X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
4M | Elecciones en la Comunidad de Madrid

Inspecciones, menos privatizaciones y más trabajadores: los programas del 4M ante el drama de las residencias

  • El PSOE pone el foco en la Atención Primaria; el PP, en incrementar las plazas y la seguridad; Ciudadanos aboga por más controles
  • La reversión de las privatizaciones está presente en los programas de Más Madrid y Unidas Podemos
  • La extrema derecha no ha hecho propuestas específicas
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 23/04/2021 a las 06:00
Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid antes del inicio del debate.

Los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid antes del inicio del debate.

La Comunidad de Madrid ostenta el trágico récord de haberse llevado la peor parte de la pandemia en lo que a fallecimientos de mayores en residencias se refiere. Los últimos datos del Imserso arrojan un panorama desolador. Desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 11 de abril, 6.221 ancianos han muerto en residencias de la Comunidad de Madrid por covid-19 o causas compatibles con el virus. La cifra, la más alta de todas las comunidades autónomas, representa el 21% de los 29.562 fallecidos en estos centros en toda España.

Pero los datos son todavía peores que los que arroja la estadística del Imserso si se tiene en cuenta que, según datos de la propia Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, entre mediados de marzo y finales de abril de 2020 fallecieron en las residencias madrileñas 5.795 a causa del coronavirus o con síntomas compatibles. El desfase se debe a que transcurrida la segunda ola, la Comunidad de Madrid dejó de computar en estas estadísticas los datos de aquellos residentes que fallecían en los hospitales, una decisión que ha mantenido hasta la pasada semana, cuando ha empezado a incluirlos de nuevo.

¿Hasta qué punto esta es una preocupación de los candidatos que se enfrentan a las urnas este 4 de mayo en la Comunidad de Madrid? ¿Son homogéneas las propuestas? ¿Hay diferencias entre los modelos para el futuro por el que abogan las formaciones de izquierdas y las tres derechas? infoLibre pasa el filtro a los programas y resume las principales apuestas para los mayores que viven en residencias de la Comunidad de Madrid.

Partido Socialista: por una Atención Primaria adecuada (37 escaños)

Una de las conclusiones más dramáticas que ha arrojado la pandemia es la de que la Atención Primaria vive de espaldas a las residencias de mayores. Sobre el papel, puede resultar chocante que haya residencias en las que no haya atención sanitaria las 24 horas del día. Pero, en realidad, es algo más que común. En la práctica implica una pérdida de derechos de las personas puesto que, antes de ingresar en estos centros, disponían de sus médicos o enfermeros de referencia en sus correspondientes centros de salud.

Puede decirse que el eje del programa [aquí, en PDF] del candidato Ángel Gabilondo intenta ir al fondo de este asunto. En el punto 34 aboga por "reordenar la Atención Primaria para, entre otras cuestiones dotar a las residencias de mayores” –también a las de personas con dis­capacidad– "de unos servicios de Atención Primaria adecuados a las necesidades" de los residentes. También aboga por diseñar e implementar "protocolos de coordinación y planes de contingencia entre la Atención Primaria y los servicios sociales generales y especializa­dos para una correcta atención a la población residente en cen­tros sociosanitarios y otros gru­pos de especial vulnerabilidad".

En el punto 35 queda por escrito el compromiso de desarrollar "una red de hospitales de media y larga estancia como sistema de apoyo a los servicios de Atención Primaria en las resi­dencias de mayores" y en el 43 el impulso de la Enfermería Fami­liar-Comunitaria para, entre otras cuestiones "cubrir ade­cuadamente las necesidades de atención en las residencias de mayores".

En la primera ola de la pandemia, a partir del 19 de marzo, por medio del llamado "protocolo de la vergüenza", el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso decidió excluir de la atención hospitalaria a toda persona mayor con alto grado de dependencia o deterioro cognitivo que sufriera covid.

Los socialistas también se fijan en el modelo de gestión, altamente privatizado y dominado por los conciertos. Así, proponen asignar a la Agencia Madrileña de Atención Social todas las re­sidencias de gestión indirecta –centros públicos gestionados por empresas privadas–. Asimismo, son partidarios de "elaborar un protocolo único de atención en todas las residencias, tanto de gestión di­recta como indirecta o contrata­das, de obligado cumplimiento, que también deberán cumplir las residencias privadas que opten a algún tipo de concierto o con­trato para la gestión de plazas públicas".

En un intento de cambiar la tendencia, los socialistas, en el caso de gobernar, se comprometen a "incrementar el número de plazas en residencias públicas, aprove­chando el aumento de los recur­sos asignados por el Gobierno de la nación para la aplicación de la Ley de Dependencia".

"Establecer como factor priorita­rio para asignar las plazas resi­denciales a los mayores la cercanía a su entorno actual, para que puedan desarrollar su vida próximos a sus familias, amigos y vecinos"y modificar los reglamentos de los centros con los crite­rios de participación, informa­ción y flexibilidad, dando mayor poder de decisión y gestión a quienes los usan" son otras de sus propuestas en este campo.

Partido Popular: un plan para incrementar la seguridad y más plazas (30 escaños)

En su programa [aquí, en PDF], los conservadores concluyen que la Comunidad de Madrid "sí es una región para los mayores y las personas en situación de dependencia". Sin mencionar el contexto del que venimos, en el programa de Isabel Díaz Ayuso puede leerse que "con el Partido Popular la atención a las personas mayores está asegurada en la Comunidad de Madrid y seguirá mejorando en los próximos años". "Contamos con más de 50.000 plazas y 373 centros, se rehabilitan y mejoran centros a través del Plan de Residencias, se aumentan recursos para reducir las listas de espera de la dependencia, y se apuesta por desarrollar actividades culturales, lúdicas, educativas o deportivas, destinadas a uno de los grandes activos de nuestra sociedad: los mayores, a quienes vamos a dirigir desde nuestro partido cuantas medidas sean necesarias para asegurar su bienestar".

El PP aboga por crear "más plazas de mayores, tanto en residencias como en centros de día" y opta por dar prioridad a la seguridad.

"Pondremos en marcha un Plan para incrementar la seguridad en las residencias públicas y privadas de personas mayores, tanto para los usuarios como para los trabajadores", puede leerse. "El objetivo es evitar situaciones que puedan afectar a la integridad física o psicológica de unos y otros. Para ello se dotará a las residencias públicas de los medios humanos y materiales, especialmente dispositivos tecnológicos que puedan detectar y, en su caso, atender las situaciones de riesgo. A estos efectos, se fortalecerá la colaboración con la Justicia, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Ayuntamientos", añade.

Junto a este sistema de videovigilancia se prevé fortalecer "los controles de acceso a las Residencias, especialmente de salida, cuando atiendan personas con Alzheimer, con exigencia de tornos, y uso generalizado de pulseras de geolocalización".

Respecto a las inspecciones, otra de las grandes lagunas del sistema residencial español, "los centros residenciales y de atención diurna serán inspeccionados al menos trimestralmente y se incluirá en la ley, como sanción por infracciones graves y muy graves, la imposibilidad de los centros sancionados de concertar nuevas plazas con la Administración".

Ciudadanos: Más inspecciones y fin de las sujeciones mecánicas y químicas (23 escaños)

En el apartado dedicado a "Personas mayores" del programa [consultar aquí] electoral, la candidatura de Edmundo Bal se compromete a reforzar "los protocolos de inspección" y garantizar "los máximos estándares de la calidad asistencial".

"Desarrollaremos un Plan para la Prevención y Detección de la Violencia contra las personas mayores tanto en el ámbito doméstico como en el de las residencias. Apostaremos por un protocolo de intervención coordinada de los servicios sociales y sanitarios, planes de formación para nuestros profesionales para dotarlos de herramientas de respuesta ante estas situaciones y programas específicos de abordaje de los factores de riesgo", proponen también en Ciudadanos.

El partido naranja es partidario de eliminar "las sujeciones mecánicas y químicas en las residencias de mayores y de personas con discapacidad".

Más Madrid: la residencia como "último recurso" (20 escaños)

La lista de la médica Mónica García pone gran parte del énfasis en los cuidados. "Se elaborarán estrategias para el cuidado y la protección de la salud de las personas mayores tanto en las residencias, centros de día, como en sus domicilios a través de protocolos coordinados, teleasistencia y dispositivos de seguridad, incentivándose el cumplimiento de los estándares básicos de calidad de los cuidados, protección de la salud y del bienestar de las personas mayores", señala el programa [aquí, en PDF] de Más Madrid, que apuesta por "programas específicos de recuperación de la atención en los pacientes que, debido a la pandemia de covid-19, pudieran haber perdido contacto con el sistema sanitario".

También se preocupan por el modelo de atención a la dependencia, especialmente el de las personas mayores. Y creen necesario un cambio de enfoque: "Un modelo que se descentre de las residencias, posibilitando la permanencia en el domicilio y en el entorno comunitario el mayor tiempo posible, lo que implica un desarrollo enorme de los programas de ayuda y de cuidados (incluso sanitarios) a domicilio, y de los centros de día. Que convierta la residencia en el último recurso. Y un modelo que se despliegue desde lo público, excluyendo tajantemente el lucro como parte de su gestión. Hay que diseñar una urgente transición del actual modelo en esos dos ejes", establece el programa.

Entre las alternativas al modelo tradicional, la formación de Íñigo Errejón cita las "comunidades de cuidados compartidos de mayores (tipo cohousing) "sustentadas sobre el compromiso de cuidados entre las personas que conviven, como una figura más de las ya vigentes en el catálogo de servicios, como pueden ser las viviendas tuteladas o las propias residencias de mayores de menor tamaño".

