Partido Popular

Casado asegura que el Gobierno de Sánchez es “más radical” que el de Orbán en Hungría, sancionado por Bruselas

Un momento de la entrevista a Pablo Casado en La 1 de TVE.

El presidente del PP, Pablo Casado, aseguró este lunes en una entrevista en La 1 de TVE que el Gobierno de Pedro Sánchez es “más radical” que el del ultraderechista Viktor Orbán en Hungría, que ha sido sancionado por Bruselas y cuyas medidas contra la libertad de prensa, la independencia de los jueces y los derechos de la comunidad LGTBI han merecido la condena de la comunidad internacional.

Como hace a menudo desde hace meses, Casado volvió a afirmar que, “por mucho que se disfrace, el Gobierno de Sánchez es el más radical que hay en Europa. No hay otro país de los 27 que tenga ministros comunistas, y mucho menos que esté recibiendo apoyos de un brazo político de una banda terrorista hasta hace unos años”. Cuando el entrevistador, el periodista Carlos Franganillo, le preguntó si era “más radical” que los gobiernos de Polonia y Hungría, respondió: “Sí. En cuestiones, por ejemplo, como pactar con partidos independentistas”.

Casado se negó a calificar de “populista” o “radical” a Vox y evitó deslizar crítica alguna hacia la formación que lidera Santiago Abascal, con cuyo apoyo gobierna comunidades como Andalucía, Murcia o Madrid. Y aunque no tuvo inconveniente en tachar a Unidas Podemos de “partido radical y comunista”, se negó a calificar a Vox con el argumento de que él no sabe “cómo se define cada partido”.

En la misma entrevista, el líder del PP no pudo explicar cómo piensa cumplir la promesa que hizo el domingo en la Plaza de Toros de València de traer a España a Carles Puigdemont para que sea juzgado por el Tribunal Supremo más allá de poner en marcha “una gran campaña diplomática internacional para explicar que lo que está pasando no lo admitiría ningún país”.

Según Casado, la justicia europea no entrega al expresident de la Generalitat a España porque “los países de nuestro entorno ven que Pedro Sánchez está gobernando gracias a Puigdemont y que indulta a sus socios”. Así que lo que hacen sus jueces, según él, “es no meterse en líos”.

El líder del PP sostiene que no es un asunto judicial, aunque todas las decisiones dependan de tribunales, sino político. “No es un asunto de jueces. Al final es un impulso político en las decisiones que toma la justicia de cada país”. Una justicia que, aseguró, “evidentemente lee la prensa y ve lo que está pasando. Lo que está viendo la justicia italiana es que en España se indulta”, afirmó para explicar por qué los tribunales italianos, alemanes o belgas no entregan a Puigdemont.

Durante la entrevista, Casado se desentendió de los motivos por los que su partido, de cuya dirección él ya formaba parte, no reformó el CGPJ cuando gobernaba con mayoría absoluta. ”Ni lo sé ni me importa. Yo estoy en el PP ahora para hacer las cosas bien o mejorar las que se hicieron mal o no dio tiempo a hacer”, remarcó.

Y defendió la invitación a la convención del expresidente francés Nicolas Sarkozy, condenado dos veces or corrupción. El líder del PP elogió la figura de Sarkozy por el papel que desempeñó en su día para acabar con el santuario de ETA en el sur de Francia y por afirmar la unidad de España.

La 'nueva realidad' de Casado: trece mentiras en una entrevista de media hora

La 'nueva realidad' de Casado: trece mentiras en una entrevista de media hora

Más sobre este tema
stats