X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
14F | Elecciones en Cataluña

El liderazgo emergente del PSC con Illa deja al descubierto la estrategia de confrontación de la derecha en Cataluña

  • La hipótesis de una investidura de Salvador Illa divide a la derecha: Vox está dipuesto a apoyarla, Cs se ofrece a compartir Govern con el PSC y el PP rechaza hacer president al exministro de Sanidad
  • Las encuestas anticipan que los catalanes no independentistas premiarán la apuesta por el diálogo del PSC y castigarán el inmovilismo de PP y Ciudadanos
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti

Publicada el 29/01/2021 a las 06:00
Carlos Carrizosa (Cs), Salvador Illa (PSC), Alejandro Fernández (PP) e Ignacio Garriga (Vox).

Carlos Carrizosa (Cs), Salvador Illa (PSC), Alejandro Fernández (PP) e Ignacio Garriga (Vox).

Efe - Europa Press -Vox

Tres años largos después de la fractura de 1 de octubre, todas las encuestas que tratan de anticipar el resultado de las elecciones catalanas del 14 de febrero apuntan a una recomposición del bloque de los autodenominados constitucionalistas. En diciembre de 2017, en plena resaca de la fallida declaración de independencia, a la que la aplicación del artículo 155 puso fin apenas unas horas después, los electores contrarios a la independencia premiaron el discurso duro de Albert Rivera y de Ciudadanos otorgándoles no sólo la hegemonía del espacio político que defiende la permanencia de Cataluña en España, sino la posición de primera fuerza política del Parlament.

En aquellas elecciones el PP acabó encajando el coste político de haber liderado la aplicación del artículo 155 que puso fin a la legislatura y destituyó al Govern de Carlos Puigdemont. La consecuencia fue que retrocedió de 11 a 4 escaños, su peor registro histórico en el Parlament de Cataluña. El PSC, que también respaldó el 155, salvó sin embargo los muebles y pasó de 16 a 17 diputados. En aquel momento Pedro Sánchez acababa de volver a la Secretaría General del PSOE y la declaración de independencia que siguió al 1 de octubre truncó sus esperanzas de abrir una vía política de diálogo con los independentistas. Y Vox no pasaba de ser una más de las formaciones de extrema derecha que durante años se movían lejos de las posibilidades de obtener representación.

Ahora ese panorama ha cambiado. Las encuestas apuntan a una fragmentación de este espacio con la entrada en el Parlament de los ultras de Vox y a un corrimiento de votos dentro del bloque de los llamados constitucionalistas que elude beneficiar al PSC y premiar, de paso, la estrategia de diálogo puesta en marcha por los socialistas desde que Pedro Sánchez llegó a la Presidencia del Gobierno con la moción de censura del 1 junio de 2018.

Desde que Sánchez regresó al timón de Ferraz ha ido de la mano del PSC, liderado a su vez por Miquel Iceta. Juntos han construido una estrategia que en última instancia pasa por promover una reforma de la Constitución en clave federal —algo que en realidad el PSOE defiende desde que el 6 de junio de 2013, en tiempos de Alfredo Pérez Rubalcaba, aprobó la llamada Declaración de Granada. Pero de la que también es parte sustancial el objetivo de construir espacios de debate con los partidos independentistas que devuelvan el conflicto a la negociación política y lo saquen de la calle y de los desafíos unilateralistas como la Mesa de Diálogo sobre Cataluña constituida hace ahora un año entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat y cuyo objetivo es buscar una solución al conflicto “de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político”.

Federalismo y diálogo están en las antípodas de Ciudadanos y del PP. Y por supuesto de Vox. Los de Inés Arrimadas tienen a gala que nacieron precisamente para oponerse al nacionalismo catalán, políticamente hegemónico desde la restauración de la Generalitat. Al igual que el PP creen que la solución de los problemas de Cataluña no pasa por un mayor autogobierno, como proponen los socialistas, sino por una recentralización de determinadas competencias, sobre todo en materia de educación, y por reformas en el Código Penal que desincentiven cualquier intento someter a referéndum la cuestión de la independencia.

A diferencia de lo que sucedió en 2017, esta vez todo apunta a que los electores del constitucionalismo castigarán las posiciones inflexibles tanto de Ciudadanos como del PP. Y, para desgracia de Arrimadas y Pablo Casado, ambas formaciones se enfrentan además, según todas las encuestas, a una sangría de votos por la derecha: los más intransigentes engordarán esta vez las urnas con papeletas de Vox, un partido que promueve abiertamente poner fin al Estado autonómico y la ilegalización de las organizaciones políticas y sociales que defienden la independencia.

