X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Activismo LGTBI

Colau se suma a políticos y activistas contra "la lógica del castigo" ante la LGTBIfobia tras el asesinato de Samuel

  • Junto a la alcaldesa, otros diputados, artistas de todos los ámbitos, activistas LGTBI y feministas, firman un comunicado que pide "más visibilidad, más libertad, más comunidad" para luchar contra la ola de LGTBIfobia
  • Tras un mes del Orgullo en el que los ataques homófobos han evidenciado el problema de la represión hacia el coletivo, el manifiesto se suma a las muestras de reivindicación de las últimas semanas

Publicada el 12/07/2021 a las 18:16 Actualizada el 12/07/2021 a las 21:40
Manifestación 'Tenim història, tenim futur' por los derechos LGBTI en Barcelona.

Manifestación 'Tenim història, tenim futur' por los derechos LGBTI en Barcelona.

E.P

Tras diez días desde el asesinato del joven coruñés Samuel Luiz, que perdía la vida entre descalificativos como el de "maricón", la oleada de homofobia que ha sufrido en el último mes el colectivo convive con otra puesta en marcha en toda España para contrarrestarla: la de las movilizaciones y reivindicaciones como respuesta al miedo y la preocupación entre las personas LGTBI. A todas estas respuestas, se suma la publicación del manifiesto Contra la LGTBIfobia, cambiarlo todo para ser más libres, suscrito por figuras públicas como Ada Colau, en contra del punitivismo y "la lógica del castigo".

Impulsado por un grupo de activistas barceloneses, firmado por la alcaldesa de la ciudad Ada Colau, diputados y diputadas como Eduardo Rubiño o Jéssica Albiach Satorres, escritoras como Virginie Despentes, artistas como Samantha Hudson, filósofas como Elizabeth Duval o críticos de televisión como Bob Pop, a los que se unen colectivos de todos los puntos del país, se trata de un texto que surge tras una homofobia aún presente en España, que ha producido no solo "la preocupación, el miedo y la rabia", sino la necesidad de buscar una respuesta que evite la victoria de una LGTBIfobia que pretende repimir y ocultar aquellas identidades que considera "disidentes": seguir "mostrando nuestra pluma y nuestros cuerpos e identidades disidentes de forma desacomplejada, en el espacio público y en todas partes. Tan libremente como siempre."

"La cárcel no elimina la homofobia, sino que la agrava"

El comunicado centra su atención en el sistema judicial y penal como materia pendiente del Estado. "Es importante recordar que históricamente el colectivo LGBTI ha sido especialmente reprimido y atacado por los poderes castigadores", expresan los firmantes y recuerdan que los sistemas penitenciarios persiguen "sistemáticamente y de forma desigual a personas precarias, racializadas", entre las que también se encuentran las personas pertenecientes al colectivo. Mencionan el peligro de la extrema derecha como defensora, precisamente, de esos métodos correctivos de los que están en contra: "no podemos dejarnos convencer por quien quiere más vigilancia, más policía y más cárcel". Ante esto, el único camino es "destruir los imaginarios heteropatriarcales", reforzando "la sensibilización la diversidad sexual y de género en todos los ámbitos e instituciones de la sociedad".

Para paliar el efecto de las agresiones que se dan contra el colectivo, con las que cuentan, ya que aún no han dejado de ocurrir, recuerdan la necesidad de "reforzar la atención a víctimas de LGBTIfobia, proporcionándoles todo el apoyo necesario y mejorando la atención social y psicológica". Respecto a aquellos les que atacan y oprimen, establecen pautas para una rectificación, aprendizaje y no repetición de las agresiones que huye de "la lógica del castigo que nunca ha resuelto ningún problema social".

Antes de firmar, terminan: "No queremos vivir con miedo. No permitiremos que la tristeza nos tumbe. Ante la LGTBIfobia, más visibilidad, más libertad, más comunidad. Ni venganza ni castigo: transformarlo todo". El manifiesto puede leerse en castellano, catalán, gallego y euskera y firmarse abiertamente en esta página web.

Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • leandro leandro 13/07/21 22:33

    Força .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ordovas ordovas 13/07/21 11:11

    El problema, como todos los problemas de respeto y civismo, provienen de la falta de educación. No de escuela y de conocimientos, no, sino de EDUCACIÓN. Eso depende directamente de la familia. Familia desestructurada, rota, dividida o sin jerarquía, es (salvo contadas excepciones) educación perdida, auténtico cebo de delincuencia. Y cuánto más extremo el fanatismo político, más desvergonzada la falta de respeto. Da igual derecha que izquierda, el problema es la EDUCACIÓN. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    1

    • Androide paranoide Androide paranoide 13/07/21 16:33

      Me imagino que educación darán en casa de votantes de Vox y del PP. Luego obviamente, los polluelos al crecer se convierten en buenos aguiluchos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • Ayla* Ayla* 13/07/21 13:54

      "Familia desestructurada, rota, dividida o sin jerarquía, es (salvo contadas excepciones) educación perdida, auténtico cebo de delincuencia"

      Conozco más familias "estructuradas" y con jerarquía (te presupongo patriarcal) con peor educación, más machismo, más racismo que familias diversas con educación y solidaridad.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • MIglesias MIglesias 13/07/21 07:49

    Yo no soy tan guay, espero que si un día me pegan una paliza por ser morena, los autores vayan a la cárcel y allí les den unos cursillos, pero lejos de mí y de todas las morenas. Educar a la sociedad se puede hacer en paralelo, pero se tarda y mientras tanto hay gente que termina en el hospital o en el tanatorio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

Lo más...
 
Opinión