Elecciones europeas

El PP es el único gran partido europeo que no ha designado candidato a dos meses de las elecciones

Arias Cañete: “Los jóvenes volverán más preparados porque vendrán con idiomas”

Hay una tesis muy extendida en el Partido Popular que apunta a que no son ellos los principales perjudicados por no haber designado todavía candidato a las elecciones europeas del 25 de mayo, sino los partidos de la oposición, sobre todo el PSOE que lleva ya casi dos meses, desde el 9 de febrero, con su candidata encabezando actos de partido.

Así, creen que Elena Valenciano está sufriendo un desgaste innecesario contraponiendo su discurso al de un PP sin cabeza de cartel que ha antepuesto "el mensaje", el qué, al quién. 

Tesis aparte sobre a quién favorecen los continuos aplazamientos de Mariano Rajoy a la hora de designar al sustituto de Jaime Mayor Oreja en la lista de su formación de cara a esta cita electoral, hay un hecho: el PP es el único partido grande en España que mantiene todavía la incógnita. Y no sólo en España: es también el único gran partido europeo sin candidato anunciado. Así se puso de manifiesto, por ejemplo, hace casi un mes en el Congreso que el PP Europeo celebró en Dublín (Irlanda). La inmensa mayoría de las formaciones de la familia del PP, que ostentan varios gobiernos en países de la UE, ya han despejado esta incógnita. De hecho, dirigentes conservadores con peso en Europa habían recomendado a Rajoy que lo conveniente es que viajase a este cónclave con el anuncio ya hecho.

No obstante, no ocurrió así. Y a dos meses de la cita electoral, Rajoy mantienen la incógnita. De cumplirse lo que dijo en un acto público de partido la última vez que abordó este tema, el anuncio es casi inminente y se hará entre el 3 y el 7 de abril. Pero los continuos aplazamientos por parte de la dirección nacional del PP en lo relacionado con el momento elegido para hacer el anuncio hacen que nadie ni en el Gobierno ni en el partido se atreva a dar por sentado que así ocurrirá. De hecho, el último día que permite la ley para presentar las listas ante la Junta Electoral Central (JEC) es el lunes 21 de abril.

Cañete: el blanco de la oposición

Este escenario, tiene un principal perdedor puertas adentro del partido de Gobierno. Se trata de Miguel Arias Cañete, el ministro de Agricultura. Primero, fue señalado por sus propios compañeros como el favorito en las quinielas para encabezar la candidatura. Y, después, los partidos de la oposición lo han asumido así y aprovechan cualquier oportunidad para poner el foco sobre sus actividades y su gestión al frente de su departamento. 

Rajoy podría haber frenado en seco las especulaciones sobre su candidatura. Pero al no hacerlo ha seguido alimentando los rumores y dando argumentos a sus rivales políticos para incrementar la presión sobre el ministro mejor valorado por los ciudadanos en las encuestas y también por los votantes del PP.

Esta presión se ha visto reflejada en el orden del día de los plenos del Congreso de los Diputados. La semana pasada, el miércoles, en la sesión de control al Gobierno, el ministro de Agricultura se sometió a dos preguntas de la oposición, concretamente del Grupo Parlamentario Socialista. La primera, sobre un asunto muy polémico: "¿Va a continuar el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sin hacer nada ante la situación de los más de 1.300 trabajadores afectados por el ERE de Tragsa?, preguntó el diputado Felipe Jesús Sicilia.

Según informó infoLibre en exclusiva, Tragsa contrató como directivo en noviembre de 2013, un mes después de presentar el mayor ERE de una empresa pública, a Joaquín Miguel Gonzalo Sánchez-Arjona, yerno del diputado del PP Gabino Puche. Además, han sido empleados en la asesoría jurídica la hija de un exsocio de bufete de Arias Cañete y el primo del secretario general técnico del Ministerio de Agricultura. Y también fichó como gerente de Madrid al exalcalde del PP en El Escorial.

La segunda de las preguntas tuvo que ver con las políticas de desarrollo rural encaminadas a "combatir la despoblación existente en amplias zonas de España".

De las tres cuestiones a las que se enfrentó, una era de su propio partido, sobre el nuevo modelo de gestión de pesca para la caballa y el jurel en el Cantábrico y Noroeste. Además, respondió a una interpelación, también de los socialistas, "sobre la política agraria y pesquera" que ha desarrollado. Una pregunta que sonaba a petición de balance ante la posibilidad de que se enrole en la candidatura europea.

De no haber sido por el fallecimiento del expresidente Adolfo Suárez, este miércoles Cañete también habría sido uno de los miembros más demandados en la sesión de control. En el orden del día figuraban dos preguntas, una del Grupo Mixto, sobre el "modelo americano de comida basura teniendo en cuenta las consecuencias sobre la población". 

Por su parte, Teresa Cunillera (PSOE) tenía previsto preguntar sobre las medidas que baraja el ministerio para "evitar el cierre de las plantas de tratamiento de purines".

Tampoco se libraba de una moción consecuencia de interpelación urgente respecto a la interpelación de la semana anterior sobre la política agraria y pesquera desarrollada por su departamento.

La semana que viene no hay pleno. Los grupos de la oposición en el Congreso de los Diputados tendrán que decidir si mantienen estas preguntas para el control al Gobierno del día 9. Para esta fecha, ya es posible que Rajoy haya deshojado ya la margarita.

La defensa del ministro, a golpe de argumentario

En este contexto, el Partido Popular convirtió a Cañete en el protagonista de un argumentario difundido entre sus militantes y cargos públicos el pasado jueves, justo un día después de que respondiera sobre su gestión en la cámara baja. "La política agroalimentaria vuelve a ser una prioridad", señala la formación conservadora en el citado documento, que concluye con una frase del propio Cañete encabezada por la leyenda "Populares en Europa": "Con el PSOE, España era un país irrelevante para la Unión Europea". Este detalle no pasó inadvertido para algunos cargos conservadores que entendieron el argumentario como la confirmación de las quinielas que le señalan como el favorito para encabezar la candidatura.

Con Cañete como ministro, presume el PP, se mantienen las ayudas de la Unión Europea, "47.000 millones con la reforma de la Política Agraria Común (PAC): el PSOE había negociado una tasa plana que estaba hundiendo el campo español", reza el argumentario. Además, subraya que el PP ha conseguido más fondos para el desarrollo rural, se reúne continuamente con todos los sectores, busca "soluciones" con las comunidades autónomas para mejorar la rentabilidad del regadíó y "ha ganado prestigio en la política pesquera".

Valenciano se pregunta “quién va a dar la cara por la política de Rajoy en las europeas”

Valenciano se pregunta “quién va a dar la cara por la política de Rajoy en las europeas”

Más sobre este tema
stats