Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

Aragonès no responsabiliza al Gobierno de la detención de Puigdemont y defiende el diálogo

  • El president de la Generalitat sí que ha responsabilizado a la cúpula judicial del Estado, que cree que actúa para hacer fracasar el diálogo, por lo que se ha demostrado que la amnistía es necesaria
  • Ante esto, considera que el Gobierno puede impulsar "instrumentos legislativos", como la amnistía, para cambiar esta dinámica de lo que define como la derecha judicial

Publicada el 27/09/2021 a las 09:45 Actualizada el 27/09/2021 a las 11:06
El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonés, y el 'expresident' Carles Puigdemont, pasean por las calles de la localidad italiana de L´Alguer, en Cerdeña.

El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonés, y el 'expresident' Carles Puigdemont, pasean por las calles de la localidad italiana de L´Alguer, en Cerdeña.

EFE

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este lunes que no le consta que el Gobierno de Pedro Sánchez sea responsable de la detención del expresident Carles Puigdemont en Cerdeña (Italia) y ha defendido la necesidad de "mantener el rumbo" de la mesa de diálogo.

"Yo no entraré en especular si estaba al tanto o no. A mí no me consta", ha sostenido en una entrevista de La 2 y Ràdio 4 recogida por Europa Press, al ser preguntado por si cree que el Gobierno tiene alguna responsabilidad en la detención de Puigdemont.

Aragonès sí que ha responsabilizado a la cúpula judicial del Estado, que cree que actúa para hacer fracasar el diálogo, por lo que se ha demostrado que la amnistía es necesaria para solucionar el conflicto: "Vemos que el aparato judicial del Estado español mantiene la vía represiva y el Gobierno español no puede hacer ver que no tiene que ver con él".

Según él, cada vez que se hacen pasos para avanzar en la solución al conflicto, los aparatos judiciales hacen presión para que se mantenga la vía judicial: "Es constante cómo hay una cúpula judicial española que hace política".

Ante esto, considera que el Gobierno puede impulsar "instrumentos legislativos", como la amnistía, para cambiar esta dinámica de lo que define como la derecha judicial y ha apuntado que los indultos fueron un primer paso pero que esta semana se ha demostrado que es necesario seguir avanzando en esta dirección.

"Con los indultos no se ha terminado la solución de la represión. Hubo un primer paso del Gobierno del Estado, que en su momento ya dijimos que era un primer paso porque le debían seguir muchos más y por esto se ha planteado una amnistía. Y creo que este fin de semana se ha visto claramente que harán falta decisiones políticas para resolver esta parte del conflicto, que es la represión", ha añadido.

Apuesta por el diálogo

El presidente catalán ha argumentado que un proceso de negociación complejo como el que cree que afrontan con el Gobierno "se puede ver afectado por muchas cosas pero la clave es mantener el rumbo".

"Mi compromiso con una salida negociada al conflicto está. Lo mantengo y creo honestamente que es la mejor manera de acabar con la resolución del conflicto", ha insistido, pese a que reconoce que habrá muchos momentos que tendrán intercias para abandonar la negociación.

Ha asegurado que ni Puigdemont ni nadie de Junts le ha pedido nunca levantarse de la mesa de diálogo, pese a las críticas que han lanzado contra la negociación con el Gobierno: "Todos sabemos que el conflicto político se deberá resolver de forma negociada", y ha pedido al independentismo la máxima unidad para apoyar al Govern en este diálogo.

Preguntado por si la mesa de diálogo está debilitada sin Junts, el presidente ha contestado que el Govern en su conjunto aprobó la delegación que participó en la reunión de hace dos semanas —en la que solo había representantes de ERC— y en el plan del Govern de la legislatura se ratificó la apuesta por el diálogo.

También se ha reafirmado en que solo pueden participar miembros del Govern y ha reiterado que Junts sigue teniendo "las puertas abiertas" y que se reincorporarán cuando presenten una propuesta de delegación que incluya solo miembros del Ejecutivo.

Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Lucía Oliveira Lucía Oliveira 27/09/21 17:39

    ¡Chico listo!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nadie49 Nadie49 27/09/21 14:30

    Artículo remitido a El diario.es, No fue publicado, dicho esto sin ningún tipo de queja, el 19 de mayo de 2021. Enviado como comentario a infolibre el 27/09/21

    Hace apenas un mes, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, firmó el pase a la reserva del general de la Zona de Catalunya, Pedro Garrido, del que la Generalitat había pedido su destitución dos años antes por las afirmaciones realizadas el 9 de octubre de 2019, durante la festividad de la Guardia Civil. “Las sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que se podría pensar o desear, en tan solo el rictus que disimula el odio y la mezquindad capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla”, dijo durante su discurso el general, en presencia de las autoridades.
    Entiendo que respecto de esta frase se deben hacer algunas reflexiones:
    - La primera es que este general cuando las dice frente a las autoridades centrales y autonómicas, lo hace con el indudable y evidente ánimo de provocación y de ofender determinados posturas políticas y determinados sentimientos.
    - La segunda es que lo hace desde la posición de fuerza armada que la legalidad concede a las fuerzas de seguridad del estado. Hay que recordad que cuando se habla de legalidad siempre conviene añadir lo de vigente. En cambio, las ideologías, tengan un mayor a o menor apoyo, son más longevas que las leyes. El mismo general expone claramente que su ideología es anterior al año 78.
    - La tercera es que lo sucedido el 1 de octubre del 17 no le ha servido para comprender los errores cometidos desde el gobierno central y desde los mandos, a todos los niveles jerárquicos, de las fuerzas de seguridad. Errores que sirvieron para soliviantar con toda la razón y potenciar las justificaciones que alegaban, alegan y alegarán los independentistas, y a su vez servían para ocultar los errores cometidos, también, por el govern. Los errores de las fuera de seguridad del estado tenían su origen en hecho de que vulneraban con evidente despropósito, la proporcionalidad y profesionalidad que se pide y se debe exigir a las fuerzas de seguridad del estado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión