Investigación

El misterio de la fundación que acabó dirigiendo Abascal: los 40.000 euros para un estudio saltaron a 380.000 en un día

La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre

Caja Madrid, entidad antecesora de Bankia, decuplicó en un solo día la subvención prevista para un macroestudio sobre la Ley de Dependencia por el que la fundación que terminó dirigiendo Santiago Abascal declaró un gasto superior al millón de euros entre 2010 y 2011 y cuyas "8.500 encuestas" son imposibles de rastrear. De los 40.161 euros que un convenio del Gobierno madrileño con la extinta caja asignaba a esa fundación pública, la del Mecenazgo y el Patrocinio Social (FMPS), para "estudios sobre la Ley de Dependencia", se pasó a 380.323 en la misma jornada, la del 15 de diciembre de 2009.

¿Cómo se produjo ese cambio? Mediante la incorporación de un anexo al convenio. Fechado el mismo día, el anexo no explica por qué resultaba necesario aquel salto presupuestario, que en realidad se quedó corto. Al final, la caja madrileña aportó más de un millón de euros para aquel macroestudio cuyo avance de conclusiones presentó la entonces consejera de Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, en vísperas de las elecciones autonómicas de mayo de 2011, las que mejores resultados depararon a Esperanza Aguirre.

En total, el convenio de 2009 garantizaba al Gobierno madrileño 8,8 millones de Caja Madrid para políticas sociales. Y la Fundación para el Mecenazgo salió ganando bajo el argumento de que la consejería había topado con una "falta de oportunidad" para invertir 380.000 euros destinados a la Administración madrileña en dos convenios anteriores, los de 2007 y 2008. Fue la Comunidad de Madrid, y así lo detalla el texto del acuerdo, la que solicitó "expresamente" a Caja Madrid la periodificación de esos remanentes y la atribución de los nuevos 380.000 euros a la Fundación para el Mecenazgo para acometer "estudios relacionados con la Ley de Dependencia".

El 17 de diciembre de 2013, un mes después del severo interrogatorio sobre las actividades de la fundación a que varios diputados, especialmente Alberto Reyero, ahora en Ciudadanos, sometieron a Santiago Abascal en la Asamblea de Madrid, el patronato de la Fundación para el Mecenazgo acordó disolverla. En octubre de 2018, y cuando ya había trascendido que al líder de Vox se le había asignado un sueldo de 82.000 euros por dirigir la fundación, un informe de la Cámara de Cuentas de Madrid certificó que no había logrado fiscalizar esa entidad. "Dada la insuficiencia de datos aportados –advierte la Cámara– no se ha podido examinar la fiabilidad de las cuentas durante el periodo en que la referida fundación se encontraba en activo".

Hace dos meses, infoLibre solicitó a la Comunidad de Madrid información al amparo de la Ley de Transparencia. Entre los datos requeridos figuraba, además de copia del estudio en sí trabajo de campo incluido, el convenio suscrito el 15 de diciembre de 2009 por la Consejería de Asuntos Sociales y Caja Madrid así como cualquier otro que hubiera podido reportar subvenciones o ingresos de toda naturaleza a la Fundación para el Mecenazgo. La respuesta escrita del Ejecutivo madrileño fue la de que "no consta ningún otro convenio" de las características enunciadas. 

Varios convenios

Pero según la Fundación Montemadrid, heredera de Caja Madrid y su Obra Social, la entidad de ahorro destinó a la Fundación para el Mecenazgo 1.155.000 euros entre 2002 y 2014 en aplicación de varios convenios con la consejería madrileña de asuntos sociales. A tenor del relato de los portavoces de Montemadrid, el grueso del dinero llegó a la entidad pública madrileña a partir de 2009.

Montemadrid, a quien este periódico ha solicitado los restantes convenios, asegura que en 2009 la caja pagó 420.485 euros destinados al estudio de dependencia. La memoria anual de la FMPS habla sin embargo de que la entidad financiera le abonó 59.681 euros para el estudio, que "se inició en el mes de octubre de 2009". No se sabe qué significa eso dado que el trabajo de campo comenzó formalmente nueve meses después. 

En 2010, Montemadrid pagó 400.000 euros también para el mismo fin. La memoria de la Fundación para el Mecenazgo reconoce una importante "desviación" en los ingresos por cuanto "las subvenciones previstas por Caja Madrid se han incrementado en 378.000 euros aproximadamente". El porqué de ese incremento tampoco se conoce.

En julio de 2012, y no en 2011 como aseguró por error en un primer momento la fundación heredera de la caja madrileña, se firmó un nuevo convenio con el Ejecutivo regional. Y la Fundación para el Mecenazgo obtuvo 90.00 euros destinados "a la edición del estudio", explican las fuentes consultadas. Esa cantidad fue abonada a la fundación en marzo de 2013 y no en enero de 2014 como por error informó Montemadrid el 19 de marzo.

¿Sabe Montemadrid qué empresa dirigió aquel estudio basado en 8.500 encuestas realizadas durante el verano de 2010 "en domicilio y en centros"? ¿Guarda copia del estudio completo o, como mínimo, de la ficha técnica? Sus portavoces creen que no. Caja Madrid "pedía justificación de todos los gastos pero no entraba en el contenido, ni en el caso de la Fundación para el Mecenazgo ni en el las distintas ONG" que subvencionaba. Ese contenido, añaden sus portavoces, "competía al destinatario" de las ayudas facilitadas por la entidad financiera.

Del voluminoso estudio no se conoce aún ni la ficha técnica ni qué empresa lo dirigió ni si la fundación pagó directamente a los encuestadores. Las encuestas se hicieron oficialmente entre julio y septiembre de 2010 y así lo señalan tanto las memorias anuales de la fundación como el contenido de un libro editado en 2013 y que oficialmente plasma en parte de uno de sus capítulos, el tercero, los resultados del trabajo de campo. Titulado Análisis socioeconómico de la persona en situación de dependencia, el capítulo analiza "los resultados obtenidos en las encuestas realizadas durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2010 en la Comunidad de Madrid (8.500 encuestas)".

Un mes antes de que comenzara ese trabajo de campo la Comunidad ya disponía de un estudio bautizado justamente como Estudio socieconómico de los solicitantes de reconocimiento de la situación de dependencia en la Comunidad de Madrid. 2010. ¿Cómo se sabe? Porque el libro ya citado y que vio la luz en 2013 lo menciona como su principal fuente bibliográfica. Y detalla su fecha exacta: junio de 2010.

Para ese estudio de junio de 2010, la Comunidad había utilizado una muestra de "más de 30.000 beneficiarios" de prestaciones. "El objetivo final del análisis es establecer los principales perfiles socioeconómicos [lo] que permitirá establecer un perfil real de la persona en situación de dependencia en la Comunidad de Madrid". Los entrecomillados de este párrafo proceden de la página 70 del libro lanzado en 2013 y que salió de imprenta con el título Las personas en situación de dependencia. El compromiso de la Comunidad de Madrid con la atención a la dependencia.

Abascal acusa a los "progres" de obligar a los españoles a "dejarnos violar y matar en casa como corderos"

Abascal acusa a los "progres" de obligar a los españoles a "dejarnos violar y matar en casa como corderos"

Más sobre este tema
stats