Cataluña ante el 1-O

Colau pide al PSOE un pacto para echar del Gobierno a un PP que "no está a la altura"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llamó este domingo al PSOE a alcanzar un acuerdo en el Congreso para expulsar al PP del Gobierno. En su intervención en la asamblea de alcaldes y parlamentarios convocada por Unidos Podemos en Zaragoza, la regidora aseguró que es "responsabilidad" de la oposición que, "si el Gobierno del Estado no está a la altura, entre todos construyamos una alternativa" para la que existen, aseguró, opciones "numéricas". "No tenemos aquí representantes del PSOE, pero siempre es tiempo de encontrarnos", insistió Colau.

La alcaldesa de Barcelona fue la encargada de realizar el primer discurso de la asamblea que Unidos Podemos está celebrando este domingo en Zaragoza, a la que han asistido representantes de Compromís, PNV, EH Bildu, Geroa Bai, ERC y PDeCAT, además de dirigentes de la coalición morada y alcaldes. Colau denunció en su intervención la "escalada" represiva que, a su juicio, está llevando a cabo el PP, y aseguró que "esto ya no va de independencia, va de libertades civiles". Y, por ello, hay que "escuchar a Cataluña, no alinearse con un PP bunkerizado", lanzó al PSOE.

"Lo que estamos viendo en Cataluña es algo inaudito, que no se ha producido en 40 años de democracia", sostuvo Colau, que insistió en varias ocasiones en que el PP está adoptando actitudes autoritarias y antidemocráticas —"registros, detenciones de cargos públicos, multas elevadísimas, más de 700 alcaldes amenazados de detención, intervenciones de facto del autogobierno de Cataluña"— para paralizar el referéndum del 1-O. "¿Qué pretende el Gobierno del PP con esta escalada? ¿Hasta donde está dispuesto a llegar cuando dice que le van a obligar a hacer lo que no quiere? ¿Pretende arrasar Cataluña? ¿Quiere la derrota de Cataluña?", se preguntó la munícipe.

Con este panorama, aseguró Colau, la solución es echar al PP del Gobierno. Y eso pasa, sostuvo, por un acuerdo de Unidos Podemos, el PSOE y los nacionalistas. "Siempre será momento de hablar con el partido actualmente en el Gobierno, pero también es nuestra responsabilidad que, si el Gobierno del Estado no está a la altura, entre todos y todas construyamos alternativas", y eso obliga a "encontrarnos" con los socialistas, planteó la alcaldesa.

"Aquí hoy se visualiza un posible proyecto compartido, y eso hay que decirlo con esperanza, con firmeza, que un proyecto compartido que es posible", insistió Colau, que planteó que ese nuevo proyecto de España debería reconocer "la pluralidad, las naciones y las soberanías compartidas". Aunque la línea roja infranqueable para el PSOE, el referéndum, sigue presente. "Hasta hace muy poco, el PSC defendía el referéndum acordado, y siempre es tiempo de que defendamos esos espacios de encuentro" para reformar el marco territorial, aseveró Colau.

Santisteve critica que los jueces se conviertan en "censores"

Tras la alcaldesa de Barcelona, que tuvo que intervenir en primer lugar para poder regresar por la mañana a Barcelona, fue el turno de su homólogo zaragozano, Pedro Santisteve. La idea del discurso del anfitrión de la conferencia fue muy claro: "El pueblo debe tener derecho a expresarse y pronunciarse", y por ello Cataluña debe celebrar un referéndum de autodeterminación pactado con el Estado. "Es hora de abrir puentes, no de dinamitar el diálogo y cerrar fronteras", aseguró el regidor.

Santisteve, igualmente, criticó las acciones llevadas a cabo por el Estado durante las últimas semanas y aseguró que esa dinámica autoritaria ha llevado a los jueces a convertirse "en meros censores". "Que se justifique en autos la suspensión de derechos fundamentales en base al análisis previo del uso que terceras personas puedan hacer de la libertad de expresión contraviene la doctrina del Tribunal Constitucional", recordó a tenor de la prohibición de varios actos públicos a favor del derecho a decidir.

En el mismo sentido se expresaron el resto de regidores y representantes municipales presentes en el acto: los regidores Xulio Ferreiro (A Coruña), Jorge Suárez (Ferrol), Ana Taboada, Dolors Sabater (Badalona), Martiño Noriega (Santiago de Compostela), Ferran Bel (Tortosa) y Pedro del Cura (Rivas-Vaciamadrid); las viceacaldesas de Oviedo y Castellón, Ana Taboada y Ali Brancal; la portavoz del ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre; y el concejal gaditano Adrián Martínez.

A este respecto, Ferreiro denunció que, en defensa de la unidad de España, "el Gobierno se está llevando por delante otros preceptos constitucionales". "Cualquier demócrata tiene que estar hoy preocupado por la deriva autoritaria del Gobierno del PP", planteó el regidor, que alertó de que "hoy es la defensa del artículo 2 de la Constitución, mañana puede ser impedir la autonomía financiera de los ayuntamientos que prestan servicios básicos" o "impedir el derecho de los trabajadores a reclamar sus derechos laborales".

También intervino Sabater, una de las alcaldesas que han decidido ceder los colegios de su municipio (en este caso, Badalona) para la celebración del 1-O y que ha sido llamada a declarar por la Fiscalía. Sabater aseguró que su decisión es la "contribución" que puede hacer para "terminar definitivamente con este régimen del 78 y esta Constitución que ya no nos sirve", y denunció que la reacción del PP en las últimas semanas demuestra "que está todo atado y bien atado". "Está todo tan atado y bien atado que, cuando un pueblo reivindica un derecho de autodeterminación reconocido, se prohiben reuniones, expresar ideas" y otros derechos democráticos "básicos", denunció la alcaldesa.

Por su parte, Rita Maestre quiso recordar que en Madrid también hay ciudadanos que apoyan el referéndum de autodeterminación de Cataluña. "Tiene que quedar claro que en España somos muchos que entendemos que hay formas muy distintas de convivir en el Estado español", explicó Maestre, que aseguró que "se puede ser español y no del PP" y, en ese sentido, reclamó que Madrid ya no es una ciudad controlada por un partido como el conservador, caracterizado —señaló— por la "patrimonizalización" de símbolos como la bandera española.

Pese a su enfrentamiento con la dirección estatal de su partido, el secretario general de Podemos en Cataluña, Albano Dante Fachin, también intervino en la asamblea, junto a otros cargos públicos autonómicos. "Es un orgullo militar en este proyecto que se llama Podemos, un proyecto al que no le tiembla la mano a la hora de decidir donde está cuando la represión es la forma de hacer política", aseguró nada más comenzar su discurso Fachin, que no se refirió expresamente a su conflicto con la dirección estatal de Podemos pero sí defendió llamar a la votación el 1-O. "Es momento de ser valientes y explicarle a la gente que el 1-O es una aportación a la libertad de los catalanes y el resto de pueblos del Estado", planteó. 

Colau pide "diálogo, serenidad y soluciones políticas"

Colau pide "diálogo, serenidad y soluciones políticas"

Más sobre este tema
stats