x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Envidia literaria

Desirée Bela encuentra un reflejo en la protagonista de 'Americanah'

  • La escritora de Ser mujer negra en España confiesa que la obra de Chimamanda Ngozi Adiche le ayudó a sentirse "validada"
  • A lo largo del mes de agosto, autoras y autores confiesan a infoLibre sus referentes y sus envidias sanas a partir de los libros que querrían haber escrito

Publicada el 18/08/2019 a las 06:00 Actualizada el 17/08/2019 a las 12:21
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La activista y autora de 'Ser mujer negra' en España, Desirée Bela-Lobbede.

La activista y autora de 'Ser mujer negra' en España, Desirée Bela-Lobbede.

Luciana Hoffmann
En 2015 Desirée Bela-Lobedde (Barcelona, 1978) hizo el descubrimiento de un libro que, según afirma, le hizo identificarse en sus letras. Americanah, de la célebre escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adiche, es ahora la obra que reconoce, para la revista Verano Libre, que le habría gustado haber escrito. “Leer aquello fue para mí como decir: ‘O sea, esto que tengo yo no es una rabieta mía, una pataleta… Hay más personas que piensan igual y sienten lo mismo que siento yo’ y me sentí validada”, afirma la autora.
  “Cuando quieres encontrarte es que ya te buscas, y la búsqueda nace del desconcierto, del rechazo, de la falta de reconocimiento, de no encajar...”. Con estas palabras la periodista Lucía-Asué Mbomío inicia el prólogo de Ser mujer negra en España, el primer título publicado por Desirée Bela hace aún menos de un año, en 2018, y que versa sobre las experiencias que, como mujer negra, ha debido enfrentar su autora. Bela-Lobedde que, como cuenta en su libro, apenas encontró durante su infancia y adolescencia representaciones de la mujer negra en los medios, en el cine, en la literatura… encuentra en Adiche una identidad, un reconocimiento, un testimonio que le anima a seguir con su propia lucha que, en su caso, se desarrolla en el activismo estético.


“Es, como por ejemplo, cuando El País publicó un artículo hablando de Michelle Obama en el que decían que la ex primera dama —desde que ya no es primera dama— había empezado a lucir sus rizos y que en su biografía [Mi historia] —que la tengo pendiente de leer— ella habla de toda la presión que implica, a nivel estético, tener que utilizar productos perjudiciales para la salud para alisar el pelo”, comenta la activista. A raíz de esta noticia que El País compartió en Twitter, Bela-Lobedde lo retuiteó y agradeció que un medio que llega a tantas personas por fin visibilizara algo de lo que las mujeres negras llevan mucho tiempo hablando: la violencia que el canon de belleza eurocéntrico les implica. “Entonces, varias personas me comentaron que la primera vez que habían tenido conocimiento de esto era leyendo Americanah”, añade la autora.

 
Americanah, publicada en 2013 y galardonada con el Premio Nacional de la Crítica de EEUU, es la obra que da nombre a la historia de Ifemelu y Obinze, dos adolescentes nigerianos que migran de un país gobernado bajo la sombra de una dictadura. Mientras Ifemelu consigue irse a estudiar a EEUU y se enfrenta a los prejuicios racistas arraigados en una sociedad poscolonial —biografía que coincide con la de Chimamanda Ngozi, que nació en Nigeria y se trasladó a estudiar comunicación y ciencias políticas a EEUU—, Obizine se introduce de manera ilegal en Londres, donde debe encararse a unas difíciles condiciones de vida.


“Además, la protagonista de Americanah, Ifemelu, también es blogger. Entonces era sentirme muy identificada en ese sentido porque yo también tengo mi blog, donde publico mis contenidos, todo el tema del pelo afro… Lo disfruté muchísimo”, apunta la también columnista del diario Público.

Pero el gusto por Chimamanda Ngozi no se queda en Americanah. Para Bela-Lobedde varios de los libros de esta autora son “fundamentales”: El peligro de la historia única, Todos deberíamos ser feministas, Querida Ijeawele o cómo educar en el feminismo… Es más, el gusto por la autora nigeriana ni siquiera se queda en sus libros, pues la escritora afirma entre risas que lo que le parece más envidiable de Ngozi es... ella. “Es una mujer que tiene una gran presencia: su forma de hablar, de expresarse… es como magnética”, afirma la activista, que tuvo la oportunidad de verla en directo cuando fue a Barcelona en 2017.

“Quitando, eso sí, que es tránsfoba y que no reconoce a las mujeres trans como mujeres”, señala Bela-Lobedde, siempre crítica, sobre la autora de Americanah. “Eso me genera muchos sentimientos encontrados porque me parece que su mensaje en otros aspectos es superinteresante, pero no coincido para nada con ella en eso”, concluye.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.