X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El pulso entre la variante británica y la vacunación de vulnerables marcará una Semana Santa difícil de salvar

  • En primavera coincidirá la previsible victoria del linaje B117, más contagioso, con las intenciones del Gobierno de inmunizar a todas las personas mayores
  • Los expertos llaman a reforzar para entonces las capacidades de inmunización: horas extras con garantías para las enfermeras y circuitos seguros fuera de los centros de salud
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 02/02/2021 a las 06:00
Una mujer recibe la segunda dosis de la vacuna anti-covid en una residencia de Ibiza.

Una mujer recibe la segunda dosis de la vacuna anti-covid en una residencia de Ibiza.

Efe

La evolución de la tercera ola es positiva. No así la situación de España durante la tercera ola. Los datos de este lunes, con 79.686 ingresos registrados durante todo el fin de semana, indican que España puede haber alcanzado ya el pico de esta fase de pandemia de covid-19, pero la incidencia sigue por las nubes. Tal y como previeron los expertos, la semana pasada la incidencia acumulada a 14 días (casos/100.000 habitantes) empezó a descender por primera vez en semanas. Ahora se encuentra en 865,7 casos. "Está bajando rápido", reconoce el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que llamó a distinguir entre evolución y tendencia. No son buenos ni 800, ni 700, ni 500: solo por debajo de 50 se puede dar la epidemia por controlada. En todo caso, el horizonte no pinta completamente despejado: la variante británica, más contagiosa, podría imponerse pronto en el país, volviendo a cambiar la tendencia o, incluso, forzando una cuarta ola antes de llegar a la inmunidad de rebaño. La pregunta es qué llegará antes: si la vacuna a todas las personas mayores que quieran inmunizarse, las más proclives a acabar en Cuidados Intensivos, o la victoria del linaje B117. Las previsiones apuntan a un ring ubicado en el tiempo: el comienzo de la primavera y la llegada de la Semana Santa, un periodo vacacional con peligros asociados a la movilidad.

La mutación también conocida por los especialistas como VUI-202012/01, ha trastocado los planes. Las evidencias se acumulan a favor de su mayor transmisibilidad, aunque establecer un porcentaje concreto es complicado: las diversas estimaciones fluctúan entre el 30% y el 70%. En Reino Unido tienen claro que, además, es más letal, aunque muchos expertos dudan todavía. En todo caso, ya a nadie escapa que es un problema, aunque las vacunas de Pfizer y Moderna –como mínimo– lo neutralicen sin problema. Cuanta más transmisión, más contagios: y cuantos más contagios, más ocupación en los hospitales y más muertes, aunque el patógeno afecte exactamente igual al organismo.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), con Simón a la cabeza, estima que la variante será la predominante en el país a mediados de marzo. Y el Gobierno espera vacunar a todas las personas mayores y de riesgo a principios de abril. La Semana Santa de 2021 se celebra entre el 28 de marzo y el domingo 4 de abril, y la ministra de Turismo, Reyes Maroto, abrió la puerta este fin de semana a volver a los vuelos internacionales para esta fecha si la situación está controlada. Pero los indicios epidemiológicos apuntan a que, más que una oportunidad de relajar restricciones, las fiestas serán el ring de una peculiar batalla: variante vs. vacuna. 

Los expertos alertan, con todas las precauciones que se deben tomar al predecir la evolución de una pandemia, de que la tercera ola podría frenar su descenso o, incluso, dar paso a una cuarta ola cuando la variante británica se convierta en la mutación principal en circulación. Y sin contar que otras variantes, como las aparecidas en Brasil, México o Sudáfrica, puedan desembarcar en tierras europeas. "La naturaleza de las medidas debe ser la misma, pero la intensidad debe ser mayor", considera el epidemiólogo Fernando Rodríguez, que explica que la mayor contagiosidad de este linaje puede girar el timón de la curva.

Coincide Simón: la receta es exactamente igual. Así lo apoya la evidencia de Reino Unido, aseguró en rueda de prensa este lunes: "Las medidas de control allí estaban teniendo un efecto similar en las zonas donde circulaba más la variante" . "Cuanto más transmisible, más difícil, pero yo creo que podemos hacerlo", apuntó, optimista. 

Teniendo en cuenta la variable de la mutación, el objetivo de vacunar a toda la población mayor en dos meses cobra más importancia, incluso, que la meta repetida una y otra vez por el ex ministro de Sanidad, Salvador Illa, y su sucesora, Carolina Darias: el 70% de los españoles inmunizados en verano. No solo se trata de alcanzar la inmunidad de rebaño, sino de proteger las vidas de las personas con más peligro de desarrollar una enfermedad grave en un contexto de una posible subida de la transmisión.

¿Seremos capaces? "A mí me salen las cuentas", asegura Julián Ezquerra, portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid. "Con tres o cuatro enfermeras que todos los días se dedicaran a vacunar... llegaríamos un poco justos, pero se puede ser optimista". Pero depende de que el personal de enfermería pueda hacer un esfuerzo extra. Y muchas veces no se puede. 

"Para llegar al ratio medio de enfermeras de la Unión Europea necesitaríamos importar unas 125.000 al sistema", explica el presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anevac), José Antonio Forcada. Pero reconoce: "esto no se hace ni en un día, ni en un mes, ni en un año". A grandes rasgos, todos los titulados en Enfermería que pueden trabajar lo están haciendo en este país, considera Ezquerra. Por lo que ese esfuerzo extra pasa por horas adicionales, bien retribuidas y sin desembocar en situaciones de explotación, y que se incorporen todos los trabajadores posibles de hospitales o del sector privado a la campaña de vacunación.

Sanidad y las comunidades autónomas cuentan con los más de 13.000 ambulatorios que operan en el país como puntos de vacunación, pero los expertos ven lagunas a ese plan, especialmente en un contexto de alta incidencia. "No podemos cerrar un centro de salud y dedicarnos solamente a vacunar. Hay que hacer PCR, rastreos, controles familiares, etc... y prestar atención a todas las personas que tienen otras enfermedades", recuerda Forcada. Cuantos menos contagios se produzcan, menos trabajo tendrá este personal tanto de Atención Primaria como de Hospitalaria, por lo que la inmunización se acelerará.

Para inyectar el antígeno con la máxima seguridad posible, contando con personal de enfermería tanto de ambulatorios como de hospitales, Ezquerra pide "medidas excepcionales para tiempos excepcionales": la habilitación de recintos fuera de los centros de salud, con todo el equipamiento necesario –también informático, para llevar un registro de las dosis–. Ya se está haciendo en otros países, donde se abren hasta catedrales a tal efecto. Esto facilitaría, explica el facultativo, el trabajo conjunto de sanitarios procedentes de diversos centros. Y si se plantean al aire libre, se convertirían en circuitos seguros donde se reduciría al mínimo la posibilidad de contagio. Teniendo en cuenta que durante marzo y abril se vacunará preferentemente a personas mayores, importa cómo se hace.

Sin embargo, por ahora la respuesta de las comunidades a estas peticiones, valora Forcada, no está a la altura. Ni hay anuncios relevantes para reforzar la Atención Primaria, ni medidas ambiciosas para mejorar el ritmo de vacunación. En la actualidad, el cuello de botella lo provoca la falta de vacunas. Pero, tras los últimos compromisos adquiridos por Pfizer, Moderna y AstraZeneca, el reto volverá a estar, como a principios de enero, en distribuirlas a la velocidad suficiente. La primavera dictará el éxito o el fracaso.

 

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • Antonio O´Connor Antonio O´Connor 02/02/21 18:35

    La semana Santa es para los catolicos, asi que a ser consecuentes, nada de viajes, a rezar y hacer penitencia, siendo coherentes con lo que se conmemora

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • alcornoque alcornoque 02/02/21 12:04

    ¡Qué envidia de la acertada gestión de la pandemia que están realizando algunos países asiáticos y de Oceanía! Hace unos días vi a Rafa Nadal jugando uno de los primeros partidos del Open de Australia. El Rod Laver Arena, estadio con capacidad para 15.000 espectadores, estaba lleno de público sin mascarilla. Eso sí, a su llegada a Australia, Nadal tuvo que guardar una cuarentena de 15 días, además, imagino, de pasar varias PCR. En contraste, en los países europeos y americanos, la estrategia de "convivir con el virus" está destrozando vidas, salud y economía a mansalva, y con las nuevas variantes del virus que van apareciendo el fin de todo esto es incierto.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Jugaronce Jugaronce 02/02/21 10:55

