Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Igualdad

Ana de Miguel, filósofa: "Estudiaremos a Nietzsche, pero diremos que lo que pensó sobre las mujeres era indigno"

  • "La idea de que las mujeres somos inferiores está en el corazón de nuestra cultura y eso ha dejado una huella profunda que permanece"
  • Los jóvenes "tienen absolutamente interiorizado que los buenos, los grandes, fueron hombres y que eso es lo normal"
  • "No hay identidades femeninas ni masculinas, hay niñas y niños. La autodeterminación es un sinsentido"
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 26/06/2021 a las 06:00
La filosofa Ana de Miguel.

La filosofa Ana de Miguel.

Penguin Random House Grupo Editorial

Ana de Miguel (Santander, 1961) quería escribir un libro de ética. Siguiendo la estela de otros pensadores, convino en dirigirse a una interlocutora: su hija. Sin embargo, una vez que la filósofa comenzó a soltar lastre, reparó en que era imposible reflexionar sobre el sentido de la vida desde una neutralidad que tiene más de apariencia que de verdad. Así nació Ética para Celia. Contra la doble verdad (Penguin Random House, 2021). Con el libro, la feminista se dirige a los más jóvenes, con la pretensión de dar sentido a la cadena de desigualdades que sitúa a las mujeres en un plano de sumisión perpetua.

La filósofa, profesora titular de Filosofía Moral y Política en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, disecciona el relato dominante con una mirada crítica, pero sin renunciar a los aprendizajes que han dejado los grandes pensadores. En esta entrevista con infoLibre, la feminista propone una necesaria mirada feminista en las aulas y reflexiona sobre algunos de los asuntos clave en la actualidad, como la pornografía, los vientres de alquiler y la libre determinación del género.

PREGUNTA: En el libro dice literalmente que "Zeus era un dios violador" y que "Homero nos tomaba el pelo".

RESPUESTA: Creo que es la verdad, no lo considero un punto de vista. Es así, está registrado, lo puede leer cualquiera. Donde pongo el énfasis es en cómo no nos hemos dado cuenta hasta ahora. Yo de pequeña leí La Ilíada y La Odisea, aunque fuera en versiones para niños. Nosotras hemos leído libros, hemos estudiado a filósofos, hemos visto películas que las volvemos a ver ahora, a veces sólo diez años después, y las vemos desde otra perspectiva porque estamos profundizando en el feminismo y nos estamos considerando personas. Zeus se disfraza, anula la voluntad de las mujeres, las engaña... pueden no parecer violaciones, pero lo son. Lo importante no es tal vez sólo, siendo lo grave como es, lo que legitimen estas obras de la mitología, que también legitiman otras barbaridades, sino que nosotras nos demos cuenta ahora. Lo importante es nuestro giro a la hora de leer, de interpretar la realidad. Casi nos ponemos por primera vez en nuestro lugar.

P: ¿Cree que desde los centros educativos es necesario un análisis crítico de los grandes pensadores desde una perspectiva de género?

R: Creo firmemente que hace falta, desde la Educación Secundaria. Las crías y críos de doce o trece años están en el mejor momento para que, al darles clase, se haga una lectura crítica de estos textos, diciendo: fijaos hasta qué punto ha estado interiorizada la dominación sobre las mujeres. Ellas no son sujeto en estas historias, son secundarias para que brillen más las obras de ellos. Esto no quiere decir que tengamos que repetir que La Ilíada es machista, que lo es, sino que chicos y chicas sepan cómo es el mundo del que venimos y sepan que ahora leemos esos textos de forma crítica aunque nos pueden seguir encantando. Yo creo que vamos a seguir leyendo esas obras, pero vamos a tener un diálogo con nuestro pasado que va a redundar en que nos pongamos a cambiar este mundo, que es una basura.

P: Hay una afirmación muy manida que se basa en argumentar que "eran otros tiempos". ¿Qué responde?

R: Primero les pregunto qué quieren decir exactamente. ¿Hay que ser comprensivas con que los hombres anularan a sus hijas, a sus hermanas, a sus madres? ¿Era un tiempo en que los hombres decidían que aprender era muy valioso y se lo prohibían a las mujeres que tenían al lado? Además, desde la noche de los tiempos hubo personas, como los esclavos o las mujeres, que se intentaron levantar contra su situación, pero fueron aplastados. Claro que se rebelaban, pero las relaciones de poder podían con ellos. Pero siempre ha sido posible pensar de otra manera, de hecho creíamos que los filósofos eran los que pensaban de otra manera. El problema es que los grandes hombres nunca pensaron de otra manera respecto a las mujeres. Ese es el problema. Pero que no nos digan que era imposible pensar de otra manera.

P: En el libro habla de que existe una doble verdad: una para chicos y otra para chicas. ¿En qué consiste?

R: Yo quería escribir un libro de ética convencional, sobre el sentido de la vida. Yo tengo dos hijos y me di cuenta que nos habíamos preocupado mucho por su formación y por que fueran a actividades, pero se nos había olvidado hablarles sobre el sentido de la vida, sobre por qué estaban aquí, qué les cabía esperar. Me di cuenta con estupor. Entonces empecé el libro y me di cuenta de que lo que decía sobre el sentido de la vida no podía tomarlo de forma neutral, porque es falso. Los jóvenes siguen educados en una doble verdad. Está la histórica, que ha durado milenios y que ha dejado una huella de dos mil años pensando la humanidad y que las mujeres están para servir al proyecto de vida de los hombres. La idea de que las mujeres somos inferiores está en el corazón de nuestra cultura y eso ha dejado una huella profunda que permanece. Pero desde los últimos 50 años el feminismo ha generado una transformación enorme de nuestra autoconciencia. Y sin embargo, hoy hay unas nuevas formas de mostrar a las mujeres lo de siempre: antes la doble verdad era que las mujeres éramos seres para los demás, hoy eso se está sustituyendo por que la mujer tiene que ser deseable, es el núcleo de la socialización de las chicas más jóvenes. Ser, es ser deseable. 

P: Al hilo de esta idea de ser deseables, en el libro incluye capítulos sobre amor y sobre sexo. ¿Cuáles son las consecuencias de la falta de educación afectivo-sexual en las escuelas?

R: Enormes. La pornografía se ha convertido en la escuela. Y el temario es la violación de las mujeres, presente entre los vídeos más vistos. Yo escucho a mis estudiantes y parece que no pueden hablar bien del amor, son híper críticas, sobre todo con el amor romántico, y luego con el sexo bajan la cabeza y abandonan todo criticismo: si algo me pone, o le pone a alguien, quién soy yo para criticarlo. Hay criticismo por un lado y sumisión por el otro. Aquí hay algo raro. Con el amor explico que el concepto de amor no puede ser entrega sin reciprocidad, pero entendido como apoyo a tu proyecto de vida, casi incondicional, esa idea del amor, me parece maravillosa. Igual que con la amistad –con la que también soy crítica: no sólo el amor es fuente de decepción, también la amistad, no hay que idealizarla–, ocurre que la vida tiene una parte muy dura. y quién no quiere un apoyo y un compromiso. Nos están haciendo tener una imagen errónea de lo que es la vida. Y con el sexo todo es bueno, en todas sus formas. Analizo de forma muy crítica el sexo, porque a las filósofas siempre nos han dicho que el sexo no debe formar parte de la reflexión moral, que eso es ponerse en una postura puritana y conservadora. Es mentira. Vamos a pensar sobre el sexo desde la filosofía moral. Siempre que hay dos personas juntas hay relaciones de poder, vamos a ver de forma crítica el sexo. El sexo es como si fuera la religión de antaño y es precisamente en la sexualidad donde hoy día hay más disparidad entre cómo les gustaría que fuera a las mujeres y a los hombres. Creo sencillamente que en la pornografía y en el proceso de pornificación de la sociedad, los hombres imponen sus valores. Hay un gran desencuentro entre chicos y chicas a partir de la adolescencia. Los chicos se tienen que poner en el lugar de las chicas, los hombres en el lugar de las mujeres. La violación es la aniquilación de ponerse en el lugar de las mujeres. En la sexualidad, tal vez, los hombres están aprendiendo a ponerse en el lugar de su deseo, y no en el de las mujeres.

