Educación

Los alumnos quieren vaciar las aulas en la primera huelga de 2014 contra Wert

Estudiantes en una manifestación contra la Lomce.

Los estudiantes no levantan el pie del acelerador en su protesta contra la reforma educativa, la subida de las tasas o las modificaciones en los criterios de acceso a las becas. A partir de este miércoles tres millones de alumnos universitarios y de enseñanzas medias están convocados por el Sindicato de Estudiantes (SE) a un paro de 48 horas. Está previsto que haya encierros y charlas informativas. El jueves, además, habrá movilizaciones en forma de manifestación en las principales ciudades. En Madrid, los alumnos del campus de Somosaguas de la Autónoma calentaron la huelga este martes con barricadas a las entradas del centro. 

La subida de las tasas es una de las principales quejas de los universitarios. Especialmente después de que para este curso la mayoría de las Universidades consolidaran la subida del curso pasado, cuando el precio de los créditos se encareció entre un 20% y un 66%. No obstante, algunas autonomías como Madrid optaron por llevar a cabo este año un nuevo 'tasazo' que, según el Sindicato de Estudiantes, ha dejado fuera de las aulas a "miles" de estudiantes. Esta última comunidad, con un aumento medio del 20%, lidera la subida en los estudios de grado. Le siguen Baleares (5%), Aragón (3,6%), Cantabria (3,3%) y País Vasco (2,4%). El curso pasado, más de 3.500 estudiantes de la Complutense no pudieron pagar sus matrículas.

"El ambiente de indignación es total. No existen alumnos que no estén afectados por los recortes", se queja Ana García, portavoz del Sindicato de Estudiantes. "La movilización es la mejor respuesta que podemos dar ante este saqueo a la educación pública. Juntos podemos y debemos parar las políticas del PP", amplía.

Además, los universitarios denuncian que el nuevo decreto de becas, que endurece los requisitos académicos para acceder a las ayudas, también dificulta el mantenimiento dentro del sistema de miles de alumnos. El ministro de Educación, en una entrevista en TVE, cifró en unos 10.000 el número de estudiantes con una puntuación académica de entre el 5 y el 5,5 que no accederán a la exención de tasas de acuerdo con los requisitos establecidos en el nuevo reglamento. Y eso que ese cálculo no incluye a los que pueden perderla por no alcanzar el número de aprobados que se requiere para mantenerla. Educación todavía no ha precisado cuántos alumnos han obtenido una beca este curso.

En varias comparecencias públicas la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, sí ha dicho que el sistema implantado por el actual equipo ha conseguido que los estudiantes se esfuercen más. Según Educación el porcentaje de becas denegadas por razones académicas –porque el estudiante no alcanza la nota mínima o porque no ha aprobado el suficiente número de asignaturas en el curso anterior a la solicitud– ha descendido del 21,2% en el curso 2012-2013 al 16,4% en el 2013-14.

En paralelo, la nota media de los alumnos que han obtenido una beca ha pasado de un 6,8 a un 7,4, y el porcentaje de créditos aprobados ha pasado del 72,1% al 76,3%. No obstante, es complicado determinar si el menor número de solicitudes denegadas se debe a que, tal y como sostiene el Ministerio, los alumnos se esfuerzan más o a que, tras el revuelo formado por el endurecimiento de los requisitos, los alumnos con calificaciones más bajas han desistido y ni siquiera han presentado la solicitud. En términos globales, en el curso 2012-2013 se aprobó el 54,4% de las solicitudes. Un año después, la tasa creció hasta el 59,6%.

Menos presupuesto 

Además, el aumento del 20% en la partida destinada a becas generales –engañosa por el endurecimiento de los requisitos– no eclipsa la consolidación de los recortes que sí sufren otras partidas del ministerio de José Ignacio Wert para este año en. Aunque el presupuesto educativo del Gobierno central pasó de 1.944 millones a 2.150 en 2014, el departamento de Wert sigue teniendo un 24% menos de presupuesto que hace tres años. En 2011 fueron 2.843 millones de euros. Y eso se deja notar en algunos programas que sí sufren recortes.

Es el caso del dinero para Secundaria, FP y Escuelas Oficiales de Idiomas. Esta partida, que es en 2014 de 100,93 millones de euros, ha sufrido un recorte del 7%. Sin embargo, si se echa la vista atrás este apartado atesora un descenso acumulado del 70% desde 2011. La partida que más bajó (-71,8%) es la dedicada a los servicios complementarios de la enseñanza, con un recorte muy drástico en el programa de cobertura de libros de texto, que perdió 18,52 millones y se quedó sólo con 7,28 millones en 2014.

Miles de estudiantes salen a la calle contra los recortes y el 'tasazo' universitario

Miles de estudiantes salen a la calle contra los recortes y el ‘tasazo’ universitario

Más sobre este tema
stats