Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Energía

Las eléctricas municipales que anteponen la gente a los beneficios: "Hemos doblado la contratación"

  • Empresas públicas como Barcelona Energía o Eléctrica de Cádiz ajustan sus tarifas al máximo para subir la electricidad lo mínimo posible
  • Además, asesoran al cliente para permitirle ahorrar lo máximo posible y son agente activo en el avance del autoconsumo
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 02/10/2021 a las 06:00
Sede de Barcelona Energía.

Sede de Barcelona Energía.

Europa Press

Esta semana se hizo viral un tuit que mostraba un cartel en el que la presidenta de una comunidad de propietarios de Barcelona contaba a los vecinos que el edificio había conseguido un importante ahorro en la factura de la luz al contratar el suministro con Barcelona Energía, una comercializadora pública de electricidad. La empresa cuenta a infoLibre que, gracias en parte a la popularidad alcanzada en redes sociales, han conseguido doblar la contratación "de un día para otro", también animados por la subida en los precios de la subasta marginalista y la caída de la reputación de las grandes eléctricas. El secreto del éxito de esta y otras empresas públicas de energía es el mismo: utilizar lo público para poner a la gente por encima de los beneficios. 

Las comercializadoras públicas de electricidad son la excepción en un mercado de un bien esencial privatizado hasta niveles récord en la OCDE. No son generadoras (no tienen centrales a su nombre, como las que propone Unidas Podemos) ni distribuidoras (que reparten la electricidad por cada uno de los domicilios), son las que establecen el contrato con el cliente final, y ahí pueden marcar la diferencia. En Pamplona se está estudiando, y en Palma ya está ejecutándose el proyecto a partir de la compañía pública de aguas, Emaya, aunque aún no acepta a consumidores privados. Los dos grandes ejemplos de que esta iniciativa funciona a nivel local son Barcelona Energía y Eléctrica de Cádiz. Sin dificultades y con polémicas de por medio, claro. 

"Estamos muy contentos, hemos doblado la contratación". Al habla Iu Gallart, director de Barcelona Energía, que reparte electricidad a toda el Área Metropolitana de Barcelona con el apoyo tanto de la AMB como del Ayuntamiento dirigido por Ada Colau. No saben quién es la mujer que tan bien vendió sus servicios, pero ya venían disfrutando de un aumento de las altas en los últimos meses. "Habíamos detectado que con el debate público que hay, nos tienen como referente o alternativa". Tanto a las comercializadoras públicas como a las privadas fuera del oligopolio, que intentan diferenciarse con más transparencia, asesoramiento a los clientes para que prime el ahorro o renunciando al ánimo de lucro, como las cooperativas. 

La clave está en que, al no ser una compañía privada, no tienen que preocuparse por repartir dividendos entre los accionistas. "Las tarifas pueden ser más económicas porque apretamos mucho los márgenes, porque no queremos tener beneficios", asegura Gallart. En el caso de Eléctrica de Cádiz no es exactamente así, pero la mayoría en el consejo de administración es pública, por lo que, en teoría, se toman las decisiones pensando en la ciudadanía y no en el bolsillo. "Desde la pandemia hasta ahora, la comercializadora no ha subido los precios", explica Alba del Campo, concejala de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Cádiz. "No queremos tener cuantos más beneficios mejor". 

Sin embargo, Eléctrica de Cádiz ha revisado las tarifas al alza este octubre. No ha tenido otro remedio, cuenta Del Campo: como cualquier otra comercializadora, tiene que acudir a comprar la electricidad a la subasta mayorista, por las nubes. Las nuevas subastas a las que podrán concurrir las pequeñas empresas como esta y que puede permitirles bajar el recibo, que anunció el Gobierno en septiembre, tendrán que esperar a final de año. "No podemos tener el precio más bajo del mercado tampoco, porque incurres en pérdidas. Buscamos ese equilibrio. Pero sube menos de lo que estaba subiendo el mercado, la compañía siempre trata de dar el precio más bajo posible". 

Pero no es la única ventaja para el consumidor doméstico de contratar su electricidad con una comercializadora pública. Las empresas hacen un esfuerzo activo para aconsejar al cliente y permitirle ahorrar más en su factura, adoptando la potencia que necesite o ayudándole a ser más eficiente. Las grandes eléctricas no suelen hacerlo: no les interesa. En el caso de Eléctrica de Cádiz, la empresa trabaja junto a la concejalía de Transición Ecológica para impartir "talleres de ahorro eléctrico". "Hacemos una campaña muy activa de sensibilización", presume Del Campo. "Aprovechamos para dar pequeñas explicaciones sobre el cambio climático. Utilizamos la factura de la luz como herramienta pedagógica para hablar del cambio de modelo". 

Barcelona Energía, por su parte, es proactiva a la hora de preguntarle al cliente por sus hábitos y sus electrodomésticos para recomendarle la mejor potencia y la mejor tarifa. Cada tres meses, el consumidor recibe un informe con su consumo, que le permite comparar por meses, por horas e incluso por viviendas similares de su mismo código postal, para ver si gastan mucho o poco. "Cuando te haces cliente, hacemos estudio de tu perfil. Y si te sale mejor la discriminación horaria [pagar más o menos según el momento del día] te ponemos un mail. Así se puede ahorrar hasta un 15%", cuenta Gallart. 

Ambas empresas públicas cuentan con una línea de autoconsumo, para ayudar a los consumidores a instalar placas solares en sus edificios, verter la energía sobrante a la red y ahorrar aún más. Eléctrica de Cádiz, además, está explorando tanto el autoconsumo en edificios, con varios vecinos disfrutando de la instalación, como el autoconsumo compartido: una misma placa fotovoltaica para todos los vecinos a 500 metros a la redonda, ayudándose de la figura de las comunidades locales de energía. 

Ojo con el 100% renovable que venden

Tanto Eléctrica de Cádiz como Barcelona Energía aseguran que la electricidad que comercializan es "100% renovable". Pero esta expresión lleva a equívocos. La luz generada por eólica, hidroeléctrica, gas natural o carbón se mezcla en el sistema: una comercializadora no puede nunca prometer que la energía que llega a una casa solo ha sido generada con tecnologías limpias. Lo que hacen es asegurar que toda la electricidad que comercializan ha sido puesta en el sistema por una cifra equivalente de generación limpia. Una planta eólica, por ejemplo, genera un crédito por cada MWh que utiliza, que luego es adjudicado a las empresas mediante el Sistema de Garantías de Origen que gestiona la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). 

Si una comercializadora asegura que su electricidad es "100% renovable", significa, por tanto, que el 100% de su electricidad está dentro del Sistema de Garantías de Origen y que es un agente de presión para que cada vez se instalen más renovables. Pero nada más. "Le da un mensaje al mercado", asegura Del Campo. En el caso de Barcelona Energía, el 80% de la luz que comercializan está en el mecanismo de la CNMC, y el 20% restante es gracias a las placas fotovoltaicas instaladas en la ciudad y a una planta de biogás. 

Reclaman más medios contra la pobreza energética

Actualmente, el bono social de electricidad solo puede ser gestionado por las cuatro comercializadoras "de referencia", que son las que pueden comercializar electricidad mediante la tarifa regulada (dependiente del precio de la subasta diaria). No es difícil adivinar cuáles son: Endesa, Iberdrola, Naturgy y EDP. ¿Por qué no se cambia el sistema para que las comercializadoras independientes, que actualmente solo pueden operar en el mercado libre, también puedan ofrecer este servicio? Así lo reclama Alba del Campo. 

Ante la carencia, el Ayuntamiento de Cádiz ha desplegado, junto a Eléctrica de Cádiz, una ayuda a las familias vulnerables que va más allá del bono: la Cobertura Energética Anual. Asegura el acceso a la energía hasta un límite de consumo razonable. Si se sobrepasa, se paga: si no se sobrepasa, la factura sale gratis. Va mucho más lejos que la medida estatal y no requiere solicitud: se aplica por defecto. "Es fruto de mucho, mucho esfuerzo", explica Del Campo: y un ejemplo de que lo público aún tiene mucho que decir en el mercado de la electricidad. 
 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • Castiliscar Castiliscar 18/10/21 10:46

    Aunque he leído este artículo muy tarde, reconozco su gran aportación para todos los usuarios, posibilitando rebajar el recibo. ¿Que es poco? Muchos pocos hacen muchísimo. Estoy pensando que en cada comunidad autónoma apareciera una comercializadora. ¡¡¡HAY QUE MOVER ÉSTO!!!
    ¡Muchas gracias por esta información!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ninela ninela 03/10/21 11:35

    Y de este tipo de empresas, ¿ que hqy por Madrid?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • deabajo deabajo 03/10/21 10:45

    Gracias por el artículo. Está claro que a este esperanzador modelo le falta una empresa pública de generación de energía, que llene los edificios públicos de placas solares (en vez de tierras de labor, como lo están haciendo las eléctricas), que monte centrales de biomasa para despejar los montes de maleza, y que se vaya haciendo con las centrales hidroeléctricas que vayan caducando su larguísima concesión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • solguill solguill 02/10/21 20:43

    Agradeceria info sobre quė compañias por Valencia interior.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • estovamal estovamal 02/10/21 13:15

    Hace ya tiempo, cuando empezó todo este lío, yo me hice socio de una cooperativa que comercializaba luz y desde entonces mis recibos siguen siendo muy bajos comparados con lo que pagaba antes. Compañias públicas, municipales, de barrio o cooperativas, hay por todas partes. Lo que no entiendo es cómo sigue habiendo un 40% de clientes "eléctricos" que siguen permitiendo que las grandes les roben. Y lo dije aquí, en un comentario a una de las primeras noticias que salieron en infolibre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • jorgeplaza jorgeplaza 02/10/21 09:23

    Yo tenía un compañero de trabajo que estaba más "zumbao" que el pecho de un gorila. Pertenecía a una secta hindú que se llamaba Ananda Marga y, entre otras diez mil manías, tenía la de hacerse sus propios yogures. Pero no con yogurtera, que estuvieron de moda una temporada, sino calentando leche en un perolo muy grande (muy grande para que perdiera poco calor) y envolviéndolo con una manta. Yo le tomaba el pelo diciéndole que hacía yogur con manta y él, poniendo los ojos en blanco, me contestaba "yo creo que así está más rico y todo", como si las bacterias distinguieran qué es lo que está templando la leche.

    Esta noticia me ha recordado a mi compañero el de Ananda Marga, no sé por qué.

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 02/10/21 09:18

    Aparte del propio Ayuntamiento de Barcelona, ¿cuáles son los clientes de la eléctrica de Colau? Seamos serios, por favor.

    Malas noticias para los precios de la subasta eléctrica en los próximos días. Quitando mañana domingo, que lloverá en toda España, a partir de media semana se va a formar un anticiclón de barrera que impedirá que lleguen borrascas a la mayor parte de Europa, incluyendo Escandinavia salvo su parte norte. Sin viento, mucho me temo que los precios se van a volver a disparar y no solo en España. ¡Oh, las maravillas de las renovables!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    15

    0

    • In-A-Gadda-Da-Vida In-A-Gadda-Da-Vida 03/10/21 13:28

      Parece hasta alegre el tono con el que anuncia usted una mala noticia... no sé si es por la noticia en sí, o por ser usted quien la anuncia.
      Si es humor negro, igual se pasa de feroz. Claro que cada uno es como es y puede expresarse como quiera, yo le felicito por tomárselo así.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Jose Espuche Jose Espuche 02/10/21 07:38

    Se sigue produciendo energías fósiles a pesar de haber sacado energías limpias. ¿Qué trabajo constará producir energías limpias? El COVID hará que lleguen las energías limpias, si no queremos que paguemos la factura eléctrica la paguemos con el fallecimiento. El dinero, para los ambiciosos, está por encima de las personas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Canija Canija 02/10/21 07:07

    Muy interesante el artículo 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Eduardo Alvarez Eduardo Alvarez 01/10/21 23:04

    A ver si habláis algún día de las pequeñas eléctricas de barrio, como la Eléctrica del Pozo en Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13



Lo más...
 
Opinión