Inmigración

Inmigrantes exigen a Fernández Díaz ser trasladados del CETI de Melilla a la península

Inmigrantes increpan a Fernández Díaz durante su visita a un CETI en Melilla

infolibre

La visita oficial que ha realizado este jueves el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) durante su visita oficial en Melilla, ha tenido una clara contestación por parte de los casi 1.300 inmigrantes que copan un centro con capacidad para 480 personas. Los ocupantes del centro han gritado al ministro "salida" (a la península) y "CETI no".

La visita al CETI ha sido uno de los momentos que más revuelo y confusión han generado de todos los actos convocados en la agenda prevista para hoy por el ministro durante su visita a la ciudad autónoma, ya que en principio no iba a realizarse pero el ministro ha cambiado a última hora de idea. En la puerta del centro se encontraban, sosteniendo retratos de sus hijos, los padres de los dos jóvenes fallecidos el 27 de octubre de 2013 por disparos de la Marina Real marroquí cuando iban a bordo de una zodiac en aguas de Marruecos. Ambos han increpado a Ferndández Díaz y han exigido una mayor implicación del Gobierno en la investigación, ya que, transcurridos más de cuatro meses de las muertes, siguen sin tener ningún tipo de información de lo ocurrido. 

Acompañado por un fuerte despliegue policial, el ministro se ha dirigido en primer lugar al Palacio de la Asamblea para mantener una reunión con presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, acompañado del delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani. Tras este encuentro con las dos principales autoridades de la Ciudad Autónoma, el titular de Interior ha saludado a los miembros del Gobierno y a la Mesa de la Asamblea. A contiuación ha acudido al perímetro fronterizo y se ha dirigido al puesto de Beni-Enzar, donde se ha adentrado en la llamada "tierra de nadie" acompañado por distintas autoridades y los mandos de la Guardia Civil y Policía Nacional, para saludar a altos mandos de las Fuerzas de Seguridad de Marruecos, donde han departido y se han fotografiado.

Tras la visita, Fernández Díaz ha vuelto a insistir en que "la Guardia Civil no hizo nada mal" en la tragedia en la que murieron 15 personas que intentaban alcanzar a nado desde Marruecos la playa ceutí de El Tarajal, un intento de entrada que las fuerzas de seguridad trataron de repeler con material antidisturbios. De hecho, ha abundado en que el cuerpo policial actuó correctamente "mientras no se demuestre lo contrario", así como en que "hasta ahora, no se ha demostrado nada". En esta línea, ha reiterado lo que ya dijera el miércoles en Ceuta, que acusar "a esta benemérita institución" de poder haber tenido alguna relación con la muerte de quince inmigrantes en Ceuta "es además de injusto, inmoral".

Asimismo, el ministro ha anunciado que se reforzará el perímetro fronterizo con la instalación "en breve" de 15.000 metros de mallas anti-trepa, así como de tres nuevas torres de control y otras medidas para mejorar el control, que tendrán un coste de un millón y medio de euros. De igual forma, Fernández Díaz ha defendido el uso de las cuchillas en las vallas porque son un elemento "pasivo y disuasorio", y ha asegurado que "no se han vuelto a producir saltos en las zonas de la valla donde se han instalado las concertinas" mientras que antes se registraban por esos lugares el 79% de las intentonas.

El responsable de Interior también ha reiterado su invitación a su homóloga europea, Cecilia Malstrom, para que visite Ceuta y Melilla y "hable con conocimiento de causa" sobre lo que ocurre en ambas ciudades, y ha pedido un pacto de Estado ante la "emergencia" de la situación. Por su parte, el presidente autonómico Juan José Imbroda, que ha comparecido justo antes del ministro, ha criticado que en "la balanza" se haya puesto "sólamente el drama humano" de los inmigrantes y de la población en general de los países en los que proceden y no se haya tenido en cuenta el impacto que, según él, tendría su llegada a Melilla. "Hay que poner el acento en la gravísima situación que podría producise si esta inmigración irregular, siempre ilegal, entrara en miles en Melilla en un momento dado", ha señalado, para añadir a renglón seguido: "No estamos en contra de los inmigrantes, sino de la inmigración ilegal".

Acnur señala que los CETI de Melilla y Ceuta "no son aptos para refugiados"

Acnur señala que los CETI de Melilla y Ceuta "no son aptos para refugiados"

Más sobre este tema
stats