X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Residencias de mayores

España crearía casi 40.000 empleos con 75.354 nuevas plazas residenciales para mayores, según los expertos

  • El envejecimiento de la población es ya un hecho en la Unió Europea ya que la población mayor de 65 años correponde con un 19,20% de la total
  • El presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez Artés, ha achacado los problemas surgidos en las residencias durante la pandemia al colapso sanitario y a la falta de suministros de material más que a problemas de gestión internos

Publicada el 27/02/2021 a las 17:53 Actualizada el 27/02/2021 a las 18:29
Un anciana en la Residencia Centro Casaverde Navalcarnero.

Un anciana en la Residencia Centro Casaverde Navalcarnero.

Europa Press

España crearía 37.677 puestos de trabajo con 75.354 nuevas plazas residenciales de atención a la dependecia de personas mayores, según se desprende del proyecto Mayores Europa, presentado esta semana por la Fundación Economía y Salud. La iniciativa se ha presentado en el marco de una jornada en la que se han analizado los antecedentes y estado actual de los recursos residenciales en la atención a la dependencia en Europa y en España con el fin de formular una propuesta concreta de creación de camas para alcanzar la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 5 plazas por cada 100 personas mayores de 65 años, según informa Europa Press.

Por ello, Mayores Europa se centra en la creación de 1.226.498 camas para aquellos países de la Unión Europea que no alcancen la ratio recomendada por la OMS, lo que generaría 613.249 nuevos empleos con una inversión de 73.590 millones de euros, mediante una adecuada colaboración público privada.

En el caso de España, la creación de 75.354 nuevas camas residenciales generaría 37.677 puestos de trabajo con una inversión privada de 4.521.240.000 euros y una reducción del déficit público durante los próximos 6 años, con apoyo de los fondos Next Generation EU & nuevo Marco Financiero Plurianual 2021-27.

En apoyo a este proyecto, se ha llevado a cabo el estudio El sector de la atención a la dependencia en la Unión Europea, recogido por Europa Press, un informe en el que se enfatiza que el envejecimiento en la Unión Europea es un hecho ya que en 2005 la población mayor de 65 años correspondía con el 15,60% de la población total, en 2019 aumentó hasta el 19,20% y se estima que para 2040 sea el 26,80%. En España supone el 16,80% en 2005, 19,40% en 2019 y se estima el 31,30% en 2040.

Mientras, el volumen de negocio medio en el sector de atención a la dependencia en 2019 en la UE asciende a un 1,55% del PIB, alcanzando los 216.000 millones de euros anuales. En España el porcentaje es de 0,71% que supone 859 millones de euros.

En España se atendía en 2009 a 717.044 personas beneficiarios de la Ley de Dependencia. Diez años después la cifra asciende en 385.037. La lista de espera actualmente es de 854 personas, más 159.193 que se encuentran pendientes de resolución, según los autores del estudio.

Por ello, afirman que la inversión tendría repercusiones que supondrían retornos positivos para las administraciones debido al ahorro en prestaciones sociales, ingresos fiscales y a la estimulación de la actividad económica.

La dependencia, un sector estratégico

En la que presentación de la iniciativa el presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez Artés, manifestó que "el proyecto pretende resolver el problema de la lista de espera de las personas mayores en situación de dependencia".

Giménez Artés analizó también los problemas surgidos en las residencias durante la pandemia de covid-19, achacables en su opinión a un colapso sanitario y a una falta de suministros de material sanitario más que a problemas de gestión internos.

Además, concluyó que "no cabe duda" de que se trata de "un sector estratégico que no solo procura calidad de vida a las personas mayores, sino que puede suponer un indudable apoyo al sistema sanitario si se establecen las adecuadas coordinaciones sanitarias y sociales, así como un claro estímulo a la actividad económica generando inversión, empleo e importantes retornos económicos".

La presentación también contó con la asistencia de la directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España, María Andrés Marín, quien destacó que "la Unión Europea se enfrenta a un desafío demográfico con importante envejecimiento de la población y baja tasa de natalidad". "La UE representa una población reducida frente al mundo. España es un país donde la tasa de natalidad es muy baja. La demografía importa en todo y en el desarrollo regional. Por ello la UE desempeña un papel auxiliar en la lucha por los desafíos demográficos ya que la epidemia está teniendo un fuerte impacto en toda la zona", detalló.

El vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y presidente de Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), Miguel Garrido de la Cierva, también presente en el acto, abogó por "fomentar la iniciativa privada para solucionar el problema que tenemos con la falta de plazas". "En esta sociedad hay que agradecer el papel de las residencias en la lucha contra el coronavirus sin ser centros sanitarios. La pandemia nos ha enseñado que hay que potenciar el sector ajustándolo al coste real. Tenemos que convencer a las administraciones de todo ello. Agradezco desde CEIM la atención a las personas mayores y por tener iniciativas empresariales", afirmó.

El rector de la UNED, Ricardo Mairal Usón, cerró el acto haciendo hincapié en que "se dibuja un escenario preciso y exacto en cuanto a desafíos de envejecimiento". "Estoy seguro de que la universidad debe estar cercana a los desafíos de la sociedad ya que aportamos el conocimiento que generamos en investigación. Envejecimiento y Ley de Dependencia dependen del peso de la ciencia y el conocimiento por la capacidad de anticipar. Innovación con mayúsculas supone la capacidad de anticipar lo que va a ser pertinente en los próximos años", vaticinó.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión