Corrupción

Fabra solicita su baja como militante en el Partido Popular

Cospedal no aclara si el PP suspenderá de militancia a Carlos Fabra

La Audiencia de Castellón ha condenado a cuatro años de cárcel al expresidente de la Diputación provincial, Carlos Fabra, por cuatro delitos contra la Hacienda Pública. Horas después de que Cospedal dejara en manos del Comité de derechos y garantías su futuro en el partido, el protagonista solicitó su baja como militante. Así lo comunicó el presidente provincial del PP, Javier Moliner.

Esta decisión se produce tras hacerse pública la sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón que le condena a cuatro años de prisión y le absuelve de los delitos de cohecho y tráfico de influencias de los que era acusado en el conocido como caso Naranjax.

En los estatutos del XVI Congreso Nacional del PP, se estableció que cualquier militante con "sentencia firme" perdía la condición de afiliado del partido. Esto cambió en los del último congreso. La ponencia de estatutos del XVII cónclave nacional de los conservadores deja en manos del Comité de Derechos y Garantías, presidido por el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco, la última decisión sobre las bajas en el partido. No osbtante, "incurrir en cualquier forma de corrupción en el ejercicio de cargos públicos" es considerada una falta muy grave. Y estas implican la pérdida de la condición de militancia.

"El señor Fabra hace tiempo que no tiene cargo [...] y el partido hará lo que tenga que hacer conforme establecen los estatutos del partido". Así respondió la número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal, consultada sobre el futuro de Carlos Fabra minutos después de conocerse el fallo de la Audiencia Provincial de Castellón. Sus declaraciones tuvieron lugar en la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo Nacional que tuvo lugar este lunes en la sede nacional del partido. Y antes de que el expresidente de los conservadores de Castellón anunciara su decisión de darse de baja del partido en el que ha militado gran parte de su vida.

Además, la secretaria general del PP insistió en que respeta esta decisión judicial de la que destacó que todavía no es firme. "Aún no está dictada la última sentencia", subrayó al tiempo que invocaba la presunción de inocencia.

El respeto a las decisiones de los tribunales fue también su única respuesta cuando se le cuestionó sobre si el presidente del Gobierno se había equivocado cuando hace años definió al expresidente de la Diputación de Castellón de "ciudadano ejemplar".

Pese a que la número dos del PP derivó el caso al Comité de Derechos y Garantías, no es a este órgano nacional al que le correspondería decidir sobre el futuro de Carlos Fabra en el PP. Sin cargo público alguno y sin integrar el Comité Ejecutivo Nacional, sería al Comité de Derechos y Garantías del PP de la Comunitat Valenciana al que le toca estudiar el caso.

Fabra logra una condena leve con el mismo tribunal que ya intentó archivar la acusación de soborno

Fabra logra una condena leve con el mismo tribunal que ya intentó archivar la acusación de soborno

Más sobre este tema
stats