriótico consiguen primero desarrollar una forma de pensamiento y luego comunicarla para su valoración.
    Para una forma de pensamiento que había, llegó el Paquete y no consiguió destruirla del todo.
    Y aquí estamos.
    .
    En una entrevista con el periódico Financial Times (FT) publicada este martes, Díaz Ayuso acusa al Ejecutivo de coalición entre socialistas y Unidas Podemos de romper “el consenso de las dos Españas (izquierda y derecha)” y tratar de transformar al país en un lugar donde solo “se permite una forma de pensamiento”.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Grever Grever 13/10/20 14:02

    Casado y su troupe de equilibristas fue la apuesta de FAES para la travesía del desierto tras el descalabro provocado por Rajoy y Cospedal. Amortizable y prescindible a no mucho tardar.
    Ayuso, la comunity manager del perrillo, llegó a gobernar de puta casualidad y por ello hubo que ponerle a MAR cerca para indicarle dónde tiene la mano izquierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • pentaclo pentaclo 13/10/20 12:33

    Discrepo amablemente con el resto de comentaristas respecto de la afirmación de que Casado y Ayuso son unos inútiles sin opciones de poder.
    Otros de la derecha hace tiempo que lo alcanzaron, y no eran menos inútiles y malos.
    Si no, ¿qué es lo que atrae a sus votantes?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1



Lo más...
 
Opinión