x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¿Ventana o pasillo?

Gabriela Ybarra viaja al exotismo japonés con Vainica doble, Carlos Berlanga e Iván Zulueta

  • En agosto, infoLibre pregunta a escritores, músicos y actores a qué personaje le comprarían un pasaje de avión: para mandarle lejos o para aprender de él
  • La joven escritora viaja desde Aravaca hasta Japón para ver qué puede salir al mezclar a un grupo de personas tan dispar en un país tan diferente

Publicada el 03/08/2016 a las 06:00
La escritora Gabriela Ybarra.

La escritora Gabriela Ybarra.

Lo mejor de una aventura suele ser la compañía, y la escritora Gabriela Ybarra tiene claro de quién rodearse. Casi sin pensarlo, responde a la pregunta de a quién le regalaría un billete de avión: "Se lo regalaría al dúo Vainica doble, a Carlos Berlanga y a Iván Zulueta"; después, piensa en el lugar de partida: "Saldríamos desde Aravaca".

"No sé si mi respuesta es demasiado extravagante", confiesa. Gabriela ha elegido rodearse de figuras destacadas de la cultura española. Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen, integrantes de Vainica doble, iniciarion su carrera musical en los años setenta, convirtiéndose en dos de las creadoras más importantes de la época. Tanto es así, que Carlos Berlanga, una de las figuras más importantes de la Movida madrileña, acercó al dúo pop a algunos grupos de música indie como Le mans o La buena vida. Además, en la década de los ochenta, Berlanga formó parte de algunos de los grupos más reconocidos que marcaron la época gloriosa del pop español, como Kaka de Luxe, Alaska y los Pegamoides y Alaska y Dinarama.

Por su parte, Iván Zulueta cultivó el arte en el sentido más amplio de la palabra. Fue cartelista, decorador y diseñador gráfico, aunque su faceta más conocida es la de director de cine, concretamente de cine experimental, combatiendo los años de sequía cultural del franquismo. Su obra más conocida, Arrebato (1979), le encumbró como "director maldito".

Lo último en lo que piensa Gabriela es en el lugar al que viajarían, porque lo más importante para ella es con quién emprende el viaje. "¿A dónde iríamos? A Japón". Pese a parecer lo menos importante, no duda en el destino, como tampoco duda en lo que quiere hacer allí. "Primero iríamos a un templo japonés", donde Vainica doble, que hace música "psicodélica pero muy española", podría inspirarse; después, le gustaría ir "a algún lugar donde abunden los neones". 

Toda esta aventura, eso sí, filmada por Iván Zulueta y con ella y Carlos Berlanga de meros "observadores". "Me gustaría mucho saber qué sale de esta combinación".

Y en la vida real...

Pese a tener tan claro cuál sería su viaje, la escritora Gabriela Ybarra (Bilbao, 1983) cambia el billete de avión por la pluma y Japón por la tranquilidad. "Mi idea es seguir escribiendo este verano y en septiembre". Y es que, su nueva novela recién empleada requiere tiempo, pues se confiesa "algo lenta" escribiendo, "así que tardará en estar lista". 

Julio Maset
Sin embargo, esa "lentitud" de la que habla la autora parece que merece la pena, pues su primera obra, El comensalha recibido halagos de la crítica y acumulado varias ediciones, inusuales para un sello pequeño como es Caballo de Troya. La novela narra tanto la reciente enfermedad y muerte de su madre como el secuestro y posterior asesinato de su abuelo, Javier de Ybarra, por parte de la organización terrorista ETA en 1977, seis años antes de su nacimiento. 

"Cuentan que en mi familia siempre se sienta un comensal de más en cada comida. Es invisible, pero está ahí", así comienza el libro que la inicia como escritora, camino que, por lo que cuenta, acaba de empezar. 
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión