X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La situación en el PP

Casado intenta tapar con la venta de la sede el fiasco del PP en Cataluña y su falta de explicaciones sobre la corrupción

  • El líder conservador culpa de lo ocurrido en Cataluña a Pedro Sánchez, a la prensa y la dirección del PP catalán
  • Casado dice que la escasa participación “penaliza a los partidos moderados, constitucionalistas y con un electorado más mayor”, obviando que en las elecciones gallegas de 2020 votó aun menos gente y Feijóo sacó mayoría absoluta
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti 

Fernando Varela
Publicada el 17/02/2021 a las 06:00 Actualizada el 17/02/2021 a las 15:21
Periodistas en la puerta de la sede del PP de la calle Genova número 13 de Madrid.

Periodistas en la puerta de la sede del PP de la calle Genova número 13 de Madrid.

Efe

No habrá, de momento, refundación del PP, como demandan algunos sectores del partido, todavía minoritarios. Pero sí un gesto simbólico que, de paso, vendrá muy bien a las finanzas del partido: Pablo Casado ha ordenado vender la emblemática sede central de la calle Génova número 13, producto del poder económico de los conservadores en los años de vacas gordas y éxito en las urnas. ¿Su objetivo? Desprenderse de un símbolo histórico para representar una ruptura con la etapa de la corrupción aprovechando que estos días un tribunal de justicia trata de determinar si el PP pagó obras en el edificio con dinero negro.

El de Génova es un inmueble al que ordenó mudarse Manuel Fraga cuando el partido todavía era Alianza Popular (en febrero de 1983) y que Mariano Rajoy mandó comprar en 2006, con Luis Bárcenas al mando de la caja del dinero, por 37 millones de euros. Algunos medios aseguran que el edificio puede venderse ahora por 50 millones, una suma que sin duda vendrá muy bien para enjugar total o parcialmente la deuda del partido. Según el último informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas el PP debía hace tres años 36,21 millones. La cifra habrá crecido desde entonces, sobre todo después del retroceso electoral que sufrió el PP en 2019.

Un mensaje muy disinto al que el propio Casado difundía en 2018:

 

 

A quienes le pidieron una reacción tras el fracaso de las elecciones catalanas, Casado les ofreció vender la sede y abrir un buzón anónimo para que quien quiera pueda denunciar cualquier práctica de corrupción. Y, para sorpresa de muchos, no volver a hablar de Bárcenas y de la corrupción. Ni él ni su equipo, proclamó, volverán “a dar explicaciones sobre ninguna cuestión pasada que corresponda a una acción personal que no haya sido en beneficio del partido o incluso haya podido perjudicarle”. “Sencillamente”, añadió, “no nos lo podemos permitir con el calendario judicial que se avecina. El coste electoral ha sido y es tremendo, y el daño para la urgente alternativa que necesita España es inasumible”.

Eso fue todo. No habrá cambios en la cúpula, incorporación de nuevas personas ni giros estratégicos.

El presidente del PP se propone ahora continuar la travesía hacia el centro que anunció el año pasado como principal estrategia para reunificar el espacio político a la derecha del PSOE y culminarla en otoño en una convención, la segunda que se celebrará bajo su mandato, para “ampliar” la “base electoral [del partido] en el centro político” sobre la base de “principios y valores constitucionales y europeístas” que él a menudo opone a los que defiende Vox. Un viaje al centro, sin embargo, que pretende hacer compatible con seguir apoyándose en la ultraderecha para gobernar comunidades autonómicas y ayuntamientos tan importantes como Madrid, Andalucía o Murcia.

Si algún dirigente conservador esperaba que Casado hiciese autocrítica por el desastre electoral de Cataluña se quedó con las ganas. El diagnóstico que el líder del PP hace de lo ocurrido este domingo sólo detecta causas externas al partido y a sus propias decisiones. Fue, dijo a sus compañeros de partido, “una tormenta perfecta” organizada por sus “adversarios” políticos, fundamentalmente Pedro Sánchez, su Gobierno, la Fiscalía, el CIS, el PSOE y la prensa, que según el calló sobre los escándalos de otros mientras se dedicaba a hablar, todos los días, de Luis Bárcenas y de la corrupción en el PP.

