X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Operación Kitchen

El juez cita al cura amigo de Fernández Díaz que actuó de enlace entre los políticos y mandos policiales implicados en 'Kitchen'

  • El sacerdote será preguntado por los mensajes que se intercambió con Martínez y con el comisario imputado Enrique García Castaño
  • En una de las comunicaciones, el ex secretario de Estado le explicaba que iba a entregar al juzgado mensajes que se habría intercambiado con el exministro en 2013 con "instrucciones" sobre el operativo ilegal
  • El magistrado también interrogará a los notarios del ex número dos de Interior y a dos mandos policiales
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 27/11/2020 a las 06:00 Actualizada el 27/11/2020 a las 14:37
El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (i) acude a declarar como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (i) acude a declarar como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón

Europa Press

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón se ha quedado con más interrogantes que respuestas tras el careo al que sometió al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, ambos imputados por la operación Kitchen, el operativo ilegal sufragado con fondos reservados que se puso en marcha en 2013 para supuestamente sustraer al extesorero del PP Luis Bárcenas información sensible para el partido que se habría llevado tras su despido. Por eso, ha acordado nuevas diligencias, una de ellas la citación como testigo de Silverio Nieto, un cura amigo del primero y que habría ejercido de enlace entre los dos investigados, así como con mandos policiales también bajo el foco de la instrucción.

Según la diligencia de ordenación a la que ha tenido acceso infoLibre, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha citado a Nieto el próximo 30 de noviembre a las 10.45 horas. Tras él, comparecerá, también como testigo, la que fuera asistente de Martínez en la Secretaría de Estado, Icíar Castro, a quien confesó a principios de 2019, unos meses después de que estallara el escándalo del supuesto espionaje a Bárcenas, que no valoró “bien los riesgos” y que el Ministerio del Interior era una “piscina de tiburones”.

Silverio Nieto ya había sido citado por el magistrado, pero finalmente su declaración se suspendió. El sacerdote habría actuado como correa de transmisión entre Martínez y uno de los comisarios presuntamente implicados en la operación Kitchen, Enrique García Castaño, alias El Gordo. Fue éste quien en sede judicial el pasado mes de marzo exhibió al juez y los fiscales anticorrupción encargados del caso mensajes de Whatsapp que se había intercambiado con Nieto en fechas recientes, aunque no consta la fecha exacta. Nieto, además, estaba con el comisario ya jubilado cuando éste fue detenido en el marco del caso Villarejo en julio de 2018.

Según expuso el instructor en el primer auto de citación, “estos mensajes al parecer fueron reenviados por Silverio Nieto a Enrique García Castaño tras haber sido recibidos previamente de Francisco Martínez. “Según me dice mi abogado, además de cuestiones formales la defensa mañana exige entregar en el juzgado las actas notariales en las que constan los mensajes recibidos a lo largo de 2013, 2014 con instrucciones muy claras y explícitas sobre los supuestos operativos policiales de los que trata todo esto (cuya legalidad siempre me pareció clarísima) y que necesariamente conlleva la situación de Jorge y probablemente Rajoy. Desde luego, nada más lejos de mi deseo”, decía el mensaje.

Enviado a "JF"

En otro mensaje, se indicaba que también había sido enviado a “JF”, lo que según García Castaño significaría que el mismo remitente lo habría podido enviar a Jorge Fernández Díaz. Fue a partir de esta revelación cuando el juzgado requirió los mensajes que Martínez se había intercambiado con el exministro en 2013 en los que habrían hablado de la operación Kitchen y que había protocolizado ante notario. Si parece que el sacerdote Nieto actuó de enlace entre mandos políticos y policiales, el magistrado instructor quiere que comparezca como testigo “a fin de esclarecer qué sabe de los hechos objeto de la presente pieza separada, atendida la cercanía con Francisco Martínez, y el contenido de los mensajes que le reenvió al señor García Castaño, tal y como éste mostró en su declaración”.

