X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Humor

El humorista David Suárez, a juicio el 4M por un tuit: "Empieza a haber un apoyo mayoritario que no sentí hace dos años"

  • La Fiscalía de Madrid pide un año y diez meses de prisión por un mensaje satírico sobre personas con síndrome de Down publicado en redes sociales
  • El también guionista cree que "hasta la gente a la que puede no gustarle" su humor entiende que la reacción es "desproporcionada", que la pena de cárcel es "excesiva" y que "la justicia está cometiendo un error"
  • Su abogada, Isabel Elbal, defiende que el ánimo del chiste era "hacer reír y eso excluye cualquier ánimo de delinquir"
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 22/04/2021 a las 06:00
Imagen del cómico David Suárez.

Imagen del cómico David Suárez.

D.S.

Martes, 4 de mayo de 2020. Es la fecha fijada para que los madrileños acudan a las urnas, pero también el día escogido para la celebración de un juicio de previsible impacto mediático: el que sentará en el banquillo de los acusados al humorista David Suárez. La Fiscalía de Madrid pide pena de cárcel para el cómico por un presunto delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales. El motivo, un chiste publicado en redes sociales hace dos años.

La asociación Plena Inclusión Madrid denunció al cómico al considerar que el comentario encaja en un "discurso de odio" contra las personas con discapacidad. La Fiscalía pide un año y diez meses de prisión, además de una multa de 3.000 euros por su mensaje "despectivo". También exige su inhabilitación como cómico durante el tiempo por el que se prolongue la condena y otros cinco años más, en los que además no podrá ejercer ningún oficio educativo en el ámbito docente, deportivo o de tiempo libre.

La pretendida serenidad de David Suárez al otro del teléfono no eclipsa la indignación que dice sentir. "Nadie espera nunca sentarse en el banquillo por un chiste", reconoce a infoLibre. Cree que el impacto del tuit ha sido deliberadamente sobredimensionado. "Esto que sucede en España parece que ha sucedido en un país no democrático", reflexiona. "No queda otra reacción que el estupor". A su juicio, "hasta la gente a la que puede no gustarle" su humor entiende que la reacción es "desproporcionada", que la pena de cárcel es "excesiva" y que "la justicia está cometiendo un error". "La calle está cansada de que nos den lecciones a través de la ley", concluye.

La Fiscalía entiende que Suárez cometió un delito penado en el artículo 510 del Código Penal. Este precepto castiga a todo aquel que lesione la dignidad a través de acciones que supongan humillación, menosprecio o descrédito "contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél" y por motivos que incluyen la discapacidad. El juicio que se celebrará coincidiendo con las elecciones de la Comunidad de Madrid se produce después de que el caso fuera inicialmente archivado. En mayo de 2019, la asociación denunciante llevó el chiste a los tribunales y el juez se inclinó por el sobreseimiento. Entendía que el mensaje era "desafortunado, grosero, zafio, repugnante y sin gracia alguna", pero no un delito. Los Fiscalía asumió inicialmente el archivo, pero finalmente secundó el recurso de la asociación. La Audiencia Provincial de Madrid revocó el sobreseimiento.

Isabel Elbal ejerce la defensa del acusado. "Un año y diez meses de prisión por hacer un chiste", resume al inicio de la conversación con infoLibre. "Un chiste que a nadie gustó, parece ser, pero que no deja de ser un chiste hecho por un humorista profesional, escrito en una cuenta de Twitter dedicada exclusivamente al humor", completa. Insiste en que "a nadie le gustó" el chiste y por ello el joven "recibió tomatazos, no aplausos". El conflicto "debía haberse quedado ahí", pero se ha dado "un paso más y se entiende que es un delito de odio". El ánimo del chiste, enmienda la letrada, no era otro que "hacer reír, y eso excluye cualquier ánimo de delinquir". En esta línea, se pregunta si "toda risa o mofa sobre un colectivo vulnerable debe ser entendida como delito".

La defensa se agarra al contexto para recordar que la interpretación del chiste debe enmarcarse dentro del humor. "No hay que banalizar los delitos de odio", apostilla la abogada, quien reprocha a la justicia estar llevando el Código Penal a "unos extremos que nunca quiso el legislador". Las consecuencias, a su entender, redundan en una "desprotección de la ciudadanía, que no sabe lo que está mal", pero los efectos son también el "desaliento y la autocensura" por parte de los artistas.

Suárez, sin embargo, se reconoce "optimista respecto al futuro" y cree que la evolución lógica es que "se persiga lo que realmente son delitos de odio, no relatos de ficción" donde encuadra él su trabajo. También se muestra optimista en cuanto al respaldo recibido. "Siempre ha habido apoyo, pero era minoritario. Ahora empieza a haber un apoyo que no sentí hace dos años", afirma.

El comentario le costó al humorista su despido del programa radiofónico en el que participaba. Fue una de las grandes consecuencias para el cómico. "Durante una época larga hubo un periodo de desierto a nivel laboral: las marcas por supuesto te abandonan, hay una losa laboral que vas arrastrando", subraya para a continuación añadir que "por fin están cambiando las cosas". Desde el inicio, el también guionista se defendió mediante un comunicado, argumentando que su intención "nunca ha sido y nunca será la de herir a las personas con Síndrome de Down, ni causar dolor o sufrimiento a sus familiares". En julio del pasado año, el propio David Suárez escribía en infoLibre que si la acusación "tiene como objetivo erradicar las conductas vejatorias hacia las personas de este colectivo, es ingenuo pensar que eso se conseguirá borrando un tuit de ficción o pidiendo cárcel por un chiste".

Cómicos a juicio

No es David Suárez el primer cómico que acaba en los tribunales y no es la primera vez que el manido debate sobre los límites del humor divide a la sociedad. El cantautor Javier Krahe fue los primeros en abrir la veda. Lo hizo con sus Instrucciones para cocinar un cristo, una grabación en la que el artista llevaba a los fogones un crucifijo. Fue hace más de quince años y el caso llegó a los juzgados por un presunto delito de ofensa a los sentimientos religiosos. Krahe fue absuelto de todos los cargos y el juez estimó que el vídeo suponía el legítimo ejercicio de una expresión artística que "con un componente burlesco" buscaba criticar "el fenómeno religioso en nuestra sociedad". El sentido del corto era, según el magistrado, inequívocamente "satírico, provocador y crítico".

En aquel juicio estuvo presente José Miguel Monzón, El Gran Wyoming, el mismo que años después se sentaría también en el banquillo. Lo hizo junto a Dani Mateo, en el año 2018. La denuncia partía de la Fundación Franco, entidad que reprochaba una parodia efectuada por los dos cómicos en torno a la exhumación de los restos del dictador, durante el programa El Intermedio. La Fiscalía de Madrid archivó la denuncia. Ese mismo año, el mismo Dani Mateo fue denunciado por sonarse la nariz en una bandera rojigualda. El juez, una vez más, se decantó por el archivo.

A distintos procesos judiciales tuvieron que enfrentarse los creadores y trabajadores de la revista El Jueves. En noviembre de 2007, la justicia condenó a sus dibujantes a pagar 3.000 euros de multa por un delito de injurias al príncipe heredero (artículo 491.1 del Código Penal), como resultado de una portada en la que Felipe VI y la reina Letizia mantenían relaciones sexuales. La causa sigue ahora en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Diez años después, en noviembre de 2017, el director y el subdirector del magazine fueron investigados por un delito de injurias, tras una denuncia del Cuerpo Nacional de Policía por un chiste sobre el consumo de cocaína por parte de las fuerzas de seguridad. La Audiencia de Barcelona archivó el caso y enmarcó la burla en el ejercicio de la libertad de expresión.

En 2018, son los dos rostros visibles de la revista Mongolia quienes se encuentran inmersos en un proceso judicial. La denuncia contra Darío Adanti y Edu Galán parte del torero Ortega Cano, después de que los cómicos reprodujeran en un cartel su rostro, sobre el dibujo del cuerpo de un alienígena, para promocionar su espectáculo en Cartagena. La revista asumió una indemnización de 40.000 euros por un ataque al honor del denunciante. El caso ha sido recurrido ante el Tribunal Supremo.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Benjamín Benjamín 25/04/21 17:59

    He tenido y tengo personas con síndrome de down muy queridas. Puede afirmar rotundamente que nadie que haya tenido la inmensa suerte de tener el más mínimo contacto con una persona de esta condición sería capaz del más mínimo acto de desprecio o mofa a cualquiera de ellos, por eso este supuesto chiste me parece que puede calificar a quien lo excretó; aún así, entiendo alucinante que pueda por ello ir a la cárcel y, aún más, que el fiscal pueda perder el tiempo pidiendo lo que en pura lógica el público debería decretar: que no pueda subirse a un escenario salvo para "actuar" ante gentes de su misma calaña.
     

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mig47 mig47 23/04/21 09:59

    Esta clarísimo lo intolerable de estas actuaciones y que le caiga el peso de la Ley que le corresponda. Después de esto, que pena corresponde a los que han publicado el cartel de los menas en Madrid, o peor aun, cual va a ser la actuación de la justicia contra los que han enviado carta con balas de fusil a varios miembros del gobierno y la Directora de la Guardia civil, y contra los que proponían fusilar a 26 millones de españoles hijos de su madre, o de la de ellos. El problema es que la justicia ha perdido el equilibrio de la balanza, la ley debe aplicarse, con todo su rigor, contra todos estos actos que denigran la dignidad humana y la democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • yokin yokin 23/04/21 09:45

    El hecho de que por un chiste te puedan meter en la cárcel muestra la calidad de nuestra Democracia "plena", por otro lado, al " chistoso" este, habría que decirle que se dedique a otra cosa, mofarse de las debilidades de otros no es una manera honrada ni digna de ganarse la vida, algunos tienen el sentido común en el culo, y cuando meten la pata con su falta de sensibilidad y empatía, hay que defenderlos de aquellos que les ríen la "gracia".Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Mjesus Mjesus 23/04/21 01:54

    Parece que a la abogada le hace reir esto que al parecer lo considera un chiste. Menuda pieza debe ser. 

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • quelonio quelonio 23/04/21 01:18

    Ir a la cárcel por ser patoso. ¿Qué será lo siguiente? ¿Encarcelar a titiriteros? ¿Quemar a sus muñecos de guiñol? ¿Hacer autos de fe con el Consejo General del Poder Judicial en pleno?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • AngoLito AngoLito 22/04/21 16:32

    Por suerte para este muchacho, se limitó a escribir dos líneas. Independientemente de lo soez, desaforunado, estupidez o como cada uno quiera denominar el tweet. Que si hubiera escrito un libro, quizás el debate sería si empalación o garrote Vil

    ¿Y si alguien lo ha encontrado cómico... Tambien puede, o debe, delinquir su sentido del humor?
    (Sí...por muy cutre o pésimo que sea...)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • atilaXXI atilaXXI 22/04/21 16:15

    Pide que lo inhabiliten como cómico. Y esto como se hace? Le prohiben reirs? o que otros sf rian de él?. Los que son de risas son los descerebrados dirigentes de estas organizaciones, que hacen muy poco en favor de los que ficen proteger y defender.
    Si hubiese dicho que la manada fue muy rápida porque se la hizo un funcionario saliendo de la oficina, también habría alguna asociación de funcionarios que lo denuncia por ofensas a su dignidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • jmam jmam 22/04/21 16:05

    Yo creo que chiste es otra cosa, esto es una burrada sin paliativos. A juicio no pero a limpiar el campo un dia de lluvia y con alpargatas a ver si se le aclara el cerebro

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • agucab agucab 22/04/21 15:54

    La democracia no consiste en decir lo que te dé la gana e insultar a cualquiera amparándose en la libertad de expresión.
    La democracia es el respeto a los demás, a las mayorías, a las minorías, al que piensa como tú y al que piensa diferente, al que es "normal" y al que "no lo es", al que tiene la razón y al que no la tiene...
    Pero lo que no es democracia es la burla descarnada contra el débil, contra el "diferente", contra el inocente...
    No es democracia reírse de los que no han podido elegir cómo van a ser cuando nazcan, que por cierto nos pasa a todos.
    Reírse del infortunio de los demás no es democracia, es mezquindad. Sobre todo cuando quien lo hace es un adulto que intenta sacar rédito de ese despreciable acto.
    Que hable la Justicia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    7

    • Mjesus Mjesus 23/04/21 01:46

      Totalmente de acuerdo, los nazis se expresaban de la misma forma ante personas con carencias. A este tipejo habría que aislarlo y mandarlo a la mismisima .......Misericordia con él ninguna.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • senenoa senenoa 22/04/21 14:44

    Está claro que ser un cretino no debería llevarlo a uno ante un juez. Si así fuera, no habría juzgados suficientes en el país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7



Lo más...
 
Opinión