Crisis del coronavirus

Madrid se desmiente a sí misma: menos del 27,5% de los contagios se identifican en reuniones en casa

El vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

En repetidas ocasiones, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado que entre el 70% y el 80% de los contagios identificados en la Comunidad de Madrid se producen en "reuniones familiares y sociales", asegurando que el porcentaje relativo a la hostelería es "residual". Sin embargo, los datos que publicó este lunes la administración regional le contradicen. La tabla publicada en el informe epidemiológico semanal [consulta aquí el documento], que por primera vez recoge el acumulado de brotes desde finales de julio y dónde se identifican, asegura que el ámbito social –que incluye dichas reuniones y los detectados en bares y restaurantes–, junto a los desatados en varios domicilios y los de origen "mixto", son el 27,3% del total.

Los responsables políticos de la autonomía, además, han ignorado sistemáticamente en sus comparecencias que el ámbito laboral es el segundo en cuanto a número de brotes. En cuanto a número de casos, los "centros socio-sanitarios", donde se incluyen a unas residencias cuya gestión regional está judicializada, son donde más contagios se identifican. 

La tabla que ha publicado la Comunidad de Madrid no distingue entre las "reuniones familiares y sociales" y la hostelería, por lo que, quitando los casos identificados en bares y restaurantes, el porcentaje real es aún menor que ese porcentaje del 27,3%, muy lejano del 70% o el 80% que ha deslizado Aguado en sus comparecencias y que sí deja fuera a estos locales. El 14 de enero, cuando la tercera ola empezaba a despuntar tras las reuniones navideñas que el propio Ejecutivo autonómico avaló, el vicepresidente dio la cifra del 80%. Consideró que "cualquier restricción que haya que plantear tiene que ver con tratar de limitar al máximo ese tipo de reuniones". El 3 de febrero, bajó su cálculo a "más del 70%", de nuevo sin identificar de dónde proviene ese número.

La cifra ha sido arguida por el Ejecutivo autonómico para prohibir las reuniones entre no convivientes en domicilios mientras se mantenían abiertos tanto el exterior como el interior de los locales de restauración. La Comunidad de Madrid, que no ofrece cifras desagregadas de los contagios en la hostelería, cree que no hay "evidencia científica" que señale la relación entre la clausura de estos espacios y la bajada de la curva. En realidad, sí la hay. Así lo indica, por ejemplo, un estudio publicado a finales de enero en la revista Nature. Y así opinan la inmensa mayoría de los epidemiólogos y expertos en Salud Pública, que señalan la correlación, mostrada tras varias olas, entre una bajada rápida de la transmisión en las comunidades que toman este medida frente a las que no la toman. 

Desde finales de junio, la Comunidad de Madrid ha identificado el origen de 12.276 contagios fuera del "ámbito unifamiliar". De ellos, 4.165 se producen en centros socio-sanitarios como residencias de ancianos. le sigue, a mucha distancia, el ámbito "social", que incluye actividades dentro y fuera de casa (también la hostelería), con 1.836 casos. El tercero en discordia, y continuamente ignorado en los análisis de los responsables políticos y sanitarios de la región, es el "laboral", con 1.345 casos: en cuanto a número de brotes, asciende a la segunda posición del ranking. ranking. 

Evidentemente, estos 12.276 contagios no son, ni de lejos, la mayoría de los registrados por el sistema sanitario madrileño. Es lo que se conoce como la trazabilidad: la capacidad de saber dónde y cómo se produce la transmisión. En su último informe semanal, el Ministerio de Sanidad recoge que la Comunidad de Madrid es la cuarta comunidad autónoma por la cola en este ámbito. Solo sabe el origen del 32,5% de los contagios, y la cifra es superior al 12% que se registraba a principios de febrero. Están por debajo Asturias, Euskadi y Baleares. La administración sanitaria solo puede conocer el resultante del trabajo de los rastreadores, pero hay escenarios en los que es muy difícil seguir el camino del virus: generalmente, donde interactúan desconocidos o donde hay una alta carga de aerosoles, como la propia hostelería. 

El Constitucional avala la competencia del Supremo para juzgar a los líderes del 'procés'

El Constitucional avala la competencia del Supremo para juzgar a los líderes del 'procés'

Más sobre este tema
stats