Periodismo

Maribel Permuy, madre de José Couso: “Nuestros gobiernos nos desprecian, nos traicionan y apuñalan”

Trece años después del asesinato de José Couso "sólo nos queda vencer"

Alrededor de 150 personas se concentraron este domingo frente a la Embajada de Estados Unidos para reivindicar una justicia universal real que permita reabrir la causa del periodista español asesinado en Bagdad el 8 de abril de 2003, José Couso. Con la “impotencia” de ver el caso bloqueada en los tribunales españoles, los familiares del cámara aseguraron que acudirán el organismo institucional que haga falta para que de una vez por todas se haga justicia, porque, tal como reivindicaron, “sólo nos queda vencer”.

Nuestros gobiernos nos desprecian, nos traicionan y apuñalan”, denunció la madre del cámara, Maribel Permuy, en referencia a la modificación de la Ley de Justicia Universal durante el Gobierno del PP que obligó al juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, a archivar la causa de José Couso. Es por ello que ésta quiso recordar que a su hijo “lo asesinaron, no se murió” y que por ello “esta lucha continúa y no se detendrá hasta obtener justicia”.

Así lo respaldó su hijo y hermano de José, David Couso, quien afirmó que el Gobierno y las instituciones “no aceptan que haya una familia que busca justicia para su hermano, su marido o su hijo”. “Hoy se legitima la impunidad desde el Estado español” porque “hay una intromisión del poder Ejecutivo en el Judicial”, apuntó en referencia a la causa de su hermano en la que el juez Pedraz “dijo que archivaba la causa porque le habían atado de pies y manos para investigar”. Esa misma razón es por la que "vamos a seguir exigiendo justicia y recordándoles a los asesinos de periodistas que hay una familia que continúa con la dignidad muy alta", subrayó.

La sentencia supuso el cierre del caso en la Audiencia Nacional, sin embargo, los abogados de la familia ascendieron la causa al Tribunal Supremo el pasado enero, donde presentaron un recurso de casación para el que esperan respuesta. “No nos sorprenderá que salga negativo”, se resignó Couso para matizar al instante que, en ese caso, recurrirán ante el Tribunal Constitucional o hasta el Tribunal de Estrasburgo.

“Ya tenemos un aval judicial en el que se dice que fue un crimen de guerra”, apostilló otro de los periodistas españoles que acompañaba al cámara de Telecinco en el hotel Palestina de Bagdad, Carlos Hernández, quien se mostró más optimista de cara al futuro del proceso judicial: “A pesar de que pueda parecer que el auto era el principio del fin, yo creo que es el comienzo de algo nuevo”. Un momento, un instante en el que “pedir a los políticos que acaben con esta ley de impunidad”, añadió.

Para Hernández, “quienes dicen que hay que mirar al futuro son los corruptos” y por eso “nos dicen que es momento de olvidar”. Como consecuencia el acto de este domingo fue “muy importante”, ya que demostró “que con nuestra presencia aquí estamos ganando en este caso”.

Sorpresa, impotencia e indignación

Sorpresa. Con este adjetivo el periodista Carlos Hernández recordó para infoLibre cómo fue aquel 8 de abril de 2003 en el que el cámara José Couso fue asesinado. “En aquel momento ni siquiera sabíamos que le habían dado al hotel”, señaló Hernández que se encontraba en otra planta del edificio en ese instante. “Pensaba que no le habían dado –afirmó–, porque llevaban toda la mañana lanzando obuses alrededor”. Sin embargo, la realidad fue diferente y el ejército estadounidense disparó contra la planta decimoquinta, una superior de la que se encontraba el cámara.

“En un primer momento pensé que habían sido los iraquíes”, no obstante, “cuando nos enteramos que había sido EEUU llegó la sorpresa porque no podíamos entender que un tanque del ejército supuestamente civilizado nos hubiese atacado”. Esa sorpresa pronto se convirtió en “indignación profunda” e “impotencia” al comprobar que había sido un “ataque premeditado”.

Antes de disparar contra el hotel Palestina de Bagdad, las tropas americanas hicieron lo mismo contra las sedes de Abu Dhabi y Al Jazeera TV. Un acto, un ataque, ante el que sentenció Hernández: "Violó todas las leyes internacionales, y lo hizo precisamente quien debía defender la libertad". 

La madre de Couso, a su hijo: “José, quién nos diría que tras 14 años de tu asesinato hay quien se muestra orgulloso de salir en la foto de las Azores”

Más sobre este tema
stats