Los mensajes protocolizados por el ex secretario de Estado también están siendo objeto de investigación por parte del juez, sobre todo a raíz de que Fernández Díaz negara en las dos ocasiones en las que ha comparecido en sede judicial que él fuese el otro interlocutor y acusara a su ex número dos de manipularlos. En un auto al que ha tenido acceso infoLibre, García Castellón cita a declarar en calidad de testigos a los dos notarios que dieron fe de los SMS. Tras el careo del pasado 13 de noviembre para enfrentar las versiones que el exministro y el ex secretario de Estado habían manifestado en sus respectivas declaraciones como investigados sobre su conocimiento del operativo parapolicial, la Fiscalía Anticorrupción concluyó que no se había conseguido aclarar ninguna de las contradicciones vertidas, por lo que ha solicitado las declaraciones de los notarios.

Enrique A. Franch, en Madrid, y Alberto Vela, en Mahón (Menorca), levantaron sendas actas notariales de los mensajes enviados en el verano de 2013 en los que supuestamente Fernández Díaz pedía a Martínez que averiguara si Sergio Ríos, el chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, era un confidente policial, y el ex secretario de Estado le encominaba al exministro a hablar después de que éste "tenga el contacto Cecilio", que es como se denomina al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el argot policial. Para los fiscales, esta diligencia permitiría "acreditar plenamente la identidad del emisor/receptor de los mensajes obrantes en su teléfono móvil y que fueron protocolizados en los meses de junio y octubre de 2019 por el investigado Francisco Martínez", pues el exministro niega ser autor de los mismos e incluso ha aportado un informe pericial de parte que afirma que están manipulados.

Posible imputación por violación de secretos

Así, en aras de "una mejor averiguación de los hechos", el magistrado accede a citarles a declarar para conocer sus versiones. No obstante, el juez constata que Alberto Vela mantiene una relación de amistad con Francisco Martínez, por lo que podrá ir asistido por un letrado por si pudiera verse perjudicado de cara a que un juzgado de instrucción de Mahón acordara investigarle por violación de secretos, tal y como ha solicitado la Fiscalía.

El auto explica que este presunto delito se habría cometido el pasado mes de marzo cuando el notario se puso en contacto con Martínez para preguntarle cómo se borrarían unos mensajes, tras ser requerido judicialmente, a través del Consejo General del Notariado y con la expresa advertencia del carácter secreto de las actuaciones, para que entregara una copia del acta notarial de los mensajes protocolizados. El exsecretario de Estado defendió ante el juez que la eliminación de estos whatsapps estarían relacionados con unos "chistes de mal gusto".

Y además del sacerdote, la asistente y los notarios, el juez también llama a declarar de nuevo al ex director adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino y al ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño, ambos imputados en esta pieza separada del caso Villarejo, para corroborar si alguno de ellos era el autor de otros de los mensajes protocolarizados. En una de esas comunicaciones se informaba de que "la operación se hizo con éxito", en referencia al volcado de la información que contenían "2 iPhones y iPad", que presuntamente serían del extesorero del PP. El auto recuerda que Francisco Martínez aclaró que se trataba de un reenvío y Fernández Díaz expuso que es "inverosímil" que él como ministro lo hubiera redactado, ya que es un "texto de un operativo". 

"Parece razonable inferir que ese mensaje pudiera haber sido enviado en origen por alguno de aquellos miembros de la cúpula policial", con los que, además, el exministro admitió haber tenido "frecuentes contactos", explica el juez de la Audiencia Nacional en su auto, que recuerda que el exjefe de la UCAO afirmó en una de sus declaraciones que el volcado de los citados dispositivos se hizo bajo sus órdenes en octubre de 2013 y así lo corroboraron agentes policiales adscritos a dicha unidad policial.

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • losdel38 losdel38 27/11/20 23:27

    ... Para el Sr. Juez .
    El libro mas leido del mundo es El Quijote de la Mancha y le dice a Sancho... Tenemos toda la razón pero con la Iglesia hemos topao.

    El cura es el " Pi " y trabaja con su jefe el Obispo y todos los Obispo tienen pasaporte Diplomatico y estos Talibanes en España hacen todo lo que le de la gana.

    Me apuesto 10 ctm. que el Sr. Juez, Fiscal y abogado de este Juicio al final son "rojos"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Tajo Tajo 27/11/20 12:33

    El PP va de charco en charco, cada vez más cenagosos, de la charca de ranas de Esperanza Aguirre a la piscina de tiburones del Ministerio del Interior de Fernández Díaz, el beato del Opus. Resulta que el opusino que tenía a Marcelo, su ángel de la guarda y aparcacoches personal, contaba también con los servicios de ese cura, espirituales y de enlace entre todos los implicados y altos mandos policiales de esa piscina de tiburones del ministerio. El juez Castellón lo resolverá rápidamente, todos son inocentes y están en gracia de su Díos, palabrita del niño Jesús. A este jue, la casa sabrá recompensarle por los servicios prestados; sin olvidar la labor patriótica del chófer de Bárcenas que ya fué premiado con su ingreso a dedo en la Policía Nacional, su gesta merece que no quede en simple policía y sea ascendido a comisario, como Díos manda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20

  • HEREJE HEREJE 27/11/20 12:30

    Esperemos que el cura Silverio acuda acompañado del ángel Marcelo que, además de encontrarle un buen sitio para aparcar, le confortará cristianamente en momentos tan delicados para la paz espiritual del menestro opusdeísta.

    Esperemos que también nuestro amigo Silverio pertenezca a tan renombrada organización económico-política-religiosa-mafiosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

  • Papus Papus 27/11/20 12:18

    Llamado a citar el próximo día 30 de septiembre ? Será noviembre, ¿no ?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • amoreno amoreno 27/11/20 14:38

      Sí, efectivamente es noviembre. Ya está subsanado el error. Muchas gracias

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Isleña Isleña 27/11/20 12:14

    Complétamente de acuerdo con el comentario de P.González.Estoy seguro que miles de españoles suscribimos todas y cada una de sus expresiones,por él descritas y definidas como "de una mente calenturienta".Yo más bien la definiría como mente pensante.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Pepe Luis Pepe Luis 27/11/20 15:59

      Buenas tardes, de acuerdo totalmente , me alegro que cada día seamos más los que pensamos y no embestimos, como escribió Machado hace más de 100 años de los españoles, tengo la esperanza que seamos muchos más , pensantes en el bien común, y si felicitar al Sr González por el comentario,salud.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

  • senenoa senenoa 27/11/20 11:00

    Lo tiene fácil: Todo está amparado por el secreto de confesión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

  • ágora ágora 27/11/20 10:51

    Curas en la gurtel, en la kitchen, la iglesia católica española está en todos los fregados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    22

  • P. González P. González 27/11/20 09:11

    Posiblemente lo que voy a decir no sea otra cosa que una fantasía elaborada por mi mente calenturienta y ávida de sangre de los inocentes dirigentes del Partido Popular.

    Pero desde hace ya bastante tiempo o, para ser más exactos, desde el momento en que supimos que D. Manuel García Castellón decidió voluntariamente abandonar el dolce far niente (confortable, tranquilo y bien pagado) de su destino en Italia para venirse a la Audiencia Nacional, ganando menos dinero, teniendo que trabajar a destajo y que lidiar con sumarios mamotréticos y social, política y mediáticamente poco agradecidos, tuve la sensación de que este hombre había sido requerido para cumplir “una misión”.

    Me recordó a eso que hace veinte años, en el país vasco se llamaban “comandos durmientes”, qente respetable que se ganaba la vida con su trabajo hasta el momento en que eran requeridos por “la organización” para realizar algún trabajo específico.

    Y la sensación que tengo es que la misión de D. Manuel García Castellón no es otra que desbaratar legalmente la instrucción de algunas de las causas que actualmente instruye dando ocasión a los acusados de encontrar algún resquicio formal para invalidar las actuaciones y anular el proceso en aplicación de la doctrina de “los frutos del árbol envenenado”.

    Y como de momento parece que no se encuentra pretexto alguno, se sigue dando carrete al asunto y solicitando nuevas declaraciones y comparecencias hasta que alguien meta la pata o las defensas encuentren algún clavo al que agarrarse para echar por tierra todo el sumario y que, luego, el Supremo ratifique dicha decisión.

    Que el Sr. García Castellón me disculpe por malpensado. Pero no acabo de entender su empecine en investigar a algunos (incluso cuando sus superiores le indican de que no debe hacerlo) y olvidarse de llamar otros que, al parecer, simplemente “pasaban por allí”.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    34

    • senenoa senenoa 27/11/20 14:22

      Blanco y en botella. Has puesto el dedo en la llaga.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

    • HEREJE HEREJE 27/11/20 12:23

      Muy de acuerdo. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

Lo más...
 
Opinión