X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Racismo

Un estudio advierte del aumento de la xenofobia y del "declive" de la red de acogida y propone políticas de arraigo

  • El documento, coordinado por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia, diferencia entre varios grupos sociales según su perspectiva de la sociedad
  • El documento identifica a un grupo social, los Aislados, que se encuentra "aislado socialmente" y hablan de un paisaje que es una "fantasía de su ego herido"

Publicada el 03/12/2020 a las 15:35 Actualizada el 03/12/2020 a las 15:52
Dos jóvenes caminan por las inmediaciones del centro de primera acogida de menores extranjeros no acompañados en la zona de Casa de Campo, en Madrid.

Dos jóvenes caminan por las inmediaciones del centro de primera acogida de menores extranjeros no acompañados en la zona de Casa de Campo, en Madrid.

EP

Un estudio sobre igualdad y convivencia en los barrios, coordinado por el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (Oberaxe) y recogido por Europa Press, advierte del crecimiento de la xenofobia en la sociedad española, así como del "declive" de la red social de acogida existente en el país. Es por ello que propone políticas de arraigo e inclusión frente a este problema.

El trabajo ha sido presentado este jueves en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, departamento del que depende Oberaxe, y al acto han acudido el titular del Ministerio, José Luis Escrivá, la Secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, y la secretaria general de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social, Milagros Paniagua.

Para obtener las conclusiones de este estudio, se han realizado dos análisis. El primero en el barrio madrileño de Vallecas, uno de los que tienen menor renta de la comunidad autónoma, en donde se han realizado entrevistas en ampas de colegios. Tal y como ha explicado la coautora del trabajo, Begoña Pernas, las entrevistas se han realizado en las Ampas de los colegios, ya que, según ha explicado, la elección de escuela tiene que ver con cómo "percibe" su posición social la población.

Así, se han determinado cuatro categorías entre la población, dos de ellas "muy separadas": Cosmopolitas y Clase obrera. Los primeros, ha indicado Pernas, dan "prioridad a la vida privada frente a la colectividad del barrio". "Tienen capacidad para prosperar" y ven en el mundo global un lugar por el que moverse, por eso "están a favor" de la migración "siempre que sigan siendo una minoría" y que "se comporten sin rasgos culturales". Es decir, que los migrantes también pertenezcan a ese mundo globalizado en el que ellos quieren moverse.

Respeto por el orden de llegada

En el otro lado se encuentra una clase obrera, que tiene extranjeros entre sus miembros. En este caso, la experta indican que se trata de un grupo social "en crisis" que "no puede prosperar" y se refugia en el barrio. Creen que los migrantes "tienen derecho a buscarse la vida" pero piden protección al Estado "primero para el pueblo", es decir, que se "respete el orden de llegada" y "unas reglas claras" hacia los que siguen llegando.

Entre estos dos perfiles, están las Tejedoras, en su mayoría mujeres, que no creen en un mundo cosmopolita porque "perdieron esa ilusión" en la crisis de 2008 y defienden el trabajar en "lugares comunes" y pedir protección al Estado, pero "muy concreta", porque son "aliadas de lo público". Ven a los migrantes como parte de una vida cultural "rica" y no tienen sentimiento de pertenencia.

Además, el estudio reconoce a un cuarto grupo, al que han llamado Aislados y que son racistas. Según explica, este grupo no ha conseguido la posición social deseada y reniega del barrio. Por eso, explica, se encuentra "aislado socialmente" aunque se cree acompañado porque "ven sus ideas plasmadas en redes sociales", relacionadas con la situación de que "Vallecas y España se acaban" y el Estado les da "todo" a los migrantes". Son los mismos que piden que se dé prioridad a los nacionales.

Durante su intervención, la investigadora, ha explicado que "cada vez hay más gente" del grupo de Ailados que, a su juicio, hablan de un paisaje que es una "fantasía de su ego herido". En este sentido, ha llamado a las autoridades políticas a "parar" esta "tendencia al aislamiento" a través de políticas de arraigo y de pertenencia.

Segregación en la educación

Para la otra autora del trabajo, Marta Román, una de las claves de esta situación es el "vaciamiento de los espacios públicos", la falta de actividades de barrio, antes más frecuentes y la crisis del comercio de proximidad. Tal y como ha explicado en su intervención, estos locales de barrio hacen "mucho más" que ofrecer productos básicos, sino que generar "seguridad", "sensación de pertenencia" y "trato de proximidad".

El "declive", a su juicio, de la red social pública que ayuda a las personas con menos recursos, a través de planes de vivienda o de urbanismo, por ejemplo, generan también problemas en otros aspectos. Así, señala Román, en barrios con rentas bajas hay "mucha rotación" por la baja calidad de las casas. "En cuanto hay más recursos la gente se va", ha señalado, lo que implica una falta de sentimiento de barrio.

En este sentido, ha destacado también el papel de los colegios que, según ha denunciado, "está derivando en segregación" debido al "enorme trasvase" desde centros públicos a privados que se han producido en los últimos 20 años. La experta ha indicado que en ese periodo España ha pasado de tener el 85% de alumnos en la escuela pública a un 65%, mientras que en el caso de Madrid, la situación actual es del 50%.

Esto genera, ha indicado, que exista "competencias" entre centros públicos, por ejemplo, en el sistema de elección de familias, provocando que se creen escuelas con buena o mala fama, según las listas de espera. Esto genera una "polarización", con centros que sólo tienen alumnado inmigrante.

Sensación de "estar a la cola"

Las autoras del estudio creen que son convenientes políticas frente a estos problemas, de vivienda, de urbanismo, de impulso del comercio local o contra la segregación educativa, que generen "arraigo" entre los grupos sociales que no lo tienen.

En este sentido apuntan que, en servicios universales como la Sanidad o las prestaciones por jubilación, no existen estos discursos de rechazo. Es decir, que lo que molesta a los grupos racistas es "sentirse a la cola" de ayudas en las que "los que van llegando se van colando", cuando, han explicado "no es así".

Román ha explicado que, entre 2008 y 2018, el 20% de la población con menos recursos vio mermada su renta en un 30% durante la pasada crisis, es decir, "las ayudas no mejoraros su situación" con carácter general.

El ministro de Inclusión, Seguridad y Migraciones, ha comparado este trabajo con el ambiente que vivió este miércoles en el Congreso durante el debate de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en donde, según ha explicado, se enfrentó el aumento de un 30% de la partida para Migraciones con el de las pensiones de jubilación, que es del 0,9%, con discursos, a su juicio, "demagógicos" que usaban el concepto de "los globalizadores contra los que defienden la patria".

"Ayer en el Congreso vimos posiciones cada vez más desinhibidas por parte de los Aislados", ha declarado Escrivá. También ha apuntado que esta postura la marcan dos partidos –"uno fundamentalmente y otro que le siguió"– que apelaron en sus intervenciones a lo que sería la Clase obrera de este estudio, en una postura similar a la que se va visto en Europa a través de Salvini o Le Penn, entre otros, ha indicado.

El ministro cree que España aún está "a tiempo" de que estas ideas "no calen" y propone la "didáctica" y la "desinhibición para contrarrestar lo que dicen".

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Lo más...
 
Opinión