“Lograron que tuviéramos que estar ocho días hablando de un tema pasado” que según él “nada tiene que ver” con la actual dirección del PP. “Sólo hay que repasar las decenas de portadas, editoriales y columnas publicadas y las horas y horas de televisión y radio sobre el tema”, se quejó.

Él, naturalmente, no tuvo ninguna responsabilidad. Tampoco en el diseño de una campaña que también recibió muchas críticas. Ahí las decisiones, subrayó, las tomó el candidato, Alejandro Fernández. Desde la estrategia electoral a la decisión de concurrir en solitario y no en coalición con Ciudadanos, pasando por “el lema, el programa y la orientación de la campaña, así como de la configuración de las listas electorales”. También “la apuesta de integrar a personas procedentes de otras formaciones”, que ha hecho que de los tres diputados conseguidos el domingo solo uno tenga carné del PP.

Tampoco influyó, desde su punto de vista, su implicación personal en la campaña, que según algunos dirigentes eclipsó al candidato. Si así fuera las culpas también estarían repartidas con los barones que participaron en actos electorales, sugirió.

Críticas a Rajoy

Ni una palabra de su decisión, estrictamente personal, de criticar en plena campaña la gestión que Mariano Rajoy hizo de la crisis catalana en los días previos al 1 de octubre de 2017 y el día del referéndum de autodeterminación. Ni de su afirmación, desmentida por otros dirigentes, de que se negó a ejercer como portavoz del PP aquel día porque estaba en desacuerdo con lo que estaba pasando —dos días después salió en TVE respaldando sin reserva alguna la labor de Rajoy y las cargas policiales del 1.O—.

La pérdida de un escaño, se justificó ante los demás dirigentes del PP, fue producto de “las circunstancias” y específicamente de la escasa participación, que “penalizó a los partidos moderados, constitucionalistas y con un electorado más mayor”. Una excusa, que no resiste la comparación con las elecciones gallegas de 2020: Alberto Núñez Feijóo obtuvo entonces mayoría absoluta con una participación bastante más baja que la de Cataluña este domingo (49% frente a 54%). Eso sin contar con que la de Galicia es la tercera comunidad más envejecida de España, bastante por encima de Cataluña.

En su intento de minimizar los malos resultados de su partido, Casado llegó al extremo de tratar de ningunear la victoria del PSC diciendo que sólo consiguió el domingo 40.000 votos más que Miquel Iceta en 2017 y pasando deliberadamente por alto que los socialistas ganaron las elecciones. Para completar su particular aritmética electoral —en la que a propósito obvió los efectos de una participación alta o baja en el reparto de escaños— comparó ese dato con los resultados del PP nada menos que de hace diez años. Entonces, dijo, su partido logró apenas 16 escaños con “casi medio millón de votos”.

En su análisis autoexculpatorio, Casado también comparó el sorpasso de Vox con el que sufrió el PSOE el año pasado en Galicia a manos del BNG —una formación que sólo se presenta en las provincias gallegas—, sin que eso diese lugar a que Pedro Sánchez asumiese ninguna responsabilidad. O con el retroceso que sufrió el PP en 2017, de 19 a cuatro escaños, con Rajoy al frente del PP. “Nadie pidió entonces autocrítica”, recordó en defensa propia.

Para el líder del PP, lo ocurrido el domingo es el resultado de que la polarización política en Cataluña ha reducido “el espacio central de moderación al mínimo exponente”. Desde su punto de cierta, en ese espacio no está el PSC, que según todos los analistas acaba de ganar las elecciones precisamente desde el centro del arco parlamentario catalán.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




45 Comentarios
  • juliodt juliodt 17/02/21 22:24

    AHORA RESULTA QUE LA CULPA DE LA CORRUPCIÓN DEL PP LA TIENE UN EDIFICIO. ESTE TÍO NOS TOMA POR TONTOS.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • GRINGO GRINGO 18/02/21 09:52

      Están tan acostumbrados a cambiar de careta, que creen que todo sigue valiendo, con tal de mantenerse en el cargo...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Poirot Poirot 17/02/21 20:53

    Da la casualidad de que la sede de la Audiencia Nacional también está en la calle Génova. Seguramente el Partido Podrido buscará una nueva sede en la calle SICILIA. Las mafias la utilizan frecuentemente,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Hammurabi Hammurabi 17/02/21 19:53

    Esa sede de la que usted me habla........

