X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Historia

Los historiadores responden al revisionismo de la derecha: "Dicen lo mismo que los golpistas en 1936"

  • Los expertos coinciden en que existe un "consenso amplio" al interpretar el alzamiento militar como un "golpe de Estado" y recalcan que negarlo es "demostrar una absoluta ignorancia"
  • La derecha busca "preparar el terreno" de cara a las elecciones avivando con fuerza el fantasma del "socialcomunismo", analiza el historiador Ángel Viñas
  • El exministro de UCD Ignacio Camuñas afirmó, ante el silencio cómplice de Pablo Casado, que lo que ocurrió en 1936 no fue un golpe de Estado, sino un "enfrentamiento brutal" entre españoles
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 21/07/2021 a las 06:00
Francisco Franco junto al general Emilio Mola.

Francisco Franco junto al general Emilio Mola.

WIKIMEDIA COMMONS

Cada vez que se producen avances en el reconocimiento y reparación de las víctimas del franquismo, algo se remueve en lo más profundo de la derecha española. Es, prácticamente, una regla no escrita. Ya ocurrió en 2007, con la aprobación de la primera norma en esta materia. Y ahora, catorce años después, la historia ha vuelto a repetirse. "Un golpe de Estado no es lo que ocurrió en 1936. Fue un enfrentamiento brutal entre dos sectores de los españoles que se saldó con los daños propios de una guerra civil", señaló este martes, a pocas horas de la aprobación de la Ley de Memoria Democrática, el exministro de UCD Ignacio Camuñas. Lo hizo durante una jornada organizada por la Fundación Concordia, creada por el PP, en Ávila. Y ante el silencio cómplice del presidente conservador, Pablo Casado, quien ha evitado contradecir o desautorizar las afirmaciones de quien fuera titular de Relaciones con las Cortes. "Hay un enorme consenso en que fue un golpe de Estado", enfatizan los diferentes historiadores consultados por este diario.

Los estudiosos consideran que ni siquiera debería abrirse un debate a este respecto. Principalmente, porque, dicen, no hay ninguna duda. El catedrático de Ciencias Política de la Universidad de Barcelona, Rafael Martínez, lo define en Subtipos de golpes de Estado: transformaciones recientes de un concepto del siglo XVII como "las acciones concatenadas y realizadas en un corto espacio de tiempo (exitosas o no) encaminadas, mediante la amenaza (creíble pero no forzosamente materializada), a remover (o a impedir que se alcance) el poder ejecutivo, por parte de un pequeño grupo con alta capacidad de disuasión que utilizará cauces ilegales –no siempre agresivos, aunque pueden serlo llegado el caso, pero sí que violentan–, que luego tratará de justificar arguyendo la defensa de unos intereses propios a ese grupo que se revisten de colectivos y que vienen a paliar el desastre al que abocaba la acción del Gobierno depuesto".

"¡Por favor!, es un golpe de Estado de manual", apunta Xosé Manoel Núñez Seixas, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago de Compostela. Está claro que el movimiento militar, que tenía capacidad de disuasión, buscaba remover al Ejecutivo legítimo salido de las urnas en los comicios de febrero de 1936. También, que las acciones de los golpistas, planificadas durante meses, se llevaron a cabo de manera concatenada y en un corto espacio de tiempo, si bien es cierto que no fueron capaces de tomar el control de forma inmediata y esto terminó derivando en una guerra que se prolongó durante tres años. Y, por supuesto, el bien general como justificación del movimiento militar: "La situación de España es cada día más crítica; la anarquía reina en la mayoría de los campos y pueblos; autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas...", señalaba Franco en un mensaje del 17 de julio de 1936.

Los expertos consultados coinciden en señalar que actualmente hay un "consenso amplio" entre los historiadores sobre la "interpretación clara" del alzamiento militar como "golpe de Estado" y los "efectos" posteriores que tuvo la asonada. "Negar eso es demostrar una absoluta ignorancia", apunta Núñez Seixas. "Incluso los historiadores conservadores serios coinciden en eso", sostiene Gutmaro Gómez, profesor de Historia en la Universidad Complutense de Madrid y director del Grupo de Investigación Complutense de la Guerra Civil y el Franquismo (Gigefra). Otra cosa es lo que tiene que ver con las "causas" que pudieron desembocar en el golpe de Estado. "En este punto, puede existir algo más de desacuerdo", reconoce el historiador, que se muestra sorprendido por el hecho de que en pleno siglo XXI el principal partido de la derecha, una formación de Estado, acoja sin pestañear este tipo de discursos revisionistas.