El dilema de la derecha

En ese contexto, y con un PSC al que, según las encuestas, ha reforzado la candidatura de Salvador Illa, Ciudadanos, PP y Vox se enfrentan al dilema de explicar a los electores qué harán en el caso improbable, pero posible, de que los socialistas ganen las elecciones y los independentistas no tengan mayoría para volver a formar un Govern soberanista.

Vox ha sido, de momento, el más tajante. Su secretario general, Javier Ortega Smith, declaró esta semana a OkDiario que los diputados ultras están dispuestos a investir al candidato socialista, Salvador Illa, como president de la Generalitat si es aritméticamente posible y sus votos son necesarios para impedir otro Govern independentista. “Si podemos evitar con nuestro voto que gobernaran a los golpistas, los separatistas del PDeCAT, de ERC, creo que con responsabilidad haríamos todo lo que estuviera en nuestras manos para que no gobernaran a los golpistas”.

Ciudadanos, a través de su presidenta, Inés Arrimadas, ya ha dejado clara su disposición a gobernar con el PSC y buscar la abstención de otros partidos si los independentistas no tuvieran mayoría en el nuevo Parlament, aunque la líder naranja rehúye, de momento, explicar si daría su apoyo a Illa como president si los socialistas obtienen más escaños que su partido.

El único que, de momento, no parece dispuesto a cruzar esa línea es Pablo Casado. El líder del PP declaró el pasado fin de semana a La Vanguardia que sus diputados no apoyarán un Govern presidido por Salvador Illa porque considera que PSC y ERC son lo mismo.

De momento, el candidato del PSC asegura que si los independentistas pierden el control del Parlament su apuesta es repetir con Catalunya en Comú-Podem la experiencia de coalición que desde hace un año gobierna España gracias al acuerdo suscrito por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Para conseguirlo, no obstante, necesita no sólo que ERC, Junts y la CUP pierdan la mayoría de la Cámara sino que Cs, PP y Vox faciliten su investidura.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




23 Comentarios
  • El chipionero El chipionero 30/01/21 11:32

    Hombre, Varela. ¿Cómo puedes asegurar que En Común Podem va a ceptar formar gobierno con el PSC y la colaboración del trifachito?. Eso será un deseo que tú tienes y que te gustaría que pasara, pero veo que no conoces bien a Unidas Podemos versión catalana. Los de Unidas Podemos tienen una política clara y honesta, sin andarse con rodeos y con titubeos, como hace el PSOE, que se presenta a unas elecciones diciendo que son republucanos y de izquierdas y, cuando alcanzan el gobierno, se doblegan ante el IBEX 35 y tapan a la monarquia hasta en sus últimas cagadas. Si ahora hay un gobierno de coalición a nivel nacional es precisamente para frenar al trifachito y tratar de conseguir algunos beneficios (que hay que ver lo que les está costando, después de un acuerdo de gobierno que el PSOE no cumple en su totalidad), para la clase obrera y para los más necesitados de este País. Unidas Podemos mantiene su misma postura ante el problema catalán y trata de solucionarlo ante una mesa y varias sillas, pero el PSOE y el PSC culebrean en sus posturas según sople el viento.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • New dawn fades New dawn fades 29/01/21 20:13

    ¿Estrategia de confrontación? ¿La derecha?
    Noooooooo..... Imposible.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Tajo Tajo 29/01/21 13:50

    Illa, Illa, Illa, en Infolibre siempre Illa. Esta rima define el tratamiento de este digital. Le deseo lo mejor al dimitido ministro de sanidad deseoso de convertirse en President, pero nadie se impaciente, dejemos que decidan los electores catalanes y si el resultado no es que aquí se desea, no volvamos a pedir un nuevo 155.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7

  • mig47 mig47 29/01/21 12:49

    Coño, que hace un moro en vox?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    3

    • EAJ49radio EAJ49radio 29/01/21 14:44

      Sin moros no sabemos que hubiera echo Franco, fue una fuerza de desalmados allá dónde llegaban sobre todo en Andalucía. Vendidos y racistas hay de todos los colores, y este es 6 un ejemplo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • New dawn fades New dawn fades 29/01/21 13:42

      Jajaja!!

      "Es que un día me reí con un chiste verde, me lie y me lie... ¡y no sé cómo he acabado aquí! ¿Y por qué en las reuniones me tiran cacahuetes?

      Aaarrgg"

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      3

  • galipote galipote 29/01/21 11:04

    Uffff! Por un momento creí que En Común Podem no se presentaba a las elecciones catalanas. Menos mal que el articulista se dignó mencionarlos en el último párrafo...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    5

    • galipote galipote 29/01/21 11:09

      Sorry. Quiero decir “En Comú Podem”

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

  • GRINGO GRINGO 29/01/21 10:45

    "Vender la piel del oso antes de cazarlo"...., ya veremos el 14F, "Día de los Enamorados", cuantas parejas de van al traste !!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • unlector unlector 29/01/21 10:41

    como las intenciones de los ultras siempre transcurren paralelas a lo que cabría esperar, se puede decir que VOX confía en el éxito de Illa pero se ofrece como alternativa de voto.
    No es que quieran ir contra el independentismo, es que quieren darle un bocao a los posibles escaños de Illa y así, crecer.
    Lo que VOX haga luego con los escaños, incluso no pactar poniendo cualquier excusa, es irrelevante para sus votantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Canario56 Canario56 29/01/21 10:26

    Este es un artículo de opinión y veo que muchos tachan de partidista al Sr. Varela, simplemente porque ellos opinan lo contrario, lo que es igual de lícito e igual de partidista, así que el 14F veremos quien acertó

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • MIglesias MIglesias 29/01/21 10:20

    El liderazgo se demostrará en las urnas, mientras tanto es solo un canto triunfalista.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 29/01/21 09:13

    El titular de este otro articulo del Director de Campaña del PSC en Infolibre, el sr. Varela. es como mínimo erróneo, sin querer entrar en que es también muy parcial.

    En Catalunya la derecha tradicional catalana, es decir Junts x Cat. y PP desde hace ya mucho como todo el mundo sabe no votan lo mismo.
    La ultra derecha, esa que tiene un electorado radical, es decir Ciutadans y Vox si son la misma cosa, con la única diferencia del sabor a rancio madrileño o a rancio catalan.
    Pero en Catalunya al igual que en España, una parte del electorado que vota PSC o Psoe, NO es de izquierdas o de centro, es también de derechas pero moderados, gente de derechas pero no violenta o agresiva, esa es la única diferencia.
    Antaño, "el cinturon rojo" de Barcelona, es decir los ciudadanos catalanes que se sentían también españoles y que se sentían de izquierdas, votaban en masa al Psc. o a Iniciativa, es decir aquellos restos del viejo Psuc porqué en aquellas épocas ERC era el partido de "los catalanes de izquierdas" de los catalanes del interior.
    Hoy ya no, hoy muchos ciudadanos con sentimiento de pertenencia a España y a Catalunya pero sobre todo con ideología de izquierdas, votan ERC.

    En Catalunya el voto constitucionalista es decir de los que se sienten españoles, o españoles y catalanes, y quieren una política controlada por el Estado de Madrid, será para: PSC-C's- PP-Vox
    El voto de los ciudadanos que dan prioridad a politicas de izquierdas gestionadas desde Catalunya, votaran ERC-Comuns- y un resto de PSC.
    Y los ciudadanos catalanes, ultras, los violentos, los radicales, votaran en masa VOX.
    Por cierto, espero con gran impaciencia algún articulo, del IMPARCIAL SR. VARELA dedicado a alguno de los demás candidatos, a no ser que el sr. Illa ya este proclamado President sin ni siquiera votar, que también podría ser.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    7

    8

    • Paco b. Molina Paco b. Molina 29/01/21 18:20


      ¿ ERC un partido de izquierdas ?, Por favor, un poco de seriedad, o de información, tu que vives , ¿en Catalunya o en otro planeta?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      5

      1

      • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 30/01/21 09:14

        no se trata de donde una viva, se trata del fanatismo ciego o nivel de odio que uno tenga, en tu caso no creo que seas el mas apropiado para dar lecciones a nadie.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • Paco b. Molina Paco b. Molina 30/01/21 18:51

          “Fanatismo ciego”, “Nivel de odio”, deberías controlar un poco tus impulsos, porque das un poco de miedo, y esto, sumado a lo peregrino de tus pronósticos sobre el comportamiento de “todo lo que se menea”, es ciertamente, un poco preocupante, sobre todo porque, todo lo que pronosticas, carece del mas mínimo razonamiento, es puro vómito.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          0

    • mig47 mig47 29/01/21 12:54

      A ver si no confundimos a los demás, aunque alguno confundamos al pp y lo situemos fuera de la extrema derecha, que es donde esta ubicado el sr, martirizado por harvaravaca.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • MIglesias MIglesias 29/01/21 10:24

      Una salvedad: el Estado no es "de" Madrid, es el Estado de España, con sede gubernamental y parlamentaria en Madrid.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7



 
Opinión