    Dice Alberto Cortez en un maravilloso poema lo siguiente:
    Que suerte he tenido de nacer
    Para entender que el honesto y el perverso
    son dueños por igual del universo
    aunque tengan distinto parecer.
    Precioso si fuese de verdad así.
    Yo antepongo esta otra rima de mi humilde cosecha:
    Que suerte he tenido de nacer
    para guardar, del fascismo, la distancia
    y por haber comprendido la importancia
    dee, con él, no tener nada que ver.
    Viene esto a cuento de que, en mi opinión, mientras el honesto sí entiende que todos somos dueños del universo y se limita a vivir y dejar vivir, el perverso( el fascismo) cree que el universo solo le pertenece a él.
    Y como quiera que en mis comentarios se nota demasiado mi animadversión contra el fascismo que representa la señora Ayuso, y nadie tiene por qué leer mis exabruptos ni acompañar mis fobias, he decidido dejar de opinar más.
    En otra estrofa del poema, dice:
    Que suerte he tenido de nacer
    para callar cuando habla el que más sabe.
    Aprender a escuchar, esa es la clave,
    si se tiene intenciones de saber.
    Desde este mismo momento me doy por enterado y tomo buena nota.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • PedroLibre PedroLibre 02/02/21 10:52

    Dice el autor de la columna que, “No solo se trata de alcanzar la inmunidad de rebaño, sino de proteger las vidas de las personas con más peligro de desarrollar una enfermedad grave en un contexto de una posible subida de la transmisión”, y a mi se me ocurre como siga aumentando el “REBAÑO DE JETAS” no vamos a conseguir salvar a demasiados de los denominados “VULNERABLES”.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • LuisM7 LuisM7 02/02/21 09:38

    Seguimos, siguen mas bien, en el absurdo. La única forma de salvar algo, vidas y economía es un confinamiento corto e intenso. Todas las zarandajas a medias que se han puesto en marcha solo están sirviendo para aumentar la lista de muertos y "heridos" y para dejar la economía hecha unos zorros. Los datos son tozudos por mucho que los quieran manipular. Esta claro que las "mediditas" no funcionan. En Madrid, se entra y sale de las zonas confinadas sin ningún problema, ni siquiera las medidas tomadas (supuestamente) tienen ninguna eficacia porque no se hacen cumplir. Es solo atrezzo. Volver a la carga con la Semana Santa es como para que los sanitarios se pongan en huelga de brazos caídos. No lo van a hacer porque en su mayoría tienen mas vergüenza y profesionalidad que esta banda de parásitos que están a los mandos. De los míos y de mi ya procuro yo encargarme. No se puede contar con estos mediocres dedicados a dirigir cualquiera de las administraciones y a los administrados. Cuídate tu, que como dependas de estos, te puedes dar por jodido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Pelias Pelias 02/02/21 08:27

    Por favor señores de infolibre no caigan ustedes también en la trampa del lenguaje que los malos "contables", desinteresados totalmente por la vida de los ciudadanos empezaron a utilizar primero en las vacaciones de verano, luego en los diverso 'puentes' que ha habido,, después con la "señora Navidad" y ahora con la "señora Semana Santa". NO HAY QUE SALVAR NADA DE ESO, NI CAER EN ESA RETÓRICA DE MENTIRA Y CASI CRIMINAL. Son muchas las miles de muertes y contagios ocasionados con esa monserga peligrosa. ¡Ya está bien!

    La economía, única y exclusivamente, podrá salir a delante si salvamos la vida de los que producen la riqueza que son los ciudadanos, lo demás es pura filfa.

    ¡Y menuda Ministra de Sanidad nos ha caído en suerte! ¡Ella también es de las que quiere salvar Semanas Santas y cosas parecidas! ¡Qué gran desgracia! ¡Cómo se parece a la gran "contable" de este país: la Ayuso y su segundón el Aguado. Los peores virus que sufrimos los madrileños.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Anibal Espaloma Anibal Espaloma 02/02/21 01:36

    ¡¡¡Ya está bien de que insulten nuestra inteligencia con mentiras y falsedades de libro!!! Ya está bien que cualquier personaje tocado por la gracia del BOE pretenda vendernos sus mentiras o ignorancias onambas cosas a la vez. Ya está bien de medios descerebrados o falaces o ambas cosas y lamentable que Infolibrexse sume acriticamente. Al ritmo de 50.000 dosis día queces una punta para vacunar al 70% de la población se necesita con dos dosis tres años y medio, es decir para mediados de 2024 y para fin de año es decir para 31 de diciembre habría que multiplicar por 3.5 veces la capacidad de poner dosis y para el verano digamos 1cde julio, habría que multiplicar por 7 la capacidad de las 50.000 diarias que es un techo. ¿Se ha enterado la dirección y periodistas de Infolibre? Es muy simple con una calculadora no se necesita ni saber multiplicar ni dividir. ¿ Y cómo se va a hacer sea multiplicación por 7 de la capacidad de poner dosis? ¿Rezando a Dios los creyentes, invocando la Sra. Darias a su benefactor Sanchez, racionalizando el que por el Sr. Iglesias con la santa palabra del convalidado Casado y así con los próceres restantes o serán los medios quexse enterarán de lo idiotez que nos cuentan unos y otros. Lamentable y deprimente que estemos sin un medio que pregunte como se va a lograr cese 70% para el verano. Para darse de baja y encima el Sr. Director y el de otro mediobescuchan a un demagogo hablar de nacionalizarcque es muy legítimo y no se les ovurre preguntar al reclamante con que se va a pagar la nacionalización porque una cosa es nacionalizar y otra confiscar inviable constitucionalmente y excluido del acervo comunitario y claro a lo mejor se piensa pagar con cromos de Iglesias Garzon o como las deudas de IU. Pero de que nacionalizacion habla ese señor que esta de vicepresidente? No será la revolución pendiente a lo Giron de Velasco pero en versión Iglesias Turrion? ¡¡Que país y que medios!!

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    1

  • Jugaronce Jugaronce 02/02/21 00:45

    Claro que siempre nos quedará la opción a los mayores de ponernos a trabajar de camareros.
    Para que luego las malas lenguas y los que”odian” a Madrid vayan diciendo que la señora Ayuso es una incompetente que ni sabe ni ha sabido en ningún momento gestionar la pandemia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Jugaronce Jugaronce 02/02/21 00:29

    “El pulso entre la variante británica y la vacunación de vulnerables marcará una Semana Santa difícil de salvar”.
    Eso será así en el resto de España, porque la señora Ayuso ya tiene la solución, a favor de la vacunación de “vulnerables, por supuesto.
     Está  “estudiando” ( y cuando  está señora dice que está estudiando es para que los demás huyamos despavoridos) vacunar de manera prioritaria al sector  de la hostelería.
    Es de suponer que dentro del sector incluirá también el sector taurino ( tal vez incluyendo, valga la redundancia, a los propios astados).
    Como el dilema entre vacunación y nueva variante del virus está prevista para Semana Santa, lo que podemos esperar los mayores (presuntamente vulnerables) es que la señora Ayuso nos rebaje otro escalón en el orden prioritario de vacunación, incluyendo previamente, por detrás de hostelería y tauromaquia, a los “costaleros” y a los “cofrades”, matando así dos o tres pájaros de un tiro al salvar a sus  “vulnerables” y, de paso, la Semana Santa.
    Eso sí, en su día dijo a todo aquel que la quisiese oír, y a los que no lo queremos también, que, después de que se diera a conocer la catástrofe sanitaria en la residencias de mayores, como consecuencia de su infame gestión, 
    que a partir de entonces  “iba a tener a los mayores en palmitas”.
    ¡Menos mal!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • norb43 norb43 02/02/21 00:25

    Las enfermeras seguro que quieren hacer el esfuerzo, pero es posible que Díaz Ayuso no facilite su
    trabajo, salvo que sea para salvar la hostelería que es el único colectivo al que está dispuesta a salvar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

Lo más...
 
Opinión