Otra de las patas de la oferta política de Mónica García y su equipo para el 4M es el del refuerzo de los servicios de inspección y control "garantizando que la atención a los residentes se desarrolle en un marco acorde con la dignidad humana y acomodado a las condiciones mínimas materiales y funcionales". "Evitando de esta manera que puedan repetirse los dramas vividos con la covid, se procederá a actualizar el decreto 91/1990, de 26 de octubre, relativo al Régimen de Autorización de Servicios y Centros de Acción social y Servicios sociales", completan.

La "reversión de las privatizaciones" y la mejora de las condiciones de los trabajadores de los centros de mayores también una parte destacada en el programa de Más Madrid. "Crearemos 7.000 nuevas plazas en residencias de mayores, eliminando la lista de espera, basando el diseño y la gestión de este servicio público en criterios de accesibilidad, suficiencia y calidad. Revisaremos el modelo de intervención para una atención digna de los residentes y aplicaremos cláusulas sociales a las licitaciones, estableceremos así las ratios con criterios objetivos, científicos, por puestos de trabajo y por turnos (convenio colectivo de referencia para las trabajadoras, medidas de conciliación dentro de las empresas licitadoras…)". 

"Como reconocimiento al trabajo de cuidados en los centros residenciales, se aplicará una mejora salarial y se implementará la reducción gradual de la jornada a 32 horas por semana para el personal de gestión directa (gerocultores, auxiliares, etc.) en residencias de ancianos y dependientes, tanto de centros de titularidad pública como concertada. La medida afectaría a entre 2.500 y 3.000 trabajadoras y trabajadores, supone la contratación de 600-700 nuevos empleos especializados que se podrán financiar parcialmente con fondos europeos destinados a corresponsabilidad", refleja sobre los trabajadores.

En materia de diversidad, dejan por escrito su apuesta por la adopción de "medidas para el trato igualitario de mayores LGTBI+ en residencias, centros de día y lugares de ocio, y especial apoyo a los proyectos sociales de la sociedad civil destinados a atender a los mayores LGTBI+".

Vox: sin medidas específicas (12 escaños)

Vox ha distribuido un reducido decálogo [aquí] como oferta para el 4M con el título de Protege Madrid. En este documento no hay propuestas específicas en materia de residencias de mayores.

A los mayores, como colectivo, los menciona en el punto 5, bajo el encabezamiento: "Proteger a las madres y a las familias". "Combatir la brecha maternal con ayudas directas a la natalidad, además de un plan de deducciones fiscales. Ningún español debe dejar de formar una familia por falta de apoyo de las administraciones, que deben atender especialmente a los dependientes y a los mayores. Defensa de la vida y la dignidad de todos frente a la cultura del abandono y la muerte".

Unidas Podemos: investigación sobre lo ocurrido durante la pandemia (7 escaños)

Pablo Iglesias aboga por "investigar a fondo sobre lo ocurrido en el sistema de residencias de la Comunidad de Madrid durante la epidemia del coronavirus para extraer lecciones sobre los déficits del sistema y también para derivar las responsabilidades criminales que pudiera haber".

Sobre la base de que "el porcentaje de plazas residenciales de gestión pública directa en la Comunidad de Madrid es de los más bajos de España", Unidas Podemos [aquí, su programa] pretende iniciar "un proceso de desprivatización de centros que sitúe dicho porcentaje en la media estatal en estos dos años".

En Madrid el porcentaje de plazas públicas es del 21%, frente al 26% del conjunto del estado, recuerdan en la formación morada. Calculan que para alcanzar la media deberían crearse "unas 2.300 plazas públicas" y estiman el coste de estas nuevas "en 40 millones de euros anuales".

El programa de Unidas Podemos para el 4M incluye también  una Ley de Calidad del Sistema de Cuidados que, entre otras cuestiones, "regule las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, que garantice ratios detalladas por turnos, categorías laborales y grados de dependencia". Y el desarrollo de un Plan Regional de Envejecimiento Activo 2020-2025 "que integre y coordine las acciones de las diferentes consejerías en la materia, ampliando los elementos que posibiliten una vida activa en la sociedad con el mayor grado de bienestar físico, psíquico y social". Al igual que Más Madrid, apuestan por el impulso del cohousing "mediante un sistema público o de economía social, así como de la autoorganización en cooperativas de las propias personas mayores".

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • losdel38 losdel38 23/04/21 11:26

    ... Y lo 1º que hay que hacer a nivel de nuestros politicos es que quede claro que una cosa es ser politico de Dchas o extremas o ser politico de Izq. o extrema Izq.....Y otra cosa es ser un TERRORISTA FINANCIERO TRAIDO....y como soy politico No me pasa nada ni me detienen......lo mismo que la manada de Obispo/curas que llevan 2,000 años violando y abusando sexualmente de Niño/as y No le pasa nada ni lo detienen......Lo dice la Constitución

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión