Elecciones 20-D

Casi 800.000 votos se quedaron en 2011 sin escaño

Casi 800.000 personas votaron en 2011 a candidaturas que no obtuvieron representación

Ibon Uría

En las últimas elecciones generales, las de noviembre de 2011, sólo cuatro fuerzas de ámbito estatal lograron representación parlamentaria: PP, PSOE, Izquierda Unida y UPyD. Hubo además otras nueve que no se presentaron en todo el Estado y que consiguieron algún escaño –CiU, Amaiur, PNV, ERC, BNG, CC, Compromís, FAC y Geroa Bai–. Sin embargo, esas 13 candidaturas son sólo una pequeña parte de las 62 que concurrieron a las elecciones. Y aunque representan a la gran mayoría de votantes –juntas sumaron 22,9 millones de papeletas–, no es menos cierto que quienes se quedaron fuera del Congreso tuvieron el respaldo de 788.689 ciudadanos, el 3,21% de quienes acudieron a las urnas.

Claro que hay grandes diferencias entre las distintas listas que no consiguieron acceder a la Cámara baja. De las 49 candidaturas extraparlamentarias, 16 no superaron la barrera del millar de votos. Hubo incluso un partido, Derecha Navarra y Española –ahora integrado en Vox–, que no obtuvo siquiera el voto de sus propios candidatos: se quedó a cero en la noche electoral. Otras 21 lograron entre 1.000 y 10.000 votos. En ese grupo figuran varias fuerzas de extrema derecha, como Democracia Nacional, Falange Española de las JONS o España 2000.

En un tercer peldaño, una decena de candidaturas extraparlamentarias consiguieron el respaldo de entre 10.000 y 100.000 ciudadanos. Fue el caso del Partido Pirata, el Partido Regionalista de Cantabaria o Escaños en Blanco, entre otras. Se da la paradoja de que dos fuerzas –Geroa Bai, de la actual presidenta navarra, Uxue Barkos, y Foro Asturias Ciudadanos, el partido de Álvarez Cascos– sí consiguieron escaño con una cifra de votos que se movió en esa horquilla –42.415 y 99.473, respectivamente–, algo que fue posible gracias a que la circunscripción provincial premia a las fuerzas que concentran sus votos en unas pocas provincias frente a las que tienen sus apoyos diseminados en todo el Estado.

Por último, el partido animalista Pacma y Equo superaron los 100.000 votos –102.144 y 216.748 apoyos, respectivamente– y aun así se quedaron sin escaño (si bien la coalición Compromís-Equo consiguió finalmente un asiento en el Congreso por Valencia).

El récord del voto extraparlamentario, en 1989

La cifra de casi 800.000 votos a candidaturas extraparlamentarias en 2011 no es una excepción si se observan los datos de las elecciones celebradas desde 1977. En todas las generales celebradas desde el año 2000, los apoyos a listas que no obtuvieron escaño se han movido en el entorno del 3% y han sumado entre 700.000 y 850.000 votos. El mínimo histórico del voto a partidos sin escaño tuvo lugar cuatro años antes, en 1996, cuando se quedó en el 2,2% y los 553.943 papeletas, mientras que en las seis primeras elecciones desde 1977 los niveles fueron superiores.

Si se repasan las cifras de todas las elecciones generales, el partido que más votos ha obtenido sin conseguir escaño es el Centro Democrático y Social de 1993, que con 414.740 apoyos –el 1,76% del total– se quedó sin representación en el Congreso. La segunda candidatura más apoyada y sin presencia en la Cámara fue la Mesa para la Unidad de los Comunistas –nombre de la candidatura liderada por Santiago Carrillo en 1986–, que consiguió 229.695 votos en 1986. Y la tercera fue la Agrupación Ruiz-Mateos –liderada por el empresario de Rumasa, José María Ruiz-Mateos–, que se alzó con 219.883 papeletas en las siguientes generales, las de 1989.

España en una urna: cinco claves de las once elecciones precedentes

España en una urna: cinco claves de las once elecciones precedentes

Más sobre este tema
stats