Corrupción política

¿Es contagiosa la corrupción política en España?

El líder de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, y su número dos, Pablo Crespo, en el juicio.

José Carlos Huerta

La corrupción política es contagiosa en Españacorrupción política. Es lo que se desprende del estudio Danger: local corruption is contagious! (traducido como "¡Peligro: la corrupción local es contagiosa!") de las universidades de Las Palmas (ULPGC) y de la Autónoma de Barcelona (UAB).

Los autores de la investigación, Beatriz López-Valcárcel, Juan Luis Jiménez y Jordi Perdiguero, apuntan a un efecto contagio en los casos de corrupción a nivel local: un Ayuntamiento vecino corrupto aumenta la probabilidad de corrupción del propio municipio en un 3,1%.

No obstante, el estudio también señala que cada acusación a un Ayuntamiento aumenta la probabilidad de que se acuse a sus vecinos en un 6,1% y matizan que, aunque el primer dato es alarmante, el segundo da esperanza en la lucha contra la corrupción.

El análisis se basó en más de 200 casos de corrupción en España entre 2000 y 2011, incluyendo sólo los que ocurrieron en los 3.413 municipios con población superior a 1.000 habitantes.

Los autores explican en una entrada en su blog sobre el estudio realizado que la corrupción se mantiene "porque la clase política no se selecciona por méritos", pero sobre todo porque los votantes no castigan, "incluso premian" la corrupción en la esfera pública

No obstante, matizan que el castigo parece menos laxo cuando "los medios de comunicación asumen el papel difusor de tales noticias".

Jiménez, especialista en análisis económico de la ULPGC, defiende esta idea: "La corrupción no tiene castigo en las urnas". En otro estudio que Jiménez publicó en 2016 con Carmen García, de la Universidad Europea de Italia, se llegaba a la conclusión de que este efecto es aún más pronunciado en los votantes de derechas: "La intención de voto al PP aumenta entre un 2% y un 4% tras un caso de corrupción local".

En ese estudio titulado Does local public corruption generate partisan effects on polls? (traducido como ¿La corrupción local pública genera efectos partidistas en las encuestas?), Jiménez y García analizaban los efectos de la corrupción local en más de 3.200 municipios españoles entre 1999 y 2011, y comparaban la intención de voto a PP y PSOE tras un escándalo de corrupción.

Los autores sugieren una explicación para esta diferencia en el comportamiento de los votantes: en primer lugar, los miembros de un partido tienen más probabilidades de tolerar un caso de corrupción de su formación; en segundo lugar, los votantes que cambian de partido son principalmente de izquierdas; por último, los votantes de derechas son más leales a su partido que los de izquierdas.

Además de la diferencia en el comportamiento de los votantes, el estudio señala la similitud en las cifras entre ambos grandes partidos: el 43,6% de los casos de corrupción local fueron del PP y el 37,6% del PSOE. También se aprecia que, cuando la cantidad de implicados en un caso de corrupción es superior a la media, también se castiga más en las encuestas y las urnas.

Por el contrario, los tipos de corrupción entre ambos partidos varían: de la corrupción urbanística, el 48,6% de los casos eran del PP frente al 32,5 del PSOE; en cuanto a malversación de fondos, los porcentajes eran del 33,9% y el 40,7%, respectivamente.

Otro dato que aporta el estudio son las diferencias en la población entre los Ayuntamientos corruptos (es decir, con casos de corrupción) y los que no: la población media de los primeros es de 56,724 personas, frente a 9,561 de los segundos; además, el porcentaje de desempleo era un 0,5% superior en los municipios corruptos.

"Resultados contundentes"

Los autores explican que hay resultados "suficientemente contundentes" como para reorientar la lucha contra la corrupción teniendo en cuenta su contagio geográfico. No obstante, alertan de una limitación de la investigación: sólo analizan acusaciones, no los casos con un veredicto de culpabilidad, porque estos datos "no estaban disponibles" en las estadísticas oficiales. No obstante, "representan la gran mayoría de los casos de corrupción en España".

Jiménez explica el proceso: "Tuvimos que hacer nuestra propia base de datos, a mano, porque el CGPJ no tenía nada publicado". Para hacerla, se basaron en las publicaciones en la prensa, "aunque las autoridades judiciales han avanzado algo últimamente en este aspecto". 

Asimismo, señala que el modelo estadístico que usaron se basa en los que se utilizan para investigar el contagio de enfermedades. "Pretendíamos investigar la corrupción local como inquietud personal, pero hemos decidido publicarlo en medios para generar debate", matiza. En el estudio se aportan algunas ideas para prevenir este efecto: "Es recomendable que los juzgados, una vez que detectan un caso de corrupción, investiguen a los municipios cercanos".

Los colectivos sociales luchan por una ley integral contra la corrupción

Los colectivos sociales luchan por una ley integral contra la corrupción

Más sobre este tema
stats