El saqueo de Telemadrid

Despedidos de Telemadrid tras el cierre de Canal Nou: “No tenemos miedo”

Despedidos de Telemadrid tras el cierre de Canal Nou: "No tenemos miedo"

La manifestación que cada jueves protagonizan los extrabajadores de Telemadrid afectados por el ERE se ha convertido esta semana en un clamor de autoafirmación frente a las amenazas de cierre de la radio y televisión pública madrileña. "¡Que no, que no, que no tenemos miedo, que no!" han coreado docenas de gargantas frente a la sede del Gobierno regional; un grito que ha predominado en esta ocasión junto a las denuncias contra Ignacio González, habituales tras el despido de 861 trabajadores por medio de un ERE declarado improcedente en primera instancia judicial.

En la marcha de esta semana ha sido omnipresente, como no podía ser de otra manera, el cierre de Canal Nou, hacia cuyos trabajadores se han dirigido muchas voces de apoyo ya manifestadas durante el proceso judicial que culminó con la sentencia de nulidad expresada por los tribunales valencianos. Muchos de los concentrados comentaban que, en el caso de Madrid, ese cierre poco podía afectar a su situación actual: "Nosotros ya estamos fuera de la empresa, salvo que el Tribunal Supremo nos apoye; preocupación deben sentir los directivos y los periodistas dóciles al PP que se han quedado dentro, y que podrían terminar en la calle igual que los que fuimos despedidos en enero".

Piden el compromiso de la oposición parlamentaria

Fuentes del colectivo "Salvemos Telemadrid" han confirmado a infoLibre que se han dirigido a los grupos de PSOE, IU y UPyD en la Asamblea de Madrid para celebrar una reunión en la que pedirán al conjunto de la oposición que se comprometan, si llegan al gobierno, a reestablecer una televisión pública al servicio de los madrileños. Se busca, según los despedidos, un compromiso formal como el logrado por la Marea Verde por la educación pública, que consiguió recientemente que todos los grupos de oposición en el Congreso de los Diputados acordaran derogar la Ley Wert si llegan al gobierno.

"No queremos una vuelta a la situación de hace un año –afirman–; sabemos que habrá que negociar para pactar una plantilla muy inferior, y estamos dispuestos a ello. Lo que pretendemos es un medio de comunicación público al servicio de la sociedad; con una dirección designada por una mayoría muy amplia y de consenso, y con órganos de control ciudadano y comites de redacción profesionales que garanticen una información libre de presiones políticas. Una radio y televisión que se ocupe de los ciudadanos más que de los políticos".

Respecto a las reiteradas amenazas de Ignacio González, que ha avisado de que cerrará Telemadrid en caso de que el Tribunal Supremo proclame nulo el ERE, fuentes sindicales las han calificado como "chantaje a la Justicia". En esa dirección, estas mismas fuentes sostienen que el Consejo General del Poder Judicial debería intervenir, "ya que [las amenazas] provienen de una institución del Estado, como es la Presidencia de la Comunidad Autónoma".

Tambien este jueves, el director general de TeleMadrid ha declarado en la Asamblea: "Si se cerrase Telemadrid no me voy a escaquear para nada. Estoy totalmente de acuerdo al cien por cien con el presidente de la Comunidad de Madrid. Si la Comunidad tiene que detraer dinero de prestaciones sociales, hospitales, colegios, ayudas a los ancianos por mantener Telemadrid, y por lo tanto, no haría eso y la cerrase, yo estaré totalmente de acuerdo y aplaudiré la decisión del presidente de la Comunidad como contribuyente y como ciudadano". Unas palabras que contrastan con la actitud de su homónima valenciana que, tras dimitir, se ha alineado con los trabajadores.

La oposición en pleno estudia impugnar el decreto de Fabra para recuperar el control de Canal Nou

La oposición en pleno estudia impugnar el decreto de Fabra para recuperar el control de Canal Nou

Más sobre este tema
stats