P: ¿Esa tendencia como se puede revertir desde los centros educativos?

R: Eso lo tenemos que ver entre todas. Vamos a tener que intervenir en debate nosotras, los medios de comunicación y la sociedad, que tiene que pensar de forma crítica. Desde el feminismo humanista, racionalista y crítico vamos a pensar que podemos cambiar la sociedad. Y que seguiremos estudiando a Nietzsche, pero diremos que lo que pensó sobre las mujeres era digno de un hombre lleno de prejuicios.

P: En el libro dice que los niños tienen interiorizada la "importancia masculina" y la "insignificancia femenina" a pesar de los eslóganes de sus camisetas. ¿El feminismo 'mainstream' ha logrado entrar en las escuelas, pero se ha quedado fuera el feminismo que va a la raíz de las desigualdades?

R: Nosotras no podemos cambiar el pasado, el que se prohibiera escribir a las mujeres. No podían escribir porque lo tenían prohibido. Eso no lo podemos cambiar. Pero nadie hace esta observación en los colegios. ¿Qué empoderamiento puede tener una cría que, vale, tiene la camiseta, pero a la que nadie le dice que repare en la ausencia de mujeres? A la que nadie dice: ¿no veis que todos los libros están firmados por hombres? ¿No veis algo raro? ¿No os preguntáis por qué? Si no hay un niño o niña que levante la mano y pregunte por qué sabemos que dios es un hombre… da igual que tengan la camiseta, tienen absolutamente interiorizado que los buenos, los grandes, fueron hombres y que eso es lo normal. En literatura hay que plantearse una visión crítica de, por ejemplo, Don Juan (un día para enamorarlas /otro para conseguirlas / uno para abandonarlas, / dos para sustituirlas / y una hora para olvidarlas). El empoderamiento viene de que toda la sociedad asuma que hay que dialogar con nuestro pasado de forma crítica.

P: Recupera a Aristóteles y su idea de las mujeres como vasijas, algo que vincula a los vientres de alquiler. El Gobierno ha dicho que prevé incluir la gestación subrogada en la reforma de la ley del aborto como una forma de explotación reproductiva. ¿Qué le parece?

R: Desde que Aristóteles dijo que las mujeres eran como los hornos donde se cocían los hijos del padre, llevamos demasiado tiempo esperando. Es necesaria una ley que se oponga a una barbaridad como que una mujer embarazada de ocho meses se mire y diga: este hijo no es mío. Esa frase no podemos tolerarla. ¿Queremos un mundo así? ¿Qué sociedad somos? Es como la prostitución: un señor yendo a un burdel con una cría treinta años menor. ¿Cómo se tolera esto? Ponte en el lugar de los demás. La filosofía moral te manda esto: ponte en el lugar de la otra persona.

P: También recalca que el feminismo niega que haya formas de ser específicas de niños y niñas, una afirmación que recuerda al debate sobre la autodeterminación de género. Como feminista, ¿cómo asiste a este debate?

