28A | Elecciones generales

Casado defiende a Álvarez de Toledo después de que su candidata por Barcelona destaque que no sabe catalán

Cayetana Álvarez de Toledo, en su discurso durante la presentación de los números uno del PP al Congreso.

El líder del PP, Pablo Casado, salió este lunes a defender a su número uno por Barcelona al Congreso, la periodista Cayetana Álvarez de Toledo. Ella, dijo, es una "excelente política, periodista y líder social", que ha sido "clave en favor de las manifestaciones en Cataluña". A su juicio, "tiene mucho más claro lo que se tiene que hacer en Cataluña que los independentistas".

Las palabras de Casado, pronunciadas en Pozuelo (Madrid) antes de visitar la Fundación Gil Gayarre, hay que entenderlas en el contexto de las pronunciadas el pasado sábado en Madrid por la número uno del PP por Barcelona. Álvarez de Toledo, que tuvo un papel protagonista en la presentación de cabezas del lista al Congreso por el PP, defendió que "cuántas más veces digan 'Cayetana es de fuera, no habla catalán, no tiene derecho a representarnos', más poderoso" será el sentido de su candidatura.

Su intervención, provocó que el eurodiputado del PP, Santiago Fisas, dirigiera un tuit a la candidata en el que consideraba que "decir que no hablar catalán" daba más sentido a su candidatura "es un desprecio a Cataluña y a la lengua catalana". "Así no se combate la autodeterminación", terminaba.

 

Álvarez de Toledo respondió al parlamentario europeo, también por Twitter, que sus palabras no se correspondían a lo que ella había dicho realmente. Y le adjuntó la literalidad de las mismas.

"Querido SantiagoFisas, quizás quieras rectificar después de saber que esto es lo que dije y no lo que los hermeneutas habituales dicen que dije. Como tú bien sabes, con mentiras no se combate la mentira fundacional del nacionalismo", puede leerse en la red social de la candidata.

 

Casado no entró al fondo de la cuestión que se le preguntaba –si puede ser "un activo" para la candidata no hablar catalán y no ser de Cataluña–. Sí exigió que "nadie" pregunte a Álvarez de Toledo por su "catalanidad" al igual que nadie lo hizo con el "pedigrí madrileño" de la ministra Meritxell Batet cuando fue en la lista por Madrid.

Con la polémica de la resaca de las listas, que acaban con el marianismo y los fieles a Santamaría, aseguró que en el PP "todo el mundo tiene y ha tenido su sitio" y "aquellos que deciden abandonar la política lo han hecho con mi pesar porque hubieran sido excelentes candidatos".

Tras recordar que ganó el congreso de junio, dijo sentirse "mayoritariamente respaldado" por su partido frente "a los partidos que hacen pucherazos y las formaciones que alientan el transfuguismo o que han hecho una auténtica purga en sus listas".

Sectores del PP critican el fichaje de Álvarez de Toledo y creen que su discurso sobre el catalán llevará a "perder votantes" en Barcelona

Sectores del PP critican el fichaje de Álvarez de Toledo y creen que su discurso sobre el catalán llevará a "perder votantes" en Barcelona

Más sobre este tema
stats