Durante su intervención, Camuñas cargó con dureza contra la izquierda de hace más de ocho décadas. Si hay un "responsable directo" de la contienda, dijo, ese fue el Gobierno de la República. "Es mejor olvidar el pasado y no seguir pretendiendo que la derecha es la culpable de 1936. Eso es mentira", sentenció. Algo que irrita profundamente al historiador Ángel Viñas. "Lo que están diciendo ahora es lo mismo que decían los golpistas en el año 1936", sostiene el autor de ¿Quién quiso la guerra civil? Para el experto, las fuerzas de la derecha no buscan otra cosa que "preparar el terreno" de cara a las elecciones del mismo modo que lo hicieron en los años treinta. Por eso, se intenta avivar con fuerza el fantasma del "socialcomunismo", aunque desde hace décadas no exista un gigante como la Unión Soviética. "Y ahora tienen la presión de Vox. La historia, me temo, va a convertirse en otro de los campos de batalla", apunta el catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela.

De todos modos, Núñez Seixas tampoco ve que haya un cambio de rumbo. Es cierto que en 2002 el PP votó a favor en el Congreso de reconocer a todos los que sufrieron la represión de la dictadura. Entonces, fue un paso de gigante. Sin embargo, luego llegaron los "carcas" de Casado "que están todo el día con la fosa de no sé quién". O aquella frase del líder de los conservadores pronunciada en la Cámara Baja hace muy pocas semanas: "Señorías, hablando de memoria histórica, la Guerra Civil fue el enfrentamiento entre quienes que querían la democracia sin ley y entre quienes querían la ley sin democracia". "La derecha siempre ha hecho lo imposible por echar la culpa de aquel golpe de Estado a la Segunda República", apunta Viñas al otro lado del teléfono.

Sin embargo, el historiador recuerda que lo que terminó el 18 de julio de 1936 fue todo un "proceso conspirador" que empezó en 1931. "Quienes quisieron la Guerra Civil fueron los monárquicos, los fascistas italianos y los militares", asevera. El estudioso detalla que ya en 1932 los monárquicos empezaron a entablar contactos con la Italia fascista. En marzo de 1934, unos meses antes de la famosa Revolución de Octubre, consta una visita del dirigente de Renovación Española Antonio Goicoechea a Roma para firmar "unos contratos de suministro de material de guerra". No fue el único. El 1 de julio de 1936, casi dos semanas antes del asesinato de Calvo Sotelo, un hecho que desde la derecha se fija como detonante del golpe de Estado, los monárquicos compran a Mussolini aviones, bombas, ametralladoras o proyectiles. El encargado de firmar los contratos de la operación, valorada en 39 millones de liras, fue otro de los diputados de Renovación Española.

La algarada no surgió de la noche a la mañana. Se llevaba preparando meses. De hecho, el 8 de marzo de 1936 consta ya una reunión de militares descontentos en la que se acordó que el mando del pronunciamiento recayera en Sanjurjo. En abril, el general Emilio Mola ya emite su primera instrucción secreta, recogida por Paul Preston en su obra La Guerra Civil española y en la que se hace especial hincapié en la importancia del terror: "La acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo. (...) Desde luego, serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades o sindicatos no afectos al Movimiento, aplicándose castigos ejemplares a dichos individuos, para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas". 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • leandro leandro 22/07/21 20:18

    Los historiadores dicen lo mismo que la gente con sentido común , no son capaces de pensar , repiten lo que les dicen ... desde el 36 .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • ARAARA ARAARA 22/07/21 00:16

    Estos se piensan que la sociedad actual, es la misma del 36 a la que llevaron a una guerra civil. Hay muchos fanáticos, pero también mucha mas gente culta y con criterio que en aquellos años y NO NOS VAMOS A DEJAR AMEDRENTAR, por unos intolerantes, radicales y sectarios. Detestamos a gentuza como ellos que su objetivo es engañar para hacerse con el poder.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • arrossinat arrossinat 21/07/21 22:15

    Se pueden tener unas ideas u otras (aunque algunas sería mejor no tenerlas), pero lo que no se puede ‒aunque una tribu de cerriles fanáticos ciegos lo intente‒ es NEGAR UNOS HECHOS COMPROBADOS HISTÓRICA Y DOCUMENTALMENTE POR CIENTOS DE ESTUDIOSOS.
    Pero el ciego fanatismo (de cualquier tipo: nacionalista, religioso, político, “deportivo”, etc.) ES UNA PATOLOGÍA MENTAL, que en un futuro muy cercano se considerará y tratará psiquiátricamente como una patología grave y peligrosa. MUY PELIGROSA porque bajo sus efectos una persona pierde toda racionalidad y ES CAPAZ DE LAS MAYORES ATROCIDADES, como la historia de la humanidad ha comprobado reiteradamente y como vemos diariamente en sucesos mundiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Tonimar Tonimar 21/07/21 21:22

    Camuñas y Casado, hijos de gatos, gatitos, golpista e indecentes

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JOECAR JOECAR 21/07/21 21:20

