X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Podemos

El Supremo confirma que Monedero no puede compatibilizar ser profesor de la Complutense con otras actividades privadas

  • La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo destaca en su sentencia que como profesor titular a tiempo completo estaba sometido "a una incompatibilidad absoluta" para realizar otras actividades en el sector público o privado
  • Las actividades privadas que realizaba iban desde la consultoría política y económica, a la producción audiovisual, pasando por la realización de proyectos vinculados a las ciencias sociales

Publicada el 28/10/2020 a las 13:12 Actualizada el 28/10/2020 a las 13:33
El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos.

El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos.

EFE

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que confirmaba la decisión del rector de la Universidad Complutense de marzo de 2015 en la que denegaba la solicitud de compatibilidad de su puesto como profesor titular a tiempo completo con la realización de actividades privadas, informa Europa Press.

Esas actividades iban desde la consultoría política y económica, a la producción audiovisual, pasando por la realización de proyectos vinculados a las ciencias sociales. La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo destaca en su sentencia que como profesor titular a tiempo completo estaba sometido "a una incompatibilidad absoluta" para realizar otras actividades en el sector público o privado.

De este modo, el tribunal establece como doctrina que "el artículo 16.4 de la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, y la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto-Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, no resultan de aplicación al profesorado universitario a tiempo completo, ya que este personal docente universitario se encuentra sometido a una incompatibilidad absoluta para cualquier otra actividad. Y esto es así "con independencia de la percepción o no de complemento específico y su cuantía".

El litigio comenzó en diciembre de 2014 Monedero solicitó al Rectorado de la Universidad Complutense autorización de compatibilidad para la realización de actividades privadas, pero esa petición fue rechazada, por lo que recurrió ante un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid que estimó en parte su recurso.

Pero la Complutense presentó recurso ante el TSJM, y este anuló la sentencia de instancia al considerar ajustadas a derecho las resoluciones impugnadas. Disconforme con ese fallo, Monedero recurrió ante el Tribunal Supremo que ahora ha desestimado su recurso.

En la sentencia, la Sala analiza el régimen de incompatibilidades del profesorado universitario a tiempo completo y, en particular, la interpretación que debe hacerse del artículo 16.4 de la ley y de la Disposición Adicional Quinta mencionada.

Asimilación con personal directivo

Al respecto, señala que "lo relevante es que el colectivo de profesorado universitario a tiempo completo recibe en la Ley de Incompatibilidades unas previsiones muy específicas, no ya sobre la base de independencia de la percepción o no de un complemento específico determinado y de su cuantía concreta, sino sobre la configuración del régimen de incompatibilidad mediante la asimilación de este personal como 'personal directivo' o de 'especial dedicación' que recibe un tratamiento singularmente estricto en el artículo 16.1 de la Ley de Incompatibilidades".

Subraya la sentencia que, a estos efectos, hay una asimilación de tratamiento con el personal directivo, y así lo destaca el propio Preámbulo del Real Decreto 898/1985, de 30 de abril, sobre Régimen del Profesorado Universitario.

Por otra parte, la sentencia, ponencia del magistrado Rafael Toledano, indica, en contra de lo que sostiene el recurrente, que la introducción en el artículo 16 de la Ley de Incompatibilidades del Personal de las Administraciones Públicas, de un nuevo apartado 4, en la redacción establecida por el artículo 34 de la Ley 31/1991, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1992, no altera esta singularidad de régimen del profesorado universitario a tiempo completo y su tratamiento asimilado a personal directivo a estos efectos.

Lo relevante, explica la Sala, es que la Ley de Incompatibilidades otorga un tratamiento diferenciado a la función docente universitaria en materia de Incompatibilidades, al cual no resulta ajeno, en absoluto, el hecho de que conforme al artículo 68 de la Ley de Universidades, es el propio funcionario docente el que puede elegir, siempre que eventualmente sea posible en atención a las necesidades del servicio, su régimen de dedicación a tiempo completo o a tiempo parcial.

Asimismo, rechaza aplicar la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de Medidas para Garantizar la Estabilidad Presupuestaria y de Fomento de la Competitividad, que permite a los funcionarios de la Administración General de Estado la reducción del importe del complemento específico correspondiente al puesto que desempeñan para adecuarlo al porcentaje de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

La Sala señala que el personal de la Administración General del Estado y el personal de las Universidades, en particular su personal docente, "son claramente diferentes y diferenciables", por lo que no es posible la aplicación de dicha Disposición al profesorado universitario que no está incluido en su campo de aplicación.

Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • Estella Estella 29/10/20 10:18

    EL periodismo de investigación tiene ahora que buscar a cuántos profesores la Complutense les ha denegado lo mismo. Siempre hay que solicitarlo y no todos los funcionarios son iguales, pero hay que mirar si se ha aplicado siempre así.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • ferjasan68 ferjasan68 28/10/20 17:52

    Como no sé de Leyes, prefiero pensar que el Supremo habrá denegado la petición porque ningún funcionario público contratado a tiempo completo, pueda compatibilizar su trabajo con otra actividad, no por tratarse de Juan Carlos Monedero y ser Profesor de Universidad.
    Otra cuestión es que habría que exigir con mucha más rigurosidad que la Ley de Incompatibilidades la cumplan todos aquellos que están afectados.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    10

    • mcguiver mcguiver 29/10/20 06:35

      Para los trabajadores publicos existe una opción que es la compatibilidaf publico privada, es decir, una vez cumplida la jornada laboral se permite realizar trabajos en la privada previa presentación de una solicitud a la administración.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • elcapitantan elcapitantan 28/10/20 23:10

      Los médicos contratados a tiempo completo pueden trabajar en la sanidad privada si renuncian al complemento de exclusividad y ven rebajado su sueldo público.
      Dudo que a los jueces que trabajan el actividades privadas muy bien remuneradas se les rebaje un solo euro de su sueldo.
      No todos los funcionarios son tratados igual.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

    • Chuchi1 Chuchi1 28/10/20 20:39

      Razonamiento claro el suyo. Además para llegar al Supremo, antes le habrá denegado la compatibilidad la Uní donde tenga su plaza.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • elcapitantan elcapitantan 28/10/20 16:46

    Los jueces del Supremo que han fallado en contra de Monederi por incompatibilidad absoluta de su trabajo como profesor titular a tiempo completo con una labor privada son los mismos que entre sentencia y sentencia, en sus ratos libres que son muchos, imparten conferencias muy bien pagadas en foros de bancos como el Santander y otros, o imparten cursos aún mejor pagados por grandes empresas del Ibex. Cuando no se dedican a cobrar por dirigir a los jóvenes opositores a juez en cuyo pago se incluye el enchufe correspondiente con el Tribunal que les va a juzgar.
    La desfachatez de estos mediocres y corruptos leguleyos del Supremo, aupados por el CGPJ a un tribunal que les viene grande por todos lados, es inconmensurable.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    20

    • Chuchi1 Chuchi1 28/10/20 20:35

      Si puede, si pide la compatibildad y se la conceden, como al resto.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • elcapitantan elcapitantan 28/10/20 23:04

        Todos no.
        Los médicos que trabajan en la sanidad pública, si quieren compatibilizar con la privada deben renunciar al complemento de exclusividad y ven reducido su sueldo.
        También los jueces renuncian a una parte de su sueldo para compatibilizar con la privada? NO

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • BASTE BASTE 28/10/20 16:31

    Habrá que someter a inspección a todos los empleados públicos para ver quiénes están a dedicación parcial o completa y aplicar el mismo rasero,¿o no somos todos iguales ante la ley?; bueno, algunos no como el de Abu Dabi o los del fiestón del casino de Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • JOECAR JOECAR 28/10/20 15:33

    La especial dedicación de los profesores y catedráticos de Universidad a tiempo completo, ha sido un logro que venían pidiendo LOS DOCENTES, desde los años de fin del franquismo y MONEDERO NO PUEDE PRETENDER CAMBIAR A SU GUSTO LA NORMATIVA POR QUERER ESTAR EN LOS DOS CAMPOS; EL PUBLICO Y EL PRIVADO. Imagino que ahora querrá llegar a Estrasburgo, pero se contradice si lo hace.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    1

    • Ambon Ambon 28/10/20 18:05

      ¿Que pasa con los médicos de los Sistemas de Salud autonómicos que trabajan por la mañana en el hospital y por la tarde en la privada, sea en su consulta o en una clínica privada?

      Que conste que estoy de acuerdo con la exclusividad, pero para todos

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      3

      • Mateozar Mateozar 29/10/20 08:31

        ¿Y los "señores diputados"?

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

      • abuelo cebolleta abuelo cebolleta 28/10/20 19:14

        Si está de acuerdo con la exclusividad por que justifica a Monedero ?

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        1

  • Observer Observer 28/10/20 15:21

    Marhuenda, ve calentandop que sales a cancha.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • senenoa senenoa 28/10/20 14:12

    Espero que, ahora, se aplique el mismo criterio a todos los profesores universitarios o de secundaria del país. Arquitectos, abogados, médicos y un largo etcétera están compatibilizando sus actividades privadas como profesionales libres con la actividad como funcionarios. Eso sí, después de renunciar a los complementos correspondientes a dicha compatibilidad.
    Las leyes, aunque en este país se practique poco, deben ser iguales para todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    15

    • JOECAR JOECAR 28/10/20 15:36

      Hay que tener en cuenta que sea a tiempo completo o a tiempo parcial. Es distinto el tratamiento que hace la ley.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

    • Cuatro Puertas Cuatro Puertas 28/10/20 14:16

      Y a los diputados, senadores, etc..

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

Lo más...
 
Opinión