Elecciones

Ciudadanos se presentará en 12 comunidades sin tener allí estructura de partido

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Ciudadanos, la formación que lidera Albert Rivera, presentará candidatos en los próximos comicios autonómicos y municipales en, al menos, 12 comunidades y 550 municipios. Y eso a pesar de que la formación no cuenta todavía con una estructura orgánica definida en las diferentes autonomías. Los comités territoriales –los órganos encargados de coordinar la acción de Ciudadanos en los territorios– se elegirán tras los comicios de mayo, según confirma a infoLibre Fran Hervías, secretario de Organización del partido. Hasta ahora, Ciudadanos se organiza de forma provisional en las comunidades a través de delegados que han sido designados directamente por la dirección de Rivera. 

Habrá que esperar a después de los comicios para saber quién llevará en cada comunidad las riendas de un partido con un marcado carácter centralista en el que el comité ejecutivo es el encargado de toda la gestión administrativa y política. La elección correrá a cargo de los coordinadores de cada agrupación, que es el órgano básico de participación donde se engloban los afiliados de una zona determinada, ya sean de un un municipio, una comarca o una provincia.

Estos coordinadores –que sí serán elegidos por primarias con todos los militantes– son los que decidirán quiénes ocupan los cargos de coordinador y secretario, así como los responsables de Logística, Acción Política y Comunicación en cada comunidad. Los citados son los cargos que conformarán las juntas directivas de cada comité territorial autonómico, en virtud de la nueva estructura que entró en vigor tras la reforma de los estatutos el pasado noviembre. Es decir, es un sistema de delegación en el que los militantes votan a su junta directiva local y los coordinadores de las juntas directivas locales eligen, a su vez, a su coordinador autonómico. 

El hecho de no contar todavía con una estructura orgánica definida –ni con candidatos, que se elegirán en primarias entre la militancia en las próximas semanas– no es algo que parezca influir en el potencial votante de un partido que aspira a consolidarse en estos comicios fuera de Cataluña, donde en las últimas elecciones europeas fue la única opción no soberanista que subió con fuerza. Le respaldaron entonces casi medio millón de votantes. Ahora, las encuestas más recientes sitúan a la formación de Rivera en una situación creciente.

El sondeo que publicó esta semana la Cadena Ser, por ejemplo, vaticina que Ciudadanos sería cuarta fuerza (13,4% de intención de voto) si ahora se celebraran las elecciones, por detrás de Podemos (24,6%), PP (22,5%) y PSOE (19,5%). En el 'ObSERvatorio' de enero, el partido de Rivera tenía 8,4 puntos menos de intención de voto. Un ascenso, pero mucho menos pronunciado también le dio el último CIS, que le otorgó una expectativa de voto del  3,1% en las que serían sus primeras generales. Por otro lado, los datos del CIS también mostraron que Ciudadanos está logrando entrar en la base de electores del PP. De hecho, 390.000 electores que respaldaron a Rajoy en 2011 ahora darían su apoyo a Rivera. El dato ha aumentado en 65.000 en los tres últimos meses.

Elección de candidatos

Tampoco parece tener gran influencia en las encuestas el hecho de que el partido, por el momento, sólo tenga candidatos oficiales en Andalucía, donde la formación cuenta con 1.130 militantes. En esta comunidad el aspirante a la presidencia de la Junta de Andalucía es Juan Marín, que en la actualidad es teniente de alcalde de Sanlúcar de Barrameda, donde apoya al alcalde socialista. 

El secretario de Organización, Fran Hervías, señala que Ciudadanos se encuentra por el momento en pleno proceso interno de elección de candidatos en el que los militantes eligen con sus votos los primeros cinco nombres de la lista. Para concurrir, los aspirantes tienen que recoger los avales de, al menos, el 10% de la militancia. 

Asimismo, Hervías dijo confiar en que en los próximos días el partido pueda anunciar que concurre en todas las autonomías en las que hay elecciones –no es seguro que vaya a hacerlo en Baleares, Navarra y Cantabria– y pueda sumar un centenar de municipios más a los 550 que ya son plazas seguras. 

Por el momento, los procesos de primarias –ya cerrados en Andalucía– sólo han comenzado en Madrid, donde los aspirantes comenzaron a partir de la noche de este martes a recoger los avales que necesitan para optar a ser cabeza de lista a la Comunidad de Madrid (254 avales) y el Ayuntamiento (150 avales). En los comicios regionales por el momento no le ha salido competencia a Ignacio Aguado, de 31 años, licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas que trabaja una multinacional del sector de la energía. Él ejerce en la actualidad la portavocía del partido en la región. Para el consistorio ya han mostrado su voluntad de concurrir la jurista Begoña Villacís y el psicólogo y coach Jaime Trabuchelli

Aguado dijo a este periódico que entre las prioridades su candidatura está abordar "una regeneración profunda de las instituciones" que fomente la transparencia y "acabe con la corrupción", aumentar el nivel económico para "recuperar una clase media destruida durante la crisis" y "apuntar" el Estado del bienestar garantizando que no se van a privatizar servicios como la educación, la sanidad o el Canal de Isabel II

Programa económico 

Por otro lado, el presidente del partido, Albert Rivera, presentó este martes en Madrid las claves de su programa económico. Y lo hizo acompañado por los recientes fichajes de la formación, los economistas Luis Garicano y Manuel Conthe. Entre sus propuestas, que Rivera situó a medio camino entre tesis liberales y socialdemócratas, destaca la creación de un contrato indefinido único con indemnización por despido creciente, si bien el documento no explica cuál sería la indemnización mínima, por lo que no se puede evaluar el impacto que tendría esta medida para los derechos de los trabajadores. Esta propuesta que genera críticas entre los sindicatos que consideran que supondría una invitación expresa a las empresas para que optaran por el despido de los más jóvenes al ser menos costoso. 

Ciudadanos también propone que los empleados con salarios más bajos cobren un "complemento salarial anual garantizado", en lo que definen como "un instrumento de protección social frente al trabajo precario que también sirva de incentivo a la actividad laboral, tanto por cuenta ajena como propia". El coste de este complemento, según cálculos de los economistas de Ciudadanos, sería inferior al 1% del PIB (alrededor de 10.300 millones de euros) en el escenario más adverso "y fácilmente financiable con las reducciones que previsiblemente se produzcan en las prestaciones por desempleo". Sin embargo, este año el Gobierno presupuestó 25.300 millones de euros para prestaciones por desempleo, por lo que para que salieran las cuentas habría que reducir el número de parados casi en un 40%. 

Por otro lado, Ciudadanos también apuesta por poner en marcha una ley de segunda oportunidad que incluye la dación en pago para reducir la deuda por un importe igual al 100% del valor de mercado del inmueble. Y un plan de formación para parados de larga duración basado en cheques con los que los desempleados acudieran a proveedores de educación privados, dejando de lado a los actores que tradicionalmente se han encargado de la formación: empresarios y sindicatos. 

Al menos 14 cargos de Ciudadanos dejan el partido en los últimos meses por dimisiones o expulsiones

Al menos 14 cargos de Ciudadanos dejan el partido en los últimos meses por dimisiones o expulsiones

Más sobre este tema
stats