Hacia el adelanto electoral

El PP busca que Rivera "se retrate" con su política de pactos antes de las generales

Pablo Casado, durante el almuerzo con simpatizantes del PP en Ourense.

Pablo Casado conocerá este viernes, cuando el Gobierno aclare la fecha en la que se celebrarán elecciones generales, el día en el que se examinará de verdad. Hasta ahora, tras ganar en el congreso de sucesión de Mariano Rajoy, sólo ha vivido unas elecciones como líder del PP: las andaluzas. Unos comicios que le han servido de balón de oxígeno gracias a que pudo sumar los votos de su partido a los de Ciudadanos y Vox para que Juanma Moreno fuese investido presidente, pese al importante retroceso en votos y escaños que sufrió el PP andaluz.

Con unas encuestas que dan al PP muy por debajo de los 134 escaños que logró Rajoy en las últimas generales –y por debajo del PSOE–, Casado sabe que para llegar a la Moncloa va a tener que reeditar el pacto andaluz. O el ya bautizado como "espíritu de Colón", en alusión a la foto de las tres derechas el pasado domingo en esta plaza madrileña clamando por unas elecciones y contra unas "cesiones" de Sánchez a los independentistas que jamás se produjeron. De ahí que uno de los ejes de su campaña vaya a ser el de exigir a Albert Rivera que aclare cuál va a ser su política de pactos para el día después de las generales.

Casado tendrá que hacer malabarismos para, por un lado, presentarse como la formación líder del centroderecha y, por otro, no cargar con dureza contra las formaciones a las que va a necesitar. Máxime, cuando el líder del PP es partidario –ya lo era en su etapa de vicesecretario de Comunicación del PP de Rajoy– de no cargar contra aquellas formaciones a las que habían dado el salto antiguos votantes del PP. "Queremos que Rivera se retrate del mismo modo que nosotros hemos aclarado que jamás pactaríamos con independentistas y con los populistas de Podemos", señalan fuentes de la dirección de la formación conservadora.

'El pacto del Abrazo'

Casado arrancó este jueves en Galicia la cuenta atrás hacia el momento en el que la Moncloa aclarará cuando habrá generales en un claro ambiente preelectoral. Sin citar en ningún momento a Ciudadanos –no había duda de que se dirigía a Rivera– exigió al partido naranja que aclare si pactará con el PSOE, como ocurrió en 2015. Para ello, preguntó si está "dispuesto a revalidar el pacto del abrazo"pacto del abrazo, en referencia al acuerdo que Rivera y Sánchez firmaron en presencia del cuadro El Abrazo, de Juan Genovés.

Para el líder del PP, los españoles tienen que tener respuesta a esta pregunta antes de acudir a la cita con las urnas.

Las fuentes consultadas coinciden en que, a día de hoy, hay mucha desconfianza respecto a las decisiones que pueda tomar Albert Rivera. "Puede tener la tentación de romper con el pacto de Andalucía o con la foto de Colón", sugiere un diputado.

También pedirán en el PP que el presidente del Gobierno se retrate y aclare si está dispuesto a pactar con el presidente de le Generalitat, Quim Torra. Cree Casado que el PSOE volverá a "negociar con los separatistas" en cuanto los demás "miren para otro lado".

En este punto, Casado comparó ese diálogo con el que, a su juicio, tuvo lugar entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ETA. Una negociación que, según dijo, continuó tras el atentado en el parking de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, que tuvo lugar en diciembre de 2006. Es lo que el presidente del PP llamó "el síndrome de la T-4". En aquel atentado fueron asesinadas dos personas. No es la primera vez que Casado establece analogías entre las negociaciones con los independentistas catalanes y una organización terrorista como ETA, que asesinó a más de 800 personas.

Ciudadanos pone el foco en Sánchez

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, señaló este jueves en rueda de prensa desde el Congreso de los Diputados que "Ciudadanos saldrá a ganar las elecciones con un proyecto ilusionante liderado por Albert Rivera y a encabezar una nueva etapa que supere al bipartidismo de PP y PSOE". Este alejamiento del bipartidismo ya lo planteó Rivera en martes cuando defendió la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado.

"Vamos a las elecciones para sacar a Pedro Sánchez de la Moncloa", destacó el número dos del partido naranja. Por ello, sostuvo que cierran "la puerta a cualquier pacto con Pedro Sánchez o con el sanchismo". sanchismo

"El PSOE tendrá que ver si se libra del sanchismosanchismo y mira hacia el centro o si sigue siendo un partido que mira a los populistas, los extremistas y los separatistas para pactar", añadió.

Villegas fue preguntado sobre si decarta un pacto poselectoral con el PSOE y no sólo con Sánchez, algo a lo que respondió que "se cierra cualquier posibilidad de acuerdo con este PSOE que mira a los extremos, al populismo y al separatismo".

En el PP consideran que "no sirve" esa separación entre el PSOE y Sánchez que empiezan a hacer en Ciudadanos porque el actual presidente del Gobierno será el candidato y es difícil establecer esas diferencias. De hecho, antes de decidir dar su apoyo a Rajoy en su última legislatura, Ciudadanos había puesto como condición que no fuese el candidato del PP a la investidura. Pero finalmente Rivera se olvidó de su exigencia y votó a favor de Rajoy.

En esa estrategia de actacar al bipartidismo, en Ciudadanos también hubo críticas para Casado. Villegas tiró de las conclusiones de las últimas encuestas para concluir que "el PP tiene problemas con el liderazgo de Pablo Casado".

Rivera reta a Sánchez a aclarar antes de las elecciones del 28A si "va a respetar la justicia o conceder indultos"

Rivera reta a Sánchez a aclarar antes de las elecciones del 28A si "va a respetar la justicia o conceder indultos"

Más sobre este tema
stats