La nueva legislatura

El PP advierte de que si Rajoy sigue sin los apoyos necesarios rechazará de nuevo ir a la investidura

El PP se declara preocupado porque Sánchez “enfrenta a la militancia con la dirección”

El partido presidido por Mariano Rajoy tenía muchas esperanzas puestas en el Comité Federal que los socialistas celebraron este sábado. Confiaban en que los barones pararan los pies de Pedro Sánchez de cara a un posible pacto de gobierno con Podemos y se han encontrado con que el jefe del PSOE ha dado un giro, adelantado por infoLibre, anunciando que la militancia será consultada antes de cualquier acuerdo. A tenor de las palabras de este domingo del vicesecretario de Sectorial del PP, esa estrategia no ha sentado nada bien en Génova, cuartel general de los conservadores. Hasta el punto de anunciar que si no hay cambios de aquí al martes, cuando a las 17.00 horas el rey reciba a Rajoy, volverá a rechazar someterse a un debate de investidura.

“Ayer el PSOE dio un nuevo giro y Pedro Sánchez ha generado un nuevo problema en el partido, algo que nadie podría esperar. Sánchez ha conseguido ser el primer secretario general que enfrenta a la militancia con la dirección, que divide las opiniones con la militancia respecto a los barones territoriales, que divide aún más las posiciones del PSOE PSOE”, arrancó Maroto la rueda de prensa.

"Laberinto sin salida"

El dirigente conservador señaló que "la propuesta de Gobierno radical que Sánchez tiene en su cabeza es un laberinto sin salida". Lo justificó señalando que Ciudadanos, tal y como se ha asegurado desde la formación liderada por Albert Rivera, se quedaría fuera y sólo saldría adelante "con la connivencia de los partidos nacionalistas".

Frente a esto, "la opción" que propone el PP es la de "escuchar" a "millones de votantes", no a los militantes del PSOE. “Nosotros proponemos que en lugar de escuchar a unos miles de militantes del PSOE –que tienen todo nuestro respeto– se escuche a millones de votantes, que tienen la legitimidad de haber dicho de forma contundente que en España en 2016 quieren moderación y estabilidad para resolver sus problemas. Y eso pasa por ese acuerdo global, general, de generosidad, entre los partidos que compartimos esos valores: moderación y estabilidad”, mantuvo.

Una vez más, desde la dirección del partido que sostiene al Gobierno en funciones se quejaron de que los socialistas no quieran hablar con ellos de cara a la formación de un nuevo Ejecutivo. Maroto dijo que la respuesta que habían obtenido es que "no es no".

No obstante, no desaprovechó la ocasión para trasladar presión a Sánchez. Aseguró que "si no hay modificación en los apoyos recibidos" no hay motivos para que Mariano Rajoy cambie de posición respecto a la investidura. "Hay que ser muy respetuosos con las propuestas que haga el Rey", añadió a renglón seguido.

Este diario ya ha informado de que en la dirección socialista sostienen que la Constitución impide que Rajoy decline la propuesta del rey y esperan que Felipe VI no proponga la investidura a Pedro Sánchez. En caso contrario, el líder socialista aceptaría "por responsabilidad", pero asumiría el encargo con "malestar" y convencido de que la Casa del Rey no le "habría tratado igual" que al presidente del PP.

Sánchez gana tiempo para negociar un pacto de gobierno, pero pierde el pulso por la fecha del congreso

Sánchez gana tiempo para negociar un pacto de gobierno, pero pierde el pulso por la fecha del congreso

Más sobre este tema
stats