El futuro de Cataluña

PP, PSOE y Cs respaldan el discurso de Felipe VI y Podemos le acusa de "abrazar el argumentario" de Rajoy

El rey Felipe VI, durante el discurso de Navidad.

Mientras los partidos que votaron a favor de aplicar el 155 en Cataluña comparten los objetivos marcados por el monarca en su discurso, Podemos y los nacionalistas ven ausencias notables en las palabras del monarca. El PDeCAT reprocha al rey que afirmara en su discurso que la democracia es madura, porque creen que eso contradice la actual situación de Cataluña. Y el PNV denuncia, por ejemplo, que Felipe VI sigue "ignorando la existencia de naciones dentro del Estado".

Felipe VI había adbvertido de que cuando se quiebran los principios constitucionales básicos, "la convivencia primero se deteriora y luego se hace inviable".

A continuación, infoLibre repasa las principales reacciones políticas a discurso de Felipe VI

  PP

"Ayer vimos un mensaje fundamental de un gran rey de un gran país. Creo que lo más importante fue esa apelación a la tranquilidad, a los millones de españoles que después de las elecciones catalanas pueden tener alguna incertidumbre y, en especial, a aquellos que viven en Cataluña, cuando habló de recuperar los afectos entre amigos y entre familias, en especial en un día como el de ayer, en una Nochebuena en la que probablemente, por desgracia, se habló demasiado de política y demasiado de fracturas", arrancó el vicesecretario de Comunicación del PP su valoración.PP

Pablo Casado aseguró que su partido es "partícipe" del mensaje navideño del rey de que "hay que pasar página e iniciar una agenda reformista en España" que, según ha indicado, el "procés' (catalán) ha retrasado durante demasiado tiempo", informa Europa Press.

Para el dirigente del PP, lo más importante del discurso de Felipe VI fue "la apelación que hizo a la tranquilidad de los españoles que tras las elecciones catalanas puedan tener alguna incertidumbre y en especial a los que viven en Cataluña", así como a la "necesidad de recuperar afectos".

En este sentido, mencionó las palabras de Felipe VI en las que recalcó los valores de "convivencia, concordia y afectos", que han hecho que España "sea un país admirado en todo el mundo" y, según el dirigen popular, "que no puede perder el paso por ningún desafío político, ni por el chantaje independentista".

 

Asimismo, valoró positivamente las palabras del rey al afirmar que "España es un país plural, diverso, descentralizado en el que se puede defender cualquier idea, siempre que no se contrapongan con los derechos de los demás".

En opinión del vicesecretario de comunicación, estas palabras del jefe del Estado "fueron una apelación directa a que se recupere la convivencia y sobre todo que cualquier gobierno que salga de las elecciones en Cataluña no vuelva a ir contra la ley y la convivencia, porque (el rey) ya avisó de las desgarradores consecuencias económicas sociales y políticas como la que ha tenido este desafío".

Casado mencionó otros de los retos que abordó Felipe VI en el discurso como crear empleo o la lucha contra la violencia de género. En opinión del responsable de comunicación del PP, "hay que seguir construyendo un gran país" y, para ello, ha resaltado el hecho de contar "a la cabeza con alguien como don Felipe" al que ha agradecido su mensaje de "liderazgo, concordia y ambición de futuro".

  PSOE

Por parte del PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, valoró como "globalmente positivo" el mensaje aseguró que los socialistas se sienten "absolutamente implicados" en el reto propuesto por el monarca de apostar por "el futuro desde la comprensión del presente".

En una comparecencia para hacer una valoración del mensaje navideño del monarca, Ábalos afirmó que a ese "desafío" planteado por el rey los socialistas están "prestos en la medida en la que han sido constructores siempre de ese futuro".

El dirigente socialista, que destacó el grado de "conocimiento" e "inquietud" sobre la actualidad de Felipe VI, aseguró que la formación política comparte los problemas que repasó el monarca, como la situación en Cataluña, el empleo, la desigualdad, el terrorismo, la corrupción, la cuestión europea, el medioambiente y el cambio climático o la violencia de género, aunque subrayó que les gustaría añadir también a esa lista temas como "la lucha contra la desigualdad, la protección social, la ciencia y la educación".

Asimismo, valoró que el monarca recogiera en su discurso una "reivindicación de la historia reciente", que los socialistas comparten "como actores de todo este tiempo" y copartícipes de las "conquistas" conseguidas "en conjunto por el pueblo español".

Respecto a Cataluña, señaló que sigue formando "parte de la preocupación" del PSOE y que la formación seguirá "apostando por la convivencia, el diálogo, la concordia, la lealtad, el respeto a la legalidad", así como por intentar "luchar con todas sus posibilidades por su gobernabilidad".

Un Gobierno "preocupado"

"Cataluña merece un gobierno preocupado y ocupado por los problemas de los catalanes. Queremos una Cataluña en España y en Europa, una España también abierta, moderna e inclusiva. A ello vamos a dedicarnos a través de las reformas que sean necesarias para asegurar este marco de convivencia", añadió al respecto.

Ábalos recalcó que "convivencia, seguridad y lucha contra la desigualdad" son los propósitos sobre los que trabajará el PSOE para el año 2018.

"España cada vez es más desigual y los españoles sienten que se limitan las oportunidades para alcanzar una vida mejor. Luchar contra esta desigualdad y ofrecer un horizonte de seguridad a los españoles va a ser nuestra principal tarea", dijo.

A este respecto, recordó que los socialistas instauraron la educación gratuita y obligatoria, la sanidad universal, la extensión de las pensiones a toda la población o la ayuda por dependencia, y añadió que el PSOE trabaja hoy por implantar la renta mínima de inserción y el blindaje del sistema de pensiones.

Para ello, consideró necesaria una fiscalidad más distributiva y solidaria, así como una economía competitiva, "con inversión en ciencia, conocimiento e investigación" para poder aprovechar el talento de los jóvenes", que necesitan "formar parte del presente y no sólo de un futuro inseguro".

  POdemos

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, acusó al rey de ser "incapaz de reconocer el fracaso de su hoja de ruta en Cataluña" y de "abrazar de nuevo" el argumentario del PP en su discurso navideño.

En una valoración en Twitter del tradicional mensaje por Navidad del rey, Echenique criticó también que el monarca tratara el problema de la corrupción como algo que "ya ha pasado y que es un fenómeno meteorológico sin caras y sin nombres".

Asimismo, consideró que el rey debería haber admitido que su discurso del pasado 3 de octubre no solamente "le hizo entrar en política, sino que le hizo apostar por la hoja de ruta del PP", que ha supuesto "un enorme fracaso y que después de mucho sufrimiento en Cataluña se haya vuelto al principio".

Echenique, que valoró que el rey incluyera en su mensaje referencias a la violencia machista o al cambio climático, destacó que, a pesar de haber "mejorado en tono, en el fondo podría haberlo pronunciado M. Rajoy".

Así, recalcó que si el Jefe del Estado quiere hacer política "no debería ser inviolable constitucionalmente, no debería tener un puesto vitalicio y debería de pasar por las urnas".

  Ciudadanos

"El discurso del rey nos representa a la mayoría de los españoles que estamos orgullosos del proyecto que nos ha permitido convivir en democracia", valoró el secretario general de Cs, José Manuel Villegas.

En rueda de prensa, celebró que el proyecto español se ha basado en los últimos 40 años en "la convivencia, la democracia, la libertad, el desarrollo económico y las políticas sociales".

"Para empezar a dar soluciones a los ciudadanos, todos los partidos debemos respetar los principios de convivencia", y emplazó a aquellos que quieren cambiar las normas a hacerlo con los mecanismos democráticos previstos.

Reclamó un "nuevo impulso de reformas y modernización para España", convencido de que ni el inmovilismo ni el conformismo son una opción en el futuro proyecto español.

Además, reclamó a los dirigentes independentistas, "que vuelvan y respeten las reglas del juego, como son la Constitución y el Estatuto" de Autonomía de Cataluña.

  ERC

El portavoz adjunto de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, criticó que el rey Felipe VI haya hablado en su discurso de derechos y libertades mientras hay "miedo a 'tuitear".

 

"Felipe VI hablando de derechos y libertades y tú con miedo a tuitear", dijo en un mensaje en esta red social, en la que además se refirió al monarca como '155ipe VI", en referencia a la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

"A mí me ha convencido, a la próxima le voto", bromeó, agregando el 'hashtag' #DiscursoDelRey.

Mientras, El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, consideró que "es el Reino de España y su máximo representante, el rey, quien debe renunciar a la unilateralidad y la violencia", y pidió que todos respeten las urnas.

  PNV

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, afirmó que el rey Felipe VI, en su mensaje navideño, sigue "ignorando la existencia de naciones dentro del Estado" y ha denunciado que su discurso "sonó más a advertencia, que a diálogo auténtico". "A advertencia, al cumplimiento de la ley, y pluralidad, diversidad, diálogo, pero sin mover ni una coma", añadió.

En una rueda de prensa para valorar el tradicional mensaje por Nochebuena del rey, Esteban manifestó que, una vez más, el monarca ha "obviado ese gran problema". "Si verdaderamente se respeta la expresión popular, es cierto, por lo tanto, que en Cataluña, y en Euskadi afirmaría también, hay un número nada despreciable de personas que sienten que son una nación diferente", indicó.

El representante nacionalista señaló que el rey, en su discurso, habla de "no imponer ideas frente al derecho de los demás". "Está bien, pero ¿quién está imponiendo ideas sobre el derecho de los demás? porque se supone que derecho tendrán todos los ciudadanos, los que sienten de una manera y los que sienten de otra", manifestó.

Sin embargo, destacó que, a través de la negación a la modificación de la ley, "se impone la idea de una parte, la que está conforme con la ley tal y como está, obviando que la mitad de la sociedad catalana, un número importantísimo de ciudadanos, y deseo también de la sociedad vasca, de que haya modificaciones en esa legislación".

Por ello, apuntó que el de este año es "el típico discurso de siempre para un año que ha sido realmente atípico y que ha supuesto la mayor expresión de la crisis institucional en la que está sumida el Estado desde hace mucho tiempo".

En esta línea, resaltó que han sido 1.425 palabras de un discurso que ha sido "el de siempre", con una lista formal de temas que hasta ahora le ha dado la impresión que el año pasado "se le achacó que no citó, como la corrupción". "Exactamente 40 palabras y pasando por encima", señaló.

Por contra, subrayó en sentido positivo que, por primera vez el monarca habló de la violencia contra las mujeres, por lo que considera que el jefe del Estado lo mencione por primera vez "es algo positivo".

Aitor Esteban insitió en que se trata del "mismo discurso de siempre, envuelto con un celofán progresista, pero poquito más". "Ha mencionado pluralidad y diversidad, pero no se sale de esas manifestaciones genéricas, cuando aquí verdaderamente el problema que existe en el Estado son realidades nacionales internas, en Cataluña y en Euskadi, y este año, si algo ha destacado, ha sido por ser el de la crisis del modelo de Estado", precisó.

Además, apuntó que "fue precisamente el rey, con su discurso de hace dos meses, quien dio el aldabonazo para la aplicación del 155, un discurso en el que, en vez de ser el árbitro que intenta engrasar las relaciones y el diálogo entre instituciones, se colocó en una de las partes e hizo un discurso que anunciaba ya determinadas cosas".

Según indicó, tiene apuntada una frase del monarca de hace dos meses en la que decía: "Este inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Cataluña...".

"Han pasado dos meses, ha habido unas elecciones convocadas por el Gobierno de Madrid, a las que no se podrán poner peros, y lo cierto es que la mayoría la conforman de nuevo aquellos partidos que estaban en las instituciones históricas catalanas. ¿Dónde estaba el inaceptable intento de apropiación? porque la sociedad catalana ha vuelto a hablar", dijo.

  PDECAT

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, reprochó implícitamente al rey que afirmara en su discurso navideño que la democracia es madura, porque cree que eso contradice la actual situación de Cataluña.

Lo dijo este lunes después de la ofrenda del PDeCAT ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, que murió el día de Navidad de 1933, y a la que también asistieron, entre otros, los consellers cesados Jordi Turull, Josep Rull y Meritxell Borràs.

Pascal lamentó que ésta es una Navidad diferente porque hay dirigentes soberanistas presos, otros en Bélgica y "hay consellers que están aquí pero no lo pueden decir todo porque están en lo que se ha denominado libertad vigilada".

"Esto no es normal, y es inaceptable en lo que alguien ha llamado una democracia madura", concluyó sobre el mensaje de Felipe VI sin citarle.

  EH BILDU

La diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia denunció, una vez escuchado el discurso del rey que el Monarca y "el bloque del que es, de alguna forma, cabeza visible, sigue apostando por negar los derechos que tiene la ciudadanía catalana como pueblo y, por extensión, también los que tiene la ciudadanía de Euskal Herria".

En declaraciones efectuadas en Hernani (Guipúzcoa), Beitialarrangoitia recordó que ya en octubre Felipe VI se situó "al frente del bloque más reaccionario del Estado". "Ese bloque que apuesta porque aquellos pueblos que estamos obligados a vivir en el Estado español, los derechos nacionales y sociales que nos corresponden como pueblos, se vayan reduciendo, mermando y recortando", precisó.

A su juicio, esto es lo que demostró el rey en octubre y "ahora, lejos de rectificar en su mensaje, ha profundizado en él, más si cabía cuando la ciudadanía catalana había dicho nítidamente en las elecciones cuál era su apuesta".

En esta línea, apuntó que Felipe VI es uno de los representantes máximos del Estado "del que nos pueden venir en un futuro no muy lejano artículos 155, recorte de libertades, negación de los derechos sociales y nacionales que tenemos como pueblo, no aceptación de lo que la mayoría de la ciudadanía democráticamente pueda decidir".

"En última instancia, un Estado antidemocrático y autoritario, y eso es lo que venimos confirmando y eso es lo que el mensaje de ayer dejó sobre la mesa", añadió.

Ante esta situación, EH Bildu ve "urgente construir una mayoría democrática que vele y trabaje en favor de los derechos sociales y nacionales que tenemos como pueblo y que siente los cimientos para seguir construyendo una república vasca, que es la única alternativa que tenemos como ciudadanía y como pueblo para tener un futuro mejor".

  BNG

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, tildo de "inmovilista y carente de sensibilidad para el momento social y político que se está viviendo" el discurso del rey.

A través de una nota de prensa, criticó que fue "previsible" e interpreta que defendió una idea "desfasada" de Estado español "en la que miles de ciudadanos no se ven reflejados".

 

"Un discurso que no nos representa", censuró Pontón, para quien, en todo caso, las palabras de Felipe VI reafirman lo "obsoleta" que está la institución de la monarquía y la "necesidad de superar el actual marco".

Por otra parte, consideró que el rey "perdió una oportunidad de reconocer sus errores y los errores del Estado español en relación a Cataluña con un mensaje que demuestra no entender el resultado que democrácticamente acaban de decidir los ciudadanos a través del proceso electoral".

"Queríamos escuchar un mensaje en la senda de avanzar en el reconocimiento de la plurinacionalidad, en el reconocimiento de las naciones sin estado y que hay que dar un paso adelante para que esa plurinacionalidad y el reconocimiento de los derechos de esas naciones", subrayó.

En su opinión, resulta "evidente" que en el aspecto social "el Rey asume la tesis oficial del PP de que la crisis está superada" y "no quiere ver los graves problemas y desigualdad que siguen existiendo".

Iglesias ve "vergonzoso" que el rey haga un regalo "de 50.000 euros a una niña" mientras la gente no llega a fin de mes

Iglesias ve "vergonzoso" que el rey haga un regalo "de 50.000 euros a una niña" mientras la gente no llega a fin de mes

Más sobre este tema
stats