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • luzin luzin 17/02/21 19:03

    Si el Estado sufraga el 99.9 % de los ingresos de los partidos, el 99.9 % de lo obtenido en la centa debería ser reintegrado al fisco

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • Pacoescolano Pacoescolano 17/02/21 22:36

      Luzin, pues se ve que al PP no le bastaba con el 99.99 por cien. Salut.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • 74camilo 74camilo 17/02/21 18:52

    Podían abrir una charcutería en la sede. Especialidad chorizos y chacinas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • GRINGO GRINGO 18/02/21 09:55

      Y, un "puticlub" ??, al fin y al cabo allí no ha habido más que......

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Briznas Briznas 17/02/21 17:39

    Si yo fuera Casado, aceptaría la realidad y me volvería a Palencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • GRINGO GRINGO 17/02/21 18:29

      O, a JarvAravaca...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Pelias Pelias 17/02/21 16:24

    Pero la mona o el mono, según el archisabido refrán, se vista o se desnude, mona o mono se queda. ...
    Lo que hace falta no es que se cambien de piso, sino que ya no roben ni mientan más

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • nosé nosé 17/02/21 16:13

    Es decir, yo robo un valiosos cuadro y me dicen que soy un ladrón, pero tiene que demostrar que yo soy un ladrón, pero tengos múltiples amigos en los mejores sitios para que no me llamen ladrón y, si algo me salpica, pues, para que sea todo "normal" vendo el cuadro robado o lo alquilo a cualquier museo a cambio de unas minutas. Me pongo al frente del partido, me orgullezco de ser el líder de un Partido corruPto, pero al mismo tiempo digo que todo se queda atrás y hago que empezamos de nuevo, con la misma firma, con los mismos miembros y seña y señal de de fondo , pero todo es "nuevo". Seguro que va a desligar de su Jefe, un tal JM Azznar que es un ser bipolar y mal gestor de los hechos acaecidos en su mandato? Seguro que va a desdeñar a un tal M. Rajoy y una tal de la Cospetal??? Esa señora que lo puso en la palestra del mando del Partido corruPto? Vamos a ver acontecimientos venideros. Cambiar todo, para que todo siga igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • JIRS JIRS 17/02/21 16:07

    Yo pensaba también que lo de vender o trasladarse de sede era una maniobra de distracción para que se hablara de eso, y no de la corrupción y juicios que les vienen encima, o del desastre de las elecciones catalanas.
    No se si será información contrastada, pero esta mañana decían en la cadena SER que el motivo real es porque no tienen un duro para pagar las hipotecas que tienen. Al menos daban cifras que parecían verosímiles y coherentes.
    De modo que, si es así, el motivo real es que debido a todos los malos resultados electorales (menos diputados y cargos públicos = menos subvenciones), y al no poder seguir financiándose ilegalmente a través de las mordidas de las constructoras y otras empresas (en la misma medida que lo habían hecho durante los últimos 40 años; que no quiere decir que no lo sigan haciendo ahora; presunto ejemplo: almacén Zendal que iba a costar 50 millones y van por 130 millones) , están más que "caninos".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • EAJ49radio EAJ49radio 17/02/21 16:04

    Visto con retrospectiva parece que Casado se está llevando todos los finiquitos de sus antecesores en collejas, se lo merece porque él estaba ahí cuando robaban a manos llenas y lo sabía, qué esperaba, su oportunidad para llenarse también los bolsillos? Pasó su hora, (los demás, sus compañeros, muchos, se han hecho ricos a costa de lo público), y está recogiendo su herencia que ya se sabe que las susodichas si no renuncias te quedas con todo, en este caso para él ha sido: vivir de P. madre, máster por el morro y toda la mierda de su partido, éso que se sepa.

    Ha sido una persona tan deleznable en sus declaraciones, tan miserable en la lucha contra la Pandemia, tan mezquino y con tan poca empatía que todo se lo ha ganado a pulso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4



 
Opinión