    A I. Camuñas la vejez no le sienta nada bien. Fundador del P.L. en los años 70 y 80 tuvo algo que decir, pero hoy en día no entiende la dinámica que han tomado los acontecimientos y se dedica a lanzar infundios infumables sobre una época de la que en sus tiempos no opinaba como lo hace hoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Elena MG Elena MG 21/07/21 19:42

    Desde hace lustros Casado ha sido un firme defensor de un frívolo revisionismo de la historia, en concordancia con su mentor Aznar, trivializando los centenares de miles de cadáveres sin identificar que estercolan las lindes de innumerables caminos y cementerios. Es terrible pensar que este líder de la derecha más “extravagante” de Europa sea el próximo presidente del gobierno, dado el incomparable apoyo mediático que lo blanquea en sus derivas totalitarias. Eso significará una involución de décadas en muchos aspectos sociales. Casado es el líder del único gran partido conservador de Europa que es absolutamente incapaz de homologarse a sus equivalentes europeos y eso supone, no sólo un flagrante peligro para nuestro estado sino para Europa. España no es Hungría ni Polonia y presenta un peso específico en la unión ligeramente por debajo de Italia. Que en nuestro país llegue al poder un partido como el PP con el explícito apoyo de un agrupación de cafres y nostálgicos de otros tiempos que ni siquiera es democrático, VOX, supondría una verdadera convulsión, otra más después del Brexit, en la Unión Europea, Nadie en toda la esfera europea estaría dispuesto a contar con un partido que ni siquiera admite completamente los derechos humanos aliándose con este para asaltar el poder.

    Casado no sólo es un oportunista es también un miserable y lo que es mucho peor un auténtico traidor a nuestra patria. Es este último el calificativo que describe a alguien que ha conspirado en contra de nuestros intereses con la oposición marroquí y con los estados que pretendían comprometer la ayuda europea tras la pandemia.

    No, su posición no son simples deslices, como cuando dijo: “una democracia sin ley o una ley sin democracia” o cuando con una sonrisa en los labios alaba a alguien que explica el golpe de estado del 36 como una acción legítima por parte de los golpistas excudándose en una república inoperante.

    Tenemos un problema y no se encuentra en la posibilidad que este mediocre sin escrúpulos llegue muy probablemente al poder. El problema lo tenemos en las inmensas cuotas de poder mediático que blanquean y legitiman posturas políticas como las de Casado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • pep48 pep48 21/07/21 17:23

    El trifachito son un verdadero peligro para la sociedad española, 80 años no les ha servido para entender que Franco fue un golpista aquí, y en el mundo civilizado. Por eso digo que son un peligro social y aunque hoy no se dan las circunstancias de los años 40, por meter bulla y armar ruido no va a quedar, no asumen que su ideología es caduca y nefasta para la convivencia de un país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Isabelle006# Isabelle006# 21/07/21 14:26


    Asociaciones memorialistas califican de "tibia, timorata y tímida" la Ley de Memoria Democrática

    La ARMH, el Foro por la Memoria y la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina defienden que en España hay unas víctimas de primera y otras de tercera, condenan que el Estado no se haga cargo de forma directa de las exhumaciones y reclaman que Ley debería estar orientada a reconocer la tutela judicial efectiva de los represaliados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 21/07/21 12:38

    La verdad es que no me gusta me censuren los de INFOLIBRE cuando hago un comentario sin un ápice de palabras malsonantes ni insulto a nadie.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • nosé nosé 21/07/21 12:08

    La prostitución del vocabulario no es la primera ni la última vez que se hace para convencer a los incautos de la historia, los que no saben ni quieren saber de historia, se dejan engañar por la poderosa maquinaria de los medios de descomunicación, todos o casi todos trabajan en la misma línea: Mentir.
    Un Golpe de Estado sobre un Gobierno Democrático, salido del las urnas, es según el "catedrático" en Burrologia, es una lucha por vivir en "democracia sin ley" o una "ley sin democracia". Ahí queda eso para los anales de la desinformación que el partido corruPto, en este caso su "jefe" ha dejado sin ninguna duda de sus méritos estudiantil, pero, que se esperaba de semejante sujeto que tiene una licenciatura otorgada por los JUECES y un máster que no es mas que un cursillo que se imparte en numerosos lugares del país, un cursillo que los que lo han realizado saben de sobra que si no asisten no cuenta con dicho título, si asiste, pueden darte la nota de Aprovechamiento no Aprovechamiento, pero, como mínimo has de asistir. El P. Casado Títulosregalados no tiene ni puñetera idea de lo que habla, menos aún los sujetos que lo acompañan para decir barbaridades de esa índole por muy ministros que hayan sido, ya lo decía el dicho: España tiene las mejores Universidades del mundo, a los BORRICOS los hacen ministros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8



 
Opinión