Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Homofobia

Dos años de prisión por extorsionar a un hombre con revelar su homosexualidad hasta empujarle al suicidio

  • El acusado contactó con la víctima a través de una aplicación para acabar exigiéndole cien euros a cambio de no difundir capturas de pantalla relativas a su orientación sexual
  • El joven siguió recibiendo presiones para entregar más dinero, escribiendo al acusado un último mensaje antes de su suicidio: "Si no te hablo más, me maté. No aguanto más"

Publicada el 09/09/2021 a las 19:59 Actualizada el 09/09/2021 a las 21:22
Marcha contra la homofobia en Madrid, 8 de agosto de 2021.

Marcha contra la homofobia en Madrid, 8 de agosto de 2021.

EFE

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha ratificado la condena impuesta a un hombre por el Juzgado de lo Penal número 5 de esta ciudad por un delito de amenazas condicionales y por el que fue condenado a una pena de dos años y seis meses de cárcel, así como el pago de una indemnización de 9.000 euros al familiar de la víctima, informa Europa Press.

El tribunal acepta en su totalidad los hechos considerados probados en el fallo, según el cual, en octubre de 2019, el acusado contactó a través de la aplicación 'Bender' con la víctima, a la que acabó exigiendo la suma de cien euros a cambio de no difundir o revelar capturas relativas a su homosexualidad.

La víctima llegó a pagar ese dinero, aunque el condenado le siguió enviando mensajes de whatsapp "presionando" para que le entregara más dinero a cambio de no decir la condición sexual del joven en A Coruña.

"Si no te hablo más me maté. No aguanto más", le respondió este, recoge la sentencia. En ella, se sostiene que el condenado "no cejó en sus amenazas" y continuó exigiéndole una suma de dinero. Sobre la víctima, añade que "presa de la desesperación y la angustia en la que se hallaba sumido", se suicidó. El ahora condenado, desconocedor de tal circunstancia, siguió enviándole whatsapps, reclamando dinero y diciendo que le iba a "amargar" la vida.

La sentencia de la Audiencia de A Coruña, dictada en junio, afirma que "este dramático final, pese a ser ajeno a la voluntad" del condenado "es el mejor reflejo de la perturbación y angustia creadas en la víctima por la presión a la que le sometía el apelante", dice sobre el recurso que este presentó por su condena en primera instancia.

"La presión continua, la reiteración de la petición de dinero tras haber recibido el primer pago, fueron suficientes para llevar a la víctima a adoptar una decisión irreversible y gravísima", añade, descartando también el argumento de que existía en la víctima una "circunstancia preexistente" en relación al suicidio por la nota que la víctima dejó.

"Es cierto que reconoció esas tendencias, aunque sin llegar a concretar cuándo y cómo se produjeron los 'muchos intentos' que menciona", señala el fallo, que apunta, no obstante, a frases también incluidas como "antes muerto que dominado por quien sea". También ve acreditado el delito de amenaza por "un ataque al derecho de la persona a formar, disfrutar y ejercer su libertad con plena autonomía de decisión y acción".

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • unlector unlector 10/09/21 00:24

    Lamentable.
    Pienso que a este tipo de extorsiones no habría que darles ni una oportunidad en la mayoría de los casos. Si amenazan con revelar algo que crees que te deja mal (me salgo de este suceso en concreto), piensa que en la intimidad no seremos la mayoría tan distintos ni distintas. "Oh, éste se masturba encerrado en el baño". Yo digo: ¿quién no se toca alguna vez?
    Sí, jajá, jijí. Pero me resultaría hasta anti natura no hacerlo. El instinto llama.

    Creo que la moral cristiana, o religiosa en general, han hecho enorme daño en este sentido convirtiendo el sexo y el onanismo en algo que hay que ocultar en sociedad, echarle un velo y ni comentarlo. Luego resulta que todo el mundo lo practica y no habría absolutamente nada de qué avergonzarse.
    Hoy día anuncian estimuladores de clítoris en TV, de lo cual me alegro absolutamente. No sé si quedaría igual anunciar vaginas vibratorias, pero bueno XD

    El caso de este chico puede ser distinto a lo que menciono y sus motivos tendría para ocultar su condición hasta tal extremo.
    Todos mis respetos y condolencias a su familia y amistades.

    Y todo mi desprecio por esos COBARDES que abusan de gente no débil sino simplemente pacífica.
    Tanto que van de machirulos valientes pero en la práctica no son más que COBARDES con todas las letras.

    Nada hay más cobarde que dar una paliza a quien sabes que nunca, por forma de ser, te la va a devolver. Menudos machotes, eh?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión