Migración

¿Dónde están los migrantes y refugiados del 'Aquarius' que desembarcaron en València?

Migrantes rescatados en la cubierta del 'Aquarius'.

Fue el pasado 16 de junio. Las 629 personas rescatadas por el barco AquariusAquarius cuando navegaban a la deriva en el Mediterráneo, la mayor tumba marina, atracaban en el puerto de València. Del buque descendían, visiblemente felices, adultos y niños. Habían conseguido salvarse de la ruta migratoria más mortífera del mundo y habían conseguido su ansiado deseo de llegar a Europa. Soportaron ocho días y siete noches a bordo de la embarcación y por fin pisaban tierra. Allí les esperaban 2.300 personas entre voluntarios, sanitarios, policías, traductores y otros efectivos. Fueron las personas que les dieron la bienvenida. 

La acogida tuvo lugar después de que Italia y Malta les denegara el desembarco en sus puertos y de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, autorizara su entrada en España. Fue el primer gesto del recién estrenado Ejecutivo socialista, que meses después cambiaría radicalmente su política en esta materia rechazando la acogida de la decena de personas que navegaban a bordo del pesquero Nuestra Madre Loreto, finalmente desembarcados en Malta

Pisaron tierra valenciana pero, ¿fue ese su destino final? ¿Qué ha sido de todas estas personas? ¿Dónde están seis meses después de su desembarco? El Gobierno respondió por escrito a esta pregunta, el pasado 12 de noviembre, después de que dos diputadas del Grupo Parlamentario Popular —Elena María Bastidas y Ana Belén Vázquez— se interesaran por ello. En el documento detalló, provincia por provincia, en qué lugar habían sido acogidas todas y cada una de las personas que llegaron a nuestro país. Los datos incluidos han sido contrastados por infoLibre con fuentes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que ha detallado un nuevo cómputo. 

De las 629 personas—545 hombres y 84 mujeres—, 372 fueron trasladadas a recursos de acogida del Sistema Estatal y 29 a recursos de la Generalitat Valenciana —antes eran 52, pero 13 renunciaron y otras 10 pasaron a formar parte de los recursos nacionales—. Otros 80 fueron trasladados a Francia. 

Por tanto, son 481 las personas trasladadas a recursos de acogida del total de 629 personas identificadas. ¿Qué ha sido de las 148 restantes? 73 son menores extranjeros no acompañados que viven en un Centro de Protección de Menores de la comunidad —junto a un mayor de edad hermano de uno de ellos— y al menos otros 74 han abandonado o renunciado al proceso. En este caso, explican las fuentes, "algunos mantienen contacto con el sistema de acogida y otros no". 

La Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia, las que más acogen

La valenciana ha sido la única comunidad que ha puesto a disposición del proceso de acogida a su institución autonómica y, a su vez, la que más migrantes y refugiados del Aquarius ha recibido. En total han sido 161, repartidos entre las provincias de Alicante (con 4 personas), Castellón (con 12) y València (con 145) —29 acogidos por los recursos propios de la Generalitat y 116 por los estatales—. 

Le sigue Andalucía, a donde han ido a parar 75 personas. Estas han sido repartidas entre las provincias de Almería (con 15 migrantes), Cádiz (con seis), Córdoba (con 10), Granada (con 13), Málaga (con dos) y Sevilla (con 29 personas acogidas). 

Murcia, por su parte, acogió a 26 personas. Aunque la cifra dista mucho de la registrada en la Comunidad Valenciana, se sitúa la tercera en el ránking nacional. En los últimos puestos se sitúan Madrid y Navarra (19 personas), Aragón (con 18), Castilla y León (con 18, 10 sólo en Valladolid), Baleares (17), Cataluña (con 15 migrantes acogidos, 12 en Barcelona y tres en Girona). 

La lista la continúan el País Vasco y Galicia, con 10 personas acogidas en cada una de ellas. En la primera, se repartieron una en Álava, cinco en Bizkaia y cuatro en Gipuzkoa; en la segunda, por su parte, dos en A Coruña y ocho en Pontevedra. 

Y en los últimos puestos, ya por debajo de la decena de acogidas, se sitúa Extremadura, con seis personas recibidas en Badajoz. Tras ella, Cantabria, con cinco, y Castilla-La Mancha, con tan sólo dos: una en Ciudad Real y otra en Guadalajara.

Canarias, Asturias y La Rioja, por su parte, no recibieron a ninguna de estas personas. Esta última comunidad, de hecho, ya destacó en el informe presentado por Save The Children el pasado mes de mayo —Los más solos— por haber acogido a tan sólo un menor extranjero no acompañado, es decir, el 0,02% del total. 

Acogida del "segundo 'Aquarius"

El gesto de ofrecer una acogida segura a los centenares de personas del Aquarius —una de las primeras acciones llevadas a cabo por el Gobierno de Sánchez— generaba optimismo entre las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos. Vieron en la medida un cambio tangible que demostraba que la política migratoria del nuevo Ejecutivo socialista poco tendría que ver con la que había llevado a cabo su predecesor en la Moncloa, Mariano Rajoy. 

Pocos meses después, en octubre, España volvió a ofrecerse para recibir a otros 74 migrantes procedentes de Malta que habían sido rescatados, también por el Aquarius, un buque operado conjuntamente por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée. Las autonomías que más personas recibieron fueron las mismas: Murcia (12 personas acogidas), Valencia (11) y Andalucía (11), aunque en esta ocasión Asturias también participó (acogió a 12 personas), según informó Europa Press.

En esta segunda ocasión, además de en estas tres autonomías, los migrantes se repartieron entre las comunidades de Madrid (10 personas), Cataluña (5), Castilla-La Mancha (2), Castilla y León (3) y Aragón (8). 

La última ocasión que tuvo el Gobierno para continuar con esta política, en cambio, fue muy distinta. El pasado 23 de noviembre, el pesquero español Nuestra Madre Loreto rescató a una decena de personas a las que se les impidió el desembarco en Italia y Malta. España, esta vez, negoció con Libia el posible atraco del barco ignorando las recomendaciones de las ONG y hasta de la ONU, que han insistido en multitud de ocasiones en que dicho país africano no es un puerto seguro para los migrantes. Tras días de conversaciones y ante el peligro de la climatología, finalmente, el pasado 2 de diciembre, los migrantes desembarcaron en Malta

Una esquela por cada uno de los 800 migrantes ahogados en el Mediterráneo

Una esquela por cada uno de los 800 migrantes ahogados en el Mediterráneo

Más sobre este tema
stats