R: Asisto posicionándome en contra. El género no es una identidad. No hay identidades femeninas ni masculinas, hay niñas y niños. Quien lo mantenga es de una frivolidad absoluta. Por supuesto, estamos a favor de tener los mismos derechos. Pero el género no es una identidad, así que la autodeterminación es un sinsentido que estoy segura está siendo utilizado para despojar a los jóvenes de todos sus derechos a autodeterminarse en otras esferas, como por ejemplo el trabajo. Esta sociedad les está haciendo identificar la autodeterminación con el género, cuando es poder tener autonomía material y económica para un proyecto de vida. La libertad siempre se tiene que identificar con algún criterio, parece que nuestra sociedad la quiere identificar con libertad sexual y género. Pero la libertad real viene de estar en igualdad de condiciones materiales y económicas, tener un empleo... no se puede ser libre más que desde la autonomía material y económica, es una herencia del marxismo inapelable. Quieren hoy definir la libertad como algo etéreo para no aspirar a la auténtica: tener un proyecto de vida en igualdad con el resto de las personas.
 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




42 Comentarios
  • Waqa Waqa 27/06/21 19:34

    Excelente entrevista. Me siento afortunada de haber leído vuestras aportaciones y debates en los comentarios porque me abre una nueva ventana. Tenía muy aparcada la polémica con la Ley Trans por lo farragoso que me resultaba pero empiezo a interesarme por la diferencia entre género e identidad y como los roles han estado establecidos alineando ambos terminos. Es sutil pero un nuevo mundo interesante para mi.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Jose Espuche Jose Espuche 26/06/21 19:33

    La Iglesia Católica ha tenido en sus manos la educación del conjunto de las sociedades, donde a estado instalada la religión Católica. En pocos sitios ha faltado la religión Católica, aunque no ha sido la principal religión.
    Coincido con Ana de Miguel, filósofa, El género no es una identidad. No hay identidades ni femeninas ni masculinas, hay niñas y niños. Se expresa como filosofa que es. En el mundo faltará trabajo pero no una Iglesia. En cualquier rincón del Planeta Tierra te puedes encontrar una Iglesia. Y con ella la educación a su modo de interpretar la educación.
    Siempre han tenido el mismo predicamento; la sexualidad pero siempre se la han saltado, sobre todo los curas. No tengo ganas de meterme con nadie y la religión invita a decir que no estoy de acuerdo.
    La Iglesia Católica, menos una pequeña parte, representada en Cáritas, ha tenido la mayores fortunas, pero eso no se puede decir. Es pecado, aunque no creo en los pecados. Me estoy rebalando más de lo conveniente.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Lucía Oliveira Lucía Oliveira 26/06/21 18:31

    Muy buena entrevista. Me apunto el título del libro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • maritae maritae 26/06/21 15:24

    Gracias Ana, por tus aportaciones y tu lucha de años por una filosofía feminista. Además de este "Ética para Celia" recomiendo uno de tus últimos libros "Neoliberalismo sexual. El mito de la libre elección". Rezuma clarividencia y coherencia frente a los falaces argumentos que la industria del sexo patriarcal ha introducido en muchas personas que se consideran feministas. El neoliberalismo es poderoso y avanza envuelto en una retórica transgresora y posmoderna dándole cancha de nuevo a los valores más rancios del género rosa y el género azul.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Isa. Isa. 26/06/21 15:03

    "El género no es una identidad. No hay identidades femeninas ni masculinas, hay niñas y niños"

    No expresa que el género no exista. Todo lo contrario. El género es una normativa. De hecho, es una normativa fluida. Lo que expresa claramente que NO es, es una identidad. Por esa razón si se legisla blindando la identidad de género, se refuerzan los estereotipos de género masculinos y femeninos.

    Por tal motivo, el feminismo no puede estar de acuerdo. Es un recorrido opuesto a su lucha contra las identidades de género. Porque no es sexista. Como tampoco es trànsfobo ni homófobo ni le pertenece fobia alguna.

    En el presente continúa sin ser sexista Ni lo será, a no ser que... Llegue el día que -por razones no humanas- mutemos biológicamente a seres de luz o cualquier otra dimensión que ahora desconocemos. Entonces, el feminismo no tendrá razón de ser en ese aspecto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 17 Respuestas

    0

    5

    • MIglesias MIglesias 26/06/21 17:51

      El género es una identidad social, el papel que la sociedad asigna a las personas dependiendo de unas características biológicas, con el cual cada individuo se identifica dentro de esa sociedad, si se le despoja de su categoría como identidad social, no es nada, desaparece, no existe. Una idea se puede expresar directamente o a través de circunloquios.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 14 Respuestas

      5

      0

      • Jose Espuche Jose Espuche 26/06/21 21:04

        No estoy de acuerdo con su comentario, ni mucho menos. Los seres humanos nacemos y nuestro desarrollo es de una características determinadas. Los seres humanos nos complementamos, sea mujer o hombre. Hace falta mujer y hombre no se extiende la especia humana. Las características biológicas no influyen el desarrollo de la persona. Lo que influye y mucho es la educación y la formación de cualquier persona. Hay personas más altas que otras, más inteligentes, más profesionales. No confunda usted la características biológicas con la personalidad.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        2

        • MIglesias MIglesias 27/06/21 00:26

          No confunda usted el sexo con el género y con la personalidad, son tres conceptos diferentes.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          1

      • Isa. Isa. 26/06/21 20:33

        Intentando entender lo que me escribes. El género para ti es una identidad social con el cual cada individuo se identifica, al tiempo que propones despojar a cada individuo de esa categoría como identidad social para que deje de existir tal identidad. Me cuesta mucho imaginar una idea así porque técnicamente lo que se pretende hacer ley es blindar la identidad de género. Todo lo contrario a lo que me parece entender en tu comentario.

        Me cuesta entender también la perspectiva en violencia de género de esa forma. Estoy en contra de la violencia de género, es decir la producida por el género y al mismo tiempo a favor de leyes que blindan la identidad de género.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 11 Respuestas

        0

        1

        • MIglesias MIglesias 27/06/21 00:36

          No es para mí, es la definición de género "los roles socialmente construidos, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad considera como apropiados para hombres y mujeres» esos roles conforman la identidad como hombre o mujer en cada sociedad según sus reglas.
          La conversación sobre la forma de abolir el género ya la hemos tenido varias veces, pero ahora no me refería a eso sino a tu afirmación de que la autora no niega la existencia del género. La niega porque niega la cualidad intrínseca del género que es la identidad, sin la cual el género no tiene sentido.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 10 Respuestas

          1

          1

          • Isa. Isa. 27/06/21 10:38

            Es para tí. Porque aunque ahora en este comentario hayas definido el género correctamente. Manifiestas una vez más, que el género es una identidad.

            Ejemplificas muy bien lo que Ana de Miguel expresa cuando responde "Esta sociedad les está haciendo identificar la autodeterminación con el género"

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 9 Respuestas

            1

            2

            • MIglesias MIglesias 27/06/21 11:04

              Es que es una identidad, son los roles que te identifican como mujer u hombre en la sociedad. Hace ya muchos años hice un trabajo sobre la adquisición de la identidad sexual para la asignatura de antropología, por aquel entonces nadie hablaba de género, cuando preguntabas a niños de tres o cuatro años como sabían si alguien era niño o niña las respuestas siempre eran relativas a los roles, a la vestimenta y al aspecto "las niñas tienen el pelo largo" "llevan falda" "juegan con muñecas", los niños "llevan el pelo corto, pantalones, juegan al fútbol" los atributos que nos adjudica el género nos identifican de cara a la galería y nos hacen identificarnos con un modelo social de lo que es ser hombre y ser mujer. Son identidad.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 8 Respuestas

              1

              1

              • Isa. Isa. 27/06/21 11:39

                Al blindar como identidad los roles de género refuerzas la estereotipia y el sexismo. Tal vez sea eso lo que tú deseas. No acabo de entender lo que me quieres expresar.

                Para vestir o ser como cada individuo desee ser identificado no hacen falta leyes que refuercen la autodeterminación de género. El sexo biológico no cambia. Ana de Miguel lo explica claramente.

                Aprovecho para agradecer a InfoLibre esta entrevista. Fíjate que hasta tú, que has hecho un trabajo.. no comprendes las respuestas que expresa Ana de Miguel.

                Nuestras diferencias las conocemos ambas.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 7 Respuestas

                1

                1

                • MIglesias MIglesias 27/06/21 12:04

                  No blindo nada, solo describo.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 6 Respuestas

                  0

                  1

                  • Isa. Isa. 27/06/21 14:33

                    "sobre la autodeterminación de género. Como feminista, ¿cómo asiste a este debate? "

                    La respuesta de Ana de Miguel es muy clara.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 5 Respuestas

                    1

                    1

                    • MIglesias MIglesias 27/06/21 18:22

                      La mía también.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      1

                      1

                    • Isa. Isa. 27/06/21 14:44

                      ¿Cuáles son las consecuencias de la falta de educación afectivo-sexual en las escuelas?

                      También es muy clara en su respuesta.

                      Lo es en toda la entrevista. No se anda por las ramas.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 3 Respuestas

                      1

                      1

                      • MIglesias MIglesias 27/06/21 18:30

                        Cambiando de tema, porque en este nunca nos pondremos de acuerdo, ahora que estamos en petit comité ¿terminaste el tratamiento? ¿Qué tal te encuentras?.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        Ocultar 2 Respuestas

                        0

                        1

                        • Isa. Isa. 27/06/21 18:44

                          Gracias por tu interés, María. Finalicé todo el ciclo el 2 de febrero. Ahora, 5 años de revisiones y tratamiento hormonal. De momento todo en orden.

                          Responder

                          Denunciar comentario

                          Ocultar 1 Respuestas

                          0

                          1

                          • MIglesias MIglesias 27/06/21 20:02

                            Me alegro mucho.

                            Responder

                            Denunciar comentario

                            0

                            1

    • Pez Pez 26/06/21 16:47

      Enfilada he leído el comentario. El último párrafo lo releo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Isa. Isa. 26/06/21 20:34

        Buena tarde, Pez

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • atilaXXI atilaXXI 26/06/21 12:08

    "La autonomía real es poder tener un proyecto de vida en igualdad de condiciones que el resto de las personas". Esta sí es una reflexión filosófica profunda, y muy de izquierdas.
    Empecemos por ahí, favorecer que toda persona pueda aspirar a construir su propio proyecto de vida

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Heradis Heradis 26/06/21 09:00

    Como siempre, clara y concisa, Ana de Miguel. Gracias a Infolibre por darle voz a una importante filósofa como ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • paco arbillaga paco arbillaga 26/06/21 08:40


    «Pero la libertad real viene de estar en igualdad de condiciones materiales y económicas, tener un empleo... no se puede ser libre más que desde la autonomía material y económica, es una herencia del marxismo inapelable.» Y todo lo demás es un bla-bla-bla para marear la perdiz y no tocar el bolsillo de los hombres millonarios, porque la mayoría de los millonarios son hombres, algunos de los cuales tratan a las mujeres como decía Trump que las trataba, o como lo hacía el productor de cine Harvey Weinstein. Y por supuesto que ese maltrato no solo lo practican los hombres poderosos, sino que también se estila en todas las capas sociales.

    Me identifico con las ideas que expone la filósofa Ana de Miguel sobre el trato que han tenido y tienen las mujeres. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • paco arbillaga paco arbillaga 26/06/21 08:59


      «Las mujeres de Kuwait impulsan su propio #Metoo»:

      https://www.infolibre.es/noticias/mundo/2021/06/26/las_mujeres_kuwait_impulsan_propio_metoo_122044_1022.html

      Desgraciadamente por abusos como estos, o por los asesinatos machistas, cada día aparecen en los medios noticias como estas, o peores, pero también, afortunadamente, cada vez es mayor la reacción femenina ante tanto abuso contra ellas. Osasuna.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • MIglesias MIglesias 26/06/21 00:17

    Permítame que discrepe, a mí me parece que frivolidad es negar una realidad objetiva. Las filósofas también tienen sesgos y también se equivocan.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    0

    1

    • Pez Pez 26/06/21 07:03

      ¿Cuál es esa realidad objetiva de la que hablas?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 7 Respuestas

      0

      0

      • MIglesias MIglesias 26/06/21 08:58

        Que el género existe y las personas transgénero también.
        Lo primero lo demuestra la antropología, lo segundo es un axioma.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        2

        3

        • Pez Pez 26/06/21 16:48

          La antropología es una ciencia muy esotérica.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 5 Respuestas

          0

          0

          • MIglesias MIglesias 26/06/21 17:41

            Es exotérica. Es una disciplina que utiliza el método científico, no tiene nada que ver con rituales secretos ni ovnis ni cosas raras, solo estudia al ser humano, sus relaciones sociales y sus expresiones.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 4 Respuestas

            0

            0

            • Pez Pez 26/06/21 19:42

              Como ciencia da lugar a demasiadas interpretaciones, no tiene ni tiene que tener el rigor de las ciencias empíricas. Que utilice métodos científicos es relativo, desde el momento en que los datos que maneja no son realmente objetivos.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 3 Respuestas

              0

              0

              • MIglesias MIglesias 27/06/21 01:52

                ¿No es objetivo el estudio de los rituales de una sociedad, de sus características físicas, de su folklore o de su organización social?

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 2 Respuestas

                0

                1

                • Pez Pez 27/06/21 07:39

                  No. Tu y yo probablemente elegiríamos y estudiaríamos características diferentes o con diferente marco de relaciones. La subjetividad influye demasiado. Por no hablar ya de la visión masculinizada que impregna la disciplina.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 1 Respuestas

                  0

                  0

                  • MIglesias MIglesias 27/06/21 08:51

                    A ver Pez, que eligiéramos características diferentes para estudiar no la convierte en esotérica ni acientífica. También los físicos eligen que parte de la física estudian.
                    La visión androcéntrica está en todas las disciplinas, en la medicina, la química, el arte, la filosofía... es parte de nuestra cultura, pero no las convierte en acientíficas y por suerte hace ya tiempo que se está corrigiendo. Los sesgos culturales y los personales existen y son inevitables.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    0

                    0

  • McArthur McArthur 25/06/21 22:30

    Ridículo. El problema de la filosofía es que está estancada en el pasado. En términos científicos es cómo si tenemos que tener en cuenta la física o la química del siglo XX
    ¿Para cuándo una filosofía del siglo XXI?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    5

    2

    • Pez Pez 26/06/21 16:53

      La postmodernidad tenía todos los puntos para ser esa filosofía del XXI. Pero era difícil de bailar. Tan ecléctica que acabó en pastiche. La gente busca una forma de consaolación en las teorías

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • MIglesias MIglesias 27/06/21 12:03

        Te acabas de cargar alegremente un siglo de filosofía, Foucault, Arendt, Lyotard, Laclau, Zambrano, Said, Derrida... la lista es interminable. Algunas tenéis un concepto muy extraño de lo que es la posmodernidad, pero aunque todos esos filósofos y filósofas te resulten pastiches, nunca podrás negar su importancia en la historia del pensamiento.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

    • MIglesias MIglesias 26/06/21 09:02

      Ya existe una filosofía que ha roto con la mirada de los clásicos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      1

      • Pez Pez 26/06/21 16:49

        Cuenta, cuenta

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

    • paco arbillaga paco arbillaga 26/06/21 08:43


      McArthur: De acuerdo en que hay que ir actualizando la filosofía, como creo que lo intenta Ana de Miguel en las respuestas que da en esta entrevista. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3



Lo más...
 
Opinión