X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Cataluña cierra 15 días bares y restaurantes y limita el aforo en comercios

  • Pere Aragonès indica en rueda de prensa que las medidas entrarán en vigor la noche del jueves al viernes si son ratificadas por el TSJC
  • Con estas restricciones, bares y restaurantes solo podrán servir para llevar o realizar entregas a domicilio

Publicada el 14/10/2020 a las 17:02 Actualizada el 14/10/2020 a las 18:46
Varias personas disfrutan en la terraza de un bar en Barcelona.

Varias personas disfrutan en la terraza de un bar en Barcelona.

EP

El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès, ha anunciado este miércoles el cierre de bares y restaurantes, y la limitación al 50% del aforo en comercios por un periodo inicial de 15 días ante el incremento de los indicadores de la pandemia de coronavirus.

Lo ha explicado en rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat en la que también han participado la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, y la consellera de Salud, Alba Vergés.

Aragonès ha concretado que las restricciones aprobadas por el Procicat entrarán en vigor a partir de la noche del jueves al viernes, aunque primero las medidas deben ser ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) ya anunció que recurriría la decisión si el Govern aprobaba nuevas restricciones para bares y restaurantes.

Sin embargo, el vicepresidente ha confiado en que sean ratificadas porque, según él, están elaboradas en base a criterios sanitarios y siguiendo lo que dicen los expertos: "No prevemos otra cosa que la ratificación de las medidas porque están todas absolutamente justificadas".

Con estas restricciones, bares y restaurantes solo podrán servir para llevar o realizar entregas a domicilio, mientras que el consumo en el interior de los establecimientos quedará suspendido.

También se incluye la limitación del aforo en comercios al 30%, y se cerrarán todos los "servicios con contacto" excepto las peluquerías.

Los centros comerciales y las tiendas de más de 400 metros cuadrados deberán controlar el aforo en tiempo real, mientras que en todos los equipamientos culturales se limitará el aforo al 50%, deberán cerrar como máximo a las 23 horas, el público deberá tener un asiento preasignado y tendrá que haber un registro de los asistentes a la hora de entrar.

Se podrá acceder a las tiendas que venden productos no esenciales sin necesidad de pedir cita previa y las bibliotecas, y los muesos seguirán abiertos y sujetos a las medidas de sus respectivos planes sectoriales aprobados en el marco del Procicat.

Además, la actividad deportiva no profesional quedará suspendida estos 15 días y los gimnasios se limitarán a un 50% del aforo, los actos religiosos también al 50%, los parques y jardines públicos, y áreas de juego infantil cerrarán a las 20.00 horas, y se suspende la apertura al público de salones de juego, casinos y bingos.

Asimismo, el Govern recomienda que las empresas apliquen el teletrabajo y las universidades hagan sus clases de manera telemática para evitar al máximo los desplazamientos y la movilidad de la ciudadanía.

"Queremos evitar un confinamiento total"

En la rueda de prensa, Aragonès ha reconocido que las medidas son difíciles y tendrán un impacto económico y social, pero ha insistido en que son imprescindibles para evitar restricciones más importantes como otro confinamiento: "La alternativa, si no lo hacemos, serán inevitablemente restricciones más severas, un confinamiento total que queremos evitar", y ha asegurado que el Govern está en contacto permanente con el Gobierno central para aplicarlas y espera contar con la colaboración de todas las administraciones.

Preguntado por qué hará la Generalitat si el TSJC tumba estas medidas, ha contestado que tienen previsto "los instrumentos para poderlas llevar a cabo", como hicieron en julio con un decreto que sirvió para el confinamiento de Lleida y las limitaciones en el área metropolitana de Barcelona, y ha subrayado que de momento no ve necesario solicitar un estado de alarma, aunque lo mantiene como una posibilidad si se da el caso.

Medidas severas para frenar la evolución del covid en Catalunya

Por su parte, Budó ha tildado de severas las medidas, pero ha reiterado que son necesarias porque las cifras de la evolución del coronavirus en Catalunya "no son buenas", por lo que ha llamado a la ciudadanía a la responsabilidad para lograr que las restricciones sean solo de 15 días y las actividades que quedarán limitadas puedan recuperarse tras este periodo.

"La ciudadanía nos tenéis que acompañar desde la corresponsabilidad. Todas las medidas representan un sacrificio importante para determinados sectores. Es importante que, con nuestra actitud, seamos corresponsables y acompañemos estas medidas para que sean efectivamente de 15 días", ha reclamado.

Al ser preguntada por posibles medidas en el ámbito residencial, la consellera de salud, Alba Vergés, ha abogado por "proteger al máximo las personas más vulnerables" al covid-19 y, ante algunos brotes que han identificado en zonas que no consideraban de riesgo, ha anunciado que extenderán a toda la comunidad esta zona de riesgo para poder hacer pruebas a los profesionales.

Sobre restricciones en el transporte público, la consellera ha asegurado que se "mantendrá la oferta al 100%", así como el horario extenso en las horas punta –con una frecuencia más elevada de los transportes–, pero ha insistido en la importancia de reducir la movilidad y priorizar, en la medida de lo posible, el teletrabajo.

Al preguntársele sobre la posibilidad de desplazarse a segundas residencias, el conseller de interior, Miquel Sàmper, ha dicho que no es aconsejable aunque no está prohibido en la resolución.

"No estamos haciendo una lista prohibitiva", y ha dicho que una familia se podría desplazar a su segunda residencia si allí no se relacionan con otras personas.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión