Huelga feminista 8M

23 iniciativas relacionadas con la igualdad esperan a ser aprobadas en el Congreso

La playa del Fortí de Vinaròs acoge esta semana una 'macroexposición' con 731 cruces que representan a las mujeres asesinadas en crímenes de violencia de género desde 2007.

La igualdad de género también es asunto de debate en el Congreso de los Diputados. Ahora mismo, son un total de 23 las iniciativas que se encuentran en algún punto de su tramitación parlamentaria en la Cámara baja, ocho de las cuales son proposiciones de ley –tres propuestas por el PSOE y cinco por Unidos Podemos–, las únicas con efectos legislativos. Además, otras 15 proposiciones no de ley –que únicamente sirven para presionar al Gobierno– esperan ser debatidas en el Congreso: cuatro del PSOE, tres de Unidos Podemos y ocho de Ciudadanos. Ni el Ejecutivo ni el PP han promovido iniciativas en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres esta legislatura.

Algunas de las ocho proposiciones de ley relativas a la igualdad de género que se encuentran registradas en el Congreso abordan asuntos muy similares. La coalición morada registró hace unos días una iniciativa para prohibir que los centros educativos que segregan por sexos reciban fondos públicos, una propuesta que los socialistas ya presentaron el pasado septiembre. La proposición de ley de Unidos Podemos aún no ha sido abordada por la Mesa del Congreso, mientras que la del PSOE está desde octubre a la espera de ser debatida en el pleno para decidir si se toma o no en consideración.

La segunda propuesta que Unidos Podemos y el PSOE han convertido en proposiciones de ley separadas es la que plantea medidas para garantizar la igualdad retributiva entre mujeres y hombres: en este caso fue la coalición morada la que primero registró la iniciativa (en octubre), mientras que los socialistas plantearon su propuesta el pasado febrero. La proposición de ley de Unidos Podemos ya ha sido admitida a trámite por el pleno del Congreso y ahora mismo se encuentra en periodo de enmiendas hasta el próximo día 20 de marzo; la del PSOE ni siquiera ha sido aún llevada al pleno del Congreso. Ambas iniciativas basan sus medidas en la introducción de modificaciones en diferentes textos normativos.

Las semejanzas entre ambos textos son mayoría, aunque cada uno presenta una serie de particularidades, según explicó infoLibre. Unidos Podemos, por ejemplo, apuesta por cambiar hasta casi una veintena de artículos del Estatuto de los Trabajadores, incluyendo aspectos como el derecho del comité de empresa y de los delegados de personal a recibir información relativa a la proporción de mujeres y hombres en los diferentes niveles profesionales y retributivos, o sobre la aplicación de los planes de igualdad. Por su parte, el PSOE plantea que los planes de igualdad obligatorios para las empresas con más de 250 empleados deban incluir medidas dirigidas a eliminar los obstáculos que impiden la igualdad efectiva en materia de contratación, clasificación profesional, formación, promoción profesional, condiciones de trabajo, ejercicio corresponsable de los derechos de conciliación y prevención del acoso.

Los dos principales partidos de la izquierda también han promovido en el Congreso proposiciones de ley relativas a la violencia machista, aunque en este caso las coincidencias no son tan claras. Unidos Podemos, por ejemplo, ha propuesto modificar la ley orgánica contra la violencia de género para crear un comité de expertos en igualdad que plantee medidas al Gobierno para luchar contra la violencia de género, unas medidas que el Ejecutivo estaría obligado a valorar. La proposición de ley lleva un año guardada en el cajón y aún no se ha sometido su toma en consideración al pleno del Congreso.

También es de Unidos Podemos la proposición de ley que busca erradicar "las violencias machistas en la Administración Local", por la cual la formación morada quiere dar más competencias a las corporaciones municipales para combatir el problema. En concreto, la proposición busca modificar la ley reguladora de las Bases del Régimen Local con el fin de que cada municipio pueda ejercer como competencia propia la promoción de actividades encaminadas a promover la igualdad entre hombres y mujeres, así como a la prevención y atención de violencias machistas. La propuesta se presentó en noviembre y aún no ha sido debatida en el pleno para su toma en consideración.

Por su parte, el PSOE también propuso hace un año mejorar la pensión de orfandad de los hijos de víctimas de la violencia machista. Los socialistas buscan que todos los hijos de mujeres asesinadas reciban esta pensión, incluso aquellos cuyas madres no cotizaron a la Seguridad Social, que ahora no tienen reconocido el derecho, y también demandan elevar la cuantía de las prestaciones. En mayo del año pasado la iniciativa fue admitida a trámite por unanimidad en el pleno del Congreso, y ahora mismo se encuentra pendiente del informe de la Comisión de Empleo y Seguridad Social de la Cámara baja, una vez superado el periodo de enmiendas.

La octava proposición de ley relativa a la igualdad de género que está tramitándose en el Congreso es de Unidos Podemos, y busca ofrecer protección específica a las trabajadoras que se están sometiendo a un tratamiento de reproducción asistida. La iniciativa –presentada en octubre y cuya toma en consideración aún no ha sido votada por el pleno– incluye medidas como la introducción de las pruebas médicas necesarias para la reproducción asistida dentro de las razones por las que una trabajadora puede solicitar un día de permiso.

Ciudadanos, el que más PNL tiene en espera

Pese a que no tiene pendiente de aprobar ninguna proposición de ley, Ciudadanos es el partido que tiene más proposiciones no de ley –sin efectos legales– sobre igualdad esperando a ser debatidas en el Congreso. La última la presentó el pasado mes de febrero: el partido naranja quiere que la Cámara baja inste al Gobierno a tomar medidas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral, contemplando como infracciones que las ofertas de trabajo sean discriminatorias o que los empresarios exijan conocer la situación familiar de la candidata a un puesto. La proposición también pide al Ejecutivo que garantice "una presencia equilibrada de hombres y mujeres" en los órganos de dirección de las empresas y en los comités sindicales, aunque Ciudadanos se muestra contrario a las cuotas.

En lo relativo a lo laboral, hay otras cuatro proposiciones no de ley pendientes de aprobación: dos del PSOE, una de Ciudadanos y otra de Unidos Podemos. Los socialistas buscan que el Congreso inste al Gobierno a tomar medidas para corregir la brecha salarial, y también exigen en otra proposición no de ley que el Ejecutivo legisle para obligar a las empresas a actuar "con perspectiva de género" en la prevención de riesgos laborales. Por su parte, el partido naranja tiene registrada una iniciativa en la que insta al Gobierno a promover un pacto por la conciliación de horarios "que impulse la igualdad y la corresponsabilidad" y a promover la igualdad de género en los centros educativos y las empresas.

Por su parte, la proposición no de ley de Unidos Podemos para defender la igualdad en el ámbito laboral es mucho más concreta, ya que hace referencia a la ausencia de mujeres trabajadoras en la estiba del Puerto Bahía de Algeciras, dependiente del Estado. La coalición morada quiere que el Congreso exija al Gobierno "tomar las medidas políticas y administrativas necesarias para garantizar mecanismos que aborden la composición exclusivamente masculina de la plantilla" y "acordar las medidas oportunas para que la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto Bahía de Algeciras elimine de inmediato las trabas que están impidiendo la incorporación de las mujeres al trabajo portuario".

En la misma línea, otra proposición no de ley de Unidos Podemos plantea la necesidad de "normalizar la presencia de mujeres en la representación  internacional española". De aprobarse la iniciativa, el Congreso instaría al Ejecutivo a "designar los representantes del Estado en organismos internacionales teniendo en cuenta la composición de género de los órganos de los que formarán parte", priorizando la presencia de mujeres "en aquellos casos en que no se cumpliese con los criterios de paridad o equilibrio de género que inspira la legislación española".

El acoso y la violencia machista

El acoso sexual también es un asunto sobre el que giran varias proposiciones no de ley. Unidos Podemos ha presentado una iniciativa para mejorar las medidas de denuncia y protección frente a los abusos en las Fuerzas Armadas después de que se hayan conocido en los últimos meses casos como el de la soldado que denunció haber sido drogada y violada en el cuartel de Antequera (Málaga). Por su parte, otra iniciativa del PSOE busca que el Congreso exija al Gobierno que inicie una campaña para recoger información detallada de los casos de acoso o abusos sexuales con el fin de tener mejor información a la hora de aprobar iniciativas para la protección de las mujeres.

En relación con la violencia machista destacan dos proposiciones no de ley que están esperando a ser debatidas en el pleno, ambas de Ciudadanos. El partido naranja propone fiscalizar el uso de los fondos públicos destinados a la lucha contra la violencia de género que se entreguen a administraciones públicas y asociaciones, y también plantea la necesidad de que el Estado garantice la pensión de viudedad a las mujeres víctimas de violencia machista que se hubieran divorciado de su maltratador antes de 2004, el año en el que entró en vigor la ley contra la violencia de género, que incluye esta medida. Asimismo, otras dos proposiciones no de ley de Ciudadanos piden que el Congreso inste al Gobierno a igualar los permisos de maternidad y paternidad y a desarrollar un código de regulación para evitar la publicidad sexista.

Carmena llama a feminizar el lenguaje y aplaude la "genialidad adelantada" de Goya al pintar sus 'ángelas'

Carmena llama a feminizar el lenguaje y aplaude la "genialidad adelantada" de Goya al pintar sus 'ángelas'

Más sobre este tema
stats