X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

La pandemia retrasa la emancipación de los jóvenes y afianza su lucha por el medioambiente y la igualdad

  • Un estudio elaborado por el Instituto de Juventud concluye que el porcentaje de jóvenes españoles que se plantea emanciparse ha caído hasta un 32,8%, lo que supone una bajada de 15 puntos con respecto al año anterior
  • Ocho de cada diez mujeres jóvenes se consideran feministas, mientras que sólo un 54% de hombres jóvenes se identifican con el feminismo

Publicada el 10/03/2021 a las 12:04 Actualizada el 10/03/2021 a las 13:31
Estudiantes realizan exámenes en la universidad.

Estudiantes realizan exámenes en la universidad.

Europa Press

El porcentaje de jóvenes españoles que se plantea emanciparse ha caído hasta un 32,8% en 2020, 15 puntos menos que antes de la pandemia del covid-19, cuando eran un 48%, según el Informe Juventud en España 2020, elaborado por el Instituto de la Juventud, que también muestra el compromiso de la juventud por la igualdad de género, la educación o el medioambiente.

El informe, presentado este miércoles, se basa en entrevistas a 6.467 jóvenes de entre 15 y 29 años, residentes en España, a los que se ha preguntado sobre la situación de la educación, del empleo, de la emancipación, por sus intereses y actitudes con respecto al ocio, la sexualidad, la igualdad de género y el cambio climático, así como por el efecto que la pandemia en sus vidas, según recoge Europa Press.

De los datos se desprende que la pandemia ha retrasado la emancipación en todas las franjas de edad: de 15 a 19 años, el deseo de emanciparse ha caído por debajo del 20% (frente a aproximadamente un 35% en 2019); en la franja de 20 a 24 años, ha pasado de poco más de la mitad a algo menos del 40%; y en la franja de 25 a 29 años, baja ligeramente hasta el 60%.

Sobre las razones para no emanciparse, en general, un 75% de jóvenes dice no hacerlo por falta de estabilidad o suficiencia de los ingresos. Asimismo, el estudio pone de manifiesto que la crisis del covid-19 ha afectado también al deseo reproductivo, aumentando el porcentaje de jóvenes que no quieren tener hijos del 16,8% al 18%.

También revela que la pandemia del covid-19 ha profundizado problemas como la precariedad y la inestabilidad laboral. Más de la mitad (52%) de los jóvenes entrevistados tiene contratos temporales, una temporalidad 30 puntos superior a la del resto de la población. Sin embargo, casi un 38% desearía trabajar más horas.

Al mismo tiempo, casi 4 de cada 10 jóvenes desempleados cree poco a nada probable encontrar trabajo en el próximo año mientras que un 66% considera que, tras la pandemia, sus oportunidades laborales y económicas serán peores que las de generaciones precedentes.

En 2020 han aprendido menos

Igualmente, el informe pone de manifiesto los efectos de la pandemia en la educación. En concreto, un 60% de los jóvenes cree que su aprovechamiento del curso académico se ha visto significativamente mermado; y un 11,2% afirman haber aprendido menos de la mitad que en un año normal.

La mitad de los alumnos declara además que la supervisión del profesorado es mejor en la enseñanza presencial y casi 8 de cada 10 prefiere ese método al online. El informe también aborda la repercusión psicológica de la pandemia y del confinamiento que ha afectado a un 32% de la juventud, siendo este impacto más intenso entre las mujeres.

Respecto a la sexualidad, los datos apuntan a una iniciación sexual "cada vez más temprana" y alertan del "recurso a la pornografía como escuela de sexualidad". En concreto, un 85% de los jóvenes varones declaran haberlo consumido al menos una vez, frente al 50% de las mujeres; y un 32% de ellos y un 24% de ellas dicen inspirarse "mucho" o "bastante" en el porno en sus relaciones.

Por otro lado, el estudio confirma que el interés de la juventud por la política se mantiene cerca del 40%, duplicando las cifras de la década anterior, y siendo el trabajo, la educación, la vivienda y la igualdad, los temas que más interesan a la juventud (8 y 9 puntos sobre 10).

Además, de los datos se desprende que la desigualdad de género es un tema de interés para el 77% de la juventud, y que un 83% considera que la violencia machista es uno de los problemas sociales más importantes.

Ellos defienden la igualdad pero no se definen feministas

Si bien, el estudio muestra que identificarse con la igualdad de género no es equivalente a identificarse como feminista para los hombres jóvenes. Mientras 8 de cada 10 mujeres jóvenes se consideran feministas, sólo un 54% de los varones se identifican con el feminismo, alcanzando un 70% quienes sí lo hacen con la igualdad de género.

En todo caso, la igualdad de género es la causa que más ha movilizado a la juventud (38%), seguida por la educación (15,5%) y el cambio climático (14,9%). Así, un 77% de los jóvenes estudiantes han participado en algún tipo de acción estudiantil, siendo las más frecuentes la participación en una huelga estudiantil y el voto para órganos de representación, ambas con un 58%.

Por otro lado, 4 de cada 5 jóvenes encuestados se interesan por las cuestiones vinculadas con el medio ambiente, siendo este interés particularmente intenso en la franja de 14 y 19 años. Casi 5 de cada 10 jóvenes siente una preocupación "máxima" por el medio ambiente (47% frente al 17% de adultos).

Según el Injuve, las conclusiones ratifican las consecuencias de la llamada "década pérdida" de una generación de jóvenes que se enfrenta a su segunda gran crisis económica y social, tras la de 2008.

No obstante, la directora general del Injuve, María Teresa Pérez, ve en los datos a una juventud "solidaria, inconformista, abierta, integradora, participativa, consciente de las desigualdades y discriminaciones que existen y preparada para asumir los retos y los cambios necesarios en los ámbitos de la educación, la digitalización, la transición ecológica o la erradicación del machismo y sus violencias".

Desde el Injuve aseguran su compromiso para "mejorar el funcionamiento de planes de inserción laboral como Garantía Juvenil", para "implementar medidas relativas a la vivienda que ayuden a la juventud a ser realmente independiente", para "ofrecer alternativas de ocio y movilidad enriquecedoras" y para "el fortalecimiento del tejido asociativo juvenil".

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión