X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
La situación en el PP

Casado enumera los problemas del PP y ninguno es responsabilidad suya

  • El líder de la oposición se queja de que “ahora un partido serio y responsable no está de moda”, triunfa el que “insulta” o el que “grita más”
  • “Nosotros, al haber sido elegidos en primarias no podemos emanciparnos [como hizo Aznar de Fraga]. No hemos tenido la suerte de romper, que se cambien unas siglas y se parta de cero”, señala Casado
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti

Fernando Varela
Publicada el 03/03/2021 a las 06:00 Actualizada el 03/03/2021 a las 10:32
José María Aznar y Pablo Casado en un acto organizado en torno al 25º aniversario de la primera victoria del PP.

José María Aznar y Pablo Casado en un acto organizado en torno al 25º aniversario de la primera victoria del PP.

Efe

Pablo Casado recurrió este martes a toda clase de comparaciones para tratar de explicarse. Con la época que le tocó vivir a José María Aznar, con la de Mariano Rajoy, con otros países. Acudió a un coloquio organizado por Aznar en torno al 25º aniversario de su primera victoria en unas elecciones generales y la comparación de aquel partido, capaz de derrotar al PSOE de Felipe González después de una refundación y de reunificar a toda la derecha, con el suyo, le obligó a justificarse. Como él mismo recordó, citando precisamente al ganador de las elecciones de 1996, lo tiene más difícil que cualquiera de sus antecesores. Aunque en la lista de dificultades a las que tiene que hacer frente no citó ninguna que tenga que ver con las decisiones que ha tomado desde que llegó a la presidencia del partido.

La primera queja de Casado tiene que ver con la manera en que según él se hace política en la actualidad y se traslada a la opinión pública. Si comparamos lo que ha pasado en otras legislaturas en España o en otros países recientemente, explicó, en estos momentos es “más difícil”. “Los debates que se dan ahora mismo en España, y no hay más que ver los medios de comunicación de ayer, hoy o mañana”, no tiene que ver con los problemas que importan, como la urgencia de la pandemia, el paro, el fracaso escolar, o la insostenibilidad de las pensiones. Se imponen siempre, según él, “los debates estériles creados artificialmente” como, puso por ejemplo, la Ley Trans.

“La campaña catalana” según Casado “ha sido un paradigma de esto”. El PP, recordó, presentó en campaña hasta cuatro recursos de inconstitucionalidad pero “nada se habló de esto”. Las propuestas del PP, se quejó, se silenciaron. Lo único que importa es “lo que el Gobierno te deja. Y como no contestes a eso, es que te escondes. Y si contestas, que qué estrategia más errónea. Es muy complejo. La urgencia que se imprime ahora mismo a la actividad política y de comunicación creo que es suicida para la sociedad española” porque lo que, según él, hace falta es “reposar los temas, forjar alternativas creíbles, sensatas, coherentes y no desviarnos del rumbo”.

El problema es tal que ya no se trata de que al PP le falte proyecto, sino que los medios no dan cuenta de él. El PP, explicó, ya trabaja en una alternativa programática al Gobierno para las próximas elecciones con la ayuda de la Fundación FAES que culminará en la convención programática de otoño, “pero a veces es inaudible para la opinión pública. Al final de lo que se habla es del último tuit o de lo que el último teletipo de Moncloa pretende que se hable”, se quejó de nuevo.

La culpa viene a ser de los medios. Ahora hay lo que llamó “una desintermediación absoluta”. Los medios de comunicación ya no informan todos los días, tienen “que informar todas las horas. Y eso hace que el discurso político suene a una especie de tocadiscos que parece que va muy rápido, con muchos saltos en la melodía. ¿Por qué? Porque la noticia sobre mí ahora probablemente sea distinta de la de mañana o de esta tarde”.

“No es que los políticos estemos ahora pasados de vueltas e informemos más o hagamos más”, prosiguió. “Hacemos lo mismo pero con un foco mediático y en redes sociales” que informa cada hora de lo que hacen cuando en 1991, en la época en la que Aznar se preparaba para ganar a González, “se hacían grandes discursos, se hacían muchas reuniones que no eran públicas y lo que quedaba era ese proyecto de ley o esa intervención parlamentaria” de la que se seguía hablando toda la semana. La consecuencia, resumió, es “la distorsión de los que viene a ser el discurso en política”.

La segunda gran dificultad que afronta su hoja de ruta para ganar las elecciones es que la moderación ya “no está de moda”. Cuando Aznar recorrió su camino hacia la Moncloa “la socialdemocracia se avergonzaba“ y “ya daba paso a gobiernos conservadores, liberales y democristianos” en gran parte de Europa. “Esa corriente es capitalizada por el PP”, pero ahora “vemos exactamente lo contrario. Ahora un partido serio y responsable no está de moda”, sentenció.

Algo que de nuevo tiene que ver, en su opinión, con el mundo de la comunicación y los medios. Ahora, puso como ejemplo, “si hacemos una sesión en el Congreso en la que se cita a varios autores o en la que vas sin papeles, o si haces una entrevista en la que intentas sobrepasar el día a día, estás completamente fuera. Ni eres retuiteado ni eres reflejado en los telediarios: sencillamente no eres alternativa”. “Te tienes que acomodar a los demás porque claro, tienen más retuits, tienen más noticias porque gritan más, porque insultan más”.

De la corneta a la campana

A diferencia de Aznar, que en su momento tuvo “que llevar el partido a donde estaba la mayoría social”, a él le toca hacer algo mucho más difícil: “Mover a la mayoría social a la centralidad del partido, porque estamos en una España absolutamente polarizada. No se trata ya de tocar la corneta y decirle al partido ‘vamos hacia allá’; se trata de tocar la campana y conseguir que esa mayoría silenciosa y tranquila, pero ahora polarizada en los extremos, vuelva al PP. Y de resistir los cantos de sirena de aquellos que nos quieren forzar a que nos movamos del espacio en el que nunca ha dejado de estar el PP”.

En esta lista de problemas a los que está obligado a dar respuesta, ninguno de los cuales tiene que ver con su gestión al frente del PP –de hecho situó el inicio del retroceso electoral en el año 2015–, está también el verse obligado a pelear con grandes partidos por el espacio del centro derecha que tratan de disputarle la hegemonía. “Es mucho más complicado” que en la época de Aznar hacer una refundación o reunificación del espacio electoral.

Como también no haber tenido la oportunidad de marcar distancias con el pasado. “Aznar consigue la emancipación de lo que ha recibido”, con el famoso “ni tutelas ni tutías” que pronunció su antecesor, Manuel Fraga. En cambio “nosotros, al haber sido elegidos en primarias no podemos emanciparnos. No hemos tenido la suerte de romper, que se cambien unas siglas y se parta de cero”, se lamentó.

Así que no les queda más remedio que “hacer, en términos ciclísticos, un demarraje. Tenemos que intentar correr más para extraer todo el partido necesario para ganar del pasado. No hay que volver a hacer el Partido Popular, hay que hacer popular al partido”, añadió.

A esas dificultades Casado sumó no haber tenido la oportunidad que según él sí tuvo Aznar de beneficiarse del bipartidismo. “En el 96 y 91 prácticamente era cuestión de cuándo le tocaba a la otra parte”. “La ruptura de ese bipartidismo” les complica las cosas. “Nuestro problema es que tenemos que disparar a objetivos móviles, muchas veces desde una posición móvil” porque ya no hay expectativas de voto que lleguen al 30%. En prácticamente ningún lugar de Europa, explicó.

La última penalidad a la que tiene que hacer frente y que cree que no se puede comparar con otras épocas es lo que llamó “la fatiga de materiales”. En 1996 Felipe González llevaba 14 años gobernando” y Aznar no le gana hasta siete años después de su llegada a la dirección del PP. “Nosotros llegamos a los dos meses” de que Pedr Sánchez alcanzase la Moncloa. Eso sin contar añadió, que el Gobierno de Rajoy cayó “por los motivos que aducen en la moción de censura” (la corrupción), que en cambio en 1996 jugaron a favor de Aznar.

Para vencer este catálogo de dificultades, Casado pidió tiempo hasta la próximas elecciones generales para ser escuchado y ganar la “confianza” de la gente. Para ganar hace falta tener, dijo, “tranquilidad, paciencia prudencia y perseverancia”. Si la tiene, remarcó, “al final conseguiremos llegar al Gobierno de España”.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




16 Comentarios
  • whipple whipple 09/03/21 10:08

    Según Casado, los problemas del Partido Popular están en la manera actual de hacer política-. Se queja de que en la actualidad se traslada a la opinión pública. Entonces cuando la política la hacen los ciudadanos, los perjudicados son "los políticos", quizá sería necesario que se lo hicieran mirar. Por algo será; hay que recordar que los ciudadanos les pagan para que hagan política para los ciudadanos y no para ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Grever Grever 03/03/21 13:45

    Cuándo se caerá el pimpollo este del guindo. Aún no se ha dado cuenta de que FAES lo considera amortizado, que tiene fecha de caducidad, que se comerá los marrones de la corrupción y que ya tienen repuesto para él.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • EAJ49radio EAJ49radio 03/03/21 13:33

    No me acuerdo en que medio leí, supongo que sería en algún artículo de Tinta Libre, en tiempos que empezaba la Gurtel, en tiempos de Aznar en una reunión que tuvieron con el yerno de Fabra éstos y Correa estudiaron cómo saquear y repartirse el pastel que, en ese momento, era los bienes públicos de los españolitos, de que forma estrujar y canalizar, (a través de empresas creadas por Correa y dirigentes del partido, como se ha visto) el flujo del dinero. De esa forma también acordaron territorios de influencia, auténtica mafia. Ya se vio en el bodorrio de la hija toda la creme de la creme.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Zulma Zulma 03/03/21 12:45

    ¿Es Aznar..."la nueva promesa", el nuevo candidato a presidir el PP?

    Hummm...Casado, no parece que lo sea. Menuda invitación, le hizo el "tito Aznar", para que participara en el acto en torno al 25º aniversario de su primera victoria en unas elecciones generales y la comparación de aquel partido.
    ¿Un cara a cara, Aznar - Casado?.
    - Aznar...inflado, loando sus hazañas, celebrando, engrandeciendo y resaltando sus cualidades o méritos.
    - Y Casado... de aplaudidor del pasado y justificándose...la "culpa es de".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Pelias Pelias 03/03/21 11:46

    ... Y no hay indicado el principal problema de su partido y, en cierta manera, también para toda la derecha, si quisiera ser mínimamente civilizada, que es él mismo. ¡Pena de personaje!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • El correo El correo 03/03/21 09:57

    No hay mas ciego que aquel que no quiere ver, tienen delante de sus narices ser un partido con posibilidades de Gobierno, tan solo haciendo dos cosas, la primera un congreso nacional de refundación con nuevas ideas y la segunda elegir presidente a Núñez Feijoo; no por ser un lumbreras, sino porque no tienen a otro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • unlector unlector 03/03/21 09:45

    si tan difícil resulta para Casado avanzar en los objetivos del partido, si tan escurridiza y grande le viene la actualidad, mejor harán organizado un 'cásting' para elegir a alguien más dotado.
    Sumado a que algunos barones le piden una y otra vez moderación y él sigue en sus trece de que ya lo es.
    Si no fuera porque VOX viene empujando, por mi Casado se puede quedar donde está, aunque duelan los oídos.

    Creo que se avecinan tiempos divertidos con 'el show de casa PP'.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • jumar jumar 03/03/21 09:23

    Casado, adelante no cambies .........

    No vaya a ser que estudies algo de Marxismo (filosofía, aunque tu viste la película) y te des cuenta de que hay que partir de la puñetera realidad y despues teorizar sobre eso (sin despegarte mucho).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • PedroLibre PedroLibre 03/03/21 09:08

    No se fíen, el VENTRILOQUO es el de la mascarilla. MONCHITO Casado solo mueve los labios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • xiana843 xiana843 03/03/21 09:02

    Hablo el Bellaco mentiroso, mintió siempre, con su milagro económico, claro vendiendo las joyas de la corona de las empresas y colocando en ellas a sus "amiguetes", mintió con la guerra genocida de Irak y siendo tan cobarde que aún no pidió perdón a los españoles como hizo Blair a los ingleses, mintió con la masacre del 11M, atentado yijadista perpetrado como consecuencia de la guerra de Irak, mintió con la corrupción que ya estaba implantada cuando el llegó al PP, y desde Fraga, y que el siguió consintiendo hasta el día de hoy, la muestra es que casi todos los miembros de su primer gobierno están implicados, miente como un bellaco y lo mas triste es que los medios le dan coba, vergüenza periodística, en muchos casos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12



Lo más...
 
Opinión