X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Madrid y Cataluña, las que más han teletrabajado durante la pandemia según Google

  • Entre las que destacan por no haber reducido tanto sus desplazamientos al trabajo están Murcia, Extremadura, Baleares, Galicia y Castilla-La Mancha
  • No se aprecia una reducción sustancial de esta movilidad durante la segunda ola, a pesar de las recomendaciones de evitar la presencialidad 
  • Los viajes al puesto de trabajo han caído en Francia, Reino Unido e Italia, países más afectados por la segunda fase de la emergencia sanitaria
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 07/12/2020 a las 06:00
El teletrabajo será voluntario y reversible, según el anteproyecto de ley que lo regulará.

Un hombre teletrabajando.

EP

La Comunidad de Madrid y Cataluña son las comunidades en las que más se han reducido los desplazamientos al puesto de trabajo con respecto a los niveles medios prepandemia. Así se extrae de los datos de movilidad ofrecidos semanalmente por Google, que recopila la información de los dispositivos móviles de medio mundo que cuentan con su sistema operativo, Android, y la comparte para su análisis. La implantación del teletrabajo es un factor importante a la hora de interpretar las cifras, aunque no el único: influyen las medidas restrictivas ante el coronavirus, que han cerrado varios comercios y establecimientos, y la crisis económica derivada, que ha dejado en sus casas a miles de trabajadores despedidos o en ERTE. En todo caso, ninguna comunidad autónoma, tampoco el Estado central, ha impuesto el teletrabajo obligatorio para los que puedan hacerlo: por lo que también influye el tejido económico de cada región. Donde la agricultura o la hostelería tienen más peso, los desplazamientos aumentan.

Lo que es evidente, a la vista de los datos, es que, por lo general, las empresas españolas han apostado por la presencialidad en otoño al margen de la situación epidemiológica: se registran más viajes en octubre que en septiembre, pese a que a mediados de mes la situación empeoró. Y muchos más que en junio y julio, desconfinados y con buenos datos. En las regiones que más pronto estuvieron afectados por esta fase, la tendencia permanece prácticamente inalterada. 

Un vistazo a los datos permite comprobar que la Comunidad de Madrid es la región donde más se han reducido los desplazamientos al puesto de trabajo, desde marzo a noviembre. Junto a esta autonomía, Cataluña lidera este registro, sin apenas cambios con respecto al resto a lo largo de todos los meses de emergencia sanitaria. También destacan Euskadi y Canarias. Asturias, que durante todo 2020 se ha mantenido en mitad de la tabla, ha descendido en las últimas semanas sus viajes hasta colocarse en el top 3. Coincide con el cierre de todos los comercios que no sean esenciales, no solo los bares y restaurantes. Los datos de Comisiones Obreras, sin embargo, demuestran que el teletrabajo ha aumentado en Asturias hasta mirar frente a frente a Madrid y Cataluña en este ámbito.



Entre las que destacan por no haber reducido tanto sus desplazamientos al trabajo lidera Murcia, que se ha mantenido en el top 1 durante buena parte de la pandemia: se trata de una región con gran importancia de la agroindustria, que no funciona por videoconferencia. También son altos los registros de Extremadura, Castilla-La Mancha, Galicia y Baleares. Del resto de la mitad de la tabla, ninguna comunidad autónoma ha cambiado sustancialmente su posición en este ranking, a excepción de Castilla y León, que ha elevado su presencialidad durante la segunda ola a pesar de las restricciones y del impacto del covid. Ceuta y Melilla no han sido incluidas en el cálculo, por las carencias de los datos recopilados por Google en las ciudades autónomas. 

En general, esta particular curva es dibujada de manera similar por las 17 comunidades autónomas, como se puede comprobar en el gráfico del total de desplazamientos al trabajo de los españoles con Android. Una caída obvia y muy pronunciada durante el confinamiento duro de marzo y abril; una recuperación a partir de mayo y hasta finales de julio y agosto, donde muchos españoles cogieron vacaciones; y una recuperación paulatina de la presencialidad que se ha mantenido pese al impacto de la segunda ola, que arrancó en julio en Aragón y Cataluña, que mantuvo a Madrid en vilo a septiembre y que se agravó en la mayoría del territorio nacional a partir de mediados de octubre. Estas circunstancias epidemiológicas no han propiciado el aumento del teletrabajo: no se percibe una relación clara entre la incidencia acumulada y los desplazamientos. Y solo en Asturias se comprueba una relación clara entre las restricciones, que afectaron a gran parte del tejido productivo, y este tipo de movilidad. 



Francia e Italia sí que aumentan el teletrabajo en la segunda ola

Sin embargo, en Europa, tanto Francia como Italia sí que han reducido sus desplazamientos al trabajo ante el impacto de la segunda ola. Durante la desescalada, sin embargo, España siguió aplicando el teletrabajo con más intensidad que estos dos países vecinos, como muestran las cifras ofrecidas por Google. Alemania, sin embargo, mantuvo una movilidad laboral alta, dentro del descenso generalizado tras el impacto de marzo, solo afectado en verano por las vacaciones. El país alpino cerró el 6 de noviembre todos los comercios no esenciales de cuatro regiones, pero la caída de estos viajes se registra desde el 21 de octubre, coincidiendo con el toque de queda en estas zonas.



En el país galo también coincide la restricción de la movilidad nocturna, a partir del pasado 14 de octubre, con la caída de estos datos de desplazamientos hacia el lugar de trabajo. Ese día, el presidente Macron declaró el estado de emergencia. Reino Unido, por otro lado, se desmarca claramente de sus vecinos europeos: desde finales de abril, mantiene las tasas más bajas de viajes hacia el puesto con diferencia. Aunque también en el archipiélago se registra la misma tendencia que en otros países, incluido España: caída radical en marzo, recuperación progresiva en mayo y junio, caída lógica por vacaciones estivales y subida de la presencialidad en otoño. A pesar de la segunda ola. 

El Ministerio de Sanidad propuso, en una primera versión de su semáforo covid, el "teletrabajo si es posible, restringiendo al máximo la actividad presencial" en las comunidades con riesgo máximo: la gran mayoría de ellas a mediados de octubre, cuando se difundió el documento. Sin embargo, tras la participación de las regiones en un panel que debía ser aprobado por consenso, la redacción fue descafeinada, aplicando un genérico "fomentar al máximo el teletrabajo" sin diferenciar por situación epidemiológica, es decir, aplicando el mismo criterio en todas las autonomías. 

 

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión