Elecciones municipales y autonómicas 2019

El CIS pronostica una amplia victoria de Ximo Puig en la Comunitat Valenciana que le permitirá seguir gobernando

El presidente de la Comunitat, Ximo Puig, junto al ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

El presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, ganaría las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril en la Comunitat Valenciana y podría volver a gobernar con apoyo de Compromís. Esa es la proyección del barómetro preelectoral del CIS para esos comicios, que estima que los socialistas obtendrán entre 33 y 36 escaños con el 30,9% de los votos. Compromís sería segunda fuerza con el 16,9% de los votos y entre 17 y 18 actas, mientras Ciudadanos tendría entre 16 y 19 sillones y el 16% de las papeletas. El PP caería de la primera a la cuarta posición con el 15,4% y entre 18 y 19 escaños, y Unidas Podemos sería quinto con el 8,3% y siete u ocho escaños mientras. Vox entraría a Les Corts con un 6,5% y cinco o seis escaños.

La pelea por ser segunda fuerza está muy disputada entre Compromís (16,9%), Ciudadanos (16%) y el PP (15,4%), ya que las tres cifras están dentro del margen de error de 2,7% del barómetro. En cualquier caso, e incluso con las cifras bajas de las horquillas de voto, la izquierda podría gobernar con holgura. Entre los 33 diputados del PSOE y los 17 de Compromís, ambas fuerzas sumarían las 50 actas necesarias para obtener la mayoría absoluta, que se vería reforzada, además, con los siete escaños de Unidas Podemos.

Y es que la victoria del PSPV-PSOE –la primera a nivel autonómico en ese territorio desde 1991– y los resultados de las otras dos fuerzas de la izquierda no dejan ningún margen a la derecha, que no sumaría ni en sus mejores proyecciones. Los 19 sillones de Ciudadanos, junto a otros 19 del PP y a seis de Vox solo alcanzarían los 44 parlamentarios, a seis de la mayoría absoluta que mantendrían PSOE, Compromís y Unidas Podemos, que con la parte más alta de sus horquillas sumarían 62 actas.

Por provincias, el PSOE –que sube diez puntos con respecto a 2015– gana las elecciones en las tres circunscripciones, y sus mejores resultados los obtiene en Alicante, donde Puig se hace con el 33,7% de los votos, por el 28,9% en Castellón y el 29,5% en Valencia. El PP, hasta hace pocos años fuerza absolutamente hegemónica en la Comunitat, solo consigue ser segunda fuerza en Castellón con un 22,8% de los sufragios, y queda en tercera posición en Alicante (15,6%) y en cuarto lugar en Valencia (13,5%).

Además del PP –que perdería más de 11 puntos y medio de su porcentaje de voto en cuatro años– , el otro gran perdedor si se confirmasen las proyecciones de la encuesta del CIS sería Unidas Podemos. En 2015, Podemos en solitario obtuvo un 11,6%, mientras IU alcanzó un 4,4% que, no obstante, no le permitió entrar en Les Corts. Ahora, ambas fuerzas conjuntamente perderían casi la mitad de sus sufragios y pasarían de ese 16% conjunto a un 8,3%.

La encuesta fue realizada entre el 15 y el 24 de marzo, por lo que no recoge las variaciones que puedan haber ocurrido en las últimas semanas. La muestra es de 1.373 entrevistas.

La Comunitat Valenciana decide: entre un nuevo Botànic y la vía andaluza

La Comunitat Valenciana decide: entre un nuevo Botànic y la vía andaluza

Más sobre este tema
stats